lunes, 20 de abril de 2009

Cuánto vale el petróleo que hay en Canarias y cuál es el verdadero impacto económico del mismo


Según noticias publicadas, Repsol calcula que la bolsa de petróleo descubierta en Canarias podría contener mil millones de barriles de petróleo. Calculando una producción diaria de 144.000 barriles daría una vida útil del yacimiento de aproximadamente 20 años. Eso supondría también que, asumiendo una proporción normal de petróleo/gas natural, existirían unas reservas de unos 495.350 millones de metros cúbicos (4,9535*10^11) de gas.
Valorando el barril de petróleo a 50 dólares y los 1000 pies cúbicos de gas a 7 dólares, el valor de esas reservas supondrían unos 172.450 millones de dólares, es decir mas de 3 veces el PIB Canario. Si hubiésemos hecho este cálculo hace unos meses cuando el petróleo estaba a 100-147 dólares, el valor de las reservas hubiese sido de 6 a 10 veces el PIB Canario.
En la reciente cumbre de Davos, expertos de la industria han estimado que el precio de “equilibrio” del petróleo debería estar en el rango de 60-80 dólares, lo cual significaría que la bolsa de petróleo descubierta podría suponer entre 4 y 7 veces el PIB Canario.
La cifra real podría ser superior a la comunicada por la petrolera española ya que la compañía australiana Woodside, social de Repsol en la exploración de las aguas canarias, ha dicho que "existen un numero de estructuras salinas susceptibles de contener petróleo". Esta información fue publicada en la “International Oil Letter, Vol 24 issue 34” publicada el 25 de Agosto del 2008. Ademas las aguas al sur de Gran Canaria y Fuerteventura no han sido exploradas.
El valor de producción anual de ese gas y petróleo podría suponer unos 8.750 millones de dólares anuales, o lo que es lo mismo un 15% del PIB Canario. Para que podamos comprobar esa cifra digamos que la producción y extracción de petróleo en Texas supone del 4 al 10% de su PIB.
El cálculo de los royalties, alquileres, derechos e impuestos que debería cobrar el Gobierno de Canarias por la extracción de esos hidrocarburos sumaría unos 3.350 millones. Si comparamos esa cifra con los presupuestos del 2009 para la comunidad autónoma (7.435 millones) estamos hablando de un incremento del presupuesto de casi un 35%, y eso sin tener en cuenta el incremento de la recaudación por IRPF o el efecto multiplicador en la economía de la actividad generada. Si tenemos en cuenta dichos factores los presupuestos se podrían incrementar un 50%.
Pero todavía no hemos llegado a lo más importante. En economías desarrolladas como la de Texas, la actividad extractiva se complementa con la industria química, petroquímica y de servicio. El sector químico y petroquímico a desarrollar en Canarias podría suponer un 15-20% del PIB, y las actividades de servicio (transporte, comercialización, financieras, etc…) podría suponer otro 15-20% del PIB.
La industria del petróleo paga bien y crea muchísimos empleos indirectos, lo mismo que la industria química y petroquímica, ya que tienen multiplicadores del empleo y la inversión muy elevados.
Resumiendo, la industria petrolera, petroquímica, química y de servicios podría fácilmente suponer el 50-60% del PIB Canario, lo cual significa que podríamos pasar de unos 40.000 millones a unos 80-90.000 millones de Euros PIB, es decir mas que doblar nuestro PIB actual.
Esto significaría que tendríamos un PIB similar al de Kuwait o Nueva Zelanda y podríamos tener un PIB per capita superior al Alemán o al Austriaco y similar al de Suecia, Reino Unido, Holanda, Finlandia o Estados Unidos.
Si a esto le añadimos que al haber petróleo en Marruecos, Mauritania, Guinea Bissau, Gambia y Senegal podremos exportar servicios a esos mercados y abastecer a largo plazo a nuestra industria quimica y petroquimica, el futuro de Canarias parece prometedor, ¿verdad?, pues no, no lo es.
Mientras pertenezcamos a España y nos rijamos por sus leyes vamos a estar siempre en desventaja. Las empresas canarias no podrán competir con las grandes empresas españolas y Europeas, que debido a nuestra pertenencia a la UE tienen libre acceso a nuestro mercado, y por tanto los beneficios y la actividad económica que potencialmente puede generar nuestro petróleo se ira fuera.
Si el petróleo y el gas no se usa en Canarias sino se lleva a la península para desarrollar la actividad química y petroquímica allí, y si las actividades de servicios (comerciales, financieras, transporte, etc…) no la hacen las empresas canarias, los beneficios irán a parar a Cataluña, Andalucía, Madrid o donde fuese y los canarios en lugar de duplicar o triplicar nuestro PIB deberíamos conformarnos una vez mas con las migajas.
Además necesitamos poder manejar nuestra economía para evitar “la maldición de las materias primas” y el “mal holandés”, y yo como economista no veo como podemos hacerlo bajo el régimen constitucional actual, especialmente si le sumamos la dificultad de que estamos en un territorio frágil, fraccionado y escaso.
Para aprovechar la oportunidad histórica que tenemos, y para estar a la altura de la responsabilidad que tenemos enfrente, no solo con nuestra gente sino con nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos, hay que hacer algo y cambiar muchas cosas. Si no lo hacemos estaremos vendiendo nuestro futuro por cuatro duros.
Hoy por hoy no hay ningún grupo Canario que por si solo sea capaz de comerse toda la tarta, estamos hablando de actividades intensivas en capital, lo cual requiere un cambio de mentalidad por parte del empresariado canario. Habrá políticos y empresarios a lo que todo esto les viene grande, muy grande. Pero también hay una generación de canarios que hemos vivido o estudiado fuera y que sabemos hacer algo mas que vender solares y recalificar terrenos. Necesitamos liderazgo efectivo, con visión, que sepa analizar y que sepa implementar y que sobre todo este a la altura de las circunstancias ya que nos jugamos mucho, demasiado.
Estamos ante la mayor de nuestras oportunidades y ante el mayor de los peligros, asi que me voy a permitir terminar con una advertencia a los canarios con una frase guanche, de las pocas que se han conservado, “Ajeliles juxaques aventamares” que se podría traducir por “Cuidado, corre que suben a por ti”.