viernes, 20 de diciembre de 2013

La diplomacia de los machangos,... manda cuatro pal Aaiun

Que casualidad que cuando se habla de petroleo canario o resurge el independentismo resurge también la cuestión saharaui. Tan solo hay que mandar a cuatro machangos al Layounne a través de una ONG española con base en Canarias.



No hay nada mejor para enturbiar las relaciones Canarias-Marruecos, de vital importancia para parar el tema del petróleo, y para restarnos posible apoyo exterior a una posible descolonización, que mandar cuatro machangos pal Aaiun.

Los canarios suelen tener una percepción equivocada del tema Saharaui. Primero no son amazigh, son árabes beduinos de origen Yemení (Beni Hassan) que colonizaron el territorio al sur del valle del Souss a partir del siglo XIII-XIV. Es decir los saharauis son tan colonos en el Sahara como los españoles en Canarias. Estos árabes introdujeron una cultura arabófona que desplazó mayoritariamente a la autóctona, hoy relegada a ciertas tribus muy marginales sometidas completamente a las tribus arabes saharauis.

Sería conveniente estudiar como las cabalgadas esclavistas de españoles y portugueses en el territorio que va desde Essaouira y Agadir en el norte y el rio senegal en el sur, debilitaron a las tribus nativas que pudieron ser conquistadas y sometidas por estos árabes beduinos expulsados del valle del Souss.



Por otra parte el Frente Polisario nunca ha apoyado ni reconocido el derecho de Canarias. Según el representante del Frente Polisario en Tenerife, a una pregunta del periodista Fernando Hernandez Gonzalez.  “el Polisario no está ni apoyará la causa independentista en Canarias“  La pregunta se hizo en Radio Onda Interior, programa “Xamara“, año 97.

A pesar de la acogida que siempre se le ha dado a los saharauis en Canarias por razones humanitarias, en la más fiel tradición árabe, no han sido capaces de devolver el favor, ni tan siquiera posicionarse de forma neutral ante la problemática canaria. Simplemente se han posicionado del lado de España.



Si lo que queremos es echar a los españoles de Canarias, lo último que queremos es un protectorado español, de jure o de facto, en el Sahara Occidental.

El problema del Sahara se resolverá cuando a España le interese que se resuelva. Como bien dijo Antonio Cubillo el verdadero problema es el colonialismo español en Africa, incluyendo Canarias, Ceuta y Melilla y el Sahara así como sus intereses económicos y geoestratégicos en la región, para los cuales mantener el peón del Frente Polisario vivo es una forma de presionar a Marruecos.

Repito, tan sencillo como mandar a cuatro machangos a través de una ONG con base en Canarias. Además porque van cuatro canarios machangos a protestar en el Sahara cuando la estrategia de España en Canarias es idéntica a la de Marruecos en el Sahara. ¿Por que no protestan en Canarias? ¿no se atreven?

Un sector el de las ONG´s que ha recibido una crítica demoledora por parte del nuevo libro de Gustau Nerin "Blanco Bueno Busca Negro Pobre" que demuestra la profunda hipocresía de los que hacen su negocio de la desgracia ajena y como las usan los gobiernos para sus propios fines no siempre legítimos.



Lo dicho, Gran Bretaña inventó la diplomacia de las cañoneras, España por su parte, cutre como siempre, la de los machangos....

Viva el Sahara Amazigh y Tuareg, ... desde el delta del Nilo a la Costa Atlántica y desde del Atlas hasta la curva del rio Niger.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

martes, 17 de diciembre de 2013

El Manual del Autócrata Perfecto



El problema siempre son los demás, nunca nosotros. El colonialismo, el imperialismo, el machangismo o el "ismo" que mas rabia te de. Por eso te he preparado el Manual del Autócrata Perfecto. cualquier parecido con la realidad NO ES pura coincidencia.

  1. Primero de todo y ante todo el problema SIEMPRE son los demás. El problema es el pueblo que no tiene consciencia. Por tanto lo que tenemos que hacer es disolver al pueblo y elegir otro
  2. Lo de trabajar en equipo es para los demás, no para tí. Si no estas de acuerdo con algo levantate y vete,... o mucho mejor escíndete 
  3. Tus compañeros son todos competidores en potencia o amenazas a tu poder, boicotea cualquier acción colectiva que pueda empoderarlos 
  4. Si la idea o iniciativa es buena pero no sale de ti o no la controlas, boicotéeala, siempre podrás hacerla mas adelante para tu provecho y sin ni siquiera reconocer la autoría de la fuente original. Tienes ojos, ¿no? pues copia pero nunca reconozcas los méritos ajenos.
  5. Controla y centraliza, que todas las iniciativas tengan que pasar por ti
  6. No compartas información y nunca digas lo que realmente piensas, así crearas una atmosfera de esquizofrenia entre tus seguidores. Para reducir la ansiedad trataran de buscar la forma de agradarte y congraciarse contigo.
  7. Apoya las iniciativas que controles o te sean afines pero bajate de la guagua en cuanto empiece a caminar. Con suerte los habras dejado vendidos con el culo al aire, fracasaran y habras eliminado posibles competidores. Por el contrario si triunfa proclama que apoyaste desde el principio cuando nadie creia en ella 
  8. Montate una pelicula de espias para justificar los recelos y el secretismo y justificar la centralización del poder y la información
  9. Jamás dediques ningún esfuerzo a formación de las bases o de los militantes, podrian aprender y convertirse en una amenaza.
  10. Crea una estructura jerárquica, piramidal y sin democracia interna, con suerte y si te fortaleces lo suficiente te intentaran comprar. De lo contrario siempre podrás vivir del cuento como secretario general de unas siglas, aunque dichas siglas estén vacías.
  11. Se dogmático y evita el diálogo. 




Ahora ya estas preparado para montar tu proyecto político, un personalismo detrás de unas siglas. Cuanto más rimbombantes sean las siglas mejor. Como ves ser un autócrata es fácil. Nos educan para ello desde la escuela adoctrinándonos para que obedezcamos y veamos el poder como algo ejercido de arriba hacia abajo en lugar de emanado de abajo hacia arriba. 

Si bien ser un autócrata es fácil, y ciertamente tiene cierto magnetismo, el cambiar a una sociedad desde planteamientos autocráticos es bastante difícil aunque no imposible. Un golpe de Estado como el de Hugo Chavez en Venezuela o el de Hitler en Alemania puede ayudar. Para que esa estrategia funciones tienes que crear caos en la sociedad y hacer creer a la gente que la solución es la aparición de un hombre fuerte.

Los pasos precisos los relata el economista Friedrich Hayek en su libro Camino de Servidumbre que puedes ver aquí en versión comic resumido. Cualquier cambio operado de esta forma es hacia más opresión y servidumbre.

Pero provocar un cambio desde posiciones autocráticas hacia la libertad es mucho más complicado si no imposible. ¿Como ve el cambio el autócrata? Pone un modelo, el Che, Gandhi, Hugo Chavez o quien sea y dice yo soy el cambio. Levanta la bandera y espera que todos le sigan. Es bastante cómodo ya que desde esta óptica los que tienen que cambiar son los demás y no tu. Como tu estás en posesión de la verdad, en contacto directo con los dioses o has sido elegido para llevar al país a su destino universal,... la solución es fácil, los demás tan solo tienen que ser obedientes y dejarse pintar del color que tu quieras pintarlos.



Tan solo se trata de ser obedientes. Si tan solo hicieran caso!!!,.....¿resultado? Que nada cambia, el tipo se frustra y se genera un circulo vicioso de emociones negativas que destruye la acción colectiva, desmoraliza y tira a la basura el trabajo realizado. Son como los terroristas suicidas, se cargan de dinamita y explotan en su ansiedad. Eso si ellos la liberan y se quedan tan tranquilos, el problema lo tienen todos los demás a su alrededor que reciben ese chute de ansiedad. Pero como el problema son los demás que no tienen conciencia,... pues nada hombre, tu tranquilo.



,..
En realidad el problema no son los demás, el problema eres tú. Un cambio hacia la libertad y hacia una sociedad más prospera e inclusiva solo se puede dar de abajo hacia arriba, a través de un proceso de toma de conciencia. Eso significa liderar y no mandar. Eso significa que al primer opresor que hay que matar es al que llevamos dentro, a nuestro ego. El ego no es malo ni bueno, el ego es la fuerza que nos permite alcanzar metas y conseguir cosas. Pero lo malo es que el ego te controle a ti en lugar de tu controlar tu ego. 



El cambio real empieza en uno mismo, y significa superar nuestra programación mental. Significa superar nuestros miedos y barreras emocionales. Significa aprender a confiar y colaborar con los demás porque esa es la única forma de que el poder emane de abajo hacia arriba. Es un proceso de madurez y de despojarnos de una concepción autocratica del poder que alimenta nuestros miedos y nos hace ver a nuestros semejantes como una amenaza o como un rival en lugar de como el aliado necesario para ejercer nuestro poder.



En realidad el cambio es la suma de los cambios individuales, es un proceso de toma de consciencia, de madurez y de formación. El cambio es algo natural y tenemos que empezar a verlo como tal, porque solo cambiando podremos desarrollar todo lo que en realidad somos y el talento que poseemos.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto


sábado, 14 de diciembre de 2013

El 9N de 2014

Por Sr X

En el año 2012 estuve viviendo en Barcelona. Durante esta provechosa experiencia me llamó la atención sobre todo un aspecto de la vida cotidiana de los catalanes. En las aulas de la Universidad así como a pie de calle se respiraban aires de consciencia. Todo hacía presagiar y así lo estamos viendo en los acontecimientos actuales, que Catalunya se estaba preparando para un gran cambio, marcado por el escenario de la crisis económica en el Estado Español.

La relación entre catalanes y españoles, siempre tortuosa. Foto:La Razón.


Por así decirlo, España y Catalunya no se han entendido nunca. Es como esa pareja ligada a la fuerza que se muestra incapaz de encontrar la fórmula para que ambos cónyuges se sientan felices. Realmente es una divergencia de un marcado carácter cultural e identitario que hunde sus raíces en el siglo XVIII y tiene como momento culminante en la época moderna, la Guerra Civil Española y su posterior represión etnocida. Solo el pragmatismo exacerbado y el aplazamiento de los deberes ha hecho que la Catalunya “comunidad autónoma” haya sobrevivido hasta nuestros días. En ocasiones, el dinero de Madrid también ha servido como atenuante. Pero llegó la gota que colmó el vaso y el paso hacia delante se ha llevado a cabo sin vacilación alguna.

Gabinete de la elaboración de la consulta en La Generalitat. Foto: Facebook.


Los de la Meseta claman al cielo y sacan sus artillería intolerante desde todos los ámbitos. Sin embargo, en el fondo saben que esta bola de nieve ya no va a pararla nadie. Más si cabe, teniendo en cuenta que desde un punto de vista económico, a las razones de siempre, se le unen lo atractivo que puede ser para un nuevo país unirse a la economía globalizada sin la losa de un Estado corrupto e ineficiente. Apelan a la manida cantinela de la inconstitucionalidad como si su régimen semidictatorial no fuera el primero que se salta páginas de la vetusta Carta Magna a la torera.

Con lo cual, ganará la democracia y para la citada victoria ya hay fecha fijada; 9 de noviembre de 2014.

¿Y los canarios qué pintamos?...Pues más bien poco. A no ser por los cuantiosos beneficios que algunos empresarios catalanes sacan de nuestra explotación turística. Empero, tenemos mucho que aprender. Tanto del proceso catalán como también del que se está llevando con características parecidas en el futuro país británico de Escocia. Toma de consciencia, trabajo en una plataforma plural para crear la mayoría y pulso al Estado. Referéndum Sí o No y Libertad. Esa es la receta. Esa es la estrategia. Y seremos espectadores de primera fila este próximo año. A estas alturas no creo que sea necesario volver a explicar que nuestro futuro se asemeja mucho a esa ruptura con la Administración estatal con base en Madrid...

Cabrá por supuesto tener especial atención a la elaboración del Censo que harán en la Ciudad Condal. Si ese censo se hiciera en Canarias, el derecho internacional deja bien a las claras que en una consulta de este tipo únicamente pueden votar nativos. Y eso significa que no pueden hacerlo los colonos, aunque les pese. Así que no me valen las encuestitas realizadas hasta ahora en una colonia con más de 1000 colonos habilitados para responder. Seguiremos hablando de "nuestro tema" cuando toque.

Así las cosas, una auténtica prueba de fuego para medir el talante democrático del personal. No se acaba el mundo fuera de España sino más bien, todo lo contrario.





----------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

viernes, 13 de diciembre de 2013

Tormenta de personajes

Por Sr X


En estos días en los que hemos estado más pendientes del tiempo que de los asuntos más determinantes, parece ser que lo han conseguido. La intelequia a la que llamamos Gobierno de Canarias, aprovechando su radio y televisión a pleno rendimiento, consiguieron que, a grandes rasgos, los titulares más destacados de esta semana que toca a su fin fueran los siguientes:

LLUEVE.
HAY TRUENOS.
LOS CANARIOS DICEN QUE ESTÁ LLOVIENDO.

Vamos a separar el trigo y la paja. Como afirmaba en la jornada del viernes un conocido columnista del diario tinerfeño El Día, es algo evidente y de recibo que las administraciones competentes tomen cartas en el asunto y lleven a cabo la campaña de precaución ante cualquier fenómeno meteorológico adverso.


Esa es una cuestión y otra muy distinta, que directamente se acongoje a la población de tal manera que estos vean en una tormenta poco menos que una manifestación del apocalipsis, muchos de ellos abandonando sus puestos de trabajo por hacer caso a las advertencias y como en el caso de Tenerife, rectificando los partes en una misma tarde, restituyendo la alerta a última hora del pasado miércoles.

La belleza de la tormenta a su llegada a Tenerife. Foto: Vicente Bosch.

No hay que recordar que estos fenómenos en otros lugares resultan más que corrientes. ¿El problema?...Simplemente, que en otros países, la calidad de las infraestructuras y su adecuación al territorio posibilitan que los ciudadanos aguarden tranquilos en sus casas a que la tempestad acampe. No caídas del tendido eléctrico. No inundaciones. No psicosis colectiva. Es el resultado de gestionar bien los recursos y de respetar la tierra.

No en vano, viendo la efectividad que tienen estos avisos de alerta entre nuestra gente, desde aquí vemos necesario lanzar otro; A ver si de esta manera la población canaria toma consciencia y se pone manos a la obra:
ALERTA: TORMENTA DE PERSONAJES

Tormenta extractiva. La que da los 365 días del año en Canarias.

Esos personajes que llevan controlando el poder político y económico de Las Islas desde que empezamos con esto que llaman democracia. Los que se van de gira por el extranjero a buscar dinero para los suyos mientras el pueblo no ve salida a la espiral negra y oscura que supone el paro y la falta de oportunidades.


Una maraña, en definitiva, que dicen que trabajan a fondo por Canarias…Pero claro está, ¡para quedarse con ellas! o peor aún, ¡para proteger intereses ajenos a los de los propios canarios!.


Así que no queda otra que reaccionar. Vamos a hacer que se vuelva a ver el sol y la única manera de disipar nubarrones es implicarse, colaborar y formar una alternativa. Como diría el difunto Mandela, "todo parece complicado hasta que se hace".

En todo caso y como dato anecdótico, parece que la última perturbación que nos ha azotado ha tenido dramáticas consecuencias. Todos hemos salido volando. Si no, aprecien esta infografía de La Liga de Fútbol Profesional en donde podemos ver la nueva ubicación de Canarias. Tampoco nos quejemos, que nos ponen en el Mediterráneo.




---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

lunes, 9 de diciembre de 2013

Argelia, Canarias y la OUA


Por Juan Karlos Perez Alvarez, redactor en el blog arabatik


La situación de las Islas Canarias ha jugado un papel influyente en la evolución del conflicto saharaui. La presencia española en esta región norteafricana y la postura adoptada por su Gobierno ante el proceso de descolonización del Sáhara Occidental hubiera probablemente sido otra de no ser por las consecuencias de naturaleza política, económica y social que iba implicando para este archipiélago todo lo que sucedía en su entorno geográfico más cercano.


El Movimiento para la Autodeterminación y la Independencia del Archipiélago Canario surgía en el año 1964 cuando su principal líder, Antonio Cubillo, residía en Argel. Cuatro años más tarde, el Comité de Liberación de la Organización para la Unidad Africana, según una propuesta patrocinada por Argelia, declaraba que todas las islas alrededor de África, incluida Canarias, formaban parte de este continente.

Coincidiendo con la firma de los Acuerdos Tripartitos de Madrid en Noviembre de 1975, donde España anunciaba su salida del territorio del Sáhara Occidental, el Gobierno argelino concedía una emisora de radio al movimiento independentista canario La Voz de Canarias Libre que emitía desde la capital de este país y que provocaba el primer incidente importante entre el gobierno argelino y español. Más adelante, a principios de 1977, escasas semanas antes de que el Frente Polisario realizara el primer ataque marítimo contra embarcaciones españolas (Pinzales, 7 de Abril de 1977), el MPAIAC anunciaba oficialmente el comienzo de la lucha armada en respuesta a la presión que España ejercía ante Argelia para el cierre de la emisora. (Diario de Avisos, 3 de Marzo de 1977, p. 1)

Sin embargo, los acontecimientos se agravaron cuando en febrero de 1978, una reunión del Consejo de Ministros de la OUA celebrada en Trípoli acordaba trasladar a la siguiente cumbre de jefes de Estado y de Gobierno prevista en Julio de aquel año, un texto en el que, como aspecto más importante, proponía trasladar al Comité de Descolonización de Naciones Unidas la petición de que Canarias se incluyese como Territorio No Autónomo. La resolución, que profundizaba en la declarada por el Comité ad hoc en 1968, era aprobada con el apoyo de 47 países africanos y el rechazo de sólo dos, Marruecos y Mauritania. Francia y Portugal también protestaban esta decisión, que afectaba a sus territorios insulares en este continente.

No sólo era el papel tradicional de apoyo a los movimientos de liberación africanos lo que motivaba el apoyo argelino al movimiento independentista canario. El conflicto del Sáhara Occidental subyacía en la posición adoptada por aquel país con respecto a Canarias y su status dentro de la Organización para la Unidad Africana tal y como lo ponía de manifiesto la cadena de reacciones promovidas desde Argel cuando una decisión en España afectaba los intereses del Frente Polisario.

La primera intervención de Antonio Cubillo ante el Comité de Liberación de la OUA para defender la postura del MPAIAC en Febrero de 1978 tenía lugar el mismo día que el Parlamento español ratificaba el acuerdo de pesca hispano-marroquí, calificado por el Frente Polisario como una declaración de guerra. En realidad, la razón que motivaba la expulsión de España de dos de sus responsables de entre nueve saharauis más -según el Ministerio del Interior, por causas de orden público y de extranjería (La Provincia, 1 de Marzo de 1978, p. 36) – no era consecuencia estricta de estas amenazas, sino era también la respuesta española a la intervención diplomática de Argelia ante la OUA patrocinando al MPAIAC. España enviaba a Argelia una señal de cuál podía ser su actitud con respecto al Frente Polisario.

El Gobierno español fue consciente de la gravedad de la situación. Instituciones, partidos políticos y medios de comunicación rechazaron de manera unánime lo que se consideraba un ataque a la integridad territorial de España, denunciando la postura de Argelia.

Marruecos, comprometida por el conflicto del Sáhara Occidental, manifestó a través de su ministro de Asuntos Exteriores, Mohamed Bucceta, su rechazo a esta resolución, abogando por la “hispanidad” de Canarias. Rabat acusó al gobierno argelino de apoyar “organizaciones independentistas ficticias que utilizaba como marionetas según sus intereses en la región”, equiparando al Frente Polisario y al MPAIAC. Las aspiraciones de Rabat sobre Ceuta y Melilla y una serie de declaraciones controvertidas sembraron también las dudas sobre cuál eran las pretensiones marroquíes sobre Canarias, que eran aclaradas a través de un comunicado por el propio Gobierno de aquel país. En el mismo sentido de apoyo a la hispanidad de Canarias se expresó el Gobierno de Mauritania a través de una nota oficial.

La respuesta de España pasó por un despliegue diplomático en África sin precedentes, intentando contrarrestar la corriente de apoyo político que recibía el MPAIAC. Sin embargo, el grave atentado que Antonio Cubillo sufría en Argel el 6 de Abril de 1978 marcó un punto de inflexión. La agresión no sólo le impidió continuar su campaña política de cara a la cumbre decisiva del mes de Julio, sino que, más importante aún, le causó graves y permanentes secuelas físicas -que se mantienen a día de hoy- y le obligó pasar un largo periodo de convalecencia retirado de la actividad política y diplomática, etapa aprovechada con éxito por Madrid. Este suceso provocó un incidente diplomático más entre España y Argelia, después de que éste país hiciera responsable al Gobierno español de la agresión. Madrid acusaba a Argel de apoyar una “organización terrorista”, mientras que la prensa oficial argelina denunciaba duramente el “colonialismo español” en África y la acción cometida en su país contra el dirigente independentistas canario. Argel sabía, al igual que el gobierno español, que la desaparición de Antonio Cubillo implicaba la desarticulación del MPAIAC, y con ello, limitaba la capacidad de maniobra argelina para presionar a España.

El gobierno español tenía abiertos dos frentes distintos, Frente Polisario y MPAIAC, unidos por un mismo hilo conductor, el Gobierno argelino, que influía en ambos. De los dos, la máxima preocupación se dirigía sin lugar a dudas a contener el incremento de apoyos al independentismo canario y evitar que este dossier pasara a través del Grupo Africano ante Naciones Unidas al Comité de Descolonización de la ONU. La polarización entre los bloques este-oeste y la escasa influencia internacional de España hacían imprevisible lo que ocurriera en Nueva York. Una resolución declarando a Canarias como Territorio No Autónomo habría sido definitiva para el futuro de este territorio.

En este contexto, con Antonio Cubillo anulado y luchando por su supervivencia en un hospital de Argel, el Frente Polisario dio un paso más en su estrategia de presión con el asalto y secuestro de los ocho tripulantes del pesquero canario Las Palomas el 21 de Abril de 1978, dos semanas después del atentado contra Cubillo y en plena crisis diplomática hispano-argelina. El impacto que sufrió Canarias, que seguía sin aceptar el ciclo de agresiones que durante muchos años más tendrían que seguir sufriendo sus pescadores, obligaba nuevamente a España a adoptar decisiones inmediatas, fundamentalmente en el plano diplomático.

El 26 de Junio de 1978, el presidente español Adolfo Suárez se entrevistaba en Rabat con el rey Hassan II y le agradecía el apoyo de Marruecos ante la OUA a la soberanía española sobre Canarias. Dos días después, Suárez recibía en Madrid al presidente Valery Giscard d’Estaing, que también ofrecía las garantías de Francia de intervenir favorablemente a los intereses de España en lo que concernía a las islas. Suárez no aceptaba desplazarse a Argelia dada la responsabilidad de este país en los dos incidentes que afectaban gravemente a España e involucraban directamente a aquel gobierno: Canarias en la OUA y la privación de libertad de los secuestrados.

Por su parte, Argel quería elevar al máximo nivel el rango de su interlocución con España y aliviar la cuestión de Canarias pero, en substancia, alcanzar un compromiso más importante de Madrid sobre el conflicto del Sáhara Occidental. Sostener el apoyo al MPAIAC resultaba cada vez más costoso y más difícil de justificar, tanto por el rápido deterioro interno que mostraba la organización canaria, como por la fuerte actividad de España en el continente africano, con delegaciones oficiales viajando cada semana a un país diferente para explicar la postura de España y la situación del archipiélago.

Las gestiones con Argel se hicieron más intensas. Durante la reunión preparatoria del Consejo de Ministros de la OUA para definir los contenidos finales de cara a la cumbre, algunos países africanos como Senegal o Túnez rebajaron su postura respecto a Canarias, tema que aún así, estuvo finalmente en el Orden del Día de la reunión de jefes de Estado y de Gobierno pero modificaciones substanciales con respecto a la resolución de Trípoli.

El último golpe de efecto del Frente Polisario y Argelia fue la presentación ante los medios de comunicación, a escasas 48 horas de la cumbre y durante las sesiones preparatorias del Consejo de Ministros de la OUA que elaboraba el texto final sobre Canarias, de los pescadores retenidos por la guerrilla saharaui desde hacía tres meses. La fotografía de las ocho personas, vestidas con la vestimenta tradicional saharaui en el desierto, se entremezclaba con los debates intensos que estaban teniendo lugar en Jartum sobre el futuro político de Canarias y que habían puesto a la diplomacia española en su momento más delicado. En una estrategia calculada, los pescadores denunciaban que se sentían abandonados por el Gobierno español, que no hacía lo suficiente para liberarlos, trasladando este malestar a la sociedad canaria que a su vez, exigía la implicación personal del presidente Suárez. El Gobierno español se negaba a mantener una interlocución con el Frente Polisario, a quien no reconocía. Aunque el objetivo aparente era tranquilizar a las familias de las víctimas, la sociedad española recibía aquel gesto de exhibición de los prisioneros de guerra como un obsceno mensaje político de Argel a Madrid.

Finalmente, la propuesta sobre Canarias no obtuvo los dos tercios de votos necesarios para ser aprobada: del total de 49, treinta países, entre ellos Argelia y Libia, apoyaron la independencia de Canarias y el reconocimiento del MPAIAC como Movimiento de Liberación Nacional; quince mostraron su rechazo, entre los que se encontraban Marruecos, Mauritania, Cabo Verde, Egipto y Túnez. El MPAIAC no alcanzó su objetivo al producirse cuatro abstenciones que resultaron decisivas.

Sobre la cuestión del Sáhara Occidental, después de un intenso debate dividido entre dos bloques de países alrededor de Argelia y de Marruecos, se decidió volver a discutirla en el futuro con una reunión monográfica. De la cumbre, el Frente Polisario no consiguió su reconocimiento oficial como parte en el conflicto; sin embargo, del secuestro de los ocho pescadores españoles, sí logró que el primer partido del gobierno de España, Unión de Centro Democrático, a través de su secretario de relaciones internacionales, Javier Rupérez, firmara en Octubre de 1978 un comunicado conjunto donde se le reconocía como “único y legítimo representante del pueblo saharaui en lucha”. Sólo así la guerrilla saharaui accedió a liberar a sus prisioneros de guerra retenidos desde hacía seis meses en los campamentos de refugiados de Tinduf.

El Movimiento por la Autodeterminación y la Independencia de Canarias, sin Cubillo, fue incapaz de contrarrestar la acción de España. Sus expectativas quedaron muy debilitadas por las resoluciones de Jartum, que concluyó, excusándose en falta de tiempo para debatir más en profundidad, pidiendo más información sobre el dossier canario y retrasando una decisión final a posteriores reuniones. La cuestión canaria no se cerró, pero siguió dependiendo del empuje que recibiera de Argel. Argelia fue moderando en los meses posteriores sus gestos al independentismo canario al mismo tiempo que el Frente Polisario se iba desmarcando y encontrando más sensibilidad española a sus intereses. Gracias al incidente de Canarias en la OUA y la repetida actitud de Argelia desde los Acuerdos de Madrid, España fue más consciente que nunca de su fragilidad en África y que el futuro del conflicto del Sáhara Occidental estaba íntimamente ligado al destino y a la estabilidad económica y política de Canarias.

España normalizaría lentamente las relaciones con Argelia y el presidente Suárez visitaría Argel en Mayo de 1979. Aprovechando ese momento, se celebró un encuentro histórico entre el presidente español y el secretario general del Frente Polisario, Mohamed Abelaziz, aunque Madrid advirtiera que lo hizo en calidad de presidente de su partido político. Durante este viaje no se realizó ninguna gestión con respecto al asesinato de siete pescadores del Cruz del Mar en Noviembre de 1978 y la detención de los terroristas. Dos dirigentes de la guerrilla saharaui se encontraban por aquel entonces en busca y captura por orden judicial de las autoridades militares españolas, uno de ellos con residencia conocida en la capital argelina.

En el 1980, el Frente Polisario iniciaba una oleada masiva de secuestros a pescadores de diferentes nacionalidades con el objeto de internacionalizar el conflicto y conseguir de los países afectados un reconocimiento oficial a la República Árabe Saharaui Democrática. El mayor secuestro colectivo por motivaciones políticas en la historia de España (treinta y ocho personas retenidas al mismo tiempo en un periodo de cautiverio de dos a seis meses de las tripulaciones del Gargomar, Costa de Terranova, Sarita y un marinero del Cabo Jubi-II) culminó con el establecimiento de conversaciones directas entre emisarios del Gobierno español y el Frente Polisario, y a través de la firma de un comunicado conjunto, el reconocimiento de éste como “representante del pueblo saharaui”. Este acuerdo conllevaba un pacto implícito de no más atentados en el mar contra embarcaciones españolas que se prolongó hasta 1984. Como medida de preventiva de protección, el Gobierno español arrendaba aquel año dos pesqueros y los “dotaba adecuadamente” para que actuaran en zonas que correspondían a las de máxima concentración de pesqueros.

Una visión más profunda de la relación existente entre el conflicto del Sáhara Occidental y las variables de Argelia, Canarias y la Organización para la Unidad Africana, también debe referirse al servicio decisivo que sin quererlo ni saberlo, prestaron sacrificadamente los pescadores españoles víctimas de agresiones en las aguas del Sáhara. No fue una instrumentalización de la vida de aquellas personas, pero sí fue un elemento relevante en la toma de decisiones. Es un error ignorar o simplificar el análisis.

El margen de maniobra de España con respecto a Canarias y el Sáhara Occidental, y por extensión, con Argelia y Reino de Marruecos, era tan reducido y tan complejo que la implicación del Ejecutivo español con respecto a uno y otro dossier debía ser milimétricamente medida. Las víctimas de atentados marítimos o de secuestros, en otras condiciones, habrían recibido sin lugar a dudas otro tratamiento y otra respuesta política y hasta penal acorde con los principios democráticos reconocidos en las leyes. Pero esta situación era también utilizada por el Gobierno español para dosificar y equilibrar sus relaciones con las dos partes en conflicto: a una la responsabilizaba de la agresión; a la otra de no haber sido capaz de impedirla.

Sin embargo, España no se enfrentaba en última instancia al Frente Polisario, sino a la capacidad e influencia de Argelia en la región, y en particular en África. La incertidumbre de que Canarias volviera a ponerse en el objetivo de la poderosa maquinaria diplomática argelina estuvo muy presente en aquellos años.

Cuando Felipe González accedía a la presidencia del Gobierno de España en 1982, el independentismo canario había perdido totalmente su capacidad de maniobra. En consecuencia, el Gobierno español se veía más liberado ante Argelia para adoptar una posición de fuerza con respecto al Frente Polisario, advirtiéndole severamente que no admitiría nuevas agresiones. Cuando éstas se reprodujeron en 1984, González no dudó un instante en adoptar medidas contundentes, la más importante, cuando decreta la expulsión en Septiembre de 1985 de todos los responsables del Frente Polisario de España y el cierre de sus oficinas en este país, algo que ya había realizado Francia anteriormente cuando el Frente Polisario secuestró a nacionales de aquél país en territorio de Mauritania en el año 1977.

Años más tarde, en 2003, Antonio Cubillo sería reconocido por instancias judiciales españolas como víctima de terrorismo, con derecho a recibir una indemnización económica. En términos políticos y penales, quedaba demostrado que la operación para asesinarle -diseñada desde instancias próximas al Gobierno español- había sido un golpe irreversible para el MPAIAC relevante con respecto al desarrollo del conflicto del Sáhara Occidental.

---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Divide y vencerás, como estrategia…

Por Angel Rivero
Divide y vencerás…esta frase, de dudosa procedencia (algunos se la atribuyen a Julio Cesar, otros a Maquiavelo y hay quienes piensan que su origen está en la obra “El arte de la Guerra” de Sun Tzu…) no deja de ser una máxima puesta continuamente a prueba cuando de evitar cohesiones o acuerdos se trata…
Ejemplos tenemos muchos, sin necesidad de buscar muy lejos: ahora mismo es puesta en práctica por el Gobierno Español ante Cataluña sabedores como son los gobernantes estatales de que el proceso de autodeterminación catalán es casi imposible de parar, por lo que aprovechan la más mínima ocasión para ahondar en las diferencias entre los partidarios de dicho proceso a fin de debilitar la confianza de sus seguidores: que si una Cataluña independiente no “disfrutaría” de tales o cuales beneficios que ahora tiene, que si aquella formación política tiene tal o cual problema interno, etc…
Autodeterminación
En Canarias el uso como táctica política de dicha frase no es nada nuevo. Venimos sufriendo sus efectos prácticamente desde el minuto uno de la conquista de esta tierra por los castellanos y cada día vemos nuevos ejemplos…
El más reciente ha sido la carta enviada por el Presidente del Cabildo de Gran Canaria,José Miguel Bravo de Laguna, al Presidente del Gobierno Canario, Paulino Rivero (y debidamente publicitada en los medios de comunicación ya que es realmente su fin último) donde vuelve, por enésima vez desde que empezó su mandato cabildicio , afomentar  el pleito insular y a hablar de desequilibrios entre islas…
En un auténtico ejercicio de lo absurdo, se atreve a criticar que tras la reducción de la inversión prevista por parte del Gobierno Español para la construcción del Palacio Multiusos Gran Canaria Arena el Gobierno Canario haya hecho lo propio y no “compensase” poniendo por su parte también la cantidad negada por el Gobierno Estatal…del mismo partido que el Presidente del Cabildo, por cierto…
images
Pero claro, estamos hablando también de la misma persona que cuando se reduce la inversión en carreteras, por ejemplo, le echa todas las culpas al ejecutivo autónomo y no al estatal que es de donde parten los dineros…”Divide y vencerás”…
Además, envía (por no decir publica) esa carta justo en fechas próximas al “derby” futbolístico para aprovecharse de las mentes calenturientas de los que siempre creen fervientemente que todas las culpas de lo que nos pase son “del vecino de al lado” y demuestran que la frase que motiva este comentario es algo que siempre funciona.
Lo que encima aumenta la falta de originalidad es que usa el mismo sistema que hace pocas fechas ya utilizó Paulino Rivero, cuando envió otra carta al Presidente Rajoy y al Reyespañol denunciando que “se está abonando el terreno para que broten sentimientos y posiciones separatistas”…vamos, justamente un tipo de carta que hace pensar que el nacionalismo de Rivero y su formación política es verdaderamente un “nacionalismo de pacotilla”…pero esa es otra historia…
unidos
  Lo verdaderamente importante, es que mientras sigamos dejando que nos timen y nos engañen desde el Poder Central, debilitando la unidad y cohesión lógica que todos los habitantes de un pueblo debemos mantener, poca capacidad tendremos para defender nuestros intereses comunes y defender lo que realmente importa: nuestra capacidad como pueblo para avanzar y crecer en la defensa de nuestros intereses…



---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

lunes, 2 de diciembre de 2013

El dolor no es suficiente

El primer gran motivador del cambio es el DOLOR. La mayoría de las personas están tan cómodas dentro de su incomodidad que no son capaces de hacer lo que tienen que hacer para cambiar. No hacen nada hasta que ocurre algo que les proporciona el suficiente dolor para provocar ese cambio.



El dolor por si solo no es suficiente para generar un cambio social. Si no entendemos como podemos cambiar, si se nos convence de que no podemos aspirar a, de que no podemos ser, entonces, en lugar de la acción caemos en la inacción.

Muchos científicos sociales te dirán que los cambios llegan cuando se dan determinadas condiciones sociales, cuando el paro o el numero de gente educada es superior a un determinado porcentaje. Pero si hablas con revolucionarios sociales te dirán que no se trata de las condiciones sino de las emociones. Ese es el gran secreto.

La moral significa ante todo la capacidad para enfrentar la vida frente a la desmoralización. Un hombre, una sociedad, altos de moral, tienen coraje suficiente para enfrentar la vida y las dificultades.  Un hombre, una sociedad, baja de moral acepta sumisamente el estado de las cosas porque se ve incapaz de enfrentarse al entorno para cambiarlo.

La desmoralización conduce a la pasividad y la pasividad a la innacción y al mantenimiento del status quo

El estado de animo necesario para cambiar las cosas, asumir riesgos y pasar a la acción no puede venir de fuera sino tiene que venir de dentro del hombre mismo. En este punto urge incidir en la autoestima, en el autoconcepto: ¿qué soy?, ¿quién soy?

Es por ello que el primer rival contra el que tenemos que luchar es contra nosotros mismos. Contra nuestra falta de empatía, contra las creencias que han introducido en nuestra mente y contra el opresor que llevamos dentro. Contra el miedo a la libertad desde las emociones y el pensamiento, y siempre dentro de nuestro entorno de influencia. Acuerdate del lema ecologista "piensa en global y actúa en local".

Antes de liberar un pais hay que liberar los corazones y las mentes. El cambio social no es una cuestión de condiciones sino de emociones y de determinación. Por eso es tan importante conocer el estado de animo de las poblaciones y por eso es tan importante manipularlo y destruir la fuerza de voluntad de los individuos. 

El fin de la guerra psicológica es destruir la moral del enemigo para lograr la victoria militar y para ello se emplean dos métodos diferentes, uno el militar y otro el político. El método militar se practica en los campos de batalla, directamente contra el combatiente y su capacidad de resistencia, mientras que el método político se dirige hacia la retaguardia, básicamente contra la población civil.

No en vano la victoria militar se obtiene cuando se destruye la moral y el espíritu de resistencia del enemigo y no en vano Clausewitz dijo que la guerra es la continuación de la política por otros medios.

Si entendemos que estamos en un conflicto de baja intensidad y entendemos que el cambio social es una lucha emocional por superar nuestros miedos y barreras emocionales, podremos delimitar si nuestras acciones son contraproducentes o por el contrario nos ayudan a acercarnos al objetivo.



Desgraciadamente el campo independentista canario es experto en desmoralizar a la población canaria y a sus propios militantes. Lo primero es separar el ruido de la información. Demasiada gente hablando y demasiadas soluciones obsoletas. Soluciones, que en la mayor parte de los casos son tan solo la búsqueda de una respuesta sencilla y cómoda ante algo que no entendemos. Por eso la dogmatizamos, por eso eso la mitificamos.

Pero el efecto de todo este ruido es que confunde a los demás, contribuyendo a su desorientación y a su desmoralización. Es ahí donde está el reto, proponer soluciones fácilmente entendibles pero al mismo tiempo reales. Soluciones basadas en la realidad y en las circunstancias concretas y no en la mitificación. Complicar lo sencillo es fácil, simplificar lo complicado es lo complejo.

El dolor no es suficiente. Es necesario crear las emociones que lleven a la autoestima y a la acción en lugar de a la desmoralización. Para ello hay que terminar con el ruido que desorienta y hacer que la gente entienda como funciona su realidad, los mecanismos de opresión y como puede cambiarlo, pero desde la realidad y no desde el mito. Eso requiere de estrategia, de formación y de organización, de lo contrario es malgastar energias dando palos de ciego e iniciando acciones que no llevan a ninguna parte con la consiguiente desmoralización de la militancia. El dolor no es suficiente, la buena voluntad tampoco.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto