lunes, 7 de febrero de 2011

Mandense a mudar (I)

Nunca antes en Canarias se ha necesitado tanto un cambio y nunca antes se está haciendo un esfuerzo tan grande para que dicho cambio no se produzca. Basta ver las listas electorales para comprobar que más del 90% de las listas electorales son los de siempre. Saavedra, José Miguel Pérez, Bravo de Laguna, Jose Manuel Soria, Castro Cordobés, Casimiro, Cardona, Quevedo, Román, Melchior, Nardy Barrios....

En nuestro Macondo particular Gonzalez Arroyo nos presenta el "caciquismo progresista". El PP de Soria, de sabor rancio y obsoleto, nos promete un "cambio" como si no llevasen gobernando con CC casi dos legislaturas completas. Por su parte el PSOE, resignado a la derrota, anda entretenido en su purga stalinista particular siguiendo las ordenes de Madrid y de Zapatero para impedir la renovación. Todo un ejercicio de "talante".
Ante las demandas de cambio de la sociedad canaria los partidos políticos reafirman a los dinosaurios y las momias, tratando de bloquear cualquier posibilidad de cambio. La ultima momia en reaparecer es Olarte.Solo falta que resuciten a los políticos franquistas Matias Vega Guerra y Blas Perez para tratar de controlar a la colonia. La demanda de cambio es contestada con el reforzamiento de la vieja guardia colonial bloqueando el paso y con los dientes largos por el petroleo para sacar cacho.
Los que nos vendieron y nos metieron en este agujero no van a ser los que nos saquen de el porqué para salir necesitamos un cambio de mentalidad en lugar de seguir pensando como en el siglo XIX. Esas son las contradicciones del colonialismo y cada dia son más evidentes para un mayor número de canarios.
Si la necesidad de renovación y de ilusionar la electorado es tan clara, ¿Por qué ningún partido lo hace?. La respuesta es sencilla: Ellos saben que cualquier cambio en Canarias dejaría al descubierto la realidad colonial. Cualquier cambio llevaría inevitablemente a la independencia simplemente por lógica económica. Además está la jugosa tarta del petróleo y la vieja guardia colonial aspira a repetir con el petróleo la jugada del suelo turístico, destruyendo una vez más nuestras posibilidades de futuro.
La diferencia entre la realidad canaria y el dogma de su pertenencia a España se hace insostenible y por ello el regimen ha de volverse mas represivo. De ahi el resurguiento de la vieja guardia colonial, bloquenado las reformas para que nada se mueva en la colonia y proteger con ello los intereses de la metropoli y las grandes empresas españolas. ¡¡¡ Pandilla de golfos !!!
El control de los partidos politicos, la ley electoral cuyos topes insulares y regionales impiden el cambio y el surguimiento de una alternativa mantiene controlada electoralmente a la colonia gracias a esos machangos con corbata, esos falsos nacionalistas, socios de los sucios intereses de la metropoli que impiden y bloquean la renovación, y esos españolistas subalternos de Madrid.
Ante la demanda de cambio, el regimen vuelve a sacar a sus marionetas contentos de ser los medianeros de la posecion española de ultramar que son estas islas. El colonialismo y sus medianeros que nos han metido en este agujero de corrupción e involución no van a ser los que nos saquen de el.
Mandense a mudar ya de una vez !!!,....... fooos
Canarias Libre !!