Africanos blancos (I)


El amigo Guillermo Garcia Reina, en su recomendable y ácido blog Bioironia, habla de la CICER en un post muy bonito y entrañable sobre esa parte de la playa que muchos llevamos en el recuerdo. Muchos aprendimos a hacer surf cogiendo "cerrojos" en la costa que va del muro de la CICER a los muellitos y al Lloret.  

Guillermo tuvo un momento de "revelación" cuando se enteró, gracias a mi artículo, que la CICER significa "Compañía Insular Colonial de Electricidad y Riego". Yo descubrí gracias a él que la compañía todavía existe y tiene su sede en la aristocrática calle Serrano - en el barrio de Salamanca en Madrid - cerca de donde  tienen su vivienda los príncipes del Reino de España. (que así se denomina oficialmente este Estado por si no lo sabian).

Pero le tengo otra sorpresa entrañable al amigo Guillermo - y a todos los canarios curiosos de su historia - y es un cartel de las sucursales en Africa del Banco Exterior de España. Insisto, no hablo del Banco de España, sino del Banco Exterior de España. Fijate bien en el cartel.


Sucursales en Africa del Banco Exterior de España; Sta Cruz de Tenerife, Las Palmas, Sidi Ifni, Santa Isabel de Fernando Poo, Bata y Kogo.

Ahora resulta que no solo somos colonia sino que también somos africanos como decía Antonio Cubillo. Fijate tu por donde. Tan sencillo como mirar un mapa...


¿Aislados? ¿te das cuenta lo cerca que está Madeira y lo cerca que está el continente?

No creo que los casi 5 millones de sudafricanos blancos descendientes de alemanes, holandeses y britanicos reniegen de su cultura ni de su identidad por considerarse "afrikaners".

Tampoco creo que los imazighen (bereberes) blancos del Norte de Africa necesiten considerarse europeos a pesar de estar muchisimo mas cerca de Europa de lo que lo estás tu.

No hay nada de malo en ser africano, es tan solo una realidad. Lo malo son solo los prejuicios y tópicos que tienes en la imagen de Africa en tu cabeza. Lo malo son las connotaciones negativas que TU le das al término en TU mente.

Tu cerebro literalmente construye una "imagen" de lo que hay fuera en base a la memoria genética y a aquello que captan las sentidos. Lo que puedes oler, tocar, sentir o ver no son mas que impulsos electroquímicos interpretados por tu cerebro. 

La realidad la construyes tu en tu cerebro a partir de estimulos electroquímicos que combinan la información recibida a través de los sentidos y la memoria genética. Es más, esa información la analizas de acuerdo a tus experiencias y memoria.

Se puede alterar la "imagen" de algo que construyes en tu cerebro a nivel cognitivo manipulando los significados y los conceptos. Esa técnica se llama "transferencia de significado".

Alterando ligeramente el significado de una palabra te "sugiero" unas connotaciones distintas ayudandote a crear la "imagen" en tu cabeza que a mi me interesa y que tu solito construyes para reconciliar significado y realidad. Llamar a algo de otra forma puede tener connotaciones distintas. Así un barrendero pasa a ser un ingeniero técnico de saneamiento urbano.  ¿Ves la diferencia?

Pues por la misma regla de tres un africano colonizado pasa a ser un europeo ultraperiférico ...

Lo bueno de tiempos pretéritos es que se llamaba a las cosas por su nombre, sin tapujos. Ahora se tuerce y se retuerce el significado y la definición de las cosas para ocultar la verdad.

---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido util puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto