miércoles, 17 de agosto de 2016

¿Es esta la canarias que queremos? (I)

Mucho se ha escrito sobre Tindaya y mucho sobre la nueva ley del suelo de Canarias. Pero no se trata tan solo de defender el patrimonio cultural de nuestros antepasados, una montaña o nuestro medio ambiente. Detrás de la nueva ley del suelo está el fracaso absoluto del cambio del modelo productivo canario, un cambio que por un lado no han sabido gestionar y que por el otro tampoco les interesaba implementar. Es más fácil vender suelo, aunque nos quedemos sin islas.

Tindaya mágica

La nueva ley del suelo es el intentó de depredar lo que queda del territorio para cimentar un modelo de desarrollo basado en hormigoneras y solares para beneficio de unos pocos. Básicamente ofrece barra libre a Cabildos y Ayuntamientos para que hagan lo que les salga en gana sin respetar absolutamente nada.

Es la especulación con el suelo rustico. Es la mentalidad del desarrollismo que nos ha llevado a ninguna parte.Políticos, propietarios del suelo y empresarios estafadores sueñan llenarse los bolsillos con pelotazos y recalificaciones reviviendo los días de vino y ladrillos sin tener en cuenta que nos están destruyendo como sociedad.

Si hay un recurso que en una isla debería estar protegido y legislado por ser escaso es el suelo. Si hay un sector que debería estar liberalizado en una isla es el del comercio internacional. En Canarias pasa exactamente al revés.

Gobernar no es liberar el suelo para que los inversores hagan con él lo que les dé la gana y vengan a Canarias a aprovecharse de nuestros recursos naturales a cambio de dejarnos migajas, impactos y residuos. Lo que hace rico a un país no es la especulación del suelo, sino el comercio junto con el talento y la creatividad del capital humano.

Pero Canarias es el mundo al revés. Cual reserva india, los nativos se ven obligados a vender la tierra para sobrevivir o prosperar porque el corset legislativo y las trabas burocráticas al comercio impiden el desarrollo normal y natural de nuestra comunidad. Nos han bloqueado hasta el comercio electrónico.

La realidad es que a pesar del marketing y el dinero gastado en "emprendeduría" desde tiempos de Paulino, la transformación del modelo de desarrollo de Canarias no interesaba a nadie. Nunca tuvieron la mas mínima intención de que funcionara, y todo ha sido una enorme estafa social tal y como se puede deducir de los informes de la Audiencia de Cuentas de Canarias sobre SODECAN.

Ni sabían ni querían, por eso convirtieron la oportunidad de transformación de la económica canaria en lo único que saben hacer bien,... chiringuitos para mangonear y enchufar a incompetentes y mediocres. No se preocupe que las consecuencias; paro, emigración, fuga de cerebros, subdesarrollo, destrucción de proyectos de vida ... ya las pagarán otros.

A mucha gente no le gusta el termino "colonia", pero somos una colonia para la colocación de los excedentes de producción españolas tal y como ocurriera en la Cuba española del siglo XIX. También somos una colonia turística en la que los beneficios del turismo ni siquiera se quedan aquí, ... ¿y para ese modelo de "explotación" turística que solo nos deja las basuras y hacer las camas a 2 euros la habitación vamos a sacrificar nuestro medioambiente?.

La conservación de la tierra y de nuestros bosques no solo es importante para nosotros, sino sobre todo, para las generaciones futuras y además nos brinda importantes beneficios esenciales para la vida, incluyendo la el agua preciada y la pureza del aire, la belleza de las vistas o la conservación de la fertilidad de la tierra.

La tierra es un recurso del que no solo dependemos para nuestra supervivencia física, sino sobre todo para nuestra supervivencia cultural y espiritual. La tierra contiene alimentos y medicinas, así como lugares y yacimientos esenciales para recuperar nuestras practicas espirituales y creencias culturales. Contiene la mayor parte de nuestra historia, una historia que empieza mucho antes de que ningún europeo pusiera su pie en estas islas. Contiene la memoria de nuestros ancestros.

Desgraciadamente, la historia de Canarias ha estado caracterizada por la perdida de la memoria y de la tierra a una escala catastrófica.

Patrimonio natural canario
Si tuviésemos una mayor conciencia, buscaríamos actividades económicas que no maltraten a la naturaleza porque nuestra actitud hacia ella sería de respeto y gratitud. Si tuviésemos una mayor consciencia buscaríamos el desarrollo económico a través de la mejora de la eficiencia, la diversificación, la eliminación de las trabas burocráticas al comercio, las finanzas y los servicios internacionales, en lugar de buscarlo vendiendo e hipotecando nuestro futuro a través de la especulación del suelo y el pelotazo rápido.

Quiero huir aquí del discurso fácil de la soberanía alimentaria. No se trata aquí de caer en el mito de que la agricultura es la panacea para el desarrollo de Canarias. La agricultura aquí no es rentable ni lo será nunca. Necesitará siempre de subvenciones, y esas subvenciones no salen del aire sino del presupuesto público.

Pero que no sea rentable no quiere decir que no se haga. Por ejemplo Suiza tiene un sector primario centrado en el autoconsumo por razones estratégicas, regulado y subvencionado por los múltiples beneficios que aporta al país, como la conservación del paisaje, el mantenimiento de los bosques, etc... y junto a ese sector primario tiene un sector de servicios internacionales, turismo y un sector de manufacturas de alto valor añadido que le permite pagarlo.

Ante el fracaso y la incompetencia del modelo de desarrollo de Canarias, en lugar de cambiarlo, ahora pretender depredar lo que queda del suelo de Canarias, expoliando no solo a los vivos sino también a los muertos y a las generaciones futuras.

 Ademen Acorán (válgame el cielo)

---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto