Si eres canario pagarás más en el Corte Ingles


Hay conceptos que son algo difíciles de explicar pero a veces te lo ponen "a huevo". En esta ocasión agradecemos al Corte Ingles el ejemplo pedagógico.

El Corte Ingles ofrece a los visitantes no residentes un descuento del 10% en sus compras más el rembolso de impuestos, es decir del IGIC. Este es un ejemplo de segmentación de precios. Al extranjero le pongo un precio más barato que al local.

¿Porqué puede hacer esto el Corte Ingles? Muy sencillo, porque aprovecha un mercado cautivo. ¿Podría vender a todo el mundo un 10% más barato? Pues visto el anuncio parece que si. En otras palabras trata de explotar un mercado cautivo que es un caso particular de extracción de rentas.

De esta forma un visitante europeo puede comprar en esta tierra más barato que un habitante local. No solo tiene salarios mas altos en sus paises de origen sino además compra más barato que el canario en su propia tierra. Estupendo ¿verdad?

Imagen del Corte Ingles de Santa Cruz de Tenerife

Esto no quiero decir que la segmentación de precios sea mala, todo lo contrario. Por ejemplo en Suiza, los trenes tienen un sistema de segmentación de precios muy inteligente, pero con una filosofía completamente distinta. Puedes comprar una tarjeta con la que solo pagas la mitad del billete durante un año. El precio de la tarjeta es muy barato. El equivalente, más a o menos a dos o tres viajes de duración media en tren, de forma que si viajas más de tres veces al año te sale rentable. De esta forma el consumidor habitual disfruta de un precio más ventajoso que el del consumidor esporádico. Lo cual es moralmente justo. ¿Entendemos la diferencia?

Tarjeta cliente de los ferrocarriles suizos


En un régimen extractivo pasa exactamente lo contrario, la base de clientes habitual es sobre-explotada porque está cautiva. A este cliente habitual se le hace pagar un precio mayor que el que debiera, simplemente obligándola mediante el poder coercitivo del estado a través de regulaciones y otras prácticas intervencionistas, eliminando la competencia a través de legislación restrictiva y barreras formales e informales.

No es que me importe mucho que el Corte Ingles haga esto, al fin y al cabo quienes compran allí son mayoritariamente colonos y apellidos ilustres pies negros, pero me sirve de ejemplo porque esa extracción de rentas en Canarias ocurre en todos los ámbitos, desde la cesta de la compra hasta el recibo de la luz, del agua o el transporte y la razón de que esto ocurra no es el libremercado como pregonan algunos sino la falta de competencia y el intervencionismo de las administraciones central y colonial.

Eso si, muchos seguirán gritando a favor del intervencionismo y en contra de la competencia del libre mercado. Al no entender los mecanismos de opresión generan ruido y contribuyen a despistar y confundir al resto de la población.



---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto