El fracaso no es solo de Paulino

... y el turismo llegó y acabó con la emigración en Canarias vino a decir, hace unas semanas, Paulino Rivero en su última intervención en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria....... pero que tienes un 33% de paro, campeón.

Parece que el presidente de estas ínsulas todavía no se ha enterado que durante su mandato decenas de miles de canarios han tenido que emigrar, no por elección sino por necesidad. El 47% de los residentes en Canarias está en situación de precariedad. La juventud, universitaria y no universitaria por igual no tiene futuro. Si descontamos de los residentes a los colonos y extranjeros, encontraremos que la gran mayoría de los canarios nativos vive en situación de precariedad gracias a este hombre y su empeño por mantener el status quo.

Hace unas semanas un amigo partió para Perú. Hoy me comenta otro amigo que se marcha para Venezuela y a principios de año otro canario, recién licenciado en informática, me dice que tendrá que marcharse a intentar buscarse la vida en algún sitio.

Dicen los mentideros políticos que podría estar pensando en dimitir. No me extraña. Con semejante panorama al final el que va a tener que emigrar es el, pero a un país donde no lo conozca nadie. Aunque eso no lo va a librar de tener que mirarse al espejo todas las mañanas. La gestión política y económica no puede ser más desastrosa. La falta de liderazgo, la falta de visión, la falta de proyecto, cuando Canarias más lo necesitaba, lo ha conducido al más rotundo de los fracasos tanto político como social.



Paulino ha sido un incapaz y un cobarde. Ha sido incapaz de liderar el cambio político, social y económico en Canarias. Al contrario, lo ha frenado. Ha sido un cobarde, un impostor y un inconsciente que ha preferido no moverse para seguir saliendo en la foto y cuyas consecuencias la están pagando cientos de miles de canarios. Aunque las verdaderas consecuencias están todavía por venir, como en el caso del petróleo.

Desoyendo la necesidad de transformación radical que esta tierra pide a gritos, y que las voces mas informadas pedimos y expresamos públicamente, se montó su fantasía en la cabeza y aposto rancho y hacienda a que la crisis era algo transitorio y que los acontecimientos en el norte de Africa de la primavera árabe le otorgarían el tiempo necesario para la recuperación. La crisis no como algo estructural sino como algo pasajero. La huida como actitud. Quiso jugar a ser el "salvador de Canarias" como presidente y consejero de turismo y de aquellos vienen estos lodos. Imbécil.


Un fracaso más absoluto y rotundo es imposible de obtener, pero todavía tienen la poca vergüenza de venir a decirnos que llegó el turismo y acabó con la emigración. Rodeado de incompetentes y mediocres para que le sean fieles, este personaje se ha cargado Canarias, su partido y el nacionalismo canario. Un concepto tan prostituido y degradado tanto por este personaje como por los caciques insulares y los oligarcas de ilustre y no tan ilustre apellido que ya hasta repugna a la mayoría de los canarios nativos.

Pero el fracaso no es solo suyo. En realidad el fracaso no es de un hombre sino de toda una generación. El fracaso es de toda una forma de entender Canarias, la política y la economía. Es el fracaso de la mentalidad que posibilita, a través de la eliminación de la librecompetencia mediante la corrupción y el intervencionismo, la creación de los mercados cautivos de donde extraer rentas ilegitimas. Es el fracaso de varias generaciones, que tienen hoy mas de 50 años, que ha vivido toda su vida en la mentira.

Me resulta "gracioso" cuando un empresario canario dice que no hay que rescatar a los bancos sino a las empresas. Pero si te llevan rescatando durante décadas campeón, ... con ayudas, subvenciones, desgravaciones fiscales y todo tipo de mecanismos disuasorios y barreras de entrada, formales o no.

Ese rescate continuo a la oligarquía canaria desde hace décadas es lo que te permite mantener sus planteamientos obsoletos, tu falta de liderazgo, tus modelos de negocios caducos y tu incapacidad de gestión, al tiempo que sigues extrayendo rentas de forma ilegitima. No pasa nada, tu incompetencia y tu falta de talento te la pagamos entre todos para que puedas seguir jugando al monopoli.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto