sábado, 24 de mayo de 2014

Muchas gracias por tu abstención


Todos los que estén descontentos que se abstengan. La oligarquía española se los agradece de corazón. No tenemos que eliminar a los disidentes. Se autoexcluyen ellos solos. Muchas gracias.

Durante siglos hemos sido el paradigma del absolutismo político, económico, cultural e incluso espiritual. Para ello nos hemos valido del intervencionismo para crear monopolios como la Casa de Contratación de Indias, la Real Compañía Guipuzcoana de Caracas o los múltiples monopolios creados durante el franquismo.

Pero no solo ha sido un intervencionismo económico sino también político. Cuando una revolución liberal amenazaba nuestros privilegios siempre hubo un general dispuesto a dar un golpe de Estado. Si, la constitución liberal de 1812, la Pepa, fue un mal menor necesario para aglutinar al país bajo falsas promesas de libertad durante la invasión napoleónica, pero afortunadamente nunca entró en vigor.


Pero no nos hemos quedado ahí, nuestro intervencionismo ha ido mucho más allá. Hemos querido intervenir el alma del pueblo a través de instituciones como la Inquisición. Así que no te extrañes que tanto el PP como el PSOE, a día de hoy, favorezcan ambos el intervencionismo social. Da igual si se trata del tema del aborto o de los derechos de los homosexuales. Lo importante es intervenir.

Es muy sencillo, lo importante es la concentración de poder. Un anillo para gobernarlos a todos. Por eso nos da igual que gobierne el PP o el PSOE. Lo importante es que lleven nuestro anillo. Igualmente esa tambien es la razón por la que hemos amañado el sistema electoral en Canarias. Nos da igual que sea Paulino, Román Rodriguez o Ana Oramas la que lleve el anillo, lo importante es que lleve nuestro anillo.

Por eso te agradecemos enormemente tu abstención. Lo importante es que el poder este concentrado, que no exista pluralismo. El resto nos da igual. La alternancia de los dos grandes partidos es falsa. El sistema es viejo. Ya lo inventó Canovas del Castillo durante la restauración borbónica del siglo XIX. Con tu abstención contribuyes a que no se incremente el pluralismo en el Parlamento y por tanto que nos sea más fácil controlar este,... y al controlar este podemos intervenir en la economía y en la política para enriquecernos y, si te descuidas, en tu esfera interior. Esos son los mecanismos que nos permiten eternizarnos en el poder.

Bueno en realidad no hace falta que te descuides. Gracias a los avances de las ciencias cognitivas y el control de los medios de comunicación podemos influir en tu interior sin que te des cuenta. Con la Inquisición era demasiado obvio y, aunque a más de uno de nosotros le gustaría volver a disfrutar del poder de ver el terror en las caras de la población, y usar ese poder contra nuestros enemigos económicos y políticos, la verdad es que los nuevos medios son mucho más sutiles pero igual de efectivos.

Además controlar el Parlamento y al gobierno nos permite controlar la Guardia Civil y al ejercito, lo cual es un negocio muy lucrativo. Durante la Cuba Española era a través de la Capitanía General de Cuba como controlamos el trafico ilegal de esclavos que nos enriqueció fuertemente y que es el origen de varias de las grandes fortunas familiares de este país. Las Koplowitz o los fundadores de la Caixa por poner algunos ejemplos. Actualmente no traficamos con negros sino con drogas, pero el papel de los cuerpos de seguridad del estado sigue siendo tan importante como antes. 


Hace cientos de años, durante la ilustración, los filósofos orientados hacia la libertad argumentaron que los gobiernos sólo podían derivar su autoridad para gobernar mediante el consentimiento de los gobernados. Entonces, la abstención al significar no consentimiento deslegitimaría al gobierno. Pero en realidad esto es una falacia porque el juego ha cambiado.

Antes el ciudadano rendía parte de su libertad al gobierno a cambio de su protección - estableciendo la ley y el orden- de ciertos servicios y del respeto a sus otras libertades. En estos días, el modelo que prevalece es que algunas personas pagan impuestos, y a cambio, el gobierno mantiene el monopolio sobre una serie de servicios públicos y lo protege de un enemigo imaginario al que denomina "terrorista".

Actualmente el juego es "desconectar" a la gente de la política para necesitar tan solo el consentimiento de una minoría, por eso tu abstención es tan importante. Cuanto más gente este mirando el fútbol o las telenovelas desmotivado o confundido mejor. Quién no vota, quién calla y no participa nada dice, se conforma, por definición, con lo que dicen los demás, ... es decir, con lo que decidimos nosotros.

Bien, aceptemos por un momento que la abstención elimina la legitimidad que necesitan los políticos, ... ¿y que? ¿acaso hay alguna organización que pueda atribuirse esa legitimidad que se le niega al sistema?,... pues de momento no. La abstención como arma política para eliminar la legitimidad de algo tan solo funciona si existe una alternativa que pueda reclamar dicha legitimidad. La raíz de la tiranía es la concentración de poder y esta es solo posible si la gente hace dejación de sus responsabilidades políticas.

Lo mejor de la abstención es que todos los votos que irían contra nosotros simplemente no ocurren. Si al abstención es masiva en lugar de necesitar el apoyo de un 25% de la población con derecho a voto para gobernar, podemos hacerlo tan solo con el 10%. Genial, ¿no crees?


Para que podamos seguir explotándote y manteniendo nuestros ilegítimos privilegios necesitamos de la cooperación de tu pasividad. Esto lo sabían Platón, que dijo que el precio de desentenderse de la política era ser gobernado por los peores hombres, y Solón, el reformador y padre de la democracia ateniense que tipificó la abstención como delito. 


Solon, decretó que la no participacion en al vida publica fuera delito, es decir, que la abstencion fuese delito,... porque sabia que la raiz de la tirania es la concentracion de poder y esta es solo posible si la gente hace dejacion de sus responsabilidades politicasTambién a eso se refería Martin Luther King cuando dijo que no temía a los violentos y a los corruptos sino al silencio de los buenos.


Pero ahora se sincero contigo mismo. No te abstuviste porque creyeras racionalmente que era lo mejor. Si fuese una posición racional sabrías como aprovechar la abstención, tendrías un plan y una estrategia para el día después. ¿la tienes? Ambos sabemos que no. Se honesto contigo mismo, es un tema emocional. 

La abstencion como modo de lucha debería formar parte de una estrategia determinada. El fin de cualquier lucha civil es adquirir o ampliar lis derechos politicos... no renunciar a ellos. La gente tiene el poder de votar pero no lo aprovecha.

Puede que no te sientas representado por los políticos, pero mi pregunta es,.. si ese es el caso ¿que estás haciendo para cambiarlo?.... si no estás haciendo nada entonces esa no es la razón. Puede que digas que estas elecciones son europeas y tu te sientes africano,... bien vale, ¿y? ... los dos sabemos que esa tampoco es la razón, es la excusa.

Es un poco la pataleta del mimoso. No soportas la idea de empoderar a nadie. Eres incapaz de votar a ninguno, ... ni tan siquiera a los ecologistas tan demócratas y tan verdes ellos. Si sigues ahondando un poco más a lo mejor te acercas un poco más a la verdad. ¿Como te hace sentir? ¿cuales son tus emociones honestas a la hora de decidir votar o no votar?.... ¿no será quizás que no quieres empoderar a los demás? ¿no sera quizás que temas que otros se adelanten y establezcan un proyecto político mientras tu sigues sin hacer nada y por eso te comportas como los cangrejos dentro del balde?,... ¿no será que ves a los demás como rivales o como una amenaza? ¿no será que temes perder el control o potenciar algo que tu no controlas? No será que eres un intransigente que si no hacen lo que tu dices te amulas y no juegas. ..... si esto es así, felicidades,... acabas de tomar consciencia de tu tirano interior, de tu autócrata.


Tu autocrata es como un niño caprichoso y malcriado que se enfada, patalea y se amula. Es tu subconsciente, tu parte emocional. Si el camino hacia la libertad fuese simplemente seguir el camino que marcan vuestras emociones hace rato que fuerais libres. Tu parte emocional hace lo que le gusta e ignora lo que no le gusta. Esa es su naturaleza y por eso es fácil controlarla a través del miedo y del placer.

Por eso hay mucho anti todo y poco pro algo. Ser anti algo es fácil, es simplemente una cuestión emocional. Ser pro algo es mucho más complicado, es una cuestión racional a la vez que emocional. Para ser pro algo es necesario compromiso y visión, determinación e intencionalidad.

Fijaos por ejemplo en los canarios. La cruda realidad es que posiblemente ninguna formación electoral tiene capacidad para resolver su principal problema estructural, que es la dependencia colonial. Pero es que ni siquera son capaces de usar el poder de su voto para empoderar a cualquier otra formación alternativa que, aunque no se ocupe de Canarias, se ocupe, al menos, de la corrupción. 

Son una sociedad oprimida y por tanto no tienen termino medio, o pasan de todo o van de dictadores. Por eso es tan fácil dominarlos. Lo que está dentro esta fuera.... si Canarias es una sociedad opresora es porque al opresor, al autócrata, lo llevan dentro.... ya nos hemos ocupado nosotros de ponerlo ahí. 

Es ese autocrata egocéntrico, junto con una enorme falta de autoestima, lo que explica vuestro cainismo y que os comporteis como los cangrejos dentro de un balde. El resto os lo hemos inculcado mediante la educación y sellado mediante los incentivos que establece la fraudulenta toral canaria y la extracción de rentas que posibilita su Regimen Economico y Fiscal. 

Gracias, una vez más por tu abstención. Sin tu actitud este país no sería posible. 


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto