lunes, 10 de marzo de 2014

Ya es oficial, ... somos cuenca petrolera

Bueno, ya es oficial. Lo que todo el mundo sospechaba se confirma. Las compañías Cairn Energy y Genel Energy han confirmado el hallazgo de petróleo en la zona de la supuesta mediana con Marruecos, por tanto oficialmente ya somos una cuenca petrolera.

Los sondeos de exploración fueron realizados por la plataforma Cajun Express en el pozo ‘Cap Juby I’ frente a las costas de Tarfaya y Fuerteventura. Los sondeos han sido positivos. El petroleo se sitúa unos 1.000 metros por debajo de la capa de subsuelo donde en 1969 se hallaron trazas de petróleo, en niveles correspondientes al Jurásico Superior.



Hace poco un amigo me decía que yo tenia el listón muy alto, que tenia mal la vara de medir. Yo creo que en parte tenia razón y en parte se equivoca. Uno puede ignorar la realidad, al menos durante un tiempo, pero, desgraciadamente, la realidad no te va a ignorar a ti. 

Desde que llegue de Suiza no he hecho otra cosa que bajar el listón para encontrarme, cada vez, que el listón, que hubiera sido normal en cualquier país con dos dedos de frente, en este seguía siendo demasiado alto.

La realidad es que estamos igual de desorganizados que hace diez años, igual de despistados, igual de confundidos e igual de desmotivados. Llevamos siete años en crisis y no hemos sabido reaccionar. Hemos perdido un tiempo precioso, y es el tiempo y no el dinero el activo más valioso que tenemos, porque ni lo podemos comprar ni lo podemos recuperar una vez que lo hemos perdido. Lo mismo ocurre con las oportunidades, cuando determinados trenes se marchan, no vuelven a pasar.

Lo llevamos advirtiendo desde el 2008 que comenzamos la andadura de este blog mencey macro. Publicamos un libro al respecto y hemos dado múltiples conferencias tratado de predicar en el país de los sordos. ¿Que vas a hacer? ¿Prohibirle a Marruecos que extraiga su petroleo? ¿Ponerle una vela al santo y rezar para que no encuentren petroleo? Negar la realidad es muy fácil, enfrentarse a ella, en cambio, es mucho más complicado.

Seguimos igual que antes y después, cuando les entre la prisa, trataran de hacer en un mes lo que no han hecho en diez años. Esto vale para todo, para el petróleo, para las elecciones, etc... Conseguirán lo de siempre, ... nada, ... pero se irán a su casa satisfechos de haber hecho "algo", aunque en realidad lo único que habrán "hecho" es liberar su ansiedad y engañar su miedo autojustificandose. 

Eso los que "hacen" algo, ya que el "hacer" libera ansiedad. Los demás todavía siguen esperando al Mesias. De la misma forma que creerse de un grupo o una raza superior es muy cómodo ya que elimina la necesidad de superiorizarte individualmente...que es lo que le ocurre al colono,..... el buscar un Mesias también lo es, ya que elimina la necesidad de liberarte a ti mismo o de asumir tu cuota de responsabilidad ... y, por cierto, ¿que has hecho tú, durante esta crisis, para intentar cambiar las cosas? 

Los humanos tenemos un enorme talento para engañarnos a nosotros mismos. Ser sincero con uno mismo cuesta,... y mucho. Es más cómodo montarnos una película o matar al mensajero. Era más cómodo rezar que no hubiera petróleo que asumir nuestra responsabilidad.

Esta es una sociedad regida por las emociones, y es precisamente a través de las emociones como se la manipula. Te pongo un ejemplo....la infanta Elena firmó las cosas de su marido Urdangarin por amor,.... El argumento no se sostiene de forma lógica. Vamos que no hay por donde cogerlo... pero crea empatía. Se trata de asociar los hechos a una emoción,... la realidad de los hechos no importa, lo que importa es la percepción.

Una sociedad que se rige por las emociones vive sobre todo en el presente,... porque lo de planear a futuro está en el pensar,... lo mismo que el "crear las condiciones para condicionar los comportamientos"..... y así nos va. Las emociones son al mismo tiempo nuestra principal arma, porque nos pueden dar una energía infinita, y nuestra principal debilidad, ... porque pueden ser usadas por otros para engañarnos. Lo que se necesita es un equilibrio entre las emociones, el sentir y el pensar, porque si una predomina demasiado sobre las otras dos,... malo.

Pero la emoción dominante en esta sociedad es el miedo. Le tenemos miedo a todo y especialmente a nosotros mismos. Esta sociedad tiene tanto miedo que premia la mediocridad y castiga el talento, ensalza la palabrería y obvia la razón.

El amanecer es el que ya está ahí cuando las brumas de la noche empiezan a despejarse, puede iluminar el camino, entender las sombras ya que vive a caballo entre la luz y la oscuridad, entender el mundo en transición, es decir, los procesos de cambio ... pero lo que no puede hacer es superar tu miedo por ti ni obligarte a darte cuenta de que el primer tirano y el primer autócrata que tienes que matar es al que llevas dentro. Nuestra necesidad de control, nuestra desconfianza y nuestro cainismo parte de lo mismo, del miedo y de la falta de autoestima. 

Yo no hablo de cambiar tu esencia...hablo de cambiar comportamientos adquiridos o inculcados, hablo de evolucionar tu esencia. De otra forma el ciclo que hemos pasado no tendría ningún sentido. 

Liderazgo no es controlar sino inspirar. Hay dos tipos básicos de liderazgo, uno orientado a objetivos y otro orientado a personas. El autócrata se orienta o objetivos olvidando a las personas, el conciliador a personas olvidando los objetivos. En realidad tenemos que orientarnos a ambos.


En toda sociedad en que lo único importante son las relaciones, ... las únicas relaciones importantes son las relaciones de poder. Canarias es una sociedad relacional. Aquí no se trata de talento o eficiencia sino de conexiones y privilegios ilegítimos. Tenemos que evolucionar hacia el cuarto cuadrante del gráfico, y eso solo es posible enfrentando la realidad, superando el miedo y superando la concepción autocrática del poder. Porque la autocracia es, en realidad, un retroceso al segundo cuadrante.

La envidia suele ser el pecado del que está dominado por el miedo al otro y tiene una baja autoestima. Generalmente peleamos contra el que tenemos al lado y somos incapaces de ponernos de acuerdo en nada por dos razones. Primero porque o bien somos incapaces de superar nuestros miedos a confiar o colaborar con los demás y empoderarlos, o bien porque somos incapaces de superar nuestras barreras emocionales, por ejemplo la envidia. 

La segunda razón es que si fuéramos honestos con nosotros mismos veríamos que somos unos autócratas, aunque nadie se definiría como tal. Tenemos una concepción autocrática del poder y eso nos hace ver al otro como rival o con miedo a que sea como nosotros (un autócrata). El primer tirano, dogmático e intransigente ( que si no se pone la coma donde el quiere se escinde porque es incapaz de controlarse) con el que tenemos que acabar es con el que llevamos dentro. La necesidad de control del autócrata es la necesidad de controlar su propio miedo.

Lo dicho, llevamos con el tema del petroleo desde el año 2001,... y todavía somos incapaces de asumir nuestra cuota de responsabilidad y organizar una respuesta coherente y organizada. Los he visto más rápidos. Quizás no es que la vara de medir esté mal ajustada, quizás es que el nivel sea muy bajo,... pero eso no cambia lo que es necesario hacer para hacer frente a una coyuntura. El mundo no va a esperar por nosotros ni va a bajar su listón por ti. Podemos ignorar la realidad durante algún tiempo, pero tarde o temprano nos encontraremos con ella de narices. 


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto