martes, 15 de octubre de 2013

Dia de la Hispanidad: La verdadera herencia española


Cuando en 1534 la expedición de Pedro de Mendoza llegó al Rio de la Plata no se encontraron con un “clima tropical insoportable infestado de mosquitos” sino con un clima europeo y unas tierras muy fértiles. Sin embargo su intento de colonización de la región de Buenos Aires fracasó estrepitosamente. Casi todos murieron de hambre, pero antes un pequeño grupo de colonizadores remontó el rio Paraná y llegaron a lo que hoy es Paraguay fundando allí una de las colonias más prosperas y duraderas de América Latina.

¿Cuál fue la diferencia? Lo primero que por muy fértiles que fuesen las tierras en Buenos Aires lo último que se le pasaba por la cabeza a los conquistadores era ponerse a arar ellos las tierras. Ese no era el plan.

La conquista de America sigue un plan, un modelo, una planilla bien definida que requeria una serie de condiciones; existencia de estructuras jerarquicas nativas y una densidad mínima de población. Ninguna de esas condiciones las cumblian los charruas y querandies de la zona de Buenos Aires pero si que las cumplián los guaranies de Paraguay.

Hernando de Soto torturando a jefes nativos en la Florida

El modelo primero se probó en Canarias y luego se perfeccionó en America. El modelo consisitia en capturar al jefe nativo en un secuestro tipo mafioso como el realizado por Hernan Cortes en Mexico, Pizarro en el imperio Inca o Ojeda en Colombia, torturarlo y pedir un rescate por el, una vez cobrado el rescate matarlo. Capturar la jerarquía social y consolidarse como una nueva elite. Aprovechar cualquier tipo de institución económica extractiva indígena (como la Mita) y añadir instituciones propias como la encomienda o el repartimiento. Poner a los indios a trabajar como esclavos para producir alimentos y excedente para exportar y con un poco de suerte encontrar oro o plata u otros metales (en los que poner también a trabajar a los indios como mano de obra esclava). 

Encomendero enseñando la fe católica a los nativos. La encomienda era la asignación de indigenas a un conquistador para que los instruyera en la fe católica. Como pago de dicha "educación" los nativos tenian que trabajar para el encomendero, los podia someter a tributo, los podia obligar a comprarle o venderle cualqueir cosa al precio que el encomendero quisiese.

Masacres, asesinatos, amputaciones de manos y pies, heridas curadas con aceite hirviendo, violaciones parecen crímenes sacados de una mente perturbada. Sin embargo esto era el día a día en la conquista y colonización de América. Un periodo de la historia de España que tiende a mitificarse.

Si existe un país terrorista este es y ha sido España, las técnicas utilizadas para someter a las poblaciones nativas, fueron todas ellas basadas en el terror, la crueldad y la violencia extrema.  Existió toda una tradición bélica a la hora de enfrentarse a un enemigo diferente, distinto, al europeo. En sus razzias en el norte de África, en la guerra de Granada, en la conquista de Canarias y en los primeros años de presencia hispana en las Antillas (y Panamá), los españoles fueron perfeccionando unas formas de enfrentarse a dichas poblaciones que culminarían en las conquistas de México y Perú. Se trataba de usar el terror para imponerse de manera contundente a un enemigo difícil que podía, en un momento dado, complicar mucho las cosas.

No fue en absoluto un conflicto de baja intensidad. Fue una guerra muy dura bajo el paraguas jurídico-religioso del derecho hispano a su presencia en aquellas tierras con el único interés por la civilización y la evangelización de sus habitantes, cuando más bien lo que se escondía era un deseo brutal por obtener riquezas y esclavos al igual que en Canarias.

Todo ello en base a una supuesta autoridad y superioridad moral difícil de entender cuando en lo que es hoy la ciudad de Mexico, una ciudad mucho mayor que cualquier ciudad europea del momento, había alcantarillado y grandes avenidas mientras que en las miserables ciudades europeas se seguía tirando la mierda por la ventana.

Hernan Cortes torturando al jefe azteca

Una vez conquistados - para asegurar su sumisión- había que pudrirles el alma. Es decir introducirles complejos en su subconsciente para destruir su autoestima. Había que convencerles que lo que sentían, que sus emociones, sus valores, su religión y su cultura no valía nada y debía de ser sustituida por la de los conquistadores. Esto es en el fondo la política de asimilación. Mientras los británicos emplearon el gobierno indirecto, respetando la cultura y las organizaciones sociales de los pueblos sometidos, españoles y franceses con su política asimilacionista no quisieron conquistar tan solo el territorio y explotar los cuerpos sino también pudrirles el alma para asegurar su sumisión. El etnocidio cultural cometido durante y después de la conquista colonial hispana es evidente

Cuando los indios se acabaron trajeron negros. España fue el principal comprador de esclavos con mucha diferencia y sus crueles métodos de persecución con perros están más que documentados. La leyenda negra no es leyenda, nunca lo fue. 


Uno solo puede sentirse orgulloso de ser español cuando no conoce la historia de España, y uno solo puede sentirse orgulloso de su herencia española cuando no conoce su propia historia. Como decia aquel famoso político, ... "es español quien no puede ser otra cosa".

¿Cuál es la verdadera herencia cultural de España en Latinoamérica y como esta difiere de la herencia colonial anglosajona? Una forma de pensar y de sentir que da lugar a estructuras jerárquicas y opresoras en manos de una elite extractiva heredera directa de las instituciones políticas, económicas y culturales del periodo colonial español. Sociedades disfuncionales e injustas. Opresión. La verdadera herencia cultural española es pudrirle el alma a los pueblos mediante la inoculación en su subconsciente de toda clase de complejos e ideas toxicas convenciéndolos de que no se puede ser, no se puede sentir no se puede pensar y eso es exactamente lo que han hecho en Canarias y en otros lugares. 


España y la hispanidad es una forma toxica de entender el poder, es la alineación cultural y espiritual de los pueblos y la opresión de una elite extractiva. Desde el siglo XV España es la quintaesencia del régimen político, económico y cultural extractivo, algo que a día de hoy gobierne PP o gobierne PSOE se mantiene intacto.

Se sigue celebrando el 12 de Octubre en muchos sitios como justificación de la elite en el poder, pero ningún pueblo debería celebrar su derrota y menos aún ser obligado a ello. El horror que cientos de millones de seres humanos tuvieron que sufrir a consecuencia del “descubrimiento” y “colonización” no debería ser motivo de celebración sino de vergüenza.

Estatua de Hern´n Cortes en España pisando la cabeza de un jefe indio azteca

El 12 de Octubre debería quedar como recordatorio de hasta donde el ser humano puede ser cruel y sanguinario con sus semejantes por codicia. Hasta donde un país y una forma de pensar puede hacer daño a cientos de millones de personas. Hasta donde se puede pudrir el alma de los pueblos y castrar su desarrollo y equilibrio, es decir su evolución natural.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto