viernes, 18 de noviembre de 2011

El estallido social

Me cuentan que el virrey de Telde - Paco Aureliano Santiago - va por ahí asustando a los mansurrones bananarios con que se producirá un estallido social si no lo votan a él y a Nueva Canarias. ¡¡ Hace falta valor!!

El virrey de Telde, imputado por corrupción, asusta a los pobres canaritos con un estallido social si no lo votan a el

No les puedo transmitir el asco y repugnancia que me produce tanta hipocresía y neocaciquismo mafioso en un partido que se autodenomina nacionalista y progresista. Tenemos que limpiar el nacionalismo canario de tanta basura. Queremos un nacionalismo limpio, carajo.

La posibilidad de un estallido social tan solo refleja el hartazgo de los ciudadanos con unos dirigentes que creen que Canarias es su finca particular. La realidad actual de Canarias no es fruto ni de la crisis internacional ni de la crisis española. La condiciones de un estallido social las han creado precisamente ellos con sus décadas de gobierno corrupto e ineficiente en esta colonia bananaria y con su "peculiar" forma de entender la democracia y la voluntad popular.

El caso del PNC es posiblemente el caso más sangrante de pisoteo de los derechos civiles en Canarias con la connivencia del aparato judicial colonial. Las expulsiones arbitrarias, el secuestro de los comités insulares por medio de gestoras ilegales o la negativa a realizar congresos cuando ya han expirado los mandatos de los dirigentes son medidas que violan flagrantemente la constitución y la ley de partidos y asociaciones pero que en Canarias ocurren.

García Ramos debía haber convocado el Congreso Nacional del PNC  conforme exige el artículo 21 de los Estatutos del PNC y no lo ha hecho. Desde junio de 2008 no se celebra ninguno

El secuestro de un partido político como el PNC por parte de una cúpula asociada a una Coalición Canaria - que cada día se demuestra más que es tan solo el perro que obedece la voz de su amo distante – el comportamiento neocaciquil y mafioso de un partido como Nueva Canarias - que se declara progresista y ecologista pero que no duda en urbanizar todo lo que pille por delante - y la negación y el abuso sistemático de la voluntad popular en esta colonia merecen que se grite “ BASTA YA”.

Si se produce un estallido social para quitarnos de encima a tanta basura y tantos chorizos, bienvenido sea. Si se produce un estadillo social reclamando más democracia y respeto a los derechos civiles, bienvenido sea. Si se produce un estadillo social para reclamar reformas como esta pasada primavera en Tunez o Egipto, bienvenida sea.