sábado, 31 de enero de 2015

El orgullo, la principal causa de desunión

La gente suele confundir orgullo y soberbia, pero son dos cosas muy distintas. La soberbia consiste en concederse más méritos de los que uno tiene. Es más intelectual y emerge en alguien que realmente tiene una cierta superioridad en algún plano destacado de la vida. Se trata de alguien que ha destacado en alguna faceta y sobre esa base, saca las cosas de quicio y pide y exige un reconocimiento público de sus logros.

El soberbio, necesitando del halago o del reconocimiento, puede hacer él mismo su propio y permanente elogio de forma clara y difusa, rotunda y desdibujada, a tiempo y a destiempo, con ocasión y sin ella. Puede haber arrogancia, altanería, tono despectivo hacia los demás, desprecio, desconsideración, frialdad en el trato, distancia gélida, impertinencia e incluso, tendencia a humillar. 

Tanto el orgullo como la soberbia son una alta opinión de si mismo, son sentimientos de valoración de uno mismo por encima de los demás pero por motivos distintos. La soberbia es "Yo se" o "Yo he hecho", en cambio el orgullo es "Yo soy". 

El orgullo y la soberbia incitan a la persona a valorarse demasiado, creyéndose capaz de hacer cualquier cosa por encima de los demás e incluso de sus propias capacidades, de las circunstancias o mejor dicho los contratiempos que se presenten. Es la creencia de que todo lo que se posee es superior, que se es capaz de superar todo lo que digan o hagan los demás, o de superar los prejuicios. Esta idea deriva directamente en que la persona orgullosa ponga en detrimento a las demás personas, debido a que piensa que sus capacidades o que su valor no equiparan al suyo, lo que se considera arrogante.

Mientras que la soberbia es intelectual, el orgullo es mas emocional. El orgullo se resiente ante la corrección ó la sugerencia con la actitud de: Yo sé lo que estoy haciendo, nadie me tiene que decir lo que debo hacer, dése cuenta con quién está hablando. El orgulloso no puede soportar que se le contradiga, tiene actitudes del tipo; "Yo no te necesito a ti, ni a nadie más. Yo puedo hacerlo a mi manera, conmigo basta y sobra; nadie me dice a mí lo que debo hacer", o "¿que me va a enseñar este a mi, quien se cree que es?". El orgullo justifica los errores y equivocaciones para proteger su propia autoimagen del Yo y le es extremadamente difícil decir: ¡Estaba equivocado, lo siento!. 

El orgullo demanda una disculpa por pequeñas ofensas y a la vez, hace muy difícil que el ofensor pida perdón. Una persona orgullosa exige vindicación y justicia para si misma. El orgullo no olvida una ofensa, la humildad la deja pasar. 



Pero el verdadero orgulloso es muy distinto. Al igual que los auténticos iracundos tienen tapada su ira, los orgullosos no suelen ser conocidos por su orgullo, sino por su davidosidad y preocupación por los demás.  No son los burdos y soberbios arrogantes, sino ese tipo de personas que van siempre cubriendo las necesidades ajenas, movidas por el ansia de ser reconocidas, de ser queridas, de recibir lo que con tanta generosidad ofrecen sin que nadie se lo pida

Soy especial, ¿reconoces la belleza de mi alma?. irradia su autocomplacencia de tal forma que es instantáneamente es compartida por quienes le rodean, sin que necesite hacer explícita su calidad a través de rendimientos o actos virtuosos. Tan convencida está de sus méritos que no siente que tenga que convencer a otros, y ni siquiera a sí misma; más bien goza del resultado de esta autoinflación: el bienestar. Mientras que la mayor parte de las personas sufren la distancia que los separa de su ideal, el orgulloso, confundido con su ideal, goza de sí.

Sin embargo, no se trata de un ideal «virtuoso», como en el caso del carácter iracundo. Su virtud no es la virtud de la disciplina ni una que radique en el control de sí mismo, sino esa virtud suprema pero espontánea que es la capacidad amorosa. Sintiéndose llena de amor, la persona orgullosa se siente «gran» persona, capaz de dar a los demás y merecedora de recibir lo mejor de ellos.

Su intensa necesidad de amor les hizo desarrollar un arraigado mecanismo de compensación de considerarse especiales. La necesidad original sólo queda amortiguada a través del amor del otro, de un poco de intimidad, de compartir emociones, de ser tenido en cuenta. El ejemplo de mujer orgullosa es la mujer fatal. En los hombres, en cambio, la actitud se parece más a una cierta competitividad, sólo encubierta a primera vista: ellos son los primeros y, si no, lo intentan ser, por el esfuerzo o por el encanto: nunca se saltarán una cola a puñetazos, sino sonriendo, ofreciendo algún consejo o buscando la amistad de quien tenga poder para ponerles en cabeza.

El orgulloso tiene una emotividad a flor de piel; de hecho comunican mejor sentimientos y emociones que abstracciones mentales o deducciones lógicas. En medio de un clima de alta emotividad se encuentran en su salsa. La expresión continua de sus emociones puede degenerar en un cierto histrionismo: de un grano hacen una montaña y su universo emocional es "la realidad objetiva", ya que el mundo no es como es, sino como lo sienten. Suelen buscar la libertad a todo trance, por lo que la rutina y la disciplina no son precisamente sus puntos fuertes.

Sus amigos resaltarán sus dotes de seducción y su capacidad de ayudar, sin pedir aparentemente nada a cambio: su orgullo no le permite expresar sus necesidades, aunque sí esperan que se las satisfagan sin pedirlo. De aquí la hostilidad que surge si no recibe lo que cree merecer; pero en general será una hostilidad manifestada en forma de despreciativo silencio o de digno abandono haciendo mutis por el foro: el otro no ha merecido su cariño y le ha herido en lo más profundo de su amor propio. Le ha revelado el tabú de los tabúes: su enorme dependencia emocional, tras ese barniz de falsa autosuficiencia.

El orgullo esta a medio camino entre la ira y la vanidad.  Tiene de común con la vanidad la falsificación y énfasis en la propia imagen, y con la ira en cuanto que el orgulloso adopta, como el iracundo, un gesto autoafirmativo y superior. La esencia misma del orgullo que es tener una imagen buena y grande de sí mismo, difícilmente puede ser sentido como problema; de allí la sabiduría pedagógica de los antiguos guías espirituales que quisieron señalar especialmente la gravedad del orgullo poniéndolo como el primero y el mayor de los pecados.

La elección del orgullo como primero no deja de ser alusiva a la sed de atención y distinción del carácter orgulloso, y además subraya la importancia de esta pasión que, como la gula, se expresa a través de un carácter indulgente y menos dado que los otros a sentirse en falta. Resulta difícil que el orgulloso pueda progresar espiritualmente sin que se le llame la atención, apuntándole su evasión del displacer y su falta de autocrítica, pues dicha falta de autocrítica lleva al sujeto a sentirse superior, estupendo, digno de deferencia, importante. No obstante, en el fondo de este carácter hay una gran necesidad de ser querido a través de la falsificación de la realidad. Así lo exige la inflación de su autoimagen.

Al igual que el iracundo esconde su ira y es tremendamente crítico a cualquier que externalice su ira, ya que es contrario a la violencia tanto en si como en los demás, o el que esconde su miedo en el fanatismo es intolerante con el cobarde, el orgulloso se ofenderá antes cualquier manifestación de orgullo por parte de otros. Por eso se dice que somos capaces de ver la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio y que lo que más nos ofende de los demás es lo que vemos reflejado en el otro de nosotros mismos.

Una señal de fuerza y nobleza es reconocer que somos humanos y que cometemos errores, pero una persona orgullosa es más débil de lo que aparenta y necesita vindicarse a si misma y quiere tener siempre la razón o la última palabra. Por eso es incapaz de pedir perdón o reconocer su error. El orgullo es fuente de rebelión, desafío y venganza, así como la razón principal de la desunión.

El orgulloso hará mutis por el foro cortando los canales de comunicación, consciente o inconscientemente, para proteger su "película" es decir su falsificación de la realidad. Esto lo hacen para evitar cambiar, para preservar la mentira, para preservar la comodidad de su posición, para evitar la autocrítica. La verdad amenaza su autoimagen y por ello la sacrifica, y cuando se sacrifica la verdad se sacrifica la justicia, es decir, la principal de las virtudes cardinales y sin la cual el resto de las virtudes no son posibles.



---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

viernes, 9 de enero de 2015

Suelo, impulso y dirección



Suelo, impulso y dirección es un concepto que se comenta en las charlas de formación para nuevos afiliados del PNV. El objetivo es dar a entender que para que salga algo productivo son necesarios los tres elementos a la vez.


El suelo es lo real, es conocer quiénes somos y de dónde venimos. Es la historia pero no para justificar o condicionar a dónde vamos, porque aunque un pueblo no tenga historia tiene derecho a decidir, y si tiene historia tiene también el derecho a evolucionar. El suelo es también la realidad económica, política, social e incluso antropológica. El suelo es saber de dónde se parte y cuáles son las capacidades existentes.

El impulso es la voluntad, el impulso es la ciudadanía, el apoyo, el calor, el cariño, el compromiso de quienes van a los actos y las reuniones, etc.... es la gente y su determinación.

La dirección significa que cuando una sociedad tiene voluntad y quiere hacer un cambio, dar un salto hacia adelante, puede cometer el error de ir hacia una dirección equivocada. Ejemplos de sociedades en donde se suceden los gobiernos de uno y otro color pero el sistema sigue siendo el mismo existen muchísimos. Es aquí donde entra la ideología, pensamientos, reflexiones, estrategia y conceptos. 

Una vez aclarados estos conceptos, el paso siguiente es preguntarnos donde estamos en Canarias en relación al suelo, al impulso y a la dirección.

El suelo sería conocer nuestra historia e identidad real, sin la negación y las manipulaciones a la que están sometidas desde la Universidad y la televisión, Suelo sería que la ciudadanía entendiese quienes somos y de dónde venimos. Sería entender como funciona en realidad la opresión del sistema en el que vive más allá de ideologías importadas y simplistas. Formar suelo es pedagogía y formación.

Cuando a alguien le niegas el pasado, le niegas sus raíces, su cultura y su esencia le estas diciendo que lo que es en su esencia, en su cultura no es válido y es inferior a otra cultura foránea, le estas diciendo que no se puede ser, no se puede sentir, no se puede hacer, no se puede ser.

Suelo sería entender cuáles son los problemas y soluciones reales más allá del infantilismo de "que les quiten los coches oficiales", "la culpa la tienen la casta" o "el problema son los a) políticos b) funcionarios c) empresarios", según simpatías y antipatías de cada cual. Sin entender de verdad como funciona lo que hay no se puede entender lo que se debe cambiar.

Impulso es la voluntad de ser, la determinación, el entusiasmo de hacer. Es sentir la solidaridad grupal, pero para eso hace falta conciencia de grupo y no creerse mejor que los demás. Para formar impulso es necesario superar bloqueos emocionales y el orgullo de creernos mejor que nadie (o que el resto de los canarios son peores que nosotros porque tenemos una imagen muy pobre de ellos y por ende de nosotros mismos que tratamos de compensar luego con un falso orgullo). Impulso es construir mediante iniciativas de abajo hacia arriba, es el sentir y el hacer. Impulso es vivir, es ser, es encontrar nuestra fuerza interior.

Dice Eduardo Galeano en La cultura del terror que "el colonialismo visible te mutila sin disimulo: te prohíbe decir, te prohíbe hacer, te prohíbe ser. El colonialismo invisible, en cambio, te convence de que la servidumbre es tu destino y la impotencia tu naturaleza: te convence de que no se puede decir, no se puede hacer, no se puede ser". Nuestro caso es el segundo. 

Dirección es tener la humildad de reconocer que no sabemos de todo. Todo árbol es madera pero el pino no es caoba. Una lectura simplista de esta frase daría a entender que existen unos mejores que otros pero es una lectura falsa. El pino es mejor que la caoba para unas cosas y la caoba mejor que el pino para otra. A nadie se le ocurriría hacer una lanza de pastor de madera de caoba, sería demasiado rígida y pesada, para hacer una lanza de pastor es mejor la madera de pino más ligera y flexible. Es más, para hacer un barco se necesita diferentes tipos de madera unas más pesadas y otras más ligeras y flexibles dependiendo del uso que se les vaya a dar. Ambas, pino y caoba son necesarias y ninguna es intrínsecamente mejor que la otra.

Dirección es también debate de las ideas de fondo, es la coherencia de un discurso político. Dirección es estrategia, pero estrategia sin suelo es un brindis al sol. Toda estrategia debe partir del suelo, de las capacidades y la realidad existente, lo contrario es voluntarismo y pajas mentales. 

Si no existe dirección ni estrategia cada cual dispara a donde le parece y se malgastan las energías y los recursos porque no existe coordinación. Dirección es el pensar para coordinar e integrar los impulsos del hacer y del sentir que deben emanar de abajo hacia arriba, y es también retroalimentación y formación para formar suelo y que con ello se amplíen las posibilidades estratégicas y que los impulsos surgidos de abajo hacia arriba sean de calidad.


Ser para decidir. Organizarse en la casa, en el barrio, en el pueblo, en la comarca. Llevar los ideales a la vida diaria y la vida diaria a la vida social para vivir en coherencia. Quién no sabe organizar su casa no puede gestionar un país, por eso organizarse es hacer país, hacer nación, hacer sociedad, formar suelo. Para decidir primero hay que ser. Antes de liberar un país hay que liberar las mentes y los corazones. Una Canarias organizada podrá generar el impulso y marcar la dirección. Una Canarias desorganizada seguirá como está dando vueltas en círculos viciosos sin ir a ningún lado y sin resolver los problemas de fondo.

Un hombre libre es un ciudadano que piensa por sí mismo, que se forma, que piensa, siente, dice, actúa e interactúa. Organizarse de abajo hacia arriba es hacer Canarias, es hacer sociedad civil, es hacer partido, es hacer economía, es hacer ciudadanos, es hacer nación, es hacer cultura, es la única forma de hacer una patria libre de hombres libres. ..... suelo, impulso y dirección....

---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

miércoles, 7 de enero de 2015

Colorín colorado este cuento NO HA acabado

He querido esperar a que alguien lo dijera para que nadie me acusara de aguafiestas, conspiranoico o negativo. Al final, ha sido Mario Cabrera quién me ha soltado la liebre.

El presidente del Cabildo de Fuerteventura cree que el anuncio de Repsol de levantar anclas "esconde el peligro de que se esté gestionando algún tipo de nueva autorización en la concesión que Rajoy y Soria le sirvieron en bandeja para que hiciera lo que le viniera en gana en Canarias, pese a la oposición de las islas".

Menos mal que lo dice alguien, se sabe desde hace tiempo, tienen tres años para seguir perforando y en el mundo del petroleo nadie dice la verdad. Ellos saben lo que han encontrado. La realidad es que ahora no toca sacarlo. Tras las Navidades todo se desinfla y Repsol se va con los derechos de propiedad bajo el brazo. Ese era el plan desde el principio.



A pesar de la alegría y jubilo de algunos y de la chaflalmejada de algunos periodistas que en su buenísimo dispararon cohetes antes de tiempo, la realidad es que incluso si los resultados de Repsol fuesen negativos - que parece que no lo son ya que al menos hay indicios importantes de gas - tampoco significa nada. No quiero ser aguafiestas pero es la realidad es la que es.  El campo Jubilee descubierto por Kosmos Energy en Ghana - uno de los mayores campos petrolíferos de Africa - fue descubierto en el mismo lugar en donde otras compañías habían fracasado anteriormente. 

En cualquier caso a los actuales precios internacionales del petroleo, que han caído cerca de un 60% desde los 115,00USD el barril de la pasada primavera hasta los 50,00USD actuales, la búsqueda simplemente no es atractiva. Les quedan tres años, simplemente guardan sus cartas asegurandose los derechos de propiedad como ya hemos dicho.

Gráficos de la evolución del precio del crudo durante los últimos cinco años

La información que da Repsol es claramente incompleta e imprecisa. Por ejemplo tras haber dejado de aportar sus informes diarios sobre sus trabajos el pasado 19 de diciembre, cuando anunciaba que los trabajos habían alcanzado una profundidad de 2.756 metros, ahora anuncia que alcanzo los 2.740 metros de profundidad, es decir 16 metros menos tras dos semanas de extra de perforación y cuando el permiso era para 3170 metros.

Los españoles nunca nos han dado ninguna razón para creer en sus palabras, lo único que nos enseña nuestra historia es a desconfiar de ellos. Aquí lo único claro es que Repsol se ha marchado con los derechos de propiedad bajo el brazo y anunciará lo que ha encontrado cuando le de la gana y según le convenga a el y al ministro. Así funciona el mundo querido.

Por otra parte el dia de Reyes nos trajo un regalo envenenado por parte del Gobierno de Canallas: el pasado 5 de enero de 2015, es decir antier, se ha publicado en el Boletín Oficial de Canarias la Ley 14/2014, de 26 de diciembre, de Armonización y Simplificación en materia de Protección del Territorio y de los Recursos Naturales. Esta ley modifica, reforma o deroga la normativa urbanística, territorial y ambiental autonómica.... échense a temblar....

---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto