La desigualdad y la econofísica



Los econofísicos son un grupo de físicos que se han dedicado a aplicar teorías y métodos originalmente diseñados por la física, para entender y resolver problemas en la economía. También tenemos a la termoeconomía, un grupo de gentes que se dedica a aplicar a la economía las leyes de la termodinámica. Y es que como dijera el torero...¡hay gente pa´to´!

La termoeconomía o "economía biofísica" analiza la economía en términos de energía, mientras que los econofísicos aplican a la economía cosas como la teoría del caos o la teoría general de sistemas, la teoría de procesos estocásticos, autómata celular y dinámicas no lineales, entre otras.

Uno de los aspectos que ha estudiado la termoeconomia y la econofisica es la desigualdad. Pero antes de ver que conclusiones de estas ciencias sobre el tema, hablemos algo sobre desigualdad. Evidentemente vamos a hablar sobre la desigualdad material, para diferenciarla de otros conceptos como la igualdad ante la ley o la igualdad de oportunidades.

Para el postmoderno y el neo marxista la desigualdad proviene de la opresión. Para ellos la razón de que algunos tengan más que otros es porque toda jerarquía está basada en el poder arbitrario y son todos opresores, y la razón por la que tienen dinero es porque te lo robaron a ti.....

Este argumento tiene parte de razón, y en lugares como Canarias bastante razón,.... porque hay criminales y parásitos que viven de capturar rentas (privilegios) amañando las reglas de juego. Pero es un argumento pernicioso porque no distingue a la gente productiva de los criminales y los parásitos capturadores de renta.

En un nivel de conciencia todavía mas bajo, para el marxista clásico, toda actividad intelectual no es trabajo, tan solo la actividad física es trabajo. Por tanto defiende su trabajo "con mi trabajo nadie juega" pero no respetan ni reconocen el trabajo del otro. Porque al final lo importante no es cuantas horas trabajes sino el valor que creas al trabajar, y el valor que crea la actividad intelectual puede ser muy superior al valor que crea la actividad física. Pero para el marxista todo el que no desarrolle una actividad física se esta aprovechando y explotando a los trabajadores. Como si el que inventó las maquinas que le hacen mucho más fácil la vida al obrero, o el que gestiona la compañía de seguros que permite asegurarle en caso de accidente  no hubiera creado ningún valor.  

Para el marxista, el postmoderno y el neomarxista, en su visión sobresimplificada la realidad, si tienes mas que otro eres un opresor y eres malo, y si tienes menos es porque eres una victima virtuosa. El problema es que ni el marxista ni el postmoderno ni el neomarxista, en su visión frustrada y resentida de las cosas, entiende correctamente las causas de la desigualdad.

La desigualdad puede venir fundamentalmente por cuatro causas, la primera es que la riqueza haya sido heredada. No hay nada malo con la desigualdad, la gente tiene diferentes capacidades, toma diferentes decisiones en su vida, unos son guapos otros no, unos son inteligentes, otros no, unos son buenos jugando al fútbol, otros no. Cada individuo tiene sus talentos y cualidades y cuando se permite que las personas actúen con libertad, el complejo conjunto de características que nos diferencian, sumado a factores como el azar, deriva en resultados necesariamente desiguales.

Y no, no se trata simplemente de educación y entrenamiento como piensan los postmodernos. Todo el entrenamiento del mundo con los mejores entrenadores no le permitirá a un jugador de baloncesto ser más alto, y esto condicionara sus opciones. Pues lo mismo pasa con el IQ y otras características.

Pero cuando estamos hablando de riqueza dinástica, es decir un montón de dinero que se transmite de generación en generación, eso si que es un problema porque esto estabiliza y perpetua el sistema de desigualdad, por la influencia que esta gente por el simple hecho de ser hijo de, posee un poder de influencia económica y política que empieza a limitar o eliminar las oportunidades de todos los demás, reduciendo la movilidad social.

Muchas de las acciones de los gobiernos la última década ha ido a favorecer la acumulación de esta riqueza dinástica, por ejemplo con la eliminación del impuesto de sucesiones de las grandes fortunas o la extensión en el tiempo de las patentes y derechos de autor.

Una segunda causa de la desigualdad es porque alguien se ha enriquecido robando como afirman los marxistas, neomarxistas y postmodernos. Estamos hablando  La segunda causa de la desigualdad es el enriquecimiento conseguido a través del fraude, es decir a través de la corrupción, monopolios, privilegios estatales, inflación, impuestos transferidos a grupos de interés, etc... 

Esto es lo que los economistas denominan extracción o captura de rentas (en ingles rent seeking) y son básicamente actividades que no generan valor añadido sino que lo detraen y redistribuyen la riqueza pero quitándole al pobre para darle al rico.  Es como Robin Hood pero al revés. Y desigualdad surgida de este tipo de cosas, sin duda, hay bastante en el mundo. 

Creo que muchos estaremos de acuerdo que este tipo de desigualdad es dañina, tanto la primera como la segunda. Representan una versión del capitalismo toxica y más próxima a los privilegios del feudalismo y del Antiguo Régimen que a cualquier otra cosa. Las medidas de política monetaria, rescates e intervencionismo actual también han apoyado y mucho esta forma de desigualdad tóxica.

Pero quedan otros dos tipos de desigualdad. La tercera causa de la desigualdad tiene que ver con la innovación. Para que la sociedad progrese hace falta innovación, para que se produzca innovación hace falta competición. Tienes que dejar a la gente competir en un campo de juego justo y nivelado, es decir, en más o menos igualdad de oportunidades. 

Bajo reglas de mercado competitivo, la desigualdad material resultante tiene necesariamente su origen en decisiones individuales libres de quien compra y quien vende, y en el beneficio que, en ese marco, quienes poseen más han generado a quienes poseen menos. Esto último es tan crucial como ignorado. En un mercado libre y competitivo, la única forma de hacerse rico es satisfaciendo las necesidades ajenas. En ese esquema, aquellos cuyo esfuerzo e ingenio les permite crear los mejores productos al menor precio, serán quienes más beneficiarán a la población y en consecuencia también los más ricos.

Antes de seguir debemos clarificar lo que significa un mercado libre y competitivo. En un mercado libre el Estado debe velar por el buen funcionamiento del mercado y poner unas normas para eliminar comportamientos no éticos y que puedan dañar al consumidor. Un mercado libre no es un mercado sin regulación sino un mercado sin privilegios. Es decir un campo de juego justo y nivelado en donde todos pueden competir en igualdad de condiciones y siguiendo las mismas normas.

Quizás no creas que la innovación es demasiado importante, pero ha sido la innovación la que ha incrementado la esperanza de vida en 1/3 a nivel global desde 1955, la que ha triplicado el ingreso por habitante desde 1955, la que ha incrementado las calorías disponibles por habitante en 1/3, si en 1955 disponíamos de dos calorías ahora disponemos de tres, y la que ha permitido reducir la mortalidad infantil en un 70% a nivel global.

Si nos vamos mas atrás los datos son todavía mas espectaculares. En 1810 la esperanza de vida era de menos de 40 años en todos los países del mundo, hoy es más de 70 en la gran parte del mundo. Hemos ganado mas de 30 años en esperanza de vida. En el periodo que va de 1810 hasta la actualidad el ingreso por habitante, dependiendo del país, se ha multiplicado por diez en el peor de los casos y por mas de 100 en el mejor. Y las diferencias entre Occidente y el resto del mundo se han reducido enormemente.

Para avanzar como sociedad necesitamos innovación y el precio de la innovación muchas veces es desigualdad dentro de una sociedad ... pero tenemos que limitar la desigualdad porque si no el sistema se desestabiliza, y creo que aquí podemos estar de acuerdo casi todos.

En realidad a la élite no les gusta la competencia que trae el libremercado por tres razones fundamentales; primero porque ejerce una presión a la baja en los precios beneficiando al consumidor, segundo porque ejerce una presión al alza en los salarios favoreciendo al trabajador, y tercero porque el éxito alcanzado, en un libre mercado viene sin garantía de permanencia, es decir cualquiera puede inventar algo mañana y ser más competitivo que tu sacándote del negocio.

Pero nos queda una cuarta causa de desigualdad y aquí volvemos a la termoeconomía y a la econofísica. Estas ramas comparan la distribución del dinero y la distribución de la riqueza en una economía de la misma forma que estudian los estados de energía de un gas dentro de un espacio cerrado. 

Si estudias el aire dentro de una habitación verás que las moléculas de oxigeno todas son iguales, pero unas pocas tienen muchísima energía y se mueven muy rápido y la mayoría tienen poca energía y se mueven mucho más lento. 

Lo que estos econofísicos descubrieron es que la distribución de la riqueza en una economía se asemeja a la distribución de la energía en las moléculas de aire de una habitación y a otros procesos naturales. Analizaron los datos de 67 países, incluyendo países de Europa, América Latina, América del Norte y Asia. Descubrieron que la distribución del ingreso para la gran mayoría de las poblaciones (clases medias y bajas) sigue una ley exponencial muy cercana a la distribución de Maxwell-Boltzmann, también llamada distribución de Gibbs.

Pero también descubrieron que había una regla para los ricos y otra para todos los demás. Por lo tanto tendríamos dos distribuciones estadísticas, una para la mayoría de la población y otra para el segmento más rico de la sociedad. Para las clases medias y bajas, los ingresos económicos siguen una curva amplia acorde a la distribución de Maxwell-Boltzmann, pero para el 1 al 10% más rico el patrón es muy diferente, formando lo que se llama una cola de Pareto (Pareto tail) que es una distribución diferente. 

La curva azul denota la distribución de la riqueza para las masas, la roja para la élite. En el eje de las X esta el ingreso relativo a la media (1), en el eje de las Y el porcentaje de la población en escala logarítmica.

A la distribución de Pareto se la conoce coloquialmente como el principio de Pareto o "regla 80-20". Esta regla establece que, por ejemplo, el 80% de la riqueza de una sociedad está en manos del 20% de su población. Que hacemos el 80% del trabajo en el 20% del tiempo y en el restante 20% del trabajo empleamos el 80% del tiempo, o que en un equipo el 20% de los jugadores producen el 80% de los resultados mientras que el 80% de los miembros del equipo producen el 20% restante.

Distribución de Pareto, Funciones de densidad de probabilidad para diferentes α  con xm = 1. El eje horizontal es el parámetro x. Como α → ∞ la distribución se aproxima δ(x − xm) donde δ es la delta de Dirac.

Y porque te cuento todo este rollo de la econofísica, pues por dos razones: La primera es que la distribución de riqueza se vuelve mucho más igualitaria cuando la gente elige ahorrar. En otras palabras la desigualdad no puede ser abolida, pero puede reducirse si se incrementa la capacidad de ahorro. Explicar esto en una sociedad con tan poca cultura financiera como la española o la canaria es tarea complicada, así que lo dejo para mejor ocasión.

La segunda razón es que estudios demuestran que este tipo de distribuciones no se dan solo en materia de desigualdad bajo el "malvado capitalismo" sino que se da en todas las sociedades, desde el Antiguo Egipto hasta hoy, y en todos los sistemas productivos, incluido el socialismo. Pero no solo eso, se dan en todas las facetas de la vida. 

Te pongo un ejemplo, el fútbol. Acuérdate de cuando estabas en el colegio o el instituto. Casi todos sabíamos jugar al fútbol, pero había unos pocos que eran unos "maquinas" jugando al fútbol, había unos cuantos que eran buenos, muchos jugaban regular y luego había un montón de "paquetes". Y de esos pocos que eran unos maquinas, tan solo unos pocos eran lo suficientemente buenos como para jugar en la liga profesional, y de todos los que juegan en la liga profesional solo unos pocos son las estrellas de la liga.

Coge otra actividad, el canto por ejemplo. La mayor parte de la gente no tiene oído y canta fatal, luego están los que se defienden más o menos, luego los que cantan bien ... luego los que se pueden dedicar profesionalmente a cantar y dentro de eso tan solo unos pocos lograran el estrellato.

Coje cualquier actividad humana, pintar, tocar la guitarra, correr, la medicina, la abogacía, encontraras una y otra vez que se repite el mismo patrón.

Este patrón se repite y se repite en la naturaleza y no tiene nada que ver con el "malvado capitalismo que nos oprime" sino que tiene que ver con la evolución y la maximización de la entropía dentro de un sistema. Pero lo que ha demostrado la física es que no toda la desigualdad proviene de la opresión y el poder, ni toda desigualdad proviene de la corrupción como piensan erróneamente los postmodernos y los marxistas.

La desigualdad no es algo provocado por las instituciones occidentales como el libre mercado, la democracia, el capitalismo o el patriarcado, sino una regla fundamental de la existencia. La desigualdad es un mecanismo evolutivo, es la diversificación que ayuda a la supervivencia de la especie y a la adaptación al cambio.

Evidentemente en una sociedad justa y fraternal la desigualdad no debe ser excesiva y hay áreas donde debe regir la igualdad, como la igualdad de derechos, la igualdad ante la ley y la igualdad de oportunidades.

En resumen, vemos que hay una desigualdad natural o normal, fruto de la innovación y del uso de los talentos de cada uno, y una desigualdad anormal fruto de las herencias dinásticas y la captura de rentas, es decir de hacer "trampas".

Si bien todas las sociedades se ajustan a las funciones que hemos mencionados, la desigualdad no es la misma en todas las sociedades. Si bien la parte normal de la desigualdad, es decir la que sigue la de Maxwell-Boltzmann es bastante estable, la otra, la que sigue la distribución de Pareto y como entre ambas se reparten la tarta no lo es.

Gráfico de desigualdad por países de la UE y estados vecinos

Gráfico demostrando la desigualdad en diferentes sociedades

Por tanto no basta con estudiar cual es el nivel absoluto de desigualdad en una sociedad, lo que habría que estudiar sería que porcentaje de la economía de una determinada sociedad está amañada y genera desigualdad sin generar innovación. Dicho de otro modo, que porcentaje de una economía está basado en el privilegio y no en el mérito o el talento, porque hay una gran diferencia entre la simple transferencia de riqueza y privilegio, y el descubrimiento y la innovación que mejora la vida de las personas.

Y es aquí cuando dejamos la física y tenemos que usar la Economía Política... pero eso lo dejamos para otro artículo aunque te doy solo dos pistas, concentración de poder y captura de rentas = plutocracia, cleptocracia y tiranía.... y no es que lo diga yo, es que lo descubrieron los griegos hace mas de 2500 años....

Para finalizar te pregunto; ¿Que tipo de políticas favorecen a la élite e incrementan la desigualdad injusta? ¿Realmente son las que tu crees que son? Si en un país como Canarias hay mucha desigualdad y poca innovación, ¿que quiere decir eso respecto a la naturaleza justa o injusta de su desigualdad? ¿Que habría que hacer para que se produjera innovación y movilidad social en Canarias?


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

Comentarios