lunes, 6 de septiembre de 2010

Las criticas al Libro (III)

Segunda Línea Argumental

La segunda línea argumental es que es dogmatico y de pensamiento único. Asociando el dogmatismo al libro se consigue que no se difunda el mensaje. El de derechas asociara de forma inconsciente a la dictadura del proletariado y el comunismo, lo que le asustará y el de izquierda lo asociara al capitalismo malvado y neoliberal que no tiene en cuenta sus intereses y que tiene como único objetivo su explotación.

La crítica de que el libro es dogmatico y responde a una línea de pensamiento único también es igualmente falso. El libro que promueve y defiende el espíritu critico, el librepensamiento y la sociedad abierta, que es todo lo contrario al dogmatico y al pensamiento único del que se le acusa (ya que la sociedad abierta se basa precisamente en que nadie tiene el monopolio de la verdad).

El libro propone un modelo de sociedad desde las mas profundas convicciones democráticas y de respeto a los derechos individuales y colectivos. Toma la figura de Karl Popper y su libro “La Sociedad Abierta y sus enemigos; el fascismo y el comunismo” como una de sus referencias referencia. Popper reacciona contra el dogmatismo del comunismo y el fascismo, pero curiosamente mi libro es considerado dogmatico por los comunistas y en algún foro de internet, incluso se me ha llegado a llamar Hitler y a calificar mi libro de “Mein Kampf”. Es decir el mundo al revés mediante las técnicas cognitivas descritas al principio de este articulo.

Tercera Línea Argumental

La otra línea argumental es la acusación de neoliberal y centrada en el petróleo y las refinerías. Es decir la reencarnación de George Bush. Esto le quitaría atractivo al mensaje para la gente joven, con conciencia ecológica y progresista. El argumento seria mas o menos,…. “está en contra delas renovables, quiere poner refinerías que se terminaran de cargar la poca naturaleza que nos queda para beneficio de los cuatro de siempre. “

La solución propuesta esta inspirada sobre todo en el “modelo nórdico” que es un “liberalismo social” y en las necesidades de manjar el doble superávit comercial y fiscal que la independencia produciría sin caer en la maldición de los recursos naturales. Es ante todo un solución técnica y de compromiso que contiene elementos liberales, elementos sociales e incluso un peso importante del sector publico.

Por otra parte las energias renovables y los hidrocarburos no son mutuamente excluyentes. Yo apoyo ciertas energías renovables y lo ultimo que quiero hacer con el petróleo es quemarlo como combustible ya que como materia prima para procesos industriales es mucho mas valioso, de forma que podríamos usar las renovables para resolver nuestras necesidades energéticas y los hidrocarburos como materia prima industrial de una industria química y petroquímica.
Tampoco se trata de sustituir un monocultivo por otro, los ingresos generados por el sector hidrocarburos pueden ayudar a diversificar la economía en otros ámbitos como el transporte marítimo y aéreo, la biotecnología e incluso un sector primario altamente tecnificado como en Israel, por poner solo algunos ejemplos.

En cuanto al impacto medioambiental, por supuesto que existirá cierto impacto medioambiental, pero este podría ser limitado e incluso menos intrusivo que la construcción de viviendas. Las infraestructuras del sector de hidrocarburos se planifican con una amortización a 20 o 30 años, esto hace que en muchos lugares se estén usando tecnologías obsoletas. Es solamente un problema de diseño, con tecnologías eficientes como las usadas por Noruega en los fiordos, junto con una correcta planificación y uso eficiente del territorio como han hecho en el Hierro con el proyecto hidroeólico “Gorona del Viento”.

Por ultimo la solución diseñada, junto con la reforma y creación de un sector financiero propio tiene como fin la democratización y apertura de la economía, es decir que no se lo lleven todo los cuatro de siempre, y el evitar pasar de una situación colonial a una situación neocolonial.