jueves, 10 de noviembre de 2011

Canarias merece una oportunidad

Mi primer artículo como columnista en Lancelot lo titule “Ni España ni Europa van a sacarnos de la crisis”. Esta semana la prima de riesgo de España e Italia está en máximos históricos. El tipo de financiación de los bonos alemanes a 10 años es del 2,25%, el de España es del 6, 45% y el de Italia cerca del 7,5% - lo que se traduce en una prima de riesgo de 420 y más de 550 puntos básicos respectivamente. Niveles por encima de los 500 puntos básicos se consideran insostenibles.

Primas de riesgo de Italia y España

Simplemente no hay dinero para salvar a Italia y España. Son demasiado grandes para caer pero también demasiado grandes para ser salvadas. Esto significará que se recortarán los gastos y se sacrificará cualquier otra posibilidad para garantizar el pago de la deuda y preservar la estabilidad del sistema.

La bomba de la deuda soberana europea

Cualquiera que sea el gobierno que salga del próximo 20N va a hacer lo que el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea le digan que haga para que no quiebre el sistema. Estamos en la antesala de la década perdida como Latinoamérica en los 80 o Alemania en los 90, o incluso las dos decadas perdidas como Japón. España es un barco que se hunde y que nos arrastra al fondo del abismo. 

Grafico del Nikkei 225 que muestra las dos décadas perdidas de Japon
El precio del suelo en Japon a caido durante 20 años seguidos y el descenso continua en el 2011,
Cuando la realidad nos incomoda la negación es la reacción humana más previsible. El año que viene se acaban las subvenciones y los recortes serán brutales, pero parece que desde la administración canaria no se han dado cuenta y quieren seguir viviendo en la fantasía de que todo puede seguir igual. Han impedido y siguen impidiendo la mecánica del cambio. La incompetencia y la falta de liderazgo siguen bloqueando y la regeneración económica y política. La realidad les supera y no dan la talla.

Al igual que en el Estado español y otros países del sur de Europa un sector público sobredimensionado - al calor del dinero fácil de los fondos europeos, la obra pública y los pelotazos inmobiliarios- engordó a los amigotes del régimen. Los sueños, ilusiones y aspiraciones de desarrollo humano y profesional no puede estar en manos de incompetentes y tahúres.  


Dilapidaron el dinero destinado a modernizar la economía canaria. La emprendeduría planificada centralmente no puede funcionar. Las personas no son peones que pueda mover el tablero de la intervención estatal

La politica nacionalinsularista ha arruinado la competitividad de la economia canaria. El largo plazo está aqui

Para que Canarias tenga una oportunidad primero tenemos que aceptar que la desacreditada política económica del nacionalinsularismo presupuestario es la raíz del problema. Pero tampoco debemos olvidar que el nacionalinsularismo es el resultado de nuestra realidad colonial. El 20-N yo me abstendré de votar. Esta vez el único voto útil es la abstención.

---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido util puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto