El Estado español ha usado la seguridad en Cataluña como arma política.

Tras los atentados de París en Enero de 2015, se firma en España el Pacto Antiyihadista, pero el gobierno español estaba mucho más interesado en la foto política que en la coordinación policial contra el terrorismo por lo que crea un pacto absolutamente vacío de contenido. Para el gobierno español era más importante las fotos con los medios que que activar las mesas de seguridad vasca o catalana.

Dichas mesas (reuniones paritarias entre los cuerpos de seguridad del estado y catalanes/vascos) llevaban muchos años sin convocarse, hasta que este año el PNV  ha obligado al gobierno del Estado a entregar a la Ertzaintza el pleno acceso a la información estatal y europea, y a los acuerdos internacionales. Ante eso, no han podido negársela a los Mossos d´Ésquadra.

Mossos d´Esquadra

Pero la reunión de las mesas de seguridad han sido hace apenas dos meses en el caso vasco (13 de junio) y poco mas de un mes en el caso catalán (10 de julio), es decir hace nada. Hasta entonces, tanto la Ertzaintza como los Mossos d´Ésquadra, en cuanto al yihadismo, eran como policías locales, municipales ... o casi ... lo cual es muy peligroso, porque ambos cuerpos son policías integrales, es decir, la principal fuerza de orden en sus respectivos territorios, con la que se supone colaboran las demás ... y no al revés.

Pero la colaboración antiterrorista no ha sido completa. Mientras que el gobierno de Rajoy si celebró la Junta de Seguridad de Euskadi –tras cinco años sin reunirse– para integrar a la Ertzaintza en en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), así como el acceso de la Policía Vasca al sistema de alerta temprana y a la información policial europea (EUROPOL, SIENA, SIRENE) no ha hecho lo mismo con los catalanes. El gobierno de España se negó a aceptar la convocatoria de la Junta de Seguridad de Catalunya, que llevaba ocho años sin reunirse, fijada inicialmente por el president Carles Puigdemont para el 3 de julio. Al tiempo que ministro Zoido tampoco les ha permitido integrarse en el sistema Europol. El gobierno de Rajoy se ha negado a reforzar a los Mossos D'Esquadra o permitirles el acceso a la información de Interpol. Así mismo también ha vetado medidas indispensables para garantizar la seguridad en una situación de alerta 4 y tras la proliferación de atentados yihadistas contra centros turísticos europeos.

Tras las intensas presiones del Govern, finalmente Zoido acudió a la Junta de Seguridad de Catalunya, el pasado 10 de julio, y accedió a dar acceso a los Mossos d'Esquadra a los datos y recursos del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y a integrarlos en la Mesa de Evaluación del riesgo terrorista. Sin embargo, quedó pendiente la integración de los Mossos en el sistema Siena de Europol de intercambios de información policial europea que también reclama la Generalitat.

Zoido se limitó a anunciar la creación de un grupo de trabajo para explorar la posibilidad de que los Mossos participen en el sistema de intercambios de información policial de Europol. En la práctica, la integración de los Mossos en el sistema antiterrorista sólo es un "compromiso". Los Mossos no están aún dentro del sistema antiterrorista de Interior. Se les invita a algunas reuniones para evaluar el nivel de alerta antiterrorista y el día que se reunió la Junta de Seguridad se pactó algo parecido a un grupo de trabajo de en el marco de la Junta. De hecho, Rajoy no convocó a los Mossos al gabinete de crisis gubernamental creado tras el atentado de las Ramblas, según fuentes de la Generalitat, mientras que en la reunión de coordinación de los Mossos sí estaban presentes representantes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.

La poca cooperación del Gobierno de Rajoy en la lucha antiterrorista ha sido denunciada por la Generalitat. En los meses previos al atentado de las Ramblas se recrudecieron las tensiones entre el Govern catalán y el Ministerio del Interior por la falta de acceso de los Mossos d'Esquadra. El gobierno de España también se ha opuesto a la convocatoria de 500 nuevas plazas de Mossos d'Esquadra. Lo cierto es que según el acuerdo de 2006 entre el Gobierno y la Generalitat, los Mossos d'Esquadra deberían contar hoy con 1.500 agentes más de los que dispone actualmente. Porque el antecesor de Zoido, Jorge Fernández Díaz, también congeló la ampliación del cuerpo policial catalán.

El Estado español ha usado la seguridad en Catalunya como arma política, poniendo en peligro la seguridad de los ciudadanos a los que se supone debe proteger. Las tensiones entre los cuerpos de seguridad del Estado español y los Mossos d´Esquadra en cuanto a la lucha antiyihadista han sido notorios. Por ejemplo en el año 2015 se produjo un chivatazo por parte de la Policía nacional a una célula yihadista de que los Mossos d'Esquadra les estaban investigando y se producirían detenciones en tres semanas. Acción que fue presenciada por un Mosso infiltrado en dicha célula.

Ante esto me pregunto si el Estado español ha hecho todo lo posible para acabar con las células yihadistas en Catalunya, o por el contrario a permitido expresamente que se instalen y crezcan y para ello lo mejor era mantener a los Mossos aislados de los consejos de seguridad antiterroristas y de la EUROPOL. 

Recordemos como en el País Vasco, muchas veces eran los mismos policías y guardias civiles los que salían a hacer pintadas proetarras... y es que había ascensos, primas, dineros, fondos reservados e intereses políticos e intereses de estado en juego.

Ante esto me pregunto si ante un atentado el Estado español quería dar la impresión de que los Mossos y Catalunya eran unas fuerzas aficionadas e inefectivas y que los chachis y resolutivos eran ellos. si esta era la intención les ha salido el tiro por la culata porque la policía catalana, los Mossos dÉsquadra, junto a emergencias, la sociedad civil catalana y el Govern han actuado impecablemente y con una eficiencia y profesionalidad tal que han demostrado que pueden ser un Estado independiente que maneje perfectamente este tipo de situaciones. Catalunya, sus cuerpos de seguridad y sus instituciones han actuado como un verdadero estado, dejando en segundo plano al estado español



PD: Aprovecho para decir que todo esto le sonará a chino a los canarios, a los que les han vendido la "guanchancha" como una policía igual que la de los vascos y catalanes. El falso nacionalismo canario de los medianeros de CC nos ha vendido la estafa de policía canaria que, hasta el momento, se dedica a guardar el orden en romerías y fiestas y a vigilar algunos edificios como si fuese la policía local.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto