domingo, 5 de abril de 2009

El Estado de negación de la realidad (II): El modelo económico de España y Canarias

El estado de negación de la realidad es generalizado. Los políticos esperan que todo vuelva a la normalidad y que una recuperación mundial y un incremento del gasto público les saque de la crisis sin tener que cambiar de modelo haciendo reformas estructurales dolorosas e impopulares. Las empresas esperan a que esto sea una crisis cíclica y que la vuelta del crédito les devuelva la prosperidad. El inversor inmobiliario te dice que no vende porque las valoraciones de los pisos no son reales, que los pisos valen mas. En España el que ha perdido una fortuna en bolsa espera una recuperación rápida que les devuelva lo perdido.

Incluso he llegado a escuchar de un comercial bancario explicandole a un jubilado que no se preocupe porque sus ahorros ahoran valgan menos de la mitad porque las valoraciones del producto estructurado que le vendieron "no son reales" sugiriendo que las acciones valen mas de lo que cotizan en bolsa. Imagino que este gran "experto" de una sucursal de provincias sabra algo que los verdaderos profesionales del mundo financiero desconocen.

Todos quieren ver lo que les interesa y tratan de negar la destruccion de riqueza como algo pasajero. Pocos se dan cuenta de la verdadera magnitud y repercusiones de esta crisis porque, entre otras cosas, no es un tipo de crisis que se estudie en los manuales de economia. Estamos ante lo que se denomina una "crisis de balances"

Las repercusiones de esta crisis en España y en Canarias son particularmente preocupantes.España no será capaz de salir de la crisis sin cambiar el modelo. Son ya varios los organismos internacionales que le han avisado. Hemos vivido en un modelo económico y un sistema político-financiero basado en el ladrillo, la venta de suelo, la inmigración, el consumismo, la poca innovación, la poca emprendeduria, una política fiscal que no atrae inversión extranjera sino que la ahuyenta, baja productividad, falta de competencia y un capitalismo de endogamia.

La solución por lo visto pasa por incrementar enormemente el gasto publico a través de esos paquetes de ayuda. Ese incremento del gasto público ha de venir financiado por un incremento de la deuda pública, es decir de pedir prestado al futuro. España ya ha perdido el rating AAA de las agencias de calificación de riesgo por lo que el coste de dicha deuda será mas alto.

Estamos ante una crisis global de "balances" estilo Japon, tal y como la define el estratega jefe de Nomura. Es indudable que el estimulo fiscal es desable y necesario.El incremento del gasto público, no es de por si bueno ni malo, sino depende de como se invierta. Si se invierte en inversiones productivas y en un cambio de modelo económico será positivo, si se gasta en sostener a amigos del régimen, un sistema caduco y agotado y unas estructuras de poder basadas en transferencias y compra de votos tipo PER andaluz, entonces no será negativo, será catastrófico. El problema de las pensiones sigue ahí y si el incremento de la deuda pública no se utiliza para financiar inversiones productivas tendremos un problema aun mayor con las pensiones de aquí a cinco años.

Otra de las “joyas” que hemos escuchado últimamente es lo magnifico y solido que es el sistema financiero español. Durante muchos años uno de los mayores negocios de los bancos en la City londinense era la venta de productos de inversión a las cajas de ahorro españolas ya que reportaba grandes beneficios. Esto te puede dar una idea de cómo estaban gestionadas dichas cajas y su nivel de "sofisticacion".

Para determinar si un sistema financiero ha sido bueno hay que ver que influencia ha tenido dicho sistema financiero en la economía nacional en el tiempo. El sistema financiero español es altamente ineficiente y lo único que ha conseguido es el mantenimiento de las estructuras de poder, de una oligarquía económico-empresarial-financiera-política en España porque es un sistema en el que falta competencia.

¿Ese modelo ha ayudado a la economía española a avanzar mas que los modelos anglosajones y tener una economía diversificada? ¿Ese modelo ha evitado que España no tenga problemas en esta crisis? ¿Ese modelo ha fomentado el dinamismo, la emprendeduria? La respuesta a todas estas preguntas es no.

Lo único que ha hecho el sistema financiero español es tener unas cajas técnicamente quebradas, unas entidades financieras con activos en su balance valorados a precios artificiales "de tasación" y con un mercado inmobiliario con el encefalograma plano porque no se dejan bajar los precios para no quebrar al sistema financiero lo que impide que los precios sean lo suficiente atractivo para que los inversores vuelvan a invertir. Esa es la realidad.

Y todo este montaje pagado por supuesto con dinero del contribuyente para salvar a los amigos, hundir a los enemigos y evitar la competencia. Diferencias entre este sistema y la oligarquía de franco: la tv en color

En Canarias podemos hacer el mismo análisis, el modelo económico esta mas que agotado, el ladrillo esta agotado como motor del crecimiento. Aun asumiendo una recuperación mundial a medio plazo, esta será lenta y progresiva y no resolverá los problemas de fondo. Para resolver los problemas de fondo hacen falta cambios estructurales y un cambio del horizonte temporal.

Tengo la impresión de que los políticos están buscando una solución a corto plazo para no tener que cambiar el modelo y las estructuras de poder. Existen unos 4000 millones de la REF que se pueden perder este año, pero en Canarias fuera del ladrillo no hay ideas y menos aun capacidad de gestion e implementacion.

Los modelos económicos no se cambian de un día para otro, necesitan tiempo. Los momentos de crisis son los momentos adecuados para acometer reformas estructurales desde un punto de vista político porque ciudadanos y empresarios están dispuestos a hacer sacrificios.

Se necesita un cambio de modelo económico y para propiciar ese cambio hacen falta dar una serie de pasos preliminares y tomar una serie de medidas para poner las condiciones necesarias para que dicho cambio de modelo se pueda producir, incluso dentro o fuera del marco jurídico actual de las relaciones España-Canarias.

Proyectos concretos en Canarias existen, ideas y oportunidades también, pero hablar de ellos sin antes preparar el terreno es “poner el carro delante de los bueyes”.