El Gobierno de España se está cargando el Estado de Derecho

Es curioso como quienes más defienden que hay que respetar las leyes son los que menos la cumplen y los que más se benefician de su (in)cumplimiento. Es curioso como quienes más dicen amar y defender a la Constitución y a la madre patria, más la han saqueado. 

Adivina quien está condenado a seis años y tres meses de prisión y aún no ha pasado una sola noche en la cárcel. De hecho vive en Suiza con su pasaporte tan tranquilo. Si, está conectado a la familia real, y su mujer licenciada en Ciencias Políticas y Master en Relaciones Internacionales trabajaba para la Caixa pero la pobre no sabia lo que firmaba. Eso si las abuelas analfabetas que compraron preferentes engañadas por los bancos, esas si sabían lo que firmaban. No lo digo yo, lo ha dicho la justicia española.


En cambio los dos Jordis, Jordi Sanchez y Jordi Cuixart, presidentes de las asociaciones políticas y culturales ANC y Omnium, han ido directos para la cárcel madrileña de Soto del Real convirtiéndose ante la opinión pública en presos políticos.

No soy jurista pero parece ser que para encarcelar a estas dos personas de la sociedad civil la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Camela, se ha inventado un nuevo tipo de delito el "alzamiento tumultuario pacífico". De esta forma la jueza presuntamente se salta el principio de tipicidad que rige el derecho penal y castiga a los autores, no por hecho delictivo cometido sino por el hecho de considerarlo peligroso, lo cual supone un uso proscrito del ordenamiento penal que se usa para vulnerar el ejercicio de los derechos fundamentales de reunión, manifestación, libertad de expresión y participación política.

Pero si esto no fuera poco, la propia Audiencia Nacional que no son competentes para investigar la rebelión ni, por tanto, la sedición. Fue en el años 2008, cuando Baltazar Garzón intentó investigar los crímenes de la dictadura.... y con la Audiencia Nacional se topó. De hecho incluso uno de los jueces que lo juzgo presentó un voto particular en el que insistía que INTENTAR juzgar un delito de sedición en la Audiencia Nacional constituía un delito de prevaricación. 

Ese mismo juez, ahora en el papel de sicario del Gobierno de España con el cargo de Fiscal General, Jose Manuel Maza, reprobado por el Parlamento, en vez de presentar la denuncia por sedición ante la Audiencia provincial, lo hace en la Audiencia Nacional. Que gracioso, ¿verdad?

Que la justicia en España es un cachondeo, ya lo sabíamos, que el Gobierno de España usa torticeramente a fiscales y jueces afines es vox populi. Pero la (presunta) fragante violación del Estado de Derecho por parte del propio Estado ya llega a limites insospechados de Republica bananera, estado totalitario y en abierta contradicción con los derechos de los ciudadanos de la Unión Europea.


El articulo 16 de la declaración de Universal de los Derechos del Hombre y el Ciudadano dice literalmente que una sociedad en la que la garantía de derechos no está asegurada, ni la separación de poderes determinada, no tiene Constitución. Saca tus propias conclusiones.

La ley es importante en un Estado de derecho, pero un Estado de derecho no significa automáticamente democracia. La ley ha de ser igual para todos los ciudadanos, regulada por una justicia justa e independiente. Una ley consensuado y consentida por los ciudadanos, ya que el consentimiento ciudadano es lo que legitima el poder y es la forma de convivir en paz y armonía. Los estados totalitario trasgreden estos principios imponiendo la ley del poder, la arbitrariedad, el autoritarismo y la represión, aunque la vistan de legalidad.

Amnistia internacional ya ha denunciado la encarcelación de los dos Jordis. Alega que en virtud del derecho internacional de los derechos humanos, el derecho a la libertad de expresión y de reunión pacifica abarca la posibilidad de que las personas y las organizaciones de la sociedad civil expresen sus opiniones sobre el referendum y sobre la independencia en general en cualquier momento e individual o colectivamente.

Pero no es la primera vez que España se salta a la torera el Derecho Internacional, ya lo hizo con el Sahara español, y ya lo hizo cuando le metió dos puñaladas a Antonio Cubillo en Argel para que no pudiera presentarse en la ONU para incluir a Canarias en la lista de Territorios a Descolonizar. Ya lo hizo el senor X, el de las manos manchadas de cal viva y los fondos reservados de los GAL.

Con Cataluña está actuando de la misma manera con la complicidad cobarde de las instituciones europeas que se pasan por el arco del triunfo los derechos de los ciudadanos de la Unión.... que para algo la UE es un club de Estados, no de pueblos ni mucho menos de ciudadanos. No solo ha usado la violencia sino que ha detenido a cargos electos sin orden judicial.


El Gobierno de España no solo ha recortado servicios, también ha recortado libertades y derechos básicos, especialmente los derechos políticos. La deriva totalitaria es total, no solo es un Estado corrupto sino que además  con la Ley Mordaza demoniza la participación y la protesta ciudadana tal y como han denunciado varias organizaciones internacionales.

La ley de partidos políticos en el País Vasco, o la ley electoral canaria, son ejemplos flagrantes de como el Estado español suprime los derechos políticos de los ciudadanos. La última es la de Pablo Casado, Vicesecretario de Comunicación del PP que propone ilegalizar a los partidos independentistas, algo que la fiscalía estudia también para ilegalizar organizaciones de la sociedad civil como ANC u Omnium.

Si bien es cierto que la Constitución del 78 trajo ciertas libertades individuales, las libertades políticas colectivas son otra cosa. La Constitución del 78 fue un pacto entre el Aparato del franquismo con las fuerzas de oposición, por lo que el aparato del Estado y los privilegios de la oligarquía no se tocaban a cambio de introducir un cierto constitucionalismo. En definitiva libertades individuales a cambio que los que se habían enriquecido con el franquismo conservaran los dineros, los privilegios y el poder.

Lo que estamos viendo es un Régimen del 78 que se resiste a morir a toda costa. De hecho se podría argumentar que el Gobierno de España se está cargando el Estado de Derecho y tomando una deriva totalitaria. El nivel de manipulación de los medios de comunicación españoles ha alcanzado niveles que solo deberíamos encontrar en las dictaduras. Todo el mundo puede mentir, pero solo el poderoso puede hacerlo con impunidad. Lo anticonstitucional no es la protesta cívica en Cataluña sino la actitud del gobierno de España. ... pero los españolitos aplaudiendo con las orejas y diciendo aquello de "yo les hubiera pegado más fuertes"... los fundamentalistas españoles, los supremacistas, ya se han quitado la careta.



---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto