La ley de Residencia Canaria

La propuesta de Paulino Rivero de primar la contratación de canarios ha levantado ampollas. El eurodiputado del PSOE Alejandro Cercas, nacido en Caceres, afirma en ABC que es "tan canario un tiroles como uno de la Gomera" y afirma que cualqueir intento de limitar la libre circulación es nulo o anulable en los tribunales de la Unión Europea. El señor Cercas simplemente no sabe de lo que habla, o si lo sabe miente.


Muchos países de la propia UE tienen establecidos en parte de sus territorios nacionales controles estrictos de asentamiento, incluyendo la de los propios nacionales y comunitarios. Francia tiene limitada su población en Córcega. Italia en la Isla de Elba, Cerdeña y Sicilia. Inglaterra tiene limitada la población en las Islas del Canal, Isla de Man, Islas Horcadas e Islas Hébridas. Dinamarca lo mismo en las Islas Feroe, ahora independientes. Grecia en muchas islas del mar Egeo, en las islas del Dodecaneso y en las Esporadas Septentrionales. Portugal en Madeira y Azores. 

Si continuamos veremos que en la mayoría de las islas del planeta, incluso en territorios continentales, se controla el asentamiento de nuevas poblaciones para la sostenibilidad del medio. Lo mismo curre en países soberanos como Bahamas o Fiji. Hawaii en Estados Unidos tambien tiene una ley de residencia. En este sentido Canarias no es la norma, es la excepción al sentido común. Sentido común que dicta gestionar el suelo de forma sostenible cuando éste es limitado y frágil.  

Igualmente, paraísos fiscales con territorio limitado como Suiza, Islas Cayman, Liechtenstein, Bermuda o Islas Vírgenes, tienen una política de suelo completamente contraria a Canarias. Los no residentes simplemente no pueden ni comprar suelo ni activos inmobiliarios, excepto excepciones muy puntuales. 

Todo lo contrario que en Canarias, lo que se explica por el afán recaudatorio de la financiación ilegal de los partidos políticos, la corrupción de los cargos públicos y la especulación del suelo de los belillos del ladrillo. No solo nos compran el suelo, sino que les damos excenciones fiscales al hacerlo. Es decir nos compran el suelo con cargo a nuestros propios impuestos a traves de la RIC y del REF.

Construcción salvaje en Canarias