domingo, 22 de enero de 2017

Trump o la activación de la sombra de la postmodernidad patológica

Si algo tiene de bueno Donald Trump es que está sacando las vergüenzas y contradicciones de la postmodernidad a la superficie. Por ejemplo en la prensa y en las redes sociales se ha formado un gran revuelo porque Trump juró el cargo sobre dos biblias, una personal y otra la de Abraham Lincon,.... dos biblias nada más y nada menos,... ¡¡¡para dejarlo claro!!!...... exclama más de uno asombrado,.... pero algo tradicional en la toma de posesión de los presidentes americanos.

Obama también juró sobre dos biblias en su primera toma de posesión, o acaso pensabas que lo hizo sobre un comic del Capitán América y el especial de Interviú con tapas duras. 

Obama jurando sobre dos biblias su primer mandato
No entiendo a la gente que está metiendo miedo con Trump, ¿acaso Obama es un santo? Seguramente la administración Obama fue igual o peor que la de Bush. Obama deja el cargo, según escribe la columnista Medea Benjamin para 'The Guardian', habiendo  mantenido a Estados Unidos en conflicto durante más tiempo que cualquier otro presidente de su historia. No está mal para un Nobel de la Paz.

En cuanto a las libertades individuales, Trump lo tiene complicado para superar a Obama en el tema, recordemos los escandalos de las escuchas del NSA, la persecución a Assange de Wikileaks, o el encarcelamiento de Snowden como botón de muestra.

Otros acusan a Trump de ser apoyado por el "Gran Capital", olvidando que ese "Gran Capital" a quien apoyaba fue a Hillary Clinton y al Partido Demócrata. Durante los ocho años de mandato de Obama, su gobierno no solo ordenó numerosos ataques aéreos, sino que también alcanzó la cifra récord de 265.471 millones de dólares en venta de armas, la mayor desde la Segunda Guerra Mundial. 

A Obama le dieron el Nobel de la Paz antes incluso de empezar a gobernar prácticamente por el simple hecho de haber ganado unas elecciones presidenciales en USA, lo cual no parece muy lógico. La administración Obama ha lanzado unas 49.315 bombas solo en los dos últimos años sobre unos siete países, todo un record para un Nobel de la Paz. Algunos dicen que no pueden justificar a Trump porque Obama lo hizo mal, pero tampoco a nadie se le está pidiendo que justifique a Trump antes de que empiece a gobernar.

La cara y los gestos de la familia Obama en la toma de posesión de Trump han sido ampliamente debatidos en las redes sociales.


En 2009, Michelle Obama le dio un regalo a Laura Bush que fue recogido con elegancia, clase y corrección, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de Melania,  la mujer de Trump, no pasó desapercibida.



Las protestas violentas en la toma de posesión se han saldado con 217 detenidos. Donde queda aquello del respeto por la democracia, tolerancia por las opiniones de los demás, de que todas las opiniones son validas o de que todo es relativo,.....todo menos las de la postmodernidad, según parece, que en su enorme hinchazón narcicista cree que sus valores son absolutos como si fueran la cumbre, el summun de la evolución humana, planetaria, social y psicológica. No me alegro por Trump, ni siquiera me "cae bien", pero me alegro de que la mascara postmoderna se esté haciendo trizas.


Parece que todas esas pontificaciones sobre democracia, humanidad e igualdad lo único que escondían era un narcicismo egocentrico. Porque es precisamente la hinchazón narcicista lo que caracteriza a la postmodernidad patológica que estamos sufriendo.

A falta de mejores razones, el postmoderno defiende su “libertad individual” de lo que considera autoritario o jerárquico mediante una actitud típicamente impulsiva y narcisista que se resume en ¡A mí nadie me dice lo que tengo que hacer!. Lo que estamos viendo es un elevado desarrollo cognitivo insertado en una estructura emocional pobremente desarrollada según el filosofo y psicólogo estadounidense Ken Wilber. 

Pretenden hacer valer su punto de vista, igualitarista, pluralista tolerante y mundicéntrico recurriendo al poder, lo que les hace muy poco creíbles. Es una estrategia que ya hemos visto en otros movimientos “liberadores” o “vanguardistas” a lo largo de la historia; conquistemos el poder e impongamos nuestras ideas que son las únicas que pueden salvar el mundo. Esta actitud representa muy bien la contradicción inconsciente de la postmodernidad mal metabolizada que dice: “Todas las verdades son relativas menos esta”.

Evidentemente  la placidez de lo postmoderno, fuertemente incrustado en el mundo cultural y académico, y popularizado a través de los medios de comunicación de masas, se acaba con Trump... y gracias al cielo. La postmodernidad inicio la Inquisición de lo políticamente correcto y ahora, con las reacciones anti-Trump, el espectáculo se esta convirtiendo en una autentica caza de brujas, tan solo hay que mirar la prensa.

Cuando hay una reacción visceral y emocional es una pista de que puede haber una "sombra psicológica" no reconocida y además es sabido que toda caza de brujas no es más que la proyección de la propia sombra psicológica.

La postmodernidad ha sido la corriente ideológica emergente y dominante durante las ultimas cuatro o cinco décadas en el mundo occidental. Surgió con fuerza a partir de las movilizaciones contra la guerra del Vietnam y los movimientos hippies de los años 60 y 70 impregnándolo todo, especialmente la cultura, la política y la academia.

La postmodernidad ha tenido muchas cosas positivas como el multiculturalismo, los movimientos a favor de la diversidad, la conciencia ecológica, los derechos civiles o el pluralismo. La conciencia racional dominante durante la primera mitad del siglo XX procedente del racionalismo de la Revolución Industrial y el pensamiento científico nos había dejado sin alma, sin corazón y entumecidos porque nuestro ser interior fue ignorado e incluso negado. Se pasó a una superficialidad materialista que no tenia en cuenta nuestro ser profundo. El éxito se media en función de lo externo, de tu casa, de tu ropa, de tu coche, y además el desastre ecológico era cada vez más innegable. Ante todo esto se rebeló la posmodernidad igualitaria y pluralista.

Como las formas son lo que determinan si eres "sensible" o no, a la superficialidad materialista del hombre racional se la quiso sustituir con la superficialidad emocional de las formas, que junto con el pluralismo chato privó de toda profundidad el discurso y el debate.

Cada nivel de conciencia tiene su sombra o lado negativo. El lado positivo de la postmodernidad es su esfuerzo por tratar todos los puntos de vista justamente, y no marginar o excluir ninguno de ellos. El lado negativo es un pluralismo plano que empieza diciendo que todas las perspectivas deben tratarse con justicia y acaba diciendo que todas las perspectivas deben tratarse igual. Pues no, todas las perspectivas y opiniones son validas pero no todas valen lo mismo, porque se diferencian en el grado de conciencia, evolución, experiencia y conocimiento.

El postmoderno no solo está en guerra con los conservadores y con los racionales, sino también con los niveles de conciencia más evolucionados que ellos como el nivel integral o el nivel holístico. Es duro para nuestro ego asumir que no somos lo más grande que le ha ocurrido al planeta desde la invención del papel higiénico. El postmoderno no recicla vidrio y papel, el salva a Gaia y resucita a la Diosa. El postmoderno no evoluciona espiritualmente cultivándose interiormente sino que esta en la antesala de la mayor transformación espiritual que ha ocurrido en el planeta del mundo mundial y parte del extranjero desde el principio de los tiempos.

Su narcicismo y su hinchazón no tienen medida, y el hacerle ver que su visión del mundo no es la única posible despierta un gran resentimiento en ellos, así como la típica reacción nacida del orgullo, darse la vuelta e irse ofendidísimo, sin entender que hay vida y evolución más allá de la postmodernidad.

---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

lunes, 9 de enero de 2017

Podemos tropezar una y otra vez con la misma piedra

Parece que en Podemos hay caza de brujas y purga estalinista. La historia me suena, parece que no aprendemos. Llevo muchos años repitiendo algo que un politólogo del PNV me dijo una vez, .. la estructura correcta no te garantiza ni el éxito ni los resultados, pero la estructura equivocada te garantiza el fracaso. En realidad la frase es de Peter Drucker, un gurú del management de los años 90.


Según me contó un conocido médico de Las Palmas de Gran Canaria, en los años 80 el Partido Socialista Canario aspiraba a tener una estructura "federada" como el Partido Socialista Catalán. La dirección del PSOE nacional desde Madrid les dijo que nanai, que de federalismos nada, que ellos dentro de la estructura orgánica y disciplinaria del PSOE, plenamente integrados y punto pelota.

Parece que en Podemos piensan lo mismo que en el PSOE de aquellos años. Nada de "marea" canaria ni nada de experimentos federales que se les parezca.... los canarios dentro de la estructura orgánica y punto pelota. Si Se Puede lo respetamos pero que no se atreva a crecer,.. al fin y al cabo una organización que no puede crecer termina siendo fagocitada. Cuestión de tiempo.

Tanta España federal y tanto discurso descentralizador y al final parece que lo que priman son las razones de Estado.

Muchos se lanzaron a aquello de la "oportunidad histórica" con Podemos pero parece que de historia no aprendemos. No solo no han aprendido de lo que ha pasado históricamente con el PSC-PSOE, tampoco de lo ocurrido con el Partido Nacionalista Canario y su secuestro, ni con la UPC, ni con el Movimiento Canarias Libre y su desmantelación por parte del Partido Comunista, ni de lo ocurrido en Coalición Canaria, ni de lo ocurrido con el MPAIAC-CNC, ni lo ocurrido con el PREPIC ..... ni tantos otros burros que no andan por mucho que nos quieran vender como nuevo un burro viejo al que le han dado una manita de chapa y pintura pero cuyo "motor" sigue sin funcionar.... seguimos haciendo lo mismo cambiando las siglas como si eso solucionara algo,.... en Canarias se confunde fondo y forma.... o lo que es lo mismo el cemento con la pintura.

No hay atajos. La estructura correcta no garantiza el éxito ni los resultados, pero la estructura equivocada garantiza el fracaso.... y lo que ocurre con los fracasos es que toda la energía invertida en poner en marcha un proyecto se pierde, se va por el sumidero en el mejor de los casos, ... o se captura y termina sirviendo a los intereses contrarios en el peor. 

La realidad es que en el fondo debe ser que queremos seguir como estamos porque de lo contrario actuaríamos de otra forma. La mayor parte de los revolucionarios no son revolucionarios sino mimosos, y la vieja guardia en lo que esta es en el negocio de hacer que hacen,.. pero hacer lo que se dice hacer, no tienen intención de hacer nada. Los abstencionistas porque están más perdidos que el barco del arroz y así podríamos seguir uno por uno... 

No hay atajos, la lucha por una sociedad más inclusiva, más justa, más libre y más prospera es política. La lucha cultural es parte de la lucha política pero no la sustituye. Si queremos que los esfuerzos y sacrificios no caigan en vano como hasta ahora, si queremos tener resultados, tenemos que aprender a crear las estructuras correctas. El problema es que esto significa reconocer cosas que no queremos reconocer, errores que no queremos admitir, superar barreras emocionales que no queremos superar, y dejar a un lado soberbias, orgullos y egos. 

Tenemos que ser humildes y aceptar las cosas como son, no como nos gustaría que fueran. Esto significa no mitificar y entender que si las cosas no van bien hay que examinarlas y entender las dinámicas de causa y efecto, es decir, la situación actual es el resultado de algo que ocurrió anteriormente, por activa o por pasiva, o por ambas. Si ese es el caso significa que eres responsable, en todo o en parte. Si eres responsable aprende de ello y corrige tus errores

Pero en Canarias se prefiere ir de victima que es lo fácil, se prefiere cortar las vías de comunicación para no tener que reconocer nuestra sombra. Se prefiere difamar, no hablar, no resolver los conflictos, esconder la cabeza bajo la arena como los avestruces.... eso si disfrazando y justificando esas actitudes con conceptos altisonantes. 

Mientras tanto seguimos perdiendo el tiempo y las oportunidades, y por tanto, no somos victimas sino cómplices. Mientras tanto siempre a remolque protestando por la ley del suelo, por el petroleo, por el ultimo nombramiento del consejero de Sanidad, por la ultima ocurrencia del Circulo de Empresarios, del Club Oliver o de algún apellido ilustre. Siempre reactivos, nunca proactivos. Debe ser que nos gusta sentirnos indefensos e impotentes esperando que alguien, la ONU por ejemplo, nos venga a rescatar.

Yo hace tiempo que ya no voy a las manifestaciones, actuar en "contra de" es una estupidez si no se tiene un proyecto alternativo. Protestar por quienes están en el poder pero sin ponerte a crear una alternativa son ganas de liberar ansiedad y frustración pero nada más. Yo estoy en contra de muchas cosas pero lo que me interesa es estar a favor de y ponerme a construirlo, es ahí donde esta el verdadero cambio, es ahí donde puedes hacer un impacto positivo.

Confucio decía que hay tres formas de adquirir la sabiduría, por la reflexión que es la más noble, por la imitación que es la mas fácil y por el sufrimiento que es la más dura. Pero hay algo mucho más triste y lamentable que tener que aprender por el sufrimiento,.. y es no aprender ni por esas. 


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

jueves, 5 de enero de 2017

Europa, España, Canarias



Ser europeo es estar alineado con una serie de valores humanistas y filosóficos. Por ejemplo con las raíces que podemos encontrar en la filosofía y la democracia griega, en los trabajos de Aristóteles o Platón. Un filosofía y unos valores que se han podido conservar gracias a los musulmanes - ya que los “europeos” de la edad media los habían perdido por completo- y una democracia, la griega clásica, que nada tiene que ver con el sistema de democracia representativa actual y mucho menos con la burocracia de la unión europea cuyos miembros no son ni siquiera elegidos ni se han presentado nunca a unas elecciones.

Ser europeo por tanto seria una serie de valores humanistas, una concepción del individuo frente al estado. Los derechos humanos, los derechos civiles, la tolerancia, etc… frente a la supuesta tiranía de los países barbaros.

Dejemos a un lado que esos valores grandilocuentes, en la práctica, se han traicionado una y otra vez. Dejemos a un lado la historia colonial en la que esos valores “universales” por lo visto eran aplicables solo a los europeos y no a los nativos en la larga historia colonial de los países europeos, obviemos todo eso. ¿Realmente crees que se respetan estos valores en un país como España? ¿Realmente crees que se respetan esos valores en Canarias?

Miremos simplemente a los índices de corrupción, de educación o a cualquier otro indicador socioeconómico. Miremos al sistema electoral canario. ¿Crees realmente que es “democrático” cuando un reciente estudio ha concluido tras estudiar unos 65 sistemas electorales de todo el mundo , que el sistema electoral canario es el peor de todos los estudiados por debajo de Tanzania?

Ser europeo quizás sea ser heredero del movimiento que empieza a surgir partir del renacimiento, se consolida después con la ilustración y el desarrollo científico y tecnológico, es decir, con la razón y el librepensamiento. 

Pero que ha significado España históricamente en ese proceso sino la antítesis de todo lo que se considera la esencia de ser europeo. ¿No fue acaso España quien encabezó la contrareforma para combatir con el dogmatismo de quien se cree en posesión de la verdad absoluta las reformas protestantes empezadas en Alemania con Lutero? 

¿No fue acaso España quien combatió a Inglaterra, la pérfida Albión, por atreverse a cuestionar a Roma y tener una concepción liberal del Estado y el individuo?

No fue España quien desde los Reyes Católicos en el siglo XIV hasta Fernando VII en el siglo XIX mantuvo la institución de la Inquisición precisamente para perseguir la razón y el librepensamiento con la política del terror y el dogmatismo. 

¿No fue España siempre defensora del Antiguo Régimen frente a afrancesados y similares? ¿No sigue siendo defensora de lo mismo hoy en día salvando los matices, o que si no es la corrupción, la desigualdad ante la ley, los aforamientos políticos, el amiguismo y los privilegios de una monarquía que está por encima de la Constitución y de la ley y a la que ni siquiera se le puede llamar a que comparezca como testigo en un juicio? ¿No fue España el último país “civilizado” en abolir la esclavitud a finales del siglo XIX cuando la mayor parte de los países lo habían hecho a principios de ese siglo? No fue el siglo XIX en España una sucesión de golpes de Estado y un sistema caciquil del pucherazo disfrazado de pseudodemocracia del sistema de la restauración borbónica de Cánovas del Castillo. 

El siglo XX no fue muy distinto, Primo de Rivera, la Guerra del RIF, el fascismo de Franco, una Transición que se ha visto actualmente que fue otra estafa y una democracia con las manos manchadas de cal viva, de intentos de asesinatos en Argel y los bolsillos llenos de corrupción. 

¿Qué ha aportado España al humanismo universal?¿Que ha aportado España a la ciencia, la tecnología y el desarrollo aparte de la invención del chupa-chups y alguna que otra anécdota o personaje que no es más que la excepción que confirma la regla?

Es curioso ver a un español considerándose europeo cuando España ha representado históricamente todo lo contrario a lo que se considera hoy en día ser Europeo. El ver a un canario presumiendo de español y europeo ya es surrealismo subtropical. 

Yo me he pasado la mitad de mi vida adulta en Europa, en la de verdad, en la que empieza al norte de los Pirineos. He vivido y trabajado en tres países europeos y me la conozco prácticamente entera, desde los países nórdicos a los países bajos y a la Europa del este.

Evidentemente entiendo a Europa y esos valores que teóricamente la representan. Es más, estoy de acuerdo con ellos aunque hayan sido traicionados hipócritamente una y mil veces en la práctica. Pero precisamente por ello no me puedo considerar español, aunque lo diga mi DNI, porque España representa histórica y filosóficamente todo lo contrario a lo que es ese ideal europeo.

Por otro lado no renuncio a mi herencia y a mi esencia norteafricana, y esa es otra de las razones por las que no me puedo considerar español. Porque esa herencia norteafricana, amazigh, guanche, en su verdadera esencia representa una cosmovisión y unos valores morales universales que están en conflicto con los valores mezquinos que ha representado y representa España. 

Si yo me identifico con valores europeos universales, ¿por qué tengo que hacerlo a través de un medianero como España que ha representado y representa lo contrario? Frente a las ideas de libertad religiosa, tolerancia y separación de Iglesia y Estado representadas en la Reforma Protestante, España encabezó la intolerancia de la Contrareforma y la concentración de poder. El individuo como súbdito y no como ciudadano. Frente a las libertades políticas del republicanismo europeo, España siempre se decantó por el absolutismo de reyes y generales. Frente a las libertades económicas y comerciales, frente a la innovación de la Revolución Gloriosa en Inglaterra, de la Revolución Americana, de la Revolución Francesa y de la Revolución Industrial , España siempre se posicionó por el monopolio, el oligopolio y la captura de rentas. Desde el comercio de flotas y la Casa de Contratación de Indias, pasando por el Arancel de 1812 y el franquismo y terminando en el oligopolio eléctrico, el impuesto al sol, la factura del agua y el amiguismo y nepotismo que hay detrás de la corrupción española. 

Pero es mentalidad no es cosa del pasado. El equivalente actual del comercio de flotas es el REF canario y el estatus ultraperiférico, es decir, de colonia turística y de mercado cautivo.

Por tanto si tendría que definir mi mestizaje y mi sentir, lo definiría como norteafricano y europeo pero nunca como español. La herencia europea en Canarias no es solo “española” sino también portuguesa, flamenca, irlandesa, genovesa, inglesa y actualmente alemana, holandesa o nórdica. Si tengo que elegir entre la Europa que representa España y la Europa que representa esa otra parte de nuestra herencia cultural elijo la segunda, no solo porque es mucho más universal sino porque sus valores están mucho más en consonancia con los míos.

No siento odio hacia España, como alguno erróneamente me ha atribuido, allá se las entiendan ellos y solucionen sus problemas que nosotros tenemos suficiente con lo nuestro, pero si que siento rechazo a lo que ideológicamente representa. Como diría Francisco Tarajano, … la bandera que me ofreces te puedes quedar con ella, no es que te la desprecie, es que no me nace quererla….


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto