sábado, 25 de junio de 2011

Cambiando la Sociedad Canaria (VI)


La independencia económica de la India fue el punto culminante del movimiento de Gandhi que implicaba un boicoteo a los productos británicos. Los aspectos económicos eran muy significativos porque la explotación de los campesinos indios por parte de los industriales británicos había originado una pobreza extrema junto a la virtual destrucción de la industria india.

Los británicos usaban todos los medios a su alcance para proteger la producción industrial inglesa, incluso en algunas provincias se llegó a cortar la mano de los tejedores para proteger la industria textil británica que tenía un enorme mercado de consumidores potenciales en la India. Gandhi les privó de ese mercado.

Propuso fomentar a las industrias artesanales como solución y comenzó a usar una rueca, símbolo de la vuelta a la sencilla vida campesina y del renacimiento de industrias tradicionales como el hilado manual, al tiempo que invitaba a los indios a quemar sus ropas inglesas y a llevar el Khadi.
"Si trescientos millones de personas hilaran una vez por día, no porque se les ordenara, sino porque les inspirara el mismo ideal, tendríamos una unidad de propósitos suficiente para alcanzar la independencia."
Gandhi era perfectamente consciente del poder del consumidor y de la centralidad de los aspectos económicos. La rueca y la lucha económica tuvo tal importancia que se la puso en el centro de la bandera del partido, que luego paso a ser la bandera de la India independiente. La rueca se convirtió para los indios en un arma económica para resolver sus propios problemas y en un arma política para luchar contra la dominación extranjera. Lo mismo pasó con el monopolio de la sal, alimento indispensable y símbolo corrosivo de la lucha contra los monopolios ingleses.

La genialidad política de Gandhi consistió en llevar a cabo acciones muy simples y simbólicas, en las que cualquiera podía tomar parte, pero que minaban el poder económico y político del ocupante. Era consciente de la necesidad de crear una dinámica mayoritaria. Constantemente evito entrar en dinámicas del tipo gobierno versus oposición, hindúes versus musulmanes, casta versus casta, región versus región, derechas versus izquierda, etc.... Sabía que las típicas dinámicas del 50-50 eran contraproducentes. Sabía que si quería lograr la independencia tenía que generar dinámicas mayoritarias, dinámicas del 100%. Por eso siempre se fijo en las cuestiones que unificaban en lugar de en las cuestiones que dividían. Por eso planificó acciones simples en las que todo el mundo podía tomar parte.

Muchos compañeros de Gandhi, así como las autoridades coloniales británicas, no tomaron en serio el llamado de Gandhi para boicotear el monopolio británico sobre la sal, pero Gandhi consideraba necesario que la protesta a favor de la independencia se dirigiera primeramente contra un hecho o situacìón que perjudicase directamente a toda la población de la India, sean hindúes o musulmanes, y de cualquier casta. Por ello las características económicas de la sal (producto de necesidad básica, imposible de sustituir, y gravado por un impuesto que elevaba artificialmente su precio) hacía que un "boicot contra la sal" fuese más popular que una protesta contra leyes abstractas de autodeterminación política. El hecho que la población más pobre de la India sufriera las consecuencias del impuesto británico le daba un carácter más legítimo y masivo a la protesta. Había creado otra vez una dinámica mayoritaria.

Otro ejemplo de esta búsqueda de dinámicas del 100% lo tenemos en su pensamiento sobre economía política en el que decía que "ni el capital debería ser considerado más importante que el trabajo, ni que el trabajo debería ser considerado superior al capital, juzgando ambas ideas peligrosas; lo que debería buscarse es un equilibrio sano entre estos factores, ambos considerados igual de valiosos para el desarrollo material y la justicia."

En otras ocasiones recurrió a los ayunos como medio de presión contra el poder, como forma de lucha espectacular y dramática para detener la violencia o llamar la atención de las masas. La falta de humanidad del sistema de castas, que condenaba a los parias a la absoluta indigencia y ostracismo, hizo que Gandhi convirtiera la abolición de la intocabilidad en una meta fundamental de sus esfuerzos.

El colonialismo mental trata de procurar la obediencia y la sumisión. Por ello Gandhi uso cualquier escusa para realizar una labor de «pedagogía popular» para curar a la sociedad hindú de sus llagas no terminó aquí y convirtió cada uno de sus actos en un acto de transgresión y desafío pacifico a la autoridad. La independencia no es una cuestión de ideologías, es una cuestión de valores, de personas y de autoestima.


La no-violencia no es pacifismo. La no-violencia no es la actitud resignada de quien por temor evita el enfrentamiento o la discusión. La no-violencia es una metodología de acción.