Análisis independentista de los Resultados del 22M

El independentismo en estas últimas elecciones ha conseguido 12.000 votos, de los que más de la mitad corresponden a Alternativa Nacionalista Canaria (ANC). Estos votos se han conseguido de forma totalmente “amateur”, sin medios, sin dinero, sin estratega de campaña, sin un director de campaña y sin especialistas de comunicación.

Los 12.000 votos se consiguieron a pesar de ataques furibundos y mensajes a favor de la abstención por parte de dirigentes históricos que ya nada aportan. La abstención en Canarias ha sido inferior a la de elecciones anteriores en el 2007 y es solo un poco más alta que en el resto del Estado (33,77% vs 37,33%). Si con el descontento existente no se ha conseguido una abstención masiva, creo que es constatación suficiente de que ese no es el camino. Los primeros derrotados son aquellos que han pedido la abstención.
Tratar de capitalizar la abstención es el último recurso de los que no pueden aspirar a otra cosa. Me importan poco los argumentos jurídicos al respecto. No se trata de tener razón. El juego va de otro cosa. El mejor ejemplo lo tenemos en Bildu. El frente electoral no es el único frente, pero si un frente mas.

Repito, no se trata de tener razón. La razón de nada vale. Se trata de comunicar y que el mensaje llegue, porque lo que realmente importa no es el mensaje que se emite sino el mensaje que se recibe. Se trata de organizar, avanzar y trabajar e ir consiguiendo y ampliando las cuotas de poder. Se trata de cambiar la sociedad y eso solo se consigue mediante la acción. Esto parece que todavía hay muchos que todavía no lo han entendido. 

Tampoco se trata de salir y obtener la mayoría absoluta a la primera de cambio. Se trata de trabajar, ir creando comités locales, se trata de ir ampliando las cuotas de poder mediante concejales y ayuntamientos. Se trata de construir desde la base, con trabajo y esfuerzo. Eso es lo que ha hecho ANC y por eso lo hemos apoyado. El objetivo eran 8.000 votos, no se consiguió. Pero aun así se triplicó el número de votos hasta superar los 6.000 y en el conjunto de las 4 fuerzas independentistas se consiguieron 12.000 votos.

Los 12.000 votos se consiguieron a pesar de algunas apariciones en Televisión totalmente contraproducentes, o de los gritos de “Independencia y Socialismo” que todavía lanzan algunos trasnochados que no entienden que la independencia no va de ideologías.

Si gritas “Canarias libre y socialista” estas autolimitando tu electorado potencial a tan solo un segmento dentro del independentismo (y no precisamente al segmento mayoritario que hoy por hoy es el "independiente" no afiliado). En cambio si gritas solo “canarias libre”, tu electorado potencial es todo el espectro político, y precisamente de eso va el juego, de crear una base electoral lo más amplia y diversa posible.

La independencia no va de ideologías, sino de ser listos y no permitir que expolien nuestros recursos y nuestras posibilidades de futuro. Y eso no es de derechas ni de izquierda, es de sentido común. El mejor ejemplo lo tenemos en el Partido Nacionalista Escocés.

Por último hay que entender que los personalismos sobran. En el siglo XXI si construyes una fabulosa plataforma que la gente desea realmente usar e implicarse, entonces lo peor que puedes hacer es ponerte en medio, entorpeciendo a la gente en su camino a hacer lo que desean. En el siglo XXI no se trata de dirigir, se trata de empujar. Si no estás dispuesto a ello lo mejor que puedes hacer es salir del camino, quitarte de en medio.

Si tan solo la mitad de la energía que se ha dedicado a intentar bloquear se hubiese dedicado a empujar y aportar en positivo los resultados serian mucho mejores. Si en estas condiciones se obtuvieron 12.000 votos, imagínense lo que se podría hacer fuera de la marginalidad con medios y el equipo humano necesario. 
Si se hubiese canalizado correctamente el voto en blanco y el voto nulo en un voto de castigo se hubiesen obtenido 60.000 votos. Casi tantos votos como los obtenidos por Nueva Canarias,..... y eso hubiese representado un buen numero de consejales en ayuntamientos y cabildos. Ahora llora como mujer lo que no supiste defender como hombre.