martes, 26 de febrero de 2013

Un poco de historia del Sahara

La ignorancia es una alta montaña rodeada de profundos desfiladeros. El desconocimiento de la historia y la cultura del Norte de Africa ha hecho - y sigue haciendo - mucho daño en Canarias, en la percepción del continente y en el concepto “moro”. No es de extrañar, ya que Canarias se encuentra separada del mundo amazigh por una franja árabe y el concepto “moro” está influenciado por el imaginario colonial del ejército africanista español del siglo XX.

Por ejemplo los saharawis no son poblaciones nativas del Norte de Africa. Son tribus árabes beduinas procedentes de la península arábiga, concretamente de YEMEN. Dichos beduinos se establecieron en la zona hacia el siglo XIII-XIV, al mismo tiempo que los españoles y europeos empezaban a conquistar Canarias. 


Los Saharawis son colonos en el Norte de Africa, al igual que los españoles en Canarias o los árabes en Marrakesh. Por ello, más que Saharawis habría que llamarlos Hassanies, ya que no son nativos del Sahara.

Estos grupos de beduinos yemenies habían estado devastando el Norte de Africa pero fueron expulsados hacia el sur, empujados por los amazigh zenatas del valle del Souss en el Marruecos actual.

Se establecieron en la costa sur de Marruecos, el Sahara y en el norte de Mauritania, y desde allí empezaron a atacar las caravanas, haciendo que las rutas se desplazaran hacia el este, lo que condujo al declive de las ciudades comerciales mauritanas. Los Beni Hassan, continuaron hacia el sur de Mauritania hasta que terminaron dominando la totalidad del país en el siglo XVII.

Antes de la llegada de los beduinos hassanies, los territorios entre el rio Dra en Marruecos, al norte de Canarias, hasta el rio Senegal al sur de Mauritania estaban ocupados por amazigh de la confederación sanhaja principalmente. Dichas poblaciones fueron sometidas, exterminadas, expulsadas o asimiladas dentro de la cultura árabe dominante de las tribus beduinas.

Entre los descendientes de los Beni Hassan se encuentran los Ouad Delim, la tribu más numerosa del antiguo Sahara Occidental y de Mauritania, se precian de ser la tribu con “la sangre árabe más pura y limpia” del Magreb. Los Oulad Delim viven en la franja costera que ocupa la mitad sur del Sahara Occidental y Mauritania.

Territorio actual de Oulad Delim en el sur del Sahara al que habria que sumar su territorios en Mauritania. Por encima, en verde el territorio de la tribu Reguibat en verde y ocupando el dentro de la costa del Sahara Occidental


La confederación Tekna por su parte ocupa el norte del Sahara Occidental y el sur de Marruecos, desde el sur del Aaiun hasta la desembocadura del rio Dra. También son árabes mayoritariamente, tanto en cultura como étnicamente. Algunas subtribus tekna retienen algunas costumbres y dialectos bereberes - quizás por la cercania de su territorio al antiatlas de mayoria amazigh.

De cualquier forma, el elemento Arabe-Bereber en la sociedad saharawi refleja la estratificación social. Las tribus árabes de la confederación en el papel de tribus guerreras como "protectoras" de pastores, agricultores o pescadores bereberes desarmados (entre otras cosas porque les prohíben portar armas como medio de mantenerlos subyugados). Es decir la "nobleza", los "guerreros" y los "dirigentes" son árabes y son los únicos autorizados a portar armas.




Territorio actual de la confederación Tekna

Con la llegada de los beduinos hassanies se inició un largo proceso de arabización en Mauritania y el Sahara. Una arabización que hasta ese momento había sido resistido con éxito por parte de la población amazigh nativa. Este proceso fue casi completo después de la guerra de Char Bouba (1644-1674).

Esta guerra de liberación fue el último intento de liberarse del yugo árabe por parte de la población nativa amazigh. Se enfrentaron la confederación nativa Sanhaja liderada por la tribu Lemtula contra las tribus árabes beduinas de los Beni Hassan y antecesores de los actuales Oulad Delim.

La guerra se desarrolló en lo que es hoy el antiguo Sahara Occidental, Mauritania y Senegal. Significó la derrota de las tribus amazigh de la región y la arabización cultural forzada. A partir de aquí se hablaría el dialecto árabe Hassani en toda la región y las tribus nativas fueron llamadas despectivamente zenagas (deformación de Sanhaja y Zenata).

Algunas de las tribus menores de procedencia amazigh, sobrevivieron, pero sometidas o esclavizadas por las tribus árabes y obligadas a pagar tributo. Por ejemplo los Imraguen, una tribu pescadora del Banco de Arguin con la que los pescadores canarios tuvieron contacto. Estas tribus constituían el escalón más bajo y eran obligadas a pagar tributo a sus “amos” beduinos.

Arabes beduinos
Aparte de exigir tributos, las tribus beduinas periódicamente atacaban a las poblaciones nativas subyugadas como “ejercicios militares”. Los robos y las violaciones de las mujeres de estas poblaciones zenagas eran práctica habitual por parte de las tribus saharawis.

El cronista portugués Valentim Fernándes dice de estas tribus zenagas sometidas a los árabes: "... son tan pobres y tan miserables que no tienen ni pan, ni aceite, ni madera para quemar, ni sal, ni nada. Para preparar su comida, reúnen algas y les prenden fuego, poniendo el pescado que capturan en la parte inferior de este fuego, lo asan y se lo comen así, sin añadirle ningún otro ingrediente. Es la misma manera con que se comen las tortugas..." y continua,... "...están tan oprimidos por los arabes que (cuando llegan a sus campamentos a exigirles tributo) se comen todo lo que encuentran y se acuestan con sus mujeres y sus hijas en sus propios hogares."

Las guerras entre las diferentes tribus del Sahara Occidental también fue una constante. Entre allas destacan las guerras entre los Reguibat y los Oulad Delim, así como la larga confrontación entre los Reguibat y los Kunta contra los Tajakant y sus aliados Senhaja, en el siglo XIX, que concluyó con la toma del oasis de Tindouf.

Durante la colonización francesa, estos explotaron el profundo resentimiento acumulado durante siglos por parte de las tribus supervivientes de la población nativa hacia los saharawis hassanies. A diferencia de las confederaciones de tribus amazigh, la sociedad saharawi es una sociedad de castas jerarquizadas y racista. En la cúspide están las tribus guerreras, debajo de ellas las tribus religiosas, debajo de estas tribus sometidas de pastores, agricultores, pescadores, luego los majarreros artesanos del cuero y el metal, y al final los negros, libertos y esclavos.

Distribucion del Hassani desde el sur de Marruecos, el Sahara Occidental y Mauritania que corresponde al territorio de las tribus beduinas saharawis
A día de hoy, en Mauritania, ocupada por la tribu saharawi Oulad Delim, todavía existe la esclavitud. La denominación Republica Árabe Saharawi Democrática no es ningún error. Como hemos dicho, los saharawis son árabes beduinos procedentes de Yemen.


Canarias está separada del resto del mundo amazigh por un corredor árabe y arabófono que recorre la costa atlántica desde el rio Senegal hasta el estrecho de Gibraltar. Este corredor comprende la costa del Sur de Marruecos, el Sahara y Mauritania, ocupados por las tribus saharawis, la llanura central marroquí y la costa de Larache hasta Tanger.


El mundo amazigh está detrás de dicha franja costera, en el antiatlas, en el Souss, en el alto atlas y en el atlas medio, en los montes de la Jebala y en el Rif, y más allá en el país tuareg hacia el naciente, hacia Argelia y la Cabilia, Túnez y los montes Nafusa en Libia.

A pesar de que el imaginario del ejercito africanista español del siglo XX engloba bajo el término “moro” a todos los habitantes del norte de africa, dicho termino es un error. Mauro o su derivación castellana “moro” hace referencia a los habitantes de la Mauritania Romana en la actual norte de Marruecos y Argelia. En época romana, los “moros” o “maures” eran la población nativa amazigh, ya que la invasión árabe fue muy posterior, en el siglo VII.

El termino "mauro" usado en Gran Canaria para referirse a la gente campesina, es el portuguesismo de "moro".

Mauretania durante el imperio romano. La Mauretania Cesariensis que corresponderia al Atlas argelino y la Mauretania Tingitana que corresponderia al Rif y la Yebala en el actual Marruecos

Posteriormente, se empezó a llamar moros por los franceses a las poblaciones del actual Sahara Occidental y Mauritania aplicándolo a las poblaciones árabes beduinas. El igualar a un rifeño con un saharawi bajo el término “moro” tanto lingüísticamente, como cultural, historica o étnicamente es un disparate influenciado por el imaginario maniqueista de la mentalidad colonial.





Resumiendo, los beduinos hassanies (saharawis) son en el Sahara igual de colonos que los españoles en Canarias o los árabes en Marrakesh. Al tiempo que en Canarias los europeos exterminaron gran parte de la cultura nativa, paralelamente en el Sahara, Mauritania y costa sur de Marruecos los saharawis también exterminaban la cultura amazigh de esa parte del continente.

Por tanto cuando vez a un saharawi paseándose por el Corte Ingles recuerda que estás viendo a un árabe beduino y no un amazigh. Mezclar a todos bajo el concepto de "moro" es maniqueismo absurdo.




---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto