miércoles, 9 de marzo de 2011

Canarias y las Revoluciones del Norte de Africa (III)

Gadafi en Libia es un regimen de izquierdas, mientras que Ben Ali en Tunez era un regimen de derechas. y en ambos se produjo el mismo hartazgo Por tanto no es cuestion de derechas o de izquierdas, debe ser algo mas.  Tenemos que ir un paso mas alla para entender como hemos llegado a esta situación en el Norte de Africa.

Los "sanedrines" canarios son el equivalente al "Majzen" marroqui y tunecino, representantes de una forma de gobernar y de entender las relaciones que estan en el origen del problema. Esa forma de pensar genera un capitalismo clientelar y cleptocratico, un capitalismo "mafioso". Podemos pensar que el problema es el capitalismo en si, pero Libia no es "capitalista" y tiene similares problemas. Por tanto la respuesta ha de estar en otro lado.

Existen dos formas de producir crecimiento economico, la primera es incrementar los factores productivos. Es lo que hizo China, captó capital internacional, incorporo mas chinos a trabajar y consume mas materias primas.

La segunda forma de crecer es incrementando la productividad. No se trata de consumir mas, sino mejor. Este es el modelo de crecimiento de los paises desarrollados en el que prima la innovacion. 


En Canarias hemos crecido incorporando mas factores productivos. El modelo ha consistido en incrementar la población, traer emigrantes, traer capital y consumir mas suelo.

Este modelo de crecimiento produce una forma de pensar y de comportarse, unos esquemas que hacen que se caiga en ese capitalismo fascista o mafioso, que en el fondo es lo mismo. Para entenderlo recordemos el esquema politico bidimensional en el que representamos en los ejes la distribución de la riqueza y el grado de intervencionismo.

Salir del fascismo requiere una combinación de politicas liberales y progresistas
Para simplificar definamos un sistema en el que el comportamiento de un grupo o un individuo sea función de tres parametros que rigan sus acciones. El primer parametro es el "proposito" o fin, (es decir lo que trata de alcanzar). El seguno parámetro será el principio de acción (lo que hace para conseguir el proposito) y el tercero el principio de conservación (lo que hace para conservar su posición).

El esquema mental que produce el crecimiento economico por medio del incremento de los recursos productivos en una situacion de monocultivo la recogemos en el siguiente grafico. El propósito del sector empresarial es la puja por los recursos (en el caso de Canarias el suelo turístico). El principio de accion es el del clientelismo politico y la corrupción que se asegura el "acceso" a los recursos. El principio de conservación es el reparto, en el que cada cual consigue su trozo de la tarta, y el inmovilismo  necesario para mantener los equilibrios. El "Sanedrin" es el coto cerrado y hereditario que representa ese reparto y ese inmobilismo.


De igual forma, ese modelo de crecimiento economico y ese comportamiento empresarial genera en el sistema politico un esquema cuyo proposito es el poder y el control, cuyo principio de accion es el intervencionismo para "repartir" la tarta y de esta forma mantener los equilibrios y el inmovilismo (que es el principio de conservación).



Vemos que todo esto confirma un sistema contrario a la innovacion y al dinamismo. Mientras no ropamos con esa forma de pensar no habra nada que hacer. Esa forma de pensar y de actuar es la que lleva a la situacion actual, al capitalismo mafioso, al intervencionismo fascista, a la obsolescencia.

No es cuestion de derechas o de izquierdas, el "capitalismo" cleptocratico y clientelar que se ha extendido en el norte de Africa, incluida Canarias, y que ha llevado al hartazgo a la poblacion. Los sanedrines canarios  y el Mazjen norteafricano responden a ese mismo esquema. Cuando se ha intentado la via de la izquierda, como Gadafi en Libia, el resultado es similar. Por tanto un intervencionismo de derechas no se arregla con un intervencionismo de izquierdas, porque el problema es el intervencionismo en si.

Los efectos perversos del fascismo no se arreglan con el socialismo
Vemos que todo esto genera un circulo vicioso cuyos comportamientos se refuerzan mutuamente, y propicia  la aparicion de la vejezocracia, la pobrezocracia, el estancamiento, la obsolescencia, etc...

Si a los 5 minutos de estar sentado en una mesa de poker no sabes quien es el tonto, es que el tonto eres tu. Igualmente, si no sabes cual es el problema, probablemente el problema seas tu, o mejor dicho, tu propia forma de pensar.