jueves, 23 de febrero de 2017

Desigualdad ante la ley, la base de toda tiranía

La desigualdad ante la ley es la base de toda tiranía. El Antiguo Régimen era una sociedad estamental, caracterizada por la desigualdad ante la ley. Estaban los privilegiados y los no privilegiados.

Los estamentos privilegiados eran la nobleza y el clero. Entre sus privilegios estaban ocupar lugares preferentes, el acceso a ciertos cargos, exención del pago de impuestos, el cobro de tributos en beneficio propio, etc.. pero además la nobleza y el clero tenían sus leyes particulares, que eran distintas a los de los "comunes" y tenían derecho a ser juzgados de acuerdo a dichas leyes. 

Además contaban con una serie de ventajas procesales: no se les podía aplicar tormento para obtener confesiones; su testimonio en los juicios prevalecía sobre el de individuos de menor rango social y no podían ser castigados con penas infamantes como la horca.

Era una época en la que el monarca era rey por derecho divino, se consideraba de que la persona del rey era el representante de Dios en la tierra y había recibido tal poder directamente de El ("monarquía por la Gracia de Dios"). 


Te parecerá un anacronismo, pero Constitución de 1876 establece que Don Alfonso XII, es "por la gracia de Dios Rey constitucional de España". Por tanto no será hasta la Primera República en 1931 en que el rey deje de serlo por "Derecho Divino". Incluso en la Constitución actual la figura del Rey es inviolable, está por encima de la ley y no se le puede llamar a juicio ni siquiera como testigo.

Si crees que todo esto es cosa del pasado piensatelo mejor. Si algo ha caracterizado a la sociedad española desde la Edad Media es la noción de privilegio. El privilegio sigue hoy tan vigente como ayer. El caso Noos, la sentencia a la infanta Cristina y que Urdangarin se libre de la cárcel ha indignado a mucha gente. En este país las leyes se cumplen o no se cumplen dependiendo de quien seas o a quien conozcas.

Los gobiernos desregulan a determinados individuos y negocios al tiempo que sobreregulan a la mayoría de la población creando privilegios y desigualdad de oportunidades. Otros sectores estan sobreregulados y sujetos a licencia para evitar la competencia. Es como en la Edad Media que al caballero que servia bien a su rey le daban licencia para poner un molino en donde todos sus feudos estaban obligados a ir a moler su grano.

Las eléctricas son los nuevos molinos, pero no son los únicos, las licencias del REA, el agua, las depuradoras, el rescate a las autopistas de peaje y a los bancos, la ITV, las licencias de Televisión, etc... es así como te exprimen, son formas modernas de "molinos medievales"

Pero podemos seguir, exenciones fiscales, subvenciones, chanchullos varios, una recalificación por aqui, corrupción por allá.... dicen que cada año la corrupción nos cuesta 87.000 millones de Euros. Para que te hagas una idea, el rescate bancario del 2012 fue de 37.000 millones, es decir , podrías rescatar a los bancos todos los años y aun así nos sobrarían unos 50.000 millones.




El privilegio es algo que los españoles llevan en el ADN. Adolf Hitler dejó escrito sobre los españoles en su diario lo siguiente; 
Si se leen los escritos de Goeben sobre los españoles, se advierte que no han cambiado desde hace cien años. Extraordinariamente valientes, duros para las privaciones, pero ferozmente indisciplinados. En ellos, lo lamentable es la diferencia de trato entre los oficiales y la tropa. Los oficiales españoles viven de maravilla, mientra que la tropa ha de contentarse con la más exigua de las miserias.
A día de hoy la "casta" oligárquica y política hace lo que le da la gana con total impunidad, como los monarcas absolutistas del pasado. las normas y reglamentos se están convirtiendo en la forma preferida de unos pocos para explotar a los muchos no sólo con total impunidad, sino con todo el apoyo del aparato del Estado.


¿Quienes acabaron con el Antiguo Régimen? pues los liberales. Los liberales, también denominados ilustrados, han sido los que históricamente han cortado la cabeza a los reyes. La izquierda en general se ha contentado con sustituirlos por el amado líder, el gran timonel, camarada presidente del Partido, etc... no por la Gracia de Dios sino por la de Marx y Engels.

En el Antiguo Régimen la nobleza y el clero tenia derecho a ciertas posiciones militares y administrativas, los liberales introdujeron el concepto de meritocracia. Que el general del ejercito fuese una persona preparada, no un capullo aristocrático. Donde primero se introdujo esta noción fue en la Royal Navy, la marina británica que se regía por una meritocracia absoluta y fue el pilar sobre el que se construyó el Imperio Britanico, el mayor Imperio que ha existido jamás.


Los liberales ilustrados también pretendían terminar con la intervención del Estado en la economía porque eran consciente de que los privilegios se establecían mediante las leyes y el intervencionismo. No en vano ya nos advertía Tacitus, el historiador romano, que un Estado cuanto más corrupto más leyes tiene. Es a través de la labor legislativa del Estado como se establecen los privilegios que permiten la captura de rentas, es decir, la redistribución de la riqueza pero de pobres a ricos, ya que son los ricos y los poderosos los que siempre han controlado el Estado.

Que es más igualitario, un mercado libre donde todos podamos innovar y competir en igualdad de condiciones o un mercado intervenido a favor de unos pocos a través de privilegios creados a golpe de "Boletín Oficial del Estado". No se porque extraña y oscura razón le echamos la culpa de todos los males a un supuesto mercado libre cuando en realidad el mercado libre no existe a día de hoy ni ha existido en mucho tiempo.

Existe una “desigualdad justa”, y es la nacida de situaciones de intercambio voluntario, con resultados que no son producto de privilegios, sino de innovación, comercio libre y creación de capital.

Por ejemplo, cuando Mark Zuckerberg creó Facebook y se hizo multimillonario, se dio una enorme desigualdad de riqueza. Él salió adelante y millones de personas no, pero nadie podría decir que su riqueza fue injusta o que empeoró el mundo, al contrario, mejoró la vida de muchas personas. Esto significa que esta desemejanza no es mala por sí misma, y hasta es motor de progreso en estas circunstancias, pues genera valor y bienestar en las sociedades.

La desigualdad injusta, por su parte, nace de procesos con resultados amañados, donde el éxito depende de privilegios, normalmente otorgados por los Gobiernos o de prácticas comerciales espurias.

Siguiendo el ejemplo de Facebook, esta desigualdad injusta se daría si el Gobierno le otorgara a Zuckerberg un mercado cautivo de consumidores, e impusiera barreras legales a próximos emprendedores o inversionistas tecnológicos, dificultándoles competir por ese mercado. Esto sería un capitalismo de amigotes, lo contrario al libre comercio, y esta siempre se basa en la DESIGUALDAD ANTE LA LEY, es decir en el PRIVILEGIO.





---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto