Democracia Ultraperiférica o el Culebrón del PNC (I)

Quien crea que en Canarias se cumple la constitución española y la normativa europea se engaña. Quien crea que se cumple la Ley de asociaciones y partidos políticos se engaña. Quien crea que los tribunales en Canarias defienden la justicia en lugar de los intereses coloniales, se engaña. Quien crea que la prensa informa de forma objetiva se vuelve a engañar. Lo ocurrido con el Partido Nacionalista Canario en los últimos 12 años es prueba irrefutable de todo esto. No se ha respetado ni la constitución, ni la ley de partidos al tiempo que se han usado los tribunales de forma torticera y corrupta.

Las siglas del PNC aúnan fuerza y tradición y pueden representar una seria amenaza al monopolio de Coalición Canaria, atrincherada de forma caciquil en la ley electoral máas injusta y antidemocrática no solo del Estado español sino de toda la Unión Europea. Una ley electoral diseñada para garantizar que los intereses coloniales españoles en Canarias son protegidos y los medianeros de la finca respetados.

La línea dura de la Agrupación Tinerfeña de Imputados (ATI) y los caciques insulares han quedado expuestos en primera linea de fuego por primera vez en mucho tiempo. La máscara ha caído pero siguen negando el cambio que el pueblo reclama. Eso es lo que está en juego en estos momentos en el que barajan dos escenarios posibles.

El primero es una vuelta al modelo insularista de las AIC, es decir más de lo mismo para beneficio de los medianeros de esa finca que se llama Canarias y para sufrimiento de trabajadores, consumidores y contribuyentes. ¿Como van a  resolver el paro bajo este modelo? Simplemente no pueden y los Ricardo Melchiores de turno, y los Antonio Castro Cordobeses, nos invitaran a emigrar a Alemania otra vez.

El segundo escenario es una refundación el nacionalismo bajo un PNC secuestrado por los caciques de Coalición Canaria. Una mera operación de cirugía estética para formar una nueva CoCa pasada por el cirujano plástico. Una mera operación de marketing político. Un maquillaje para que parezca que todo cambie pero que garantice que todo siga igual.

En estas dos opciones suena el nombre de Ana Oramas como candidatable al 2015, que regresaría de Madrid donde esta muy comodamente instalada.



¿Alguien le puede pasar una servilleta a esa señora para que se limpie el fluido corporal que le cuelga de la boca? Fuerte felación realizada a ZP desde la tribuna de oradores.  ¿Que pensará la Sonsoles? ¿Y su marido?

Monárquica reconocida, esta señora "olvida" que entre la CoCa en Canarias y el PSOE en Madrid han dejado en estas islas con un 30% de paro, con un 50% de paro juvenil y sin esperanza mientras ellos sigan gobernando mediante el nacionalismo presupuestario porque no tienen ni proyecto ni ideas. En fin, la candidatable de la CoCa sigue representando la politica de bajada de pantalones que caracteriza a los medianeros de esta finca que se llama Canarias. Siguen negando el cambio que la sociedad reclama.

Comentarios

  1. El lenguaje soez oculta el mensaje y degrada a quien lo utiliza, además de ser completamente superfluo. Como lector de su blog, le sugiero que corrija el artículo.

    ResponderEliminar
  2. Saludos Jorge:
    Al igual que en otras ocasiones he estado de acuerdo de la A a la Z,en este artículo le encomiendo rectificación de las palabras escritas por usted.
    Perfectamente entendemos lo ESENCIAL de su artículo,la doblez de Ana Oramas ante el ZP,pero eso no implica una rebaja de las formas escritas.

    Juan M.Ojeda

    ResponderEliminar
  3. No es necesario ofender, aunque estoy de acuerdo en general con su crítica, puede ahorrarse el terrible machismo que supone sus alusiones a las mamadas, felaciones o sables...Nunca oímos que se ofenda a un hombre diciéndole que le come el coño a tal o cual mujer. Pierde, razón de esta manera.

    ResponderEliminar
  4. He suavizado el texto. Aunque ante las acusaciones de machismo he estado tentado de no hacerlo.

    ResponderEliminar
  5. http://blogs.elpais.com/mujeres/2011/07/sexismo-en-bikini.html

    Es el mismo corte...

    ResponderEliminar
  6. El sexismo se ha convertido, al igual que lo politicamente correcto, en una nueva forma de censura y de control social.

    El feminizar a la sociedad la hace mas pasiva, mas reticente al cambio, mas conformista y con menos liderazgo.

    Se trata de generar un estado depresivo y castrante que impida rebelarse, que coharte la acción y sin acción no hay revolución.

    Si miramos los analisis sociologicos en Canarias, vemos que el segmento mas proclive a la independencia y al cambio es el de varon de 18 a 45 años

    ResponderEliminar
  7. "feminizar a la sociedad la hace más pasiva" ese comentario si es castrante. Me acabo de arrepentir de comprar su libro. No volveré a leer nada suyo, no me gusta lo que hay detrás. No se puede ofender así a más de la mitad de la población. No sé lo que dicen sus estupendos estudios sociológicos, pero si piensa que lo femenino es pasivo es que no se ha enterado de nada en lo que lleva de vida. No soy una persona políticamente correcta, también sé ofender y decir palabrotas, pero hace tiempo que me di cuenta de que no hay que ponerse a la altura de los imbéciles porque siempre ganan.

    ResponderEliminar
  8. Aqui tienes las 5 dimensiones culturales de Geert Hofstede

    http://es.wikipedia.org/wiki/Dimensiones_culturales

    Masculinity (MAS): Este indicador define la tendencia de una cultura hacia patrones de conducta de una mayor masculindad o femineidad. El estudio de Hofstede revelaba que los valores femeninos eran más parecidos entre diferentes culturas que los valores masculinos. Las sociedades masculinas eran más asertivas y competitivas frente a las femeninas, generalmente más modestas y empáticas. En las sociedades masculinas hay una mayor brecha en cuanto a los valores masculinos y femeninos, y las mujeres tienden a ser más competitivas y asertivas.

    En los resultados de España puedes ver como se ralciona con los paises europeos y veras que la española es una sociedad mucho menos masculina que la media

    http://www.geert-hofstede.com/hofstede_spain.shtml

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Los comentarios podrán ser moderados