viernes, 28 de noviembre de 2014

En el país de los ciegos el tuerto es un arrogante

Dicen que uno de los problemas de la ayuda a Africa es que cuando los europeos llegan a esos lugares ven tan claro lo que hay que hacer que se olvidan de preguntar a los nativos que es lo que quieren, en otras palabras se choca con el orgullo.


La ciencia ha demostrado que es bioquímica, neurológica y psicológicamente imposible que nadie enseñe nada a nadie. Todo lo que aprendemos nos lo enseñamos a nosotros mismos, es decir, lo máximo que puede hacer alguien es presentarnos la información y tratar de guiarnos, o alternativamente producir una experiencia para que nosotros saquemos de ella nuestras propias conclusiones.

Quizás por ello, entre los antiguos canarios no había la noción de maestro sino de guía, y la educación, al igual que en otras muchas culturas y tradiciones espirituales como el sufismo, se hacia a través de cuentos que tenían varias interpretaciones, todas igualmente validas y unas más profundas que otras, porque "todos estamos subiendo la misma montaña pero por caminos diferentes y aprendiendo cosas distintas".

Pero esto que ha venido a corroborar la ciencia moderna se sabe desde antiguo. Sócrates dijo;"No puedo enseñar nada a nadie; tan solo puedo hacerles pensar", en la misma linea Galileo Galilei afirmó "No podemos enseñar nada a nadie; Tan sólo podemos ayudarles a que descubran el conocimiento por sí mismos." 

Socrates dijo "Emplee su tiempo en mejorar a través de las escrituras de otros hombres para que gane fácilmente lo que a otros les ha costado mucho",... pero el orgulloso es incapaz de aprender de otros o reconocer el merito ajeno porque eso atenta contra su autoimagen, es mucho más fácil matar la verdad y falsificar la realidad.

La segunda forma de enseñar es tratar de producir o facilitar experiencias que permitan al individuo descubrir cosas por si mismo. Es lo que se denomina aprendizaje experiencial. Me contaba un ingeniero químico amigo mío que había estudiado en Inglaterra, que allí se pisa el laboratorio desde el primer dia, mientras que en las Universidades canarias el laboratorio lo empiezan a pisar en el último año de carrera. 

El aprendizaje experiencial es algo así como el mito de la caverna de Platón, unosale fuera de la caverna y esa experiencia le permite darse cuenta de cosas. Pero la tragedia del que sale de la caverna de Platón es que tiene que volver para contárselo a los demás. Se imaginan ustedes que en lugar de griegos, los habitantes de la caverna fueran canarios;



- cavernícola 1: ... tchiss mira el tolete ese, ¿quien se ha creído que es?

- cavernícola 2: ñoss que tio más prepotente, es que no lo aguanto

- cavernícola 3: que hay otra forma de hacer las cosas dice, yo tengo 36 años de experiencia de empresario en la caverna ¿que me va a enseñar este a mi?

- cavernícola 2: ¿que tenemos que cambiar nosotros?, como si necesitáramos que nos dijera lo que tenemos que hacer. ¿que se cree?, ¿que tiene la verdad absoluta? fuerte machango.

- cavernícola 3: Yo puedo hacerlo a mi manera,  nadie me dice a mí lo que tengo que hacer, conmigo me basta y me sobra.

- cavernícola 1: ¿que haga autocrítica yo?  yo se quien soy, se lo que quiero y sobre todo se lo que no quiero, ... y de ese tipo no quiero saber nada más y punto.

¿Suena familiar? .... a mi si ... demasiado familiar. Por supuesto a ninguno de los cavernícolas se le ocurre aceptar que tienen lo que Manuel Alemán denominó "conciencia neblinada", que no es más que una forma de decir "desconexión con la realidad" o, en términos clínicos, "psicosis". A ninguno de los cavernicolas se le ocurre pensar que el que salió de la caverna tuvo unas experiencias de las que ellos carecen, que no lo hacen mejor ni peor, pero que enriquecen su punto de vista y le permiten comparar con otras realidades. 

Los habitantes de la caverna pecan de orgullo y las repuestas que dan son las típicas respuesta del orgulloso, de aquel que se cree mejor que los demás y que prefiere falsificar la realidad antes que afrontar la incomodidad de cambiar su propia autoimagen. En realidad la venda de la conciencia neblinada que nos ciega nos la ponemos, en parte, nosotros mismos. Pero al falsificar la realidad para mantener la autoimagen la primera víctima es la verdad y la segunda la justicia.

Sin verdad no puede haber justicia. Si no hay justicia tampoco hay expectativa de reciprocidad, es decir expectativa de que si yo lucho por ti espero que tu hagas lo mismo por mi, yo reconozco tu mérito y espero que tu reconozcas el mio. Sin expectativa de reciprocidad no puede haber cohesión social y sin cohesión social las sociedades caen fácilmente en manos de tiranos.


Ese tipo de psicosis, de desconexión con la realidad y de la baja autoestima que se tiene de uno mismo y sobre todo de los demás, queda reflejada en estos párrafos de Los Condenados de la Tierra de Franz Fanon
las tribus luchan unas contra otras al no poder enfrentarse al enemigo verdadero —y, naturalmente, la política colonial fomenta sus rivalidades; el hermano, al levantar el cuchillo contra su hermano, cree destruir de una vez por todas la imagen detestada de su envilecimiento común.
Al nivel de los individuos, asistimos a una verdadera negación del buen sentido. Mientras que el colono o el policía pueden, diariamente, golpear al colonizado, insultarlo, ponerlo de rodillas, se verá al colonizado sacar su cuchillo a la menor mirada hostil o agresiva de otro colonizado. Porque el último recurso del colonizado es defender su personalidad frente a su igual. Las luchas tribales no hacen sino perpetuar los viejos rencores arraigados en la memoria. Al lanzarse con todas sus fuerzas a su venganza, el colonizado trata de convencerse de que el colonialismo no existe, que todo sigue como antes, que la historia continúa.

El orgullo es la principal causa de la desunión.  La endofobia y el orgullo tienen el mismo origen, creernos superiores a los demás.  Eso si, si el tuerto es extranjero o español, entonces si que es el rey. Ya lo dijo Fanon; la condición del indígena es una neurosis introducida y mantenida por el colono entre los colonizados con su consentimiento. Ya lo dijo en su día Sócrates, "no te enfades conmigo si te digo la verdad", un verdadero amigo te dirá la verdad, y a veces las verdades duelen. Pero la envidia y el orgullo hacen que en Canarias, en el país de los ciegos, el tuerto no solo no sea rey sino tan solo un arrogante. ...  eso si si el tuerto no es canario y viene de fuera se convierte rápidamente en rey, con nuestra desunión simplemente se lo ponemos a huevo.



---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

jueves, 27 de noviembre de 2014

Guillermo Garcia-Blairsy Reina, un cientifico visionario

Ayer tuve ocasión de asistir a la presentación del libro "Guillermo Garcia-Blairsy Reina, un científico visionario" en el salón de grado de la Facultad de Ciencias del Mar de la ULPGC. El libro es una obra conjunta de 23 autores que van desgranando la figura de Guillermo Garcia Reina desde diferentes puntos de vista y cubriendo diferentes facetas o épocas de su vida.


Creo que en una sociedad tan a la deriva y tan falta de modelos como la canaria es importante rescatar y difundir la figura de Guillermo Garcia Reina como un científico cuya obra transciende los límites de nuestras islas. Su figura y su legado científico está sin duda a la altura de otros hombres de ciencia canarios de fama y renombre internacional como Blas Cabrera Felipe - padre de la física española que llegó a participar en conferencias junto a Einstein y Marie Curie, estableciendo la ley de variaciones de los momentos magnéticos de los átomos de hierro- como Agustín de Betancourt y Molina - uno de los ingenieros más prestigiosos de Europa y héroe nacional en Rusia - o como Telesforo Bravo Expósito y Antonio González González, el primero naturista y geólogo y el segundo químico tres veces nominado al premio Nobel.

No voy a hablar aquí ni de la personalidad rebelde, ni de las ideas, ni del legado científico de Guillermo Garcia Reina, invito a que el lector lo descubra por si mismo en el libro (papel o digital), pero si voy a hacer una reflexión; Guillermo demuestra que, a pesar de todo, en Canarias se pueden hacer cosas, pero a un altísimo coste personal y a un altísimo desgaste de energía peleándonos contra viento y marea y especialmente contra el muro burocrático y de intereses creados que hace que el coste de hacer las cosas en Canarias se eleve "artificialmente" y por ende los resultados disminuyan. 

Me pregunto que hubiera podido hacer Guillermo en otro lugar con un entorno institucional más favorable, cuanto empleo, desarrollo y riqueza ha perdido Canarias por no implementar las ideas de Guillermo y cuantos Guillermos en potencia hemos obligado recientemente a emigrar por mantener un modelo de desarrollo fracasado y unas estructuras políticas, económicas y sociales obsoletas.

Sus hijos descubren una placa en su memoria en el Banco Español de Algas que lleva su nombre

La mayor riqueza de un país, de un colectivo, es su capital humano. Desgraciadamente la historia de Guillermo demuestra que Canarias está donde está no porque seamos islas, ni por factores geográficos o demográficos, ni siquiera por factores "genéticos" o supuesta falta de talento. Canarias está donde está porque para mantener las estructuras de poder se sacrifica el talento y la creatividad de nuestro mejor capital humano. 


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

martes, 25 de noviembre de 2014

Yo ya no se si Canarias es un manicomio o una payasada

Lo de hoy 25 de Noviembre, sobre el debate del Petróleo en el Parlamento Regional de Canarias no se si calificarlo de payasada, manicomio u opereta bufa. El PP acusa a PSC y CC de "financiar" a grupos "fascistas e intolerantes" para fomentar el "terrorismo social" refiriéndose al pleno celebrado en el Ayuntamiento de Arrecife el pasado 20 de noviembre para condenar el ataque de la Armada a los "piratas" (según el PP) del buque Artic Sunrise de Greenpeace.

Foto: Canarias Ahora

Quizás Rivero se sienta mujer despechada ya que asegura que "Canarias se siente abandonada" por Felipe VI mientras el Gobierno del PP "patrocina" los intereses de Repsol. No te pongas celosa, que no significa nada para Felipe VI, el a quien realmente quiere es a ti, con Repsol es solo sexo. Luego sale de gallo quíquere en defensa de Canarias diciendo que "No aceptará la sociedad canaria más expolios, y deberá decidir que hace con ese petróleo si es encontrado" y amenaza que "la siguiente batalla será conseguir que el crudo sea de Canarias, porque será un recurso natural nuestro".... ¡¡hombre tenemos!!

Lástima que te hayas venido a dar cuenta ahora princesa, cuando te quedan tres meses de presidencia, tu partido, que está hundido en las encuestas, te ha dado una patada en el culo y España no te ha podido dejar más en ridículo con las prospecciones y la anulación del paripé de la consulta. Una anulación, por otro lado, que no impidió a los catalanes celebrar el suyo. Ya conocen el dicho aquel de perro ladrador poco mordedor. En la comparación con Artur Mas se ve la verdadera estatura de Paulino Rivero. 

Pero entiendo que el hombre tenga su orgullo herido y trate de falsificar la realidad de lo que ha hecho y las decisiones que ha tomado. Quizás se crea incluso sus propias palabras sabiendo que no tendrá oportunidad de cumplir sus amenazas.

Mire presidente si hablamos de parar expolios, podemos empezar, si le parece, por el expolio de nuestros derechos políticos a través de una ley electoral fraudulenta que ustedes, junto con el PP y el PSOE, se niegan a reformar. Podemos seguir con el expolio de nuestras libertades económicas a través del REF algo que no sirve para resolver nuestros problemas sino para agravarlos y que no llevan a ningún lado excepto a llenar los bolsillos de cuatro caciques y a crear redes administrativas clientelares para su partido.

Para completar el circo Ignacio González del CCN se pone de parte del Gobierno de España en el asunto de las prospecciones. Román Rodríguez pide "una consulta si el Gobierno de Canarias se empeña en poner el gas en Gran Canaria", el Gobierno ecologista da luz verde al expolio de Tindaya y,  por si no fuera suficiente con toda esta tropa, el presidente del Cabildo Gran Canario Jose Miguel Bravo de Laguna, en un acto celebrado en el Club Náutico de Las Palmas de Gran Canaria, enumera más de 20 "agravios" del Gobierno Regional con Gran Canaria y pide voluntarios para convertirse en "defensores de la isla" cual talibán insularista reclutando fundamentalistas.... que me diga Bravo donde va a poner la madrasa coránica,...en fin, cada loco con su tema, .... cada cual manipulando o viviendo su fantasía, su propia mentira.

O el mundo se ha vuelto loco o yo ya no estoy muy cuerdo pero yo ya no se si esto es un manicomio, una payasada o una opera bufa.... quizás lo mejor sea tomárselo a broma y descojonarse, ..ya lo dicen en Africa, no me hace falta que me eches una mano y me defiendas, me basta con que me la quites de encima.

---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

lunes, 24 de noviembre de 2014

¿Como asciende el Populismo al poder?

Las grandes empresas españolas - Endesa, Banco Santander, BBVA, ACS, FCC, Acciona, Telefonica, etc.. se internacionalizaron y desembarcaron en Latinoamerica en la década de los 90. A dia de hoy entre el 60 y el 70% de los beneficios del IBEX35 proceden de Latinoamerica.

La élite española, la casta, ha aprendido allí lo que es el populismo, y sobre todo a como aprovecharse de el para hacer más dinero y consolidar su poder. Esto significa que existe una asimetría entre la élite española y el ciudadano de a pie. La élite ha lidiado con el populismo en Venezuela, Argentina, Ecuador, Bolivia y nicaragua. En cambio, el votante de a pie, el español medio, no entiende lo que es el populismo ni sus consecuencias.

En América Latina, por ejemplo, existe una larga tradición de que los populistas se metan en la cama con una élite política corrupta, y los resultados incluyen invariablemente políticas macroeconómicas irresponsables y diversos tipos de desastre financiero (véase "La macroeconomía del populismo en América Latina", editado por Rudiger Dornbusch y Sebastián Edwards).



Si analizamos como ha surgido el populismo en Latinoamerica veremos enormes parecidos con lo ocurrido en España. Por ejemplo el ascenso al poder de Hugo Chavez en Venezuela fue una reacción de las masas de la sociedad venezolana en contra de unas élites que han mantenido un dominio absoluto sobre las instituciones y la economía del país desde la independencia - o, de hecho, incluso desde antes de la independencia. Venezuela estaba gobernada por un sistema de partidos oligárquicos denominado "sistema de Punto Fijo", llamado así por el pacto de 1958 entre los dos grandes partidos, AD (Acción Democrática) y COPEI (Comité de Organización Política Electoral Independiente) de reparto y alternancia en el poder.

Las élites de los dos grandes partidos políticos estaban sustentadas por un grupo de élites económicas venezolanas conocidas como los "doce apóstoles. Estos crearon una oligarquía venezolana, a menudo referida como "partidocracia". Como vemos la situación de partida venezolana es muy similar a la española, con unas élites políticas y económicas nacidas de la Transición y un sistema de dos grandes partidos, PP y PSOE, que se han alternado en el poder y se lo han repartido. Andalucía para mi, Valencia para ti, etc... o como en el caso de Canarias, un pacto a tres con la oligarquía local a través de la manipulación de la ley electoral.

Al sistema de alternancia hay que añadirle un sentimiento de "traición política", es decir nuevas caras que acceden al poder prometiendo un cambio o plataformas alternativa y luego, una vez, en el poder, cambiar de opinión y alinearse con las élites tradicionales. La sensación es que se había privatizado el estado, saqueado la riqueza de la nación y abusado de la gente. Que el pueblo ha sido traicionado por sus líderes y la democracia se ha convertido en una fachada detrás de la cual una élite ha utilizado el Estado en beneficio propio.

Por ejemplo la mayoría absoluta del PP fue la reacción a un nefasto gobierno de Rodriguez Zapatero, pero el resultado del nuevo gobierno no han sido las reformas institucionales prometidas durante la campaña electoral, sino un ataque sistemático a las libertades de todo tipo, sociales, económicas y políticas. Las promesas de reformas liberales se quedaron en el mas sucio y rancio conservadurismo, traicionando de esta forma a gran parte de su masa de votantes. Pero nadie se hace el harakiri político por nada.

En Venezuela este proceso se manifestó en la presidencia de Carlos Andrés Pérez, quien implementó una serie de medidas después de haber sido elegido con un programa completamente diferente. Lo mismo ocurrió en Argentina con el gobierno de Carlos Menem, en lugar de reformas liberales y apertura de mercados se dedico a privatizar monopolios estatales a la élite a precio de ganga, incluyendo la venta fraudulenta de la petrolera pública argentina YPF a Repsol.

Kitchner, en aquel momento en la oposición al gobierno de Menem también votó a favor de la venta fraudulenta de YPF a Repsol

Generalmente el populismo lleva a lo que el sociólogo Robert Michels, denominó la Ley de Hierro de la Oligarquía. Las instituciones económicas y políticas extractivas siempre crean luchas por el control, y tienden a atraer a nuevas élites con la misma mentalidad extractiva de asalto a las arcas públicas que las anteriores. El que llega al poder se hace cargo de un sistema sin mecanismos de control ni limitación de su poder. El resultado es la recreación de instituciones extractivas solo que bajo una apariencia diferente como en Venezuela.

Una ejemplo interesante es Argentina. El ataque llevado a cabo por Perón en la década de 1940 a las élites tradicionales creó una maquinaria política, y una banda asociada a las élites políticas, que han dominado la política y gobernado el país desde entonces, con consecuencias económicas mucho más desastrosas que el anterior régimen argentino.


Podemos no es un movimiento espontáneo es un sofisticado producto de laboratorio, diseñado por especialistas en framing, en narratología (storytelling dirían en la escuela de negocios de al lado), en persuasión y en comunicación política. A mi no me extraña que a Podemos lo apoyen grupos mediáticos ni que la hija de Emilio Botin, Ana Patricia actual presidenta del Banco de Santander, les apoye..... la concentración de poder y el desmantelamiento institucional es un gran negocio, tal y como han tenido ocasión de aprender la casta española en su experiencia latinoamericana desde la década de los 90.

El ascenso del populismo al poder es en gran parte una reacción a unas élites que mantienen un dominio absoluto de las instituciones y un sistema político claramente capturado y que parece incapaz de reformarse a si mismo. La pregunta por tanto es como crear algo nuevo, como acabar con la corrupción, como romper con el pasado y superar una falsa democracia que solo responde a los intereses de sectores oligarquicos.


La respuesta a eso es en realidad el Republicanismo, es decir el rescate de las instituciones mediante el pluralismo, en lugar del populismo que generalmente significa el desmonte de las instituciones, las libertades y la concentración personalista del poder.

El populismo se basa en la concentración de poder y la ausencia de contrapoderes, como el legislativo o el judicial, o de organismos administrativos que controlen y fiscalicen, y lo hace con el argumento de que el país está en crisis y necesita de medidas extraordinarias, lo cual no deja de ser cierto, y para eso se necesita un superhombre, un mesias de rectitud que nos defienda contra "la casta". Pero en realidad es un paso más hacia la concentración de poder y el freno al republicanismo que ya habia iniciado la casta.

Cuando se colapsa un falso crecimiento económico - basado no en la innovación y en el incremento de la eficiencia sino en el consumo extractivo de recursos, el despilfarro, el pelotazo y el ladrillo -  hay dos caminos, pero sólo uno lleva a un crecimiento económico sostenible y a una sociedad justa y prospera. Se puede abrir el sistema político y tratar de avanzar hacia una sociedad más dinámica e inclusiva mediante el republicanismo, o se puede ir a la inversa, hacia el totalitarismo, frenando el cambio en las instituciones económicas y políticas y renunciando, de este modo, a la prosperidad por el poder. La élite española siempre ha elegido lo segundo.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

domingo, 23 de noviembre de 2014

El cambio necesario; ¿Populismo o Republicanismo?

No es necesario convencer a nadie que la sociedad española está totalmente podrida y necesita un cambio regeneracional pero la pregunta es; ¿que tipo de cambio, Populismo o Republicanismo?

El Populismo es emocionalmente satisfactorio. Parte de la premisa que las élites son malas, malísimas y que el pueblo es virtuoso. El populismo juega con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible aprovechándose de la ignorancia y la miseria para dejar fuera la razón y la lógica en la toma de decisiones. Es decir el populismo no es la política de lo real sino de lo verosimil, es decir de lo superficialmente creíble. Es una mentira que nos contamos a nosotros mismos. 


Sería hipócrita cargar las tintas contra el Populismo sin primero reconocer el papel de la élite ooligárquica española, la casta, en la captura de las instituciones, en la corrupción y en el desmantelamiento de los pesos y contrapesos del sistema. El Populismo no surge porque si, sino por la actuación previa de una élite mafiosa que ha secuestrado las instituciones mediante un intervencionismo económico, político y social.

Nace de la percepción real de la gente de que los "peces gordos" han privatizado el Estado, saqueado la riqueza de la nación y abusado de la gente. El pueblo ha sido traicionado por sus líderes y la democracia se ha convertido en una fachada detrás de la cual una élite ha capturado y utilizado el Estado en su propio beneficio.

Ante esto la retórica de defender agresivamente los intereses del "hombre común" contra la élite privilegiada es muy atractiva. Se transmite la idea de que alguien representa (o dice representar) a la gran masa de la sociedad contra una élite privilegiada. Es un argumento que se usa tanto por la derecha como por la izquierda, por eso el discurso de Podemos se parece tanto al discurso Joseantoniano de Falange Española.

En primer lugar es más que dudoso presentar a "la gente" como un total, como una comunidad de intereses. Las sociedades son muy complejas y se producen en ellas conflictos de intereses. En segundo lugar, el modelo de partido de vanguardia leninista que dirige y conduce a las masas, es decir, la idea de que un hombre fuerte o la élite del partido consigue apoderarse del aparato del Estado para transformarlo en beneficio del pueblo es muy atractiva, pero la historia nos demuestra que esto nunca ocurre. 

Las independencias africanas son un ejemplo de ello; Ghana, Sierra Leona, Etiopia, etc.. se caracterizan porque la nueva élite es igual o peor que la anterior. En América Latina, por ejemplo, hay una larga tradición de los populistas de meterse en la cama con la élite política corrupta, y los resultados incluyen invariablemente políticas macroeconómicas irresponsables y diversos tipos de desastres financieros (véase "La macroeconomía del populismo en América Latina", editado por Rudiger Dornbusch y Sebastián Edwards).

El pensar que puede venir un hombre fuerte o una nueva élite para cambiarlo todo es muy cómodo. También lo es creer que la élite es mala malísima y el pueblo virtuoso sin reconocer que como todo poder es consentido un gobierno corrupto es solamente el reflejo de una sociedad moralmente corrupta.

El reformador ateniense y padre de la democrácia Solón de Atenas gobernó en una época en la que, al igual que hoy, existían graves conflictos sociales producto de una extrema concentración de la riqueza y del poder político en manos de los eupátridas, nobles terratenientes de la región del Ática. Solón se dedicó a reformar el poder político y económico, abriendo las instituciones para hacerlas más inclusivas. Pero las reformas de Solón no fueron solo políticas o económicas, también lo fueron culturales y morales.



En sus poemas, Solón retrata como Atenas está siendo amenazado por la codicia desenfrenada y la arrogancia de sus ciudadanos. No culpó únicamente a la oligarquia eupátrida, sino a todos y cada uno de los ciudadanos atenienses por su "hibris", que puede traducirse como ‘desmesura’, y hace referencia no a un impulso irracional y desequilibrado, sino a un intento de transgresión de los límites impuestos por los dioses a los mortales. En la Antigua Grecia aludía a un desprecio temerario hacia el espacio personal ajeno unido a la falta de control sobre los propios impulsos, un sentimiento violento inspirado por las pasiones exageradas, consideradas enfermedades por su carácter irracional y desequilibrado, y más concretamente por Ate (la furia o el orgullo). El hibris sería la codicia y orgullo extremo (es decir una mezcla de los pecados capitales) de la persona que se siente mejor que los demás y no duda de humillarlos para su propio placer y gratificación (lujuria y vanidad) retroalimentando de este modo su orgullo y falso sentido de superioridad.

Por tanto el primer error del populismo es hacer creer que que las élites son malas y el pueblo virtuoso cuando en realidad una élite corrupta no es más que el reflejo de una sociedad moralmente enferma y corrupta, tal y como entendió correctamente Solón. El segundo gran error es creer que un problema de desigualdad e injusticia creado por la concentración de poder en pocas manos se puede resolver concentrando aún más el poder.

Los Griegos entendieron que había tres formas de gobierno; o te gobierna uno que se llama monarquía y degenera en tiranía, o te gobierna un grupo, que se llama aristocracia (oligarquía) que degenera en cleptocracia o se gobierna por todos mediante la democracia que degenera en demagogia. 

La lógica del ascenso de regímenes populistas y regímenes fascistas es la misma; el país está en crisis y en su desesperación la gente acude a lideres mesiánicos. El populismo es un mecanismo burdo que trasciende ideologías, pero funciona porque la gente ignora como funciona el poder y confunden poder con dominio sin darse cuenta que todo poder es consentido. La degeneración de la democracia en demagogia y oligarquía partitocrática no puede hacerse fomentando la tirania sino recuperando las bases e ideales democráticos, es decir, mediante el republicanismo.

Las instituciones políticas se pueden dividir en dos tipos - Instituciones "extractivas" en el que un "pequeño" grupo de personas, sean de derechas o de izquierdas, hacen todo lo posible para explotar - en el sentido de Marx - al resto de la población y las instituciones "inclusivas" en el que "muchas" personas (pluralismo) están involucradas en el proceso de gobernar y se vigilan y contrarrestan unas a otras, por lo tanto el proceso de explotación se atenúa o se elimina.

En América Latina y en España, la gente suele echar la culpa de su pobreza al capitalismo y a los mercados, y esto eleva al poder a políticos populistas que con su corrupción y sus políticas económicas hacen todavía más daño y castran el desarrollo. Ejemplos tenemos todos los que quieras. En realidad, en lugar del mercado en sí, el principal problema en América Latina y España es una economía dominada por las élites que ha capturado los mercados y las instituciones suprimiendo cualquier noción de libermercado, o lo que denominaremos regímenes extractivos sustentados en instituciones económicas, políticas y culturales extractivas. Estas instituciones extractivas son replicadas tanto por la derecha como por la izquierda, porque en el fondo, bajo un sistema extractivo, ambas son lo mismo.

Los votantes temen, y con razón, que los políticos están comprados por la "oligarquía". Estos, sea cual sea su retórica, una vez en el poder, implementarán políticas en el interés de esta élite oligárquica. El verdadero problema es la captura de las instituciones por las élites, transformándolas en lo que los economistas denominan instituciones débiles, es decir, una institución en declive que no cumple la función para la que originalmente fue creada. 

Si la población comprendiera esto, el populismo y el control de las élites tradicionales no sería capaz de hacer tanto daño a la vida de millones de personas. El populismo representa la concentración del poder, el republicanismo por el contrario significa la distribución del poder mediante el pluralismo. El populismo representa el desmantelamiento de las instituciones, el republicanismo la sanación y la regeneración institucional. El populismo es el atajo que lleva a la tiranía, el republicanismo el camino lento que lleva a la libertad.

Existen dos instrumentos principales de poder, el primero es el control de las instituciones políticas y económicas, es decir de los "medios de producción" y el aparato legislativo, el segundo es mediante la manipulación y control del mapa cognitivo de la población a través de la propaganda. La respuesta a la degradación de las instituciones y el sistema democrático mediante la corrupción, el intervencionismo político y social, y la concentración de poder no puede ser más concentración de poder mediante el desmantelamiento institucional sino la regeneración de este.

La respuesta a la degradación y manipulación del mapa cognitivo de la población a través de los medios de comunicación y la propaganda solo puede ser contrarrestado con el espíritu crítico. No es casualidad que quieran eliminar filosofía de la enseñanza, que la gente se haga preguntas es muy peligroso para el poder.

A la demagogia hay que contraponer pasión por la educación, por el conocimiento, por la verdad, por empoderar al individuo, por el sentimiento de comunidad y la responsabilidad que de ello va aparejado. Pero es más fácil pensar que las élites son malas y el pueblo virtuoso que reconocer, como hizo Solón de Atenas, que un gobierno corrupto no es más que el reflejo de una sociedad moralmente corrupta. 


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

viernes, 21 de noviembre de 2014

Te explico como se reparte el petroleo

Los acuerdos entre los países productores y las compañías petroleras se denominan "Revenue Sharing Agreements" o "Production Sharing Contracts" dependiendo si reparten los beneficios o la producción de crudo.


Te explico como se reparte en Estados Unidos mediante un acuerdo de distribución de la producción. Las empresas pagan un 20% de los barriles producidos (independientemente de su costes) es decir un 20% no de los beneficios SINO DE LOS INGRESOS TOTALES, es decir, de los BARRILES PRODUCIDOS para el Estado. Una parte va para el Gobierno Federal (la menor), otra parte (la mayor) para el Estado en cuestión en donde se localice el yacimiento(Texas, Louisiana, Alabama y Mississippi ... lo cual sería comparable a una Comunidad Autónoma) y otra parte para los municipios costeros del Golfo de Mexico,.. ademas se reserva un 15% de los ingresos totales del Estado para un fondo de conservación de la flora y fauna marina.

Ahora te explico como funciona en Libia o en el Golfo Pérsico,... del beneficio total después de costes, entre el 60 y el 90 % va para el Estado, lo mismo que en Noruega. El resto, entre un 10 y un 40%, para la petrolera después de cubrir costes dependiendo de la calidad del crudo y el coste de producción.

Por supuesto luego el beneficio de la petrolera está sujeto a los impuestos de sociedades en todos esos casos, es decir entre un 20-35%

Ahora te explico lo que es en España,.. el 95% del beneficio para Repsol y el 5% para el Estado español en forma de "impuestos",... punto pelota.. y si encima se acoge a la RIC no paga ni el 30-35% de impuestos sobre el beneficio sino tan solo un 3%.

(¿lo entendihte bobilín?)

Pues ahora vete y cuéntaselo a tus hijos y nietos si son canarios, cuéntales que el Estado español le está robando a cada familia canaria de cuatro miembros aproximadamente medio millón de euros,.... tal y como publiqué en Canarias con Futuro hace cinco años.

Además en cualquier país la petrolera también paga un alquiler por las cuadriculas y una cantidad por el derecho a explorar esa cuadricula. Generalmente las cuadriculas son subastadas al mejor postor. Bien, en el caso de Repsol han sido otorgadas gratis y a dedo, además según la legislación española si encuentra petroleo ya adquiere el titulo de propiedad del mismo.

Lo de Repsol y el Estado español en Canarias solo se puede calificar de expolio. Es la versión siglo XXI de la Compañía Guipuzcoana de Caracas del siglo XVII. No es ni el capital internacional ni nada de eso, es la formula colonial clásica tal y como puedes comprobar en este articulo con varios ejemplos, incluyendo la Compañía de Minas del RIF, La Real Compañía de Comercio de La Habana y otros.




---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

jueves, 20 de noviembre de 2014

Del discurso eco-simplón al discurso progre-simplón

En lugar del discurso ecologista amparado en Greenpeace (con todos mis respetos a esa organización) ¿No era más lógico y con mayor fuerza jurídica y negociadora un argumento soberanista que pudiera ser defendido y amparado por la legislación de la ONU, con todo el riesgo que eso supone para España?

Pero es que leyendo la prensa isleña veo que Paulino Rivero ha exclamado que "Ha empezado el asalto de una empresa privada al territorio canario”. Al discurso ecosimplón ahora le suma el discurso "progre-simplón".... ¡¡¡Hombre tenemos!!!



Muchos exclaman escandalizándose y echándose las manos a la cabeza ¡Como puede ser que el ejército español se use para proteger los intereses de una multinacional!. El PSOE también se suma al circo mediático pidiendo explicaciones de como se usa la Armada para proteger los intereses de una multinacional.....  El imperialismo internacional, los intereses del capital internacional, multinacional, multinacional, multinacional gritan los internacionalistas con su miembro erecto de la emoción.

Por fín la realidad nos da la razón..... de esta seguro que el pueblo toma consciencia de que el capital internacional, el capitalismo y las multinacionales privadas están asaltando su territorio...... lloran de emoción los internacionalistas de puño en alto todavía presa del subidón.

Pero acaso no te has fijado que el barco es de la Armada, osea, del Estado español, ... gilipollas. Si la gente supiese un mínimo de historia sabría que los españoles tienen una larga tradición de usar el poder del ejército para proteger sus intereses de Estado a través de compañías privilegiadas en sus colonias. ¿O que te creías?, ¿Que los beneficios coloniales los iban a socializar? Un ejemplo de todo esto lo tenemos en la infame Compañía Guipuzcoana de Caracas que monopolizó el comercio en Venezuela. Ni decir tiene que el Rey de España era accionista en dicha compañía habiendo recibido "acciones liberadas" en la misma.

La Compañía Guipuzcoana era un Estado dentro del Estado, controlaba las aduanas de la misma forma que la mafia de la Guardia Civil controla actualmente las aduanas de Canarias. La compañía tenia su propia policía. Te podía encarcelar y meter preso. Los jueces y el ejército, dependientes y pagados por la Corona Española, estaban allí para proteger los intereses de la Compañía Guipuzcoana. Ni que decir tiene que la Capitanía General de Venezuela estaba al servicio de dichos intereses ...... (¿Lo vas entendiendo bobilín?, privatizar las ganancias y socializar el gasto)

Sede de la Real Compañia Guipùzcoana de Caracas en el puerto de la Guaira

Los abusos de la Compañía Guipuzcoana fueron muchos y dieron lugar al primer levantamiento en Venezuela, protagonizado por el canario Juan Francisco de León en 1749. Evidentemente antes de la Revolución Industrial no podemos hablar de capitalismo y mucho menos de capitalismo internacional, pero esas compañías privilegiadas fueron las primeras multinacionales. Al igual que las multinacionales hoy, las sociedades privilegiadas de antaño se enfrentaban al comercio no privilegiado y, especialmente, al Libre Comercio para prohibirlo usando el poder del estado en un sistema que se parece mucho al de hoy; un sistema de privilegios corporativos garantizados por el Estado que trata de evitar a toda costa la competencia que surge del libremercado amañando las reglas del juego a su favor destruyendo la igualdad ante la ley.

Esa forma de pensar, de eliminar la librecompetencia a toda costa y dar privilegios a unos pocos con la garantía del Estado es lo que está detrás de todo el sistema de Comercio de Flotas, es decir de la Casa de Contratación de Indias. Los sucesivos reglamentos fueron poniendo impedimentos burocráticos y requisitos que hacían que, de forma artificial, todo el comercio quedase en manos de unos pocos armadores que eran los que tenían el capital necesario para hacer barcos cada vez mas grandes.

La Compañía Guipuzcoana no fue ni mucho menos el único caso de privilegio ilegítimo con la protección del Estado. A principios del siglo XX en el protectorado de Marruecos se descubrieron unas minas de hierro y se creo la "Compañía Española de Minas del RIF, S.A" en la que figuraba como accionista tanto el Conde de Romanones como el rey Alfonso XIII. No solo se mando el ejercito para "protegerlas" sino que hicieron toda una guerra para enriquecerse. Una sociedad llamada Motores España. S.A era la encargada de suministrar camiones al ejercito español en Marruecos, el 40% de la sociedad pertenecía al Conde de Romanones y al rey Alfonso XIII.



La formula de sociedad privilegiada se ha usado muchas veces en España; La Real Compañía de Comercio de Barcelona a Indias, La Real Compañía de Filipinas o la Real Compañía de Comercio de La Habana. Esta última monopolizó el comercio de tabaco, azúcar, corambres y otros frutos de la isla de Cuba con la Península, a cambio de transportar géneros manufacturados a la isla, beneficios fiscales y patentes de corso. Debía asimismo abastecer con sus navíos el presidio de San Agustín de la Florida y armar navíos pequeños para la defensa costera y la vigilancia del comercio ilícito. Se regía por una Junta general de accionistas que elige un presidente, cinco directores, un contador, un tesorero y un factor con residencia en Cádiz. Contaba con la protección del Estado y del ejército. No en vano la Capitanía General de Cuba controlaba el tráfico ilegal de esclavos, del que se enriquecían, no solo los generales sino también la Corona Española en la figura de la reina regente Maria Cristina.

Como dijera Arturo Barea en su novela La forja de un Rebelde, "Los generales y los millonarios siempre se ponen de acuerdo. Los generales, porque no quieren perder sus ingresos, y los millonarios, porque quieren aumentar los suyos."

Casa de Contratación de Indias en Sevilla, todo el comercio colonial se basaba en eliminar la librecompetencia y generar mercados cautivos a través de la legislación y el poder del Estado para favorecer los intereses de un pequeño grupo de cortesanos
Así que cuando la diputada Patricia Hernandez del PSOE pregunta, muy altiva ella, en el Congreso de los Diputados "¿Que hace la Armada defendiendo los intereses de una multinacional?" la respuesta es bien sencilla, .... pues querida, lo que ha hecho toda la vida, empezando con la Casa de Contratación de Indias, siguiendo con la Compañía Guipuzcoana, y con la de La Habana, y con la de Filipinas, y con el comercio de Cacao en Guinea Ecuatorial, y continuando con Minas del RIF y terminado, de momento, con Repsol.

Mientras se sigue aferrado al discurso eco-simplón y progre-simplón internacionalista nos están robando el petroleo con la formula colonial de toda la vida que ni siquiera el más misero de los países africanos aceptaría. Lo que siempre ha perseguido la oligarquía en España desde los tiempos de la Casa de Contratación de Indias es la eliminación del libremercado, de las libertades comerciales, para crear mercados cautivos.

Así que soplapollas internacionalista y eco-simplón anticapitalista, no es "una multinacional",... ES LA FORMULA CLÁSICA DEL COLONIALISMO DE TODA LA VIDA . La soberanía sobre un territorio o unas aguas no las puede reclamar una multinacional, tan solo un Estado soberano. A ver si te enteras de una vez que estás más perdido que el barco del arroz y te las meten todas dobladas, por en medio de las piernas y haciendo el pino-puente a una sola mano.

Mientras se sigue aferrado al discurso eco-simplón y progre-simplón, Paulino y compañía, en plan progrehippy y ecohappy, se están descojonando de ti aprovechando el despiste para aprobar el proyecto de Tindaya y dentro de poco en lugar de renovables te van a meter el gas,... tiempo al tiempo.

Tindaya,.... aprovechando el despiste te la han metido por toda la escuadra

Ya lo dijo Pepe Mújica, ex presidente de Uruguay, la enfermedad de la izquierda es el infantilismo, el confudir lo que es con lo que nos gustaría que fuera. Se que reconocer que uno ha estado haciendo el imbécil no es fácil, reconocer que se ha estado equivocado tampoco y pedir perdón o hacer algo al respecto requiere de una madurez y un coraje que no todo el mundo tiene. Preferimos falsificar la realidad antes que cambiar la falsa autoimagen que hemos creado de nosotros mismos y eso se llama orgullo.... y  lo que más me revienta es que es tu orgullo - tu negativa a aceptar la realidad y tu envidia enfermiza de "si yo no puedo el tampoco" -  lo que impide la organización y la defensa seria  y determinada de este pueblo y este territorio.

Sigan confundiendo a la gente con el capitalismo internacional y el ecosimplismo cuando en realidad es el colonialismo más rancio, despreciable y putañero, es decir, el colonialismo español. Repsol es simplemente la versión siglo XXI de la Compañía Guipuzcoana del siglo XVII.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Que vergüenza ser español

Los idiomas no son solo una forma de entenderse, también transmiten valores y una cierta forma de entender la vida. En ingles hay una expresión que se usa cuando alguien te acusa de algo pero en realidad su acusación, su duda o su actitud está reflejando algo de ellas mismas que debería ser causa de vergüenza. Esa expresión es "Shame on you",  ... literalmente "Vergüenza sobre ti"

Por ejemplo si alguien nos plantea una duda que cuestione nuestras verdaderas intenciones responderiamos Shame on you,... algo así como ¡Que vergüenza que pienses eso! o "a mi me daría vergüenza actuar así".

Pues algo parecido le tenemos que decir a España por el abordaje de la zodiac de Greenpeace y sobre todo, por la caradura de acusar a Greenpeace de "piratería" y tratar de hacer creer a la ciudadanía que defienden la legalidad en lugar de ser los primeros en saltársela.

Que vergüenza que el Ministerio de Defensa niegue que hubo abordaje para que instantes después las imágenes subidas a youtube y grabadas por las tres cámaras GoPro que llevaron los activistas de Greenpeace dieran la vuelta al mundo demostrando las mentiras de la Armada y el Gobierno español.


Que  vergüenza, que el capitán del buque de Greenpeace dijera que ni siquiera los rusos fuerón tan violentos como los españoles. Las imagenes muestran que la violencia ejercida por la embarcación militar no guarda proporcionalidad alguna. No pretendía repeler una agresión y no corrían ningún riesgo ni la tripulación, ni el barco encargado de las prospecciones ni el buque de la Armada. La acción ha sido más propia de un gorila de discoteca que de las fuerzas armadas de un país democrático. Ha sido la exhibición macarra de un matón. Un puro ejercicio de fuerza bruta que parece querer marcar el terreno sembrando el terror.

Que vergüenza que un gobierno autorice el uso de la fuerza para llevar a cabo el expolio de unos recursos que no son suyos. Las prospecciones son "alegales" lo mismo que la pesca en el Sahara o la extracción de fosfatos en Fosbucraa. España usa la alegalidad para expoliar los países africanos a fin de satisfacer su ego de imperio y sus ansias coloniales, a fin de satisfacer su profundo complejo de inferioridad con respecto a una Europa que, en realidad, empieza en los Pirineos.

Son aguas internacionales porque España no tiene delimitadas su Zona Económica Exclusiva (ZEE) en la ONU y por tanto esas aguas se rigen por el Régimen de Alta Mar y actuaron contra unas embarcaciones que ejercen su derecho de libre navegación y sobrevuelo.

España y su Armada actúan con una política de facto como en el Sáhara porque España no ha delimitado su ZEE  y tampoco la tiene establecida ya que la Ley de Zona Económica de 1978 nunca se desarrolló y quedó derogada al ratificar España la CONVENEMAR en 1997. No tienen título jurídico para actuar en esa zona ni para otorgar concesiones o licencias de ningún tipo. Si aquí hay alguien ejerciendo la piratería esa es España.

No solo no tienen jurisdicción para conceder ningún permiso sobre esas aguas sino que al regirse por el Régimen de Alta Mar existe libertad de navegación y sobrevuelo con lo que cualquier navio podria impedir las operaciones de Repsol, precisamente porque son "alegales" o "ilegales" y porque el barco de Greenpeace estaba en la zona 48 horas antes que la flota de Repsol. Esa es la realidad, el resto las mentiras a las que ya nos tiene acostumbrado el Gobierno de España.

Pero es que además la acción de la Armada española es directamente ilegal, y no solo con respecto al Derecho Internacional que son las que rigen el Régimen de Alta Mar, sino incluso también con respecto al propio Código Penal Militar español, que en su art 166 castiga el abordaje;
"Será castigado con la pena de prisión de cinco a quince años el Comandante u Oficial de guardia de buque de guerra o aeronave militar que maliciosamente causare:
1.° La varada del buque de su mando o destino o la inutilización de la aeronave mediante aterrizaje indebido.
2.° El abordaje con cualquier otro buque o la colisión con aeronave.
3.° Averías graves a buques o aeronaves o daños de consideración a la carga. 
Los mismos hechos, cometidos por otro miembro de la dotación o tripulación o personal militar del servicio de ayudas a la navegación, se castigarán con la pena de prisión de tres a diez años".

España, .... Shame on you. ... ¡Vergüenza de tu sangre, tu historia y tu cultura!. No han cambiado en 600 años. España no tiene historia, tan solo antecedentes penales y cualquiera que vea el vídeo podrá comprobar a lo que han venido los españoles, a robar y a expoliar como en tiempos pretéritos, ... y digo los españoles y no Repsol porque el buque que lo acompaña es de la Armada española, es decir del Estado español. Mas claro el agua. Ya sabemos, tal y como dijera el conquistador Hernan Cortes, que los españoles sufren una enfermedad en el corazón que solo el oro puede curar.... Shame on you.... ... ¡Vergüenza de tu sangre, tu cultura y tu historia!



La diferencia está en que estos nuevos conquistadores y colonos solo son valientes contra lanchas de ecologistas y pateras de inmigrantes indefensos, ... shame on you ...pero contra la Royal Navy y su portaaviones HMS Ilustrious en el estrecho de Gibraltar se cagan las bragas ... shame on you.... Los valientes marinos y guardias civiles españoles solo se atreven a abordar en alta mar al indefenso con uso y abuso de fuerza,.... ¡que vergüenza!.... piratas, siempre han sido piratas,.. no en vano su bandera simboliza el oro de los incas y la sangre que derramaron para robarlo. 

Quizás ahora tengan que cambiar el amarillo por el negro, lo cual casualmente es la bandera de Falange a la que se parece cada vez más el PP en sus acciones y Podemos en su discurso ... y es que la realidad es la que es y la razón es tozuda.

¡Que vergüenza ser español!


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

martes, 18 de noviembre de 2014

La idea que hace mojarse las bragas a Repsol y a la Armada española

Aminetu vuelve a Lanzarote coincidiendo con las prospecciones de Repsol. ¿Por que será que cada vez que en Canarias la gente se empieza a agitar "alguien" revive el conflicto saharaui? ¿Cual es el objetivo? ¿Darle un toque de atención a Marruecos? ¿Recordarles que tienen un punto débil y que se beneficia de un territorio que todavía no es suyo jurídicamente? Habrase visto mayor hipocresía. ¿Acaso no sabe Marruecos que sus socios europeos están faenando en esas aguas y que europeos y americanos se enriquecen con los fosfatos de Fosbucraa?

Pero es curioso que históricamente cada vez que hay follón en Canarias se avive el conflicto saharaui ¿Quien financia al Polisario? ¿España? ¿Porque no se resuelve el conflicto? ¿A quien interesa tener esa causa abierta? Si, es cierto hay refugiados en Tinduf, pero también hay decenas de miles de saharauis que viven en Dahkla y Layounne.

¿Las prospecciones de Repsol o la de los españoles? El buque de guerra que acompaña al perforador es de la Armada, es decir, del Estado español

¿Se imaginan un Sáhara Occidental independiente y tutelizado por España? A Repsol y a la Armada española seguro que se les moja las bragas nada más de pensarlo. ¿Se imaginan a una Canarias libre que consiga librarse del yugo español para tenerlos de nuevo a 50 km de nuestras costas con sus barquitos y sus mierdas?

---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

lunes, 17 de noviembre de 2014

Estoy cabreado, profundamente cabreado

Estoy cabreado, profundamente cabreado. Creo que lo del domingo ha sido la gota que ha colmado el vaso. Pero no estoy cabreado tan solo con los españoles, también lo estoy con los canarios cuyo orgullo les impide hacer autocrítica, reconocer sus errores o pedir perdón, cuya pereza les hace no querer saber, no querer enterarse y refugiarse en la autocomplacencia y el victimismo. Cuando hay un conflicto entre la autoimagen y la realidad prefieren falsificar la realidad. Por eso viven en la mentira de una realidad que no pueden soportar y no se atreven a mirar. Por eso son incapaces de ver una salida, porque ver una salida significa ver que se han equivocado y su orgullo no se lo permite. Por eso sacrifican la verdad y sin verdad no hay justicia y sin justicia no hay nada.


Estoy cabreado con el gobierno regional por haber forzado a al emigracion o la desesperanza el futuro de decenas de miles de canarios para mantener una mentira, un modelo corrupto, obsoleto, ineficiente y fracasado que sacrifica nuestros proyectos de vida. Un gobierno que ha preferido la autocomplacencia y la mentira. ¿Que prefieres embadurnar las islas con piche o con cemento? A una buena parte de los canarios nos importa un bledo si sacan o no petróleo ya que el resultado será el mismo que el del turismo millonario en visitas: Canarias cada vez más pobre, mas paro y más abandono para enriquecimiento de unos cuantos extranjeros españoles y sus medianeros locales con alma de esclavos. Ese petróleo, lo mismo que el tan cacareado turismo, beneficiará a unos pocos y nos dejará a la mayoría como siempre. El cuento ecologista, medio ambientalista y chachi guay eco-chupi, es un cuento de un gobierno canario infame, con un presidente cadáver sin presente ni futuro y una caterva de cobardes que nunca han sabido defender la libertad de Canarias.

La Guardia Civil embiste pateras de inmigrantes en Lanzarote causando ocho muertos, la Policía Nacional transporta a inmigrantes llegados en patera en un camión de la basura y la Armada española se dedica a embestir la zodiac de los activistas de Greenpeace causando cuatro heridos, uno de ellos, una chica de 23 años, de gravedad. ¿Pero en que tipo de sociedad vivimos? ¿es esto lo que queremos dejar a nuestros hijos? Los españoles no han cambiado en 600 años, vienen como conquistadores a robar y a expoliar a unas aguas que no son suyas y a una tierra que los aborrece.


Y estoy cabreado con los independentistas que no han avanzado nada en 40 años. Porque tampoco nunca han sabido defender Canarias. Siguen con los mismos vicios. Orgullo de creerse mejores que los demás e incapaces de reconocer sus errores y sus defectos. Prefieren no hablarse y enfrentar la verdad de lo que son porque la falta de comunicación les permite seguir viviendo su mentira. Todos generales sin tener ni idea ni de estrategia ni de logística. Todos economistas formados en la Universidad de Salvame Deluxe. Todos estrategas y hombres de Estado. Estadistas sin haber salido nunca de Canarias. Cada cual con su solución mágica, con su majadería dogmática o sus pajas mentales. También presos de la envidia de "si yo no puedo el tampoco" que les lleva a boicotear las acciones de los demás. Todo el que se ponga a trabajar en positivo sufre una estrategia de acoso y derribo, pero no del enemigo sino de los propios compañeros. Cuerpo a tierra que vienen los nuestros. Y por supuesto la cobardía que los llena de dudas, que los hace ver fantasmas, siempre desconfiando, siempre queriendo ver razones ocultas, siempre viviendo en la paranoia. Miedo a equivocarse, miedo a actuar, miedo a todo, miedo a salirse de la falsa seguridad que les da el dogma.

Lo han tenido todo; una megacrisis española, niveles de paro y miseria tercermundistas, han venido a robarnos nuestro petróleo y atentar contra nuestros ecosistemas, la oportunidad de repercusión internacional de dar a conocer nuestra causa por el incidente de la Armada y Greenpeace... es decir han tenido el escenario perfecto que estaban esperando ¿y que ha sucedido?...nada ..... su orgullo, su vanidad, su envidia, su pereza y su cobardía les impide organizarse de verdad. Eso si, si por casualidad te atreves a ponerles un espejo en la cara y decirles la verdad eres un soberbio o un "infant terrible". Preservar el orgullo es más importante que la verdad, reconocer el error o pedir perdón significa un gesto de autocrítica que su orgullo les impide. Es más fácil decir que el pueblo no tienen consciencia o refugiarse en la comodidad conocida y ya familar del resistente pasivo o la marginalidad. 

Seguimos presa no solo de una ley electoral fraudulenta que secuestra la democracia en Canarias y de un REF que no es más que un sistema de privilegios protegidos por el Estado con que premiar a los leales al régimen a costa de las oportunidades del resto de la población, también seguimos presa de los nacionalistas-independentistas-ecosimplones. Pero la razón es tozuda y hasta que no nos demos cuenta que nuestro primer problema no es España sino nosotros mismos seguiremos perdiendo el tiempo y las oportunidades. 

Cuando la tiranía viene del exterior la sumisión es delito y el orgullo alta traición.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

sábado, 15 de noviembre de 2014

El gobierno Español autoriza el uso de la fuerza para proteger a Repsol

Pero que valientes son los españoles abordando pateras de inmigrantes y lanchas de Greenpeace en aguas de Lanzarote. ¿Habrá sido el mismo piloto o es procedimiento estandard de los valientes marinos y guardias civiles españoles abordar en alta mar al indefenso con uso y abuso de fuerza?

Una activista de 21 años herida al pasarle por encima las hélices trasladada al Hospital Negrín de Las Palmas de Gran Canaria. La Armada española niega el uso de la fuerza y el Gobierno español sale en defensa de la petrolera Repsol. Afortunadamente un video colgado en youtube por la organización ecologista desmonta sus mentiras.



No solo le ha puesto un buque de la armada para escoltarlo sino que además, evidentemente, ha autorizado el uso de la fuerza. Está claro que cuando se va a robar hay que ir Armado y escoltado, no en vano en este país los ladrones siempre han sido escoltados por la policía o el ejercito. Ya no es solo robo, ahora es robo con violencia.

Jose Manuel Soria, Ministro de Industria, afirma que la Armada está para preservar la libertad de navegación y de actividad a todos aquellos barcos que tienen autorización para ello. España no ha depositado en la ONU su delimitación de la ZEE, la zona de sondeos por tanto se rige por el REGIMEN DE ALTA MAR, con libertad de navegación y sobrevuelo. Cualquier navio puede impedir las operaciones del barco de Repsol. 


Lo que el Gobierno Español ha hecho, por tanto, es otorgar "patente de corso" a Repsol para que saquee unas aguas. Literalmente y lo que ha hecho la Armada española, de acuerdo al Régimen de Alta Mar, es un abordaje ilegal como un vulgar pirata. .... y eso es lo que siempre han sido, vulgares piratas. Empezando por Jean De Bethencourt y terminando con los sinvergüenzas que nos gobiernan actualmente. No en vano los colores de la bandera española recuerdan el oro de los Incas y la sangre que derramaron para robarlo. 

Ahora ya sabes español, que tu Armada puede embestir y hundir pateras con inmigrantes indefensos y lanchas zodiac con activistas desarmados. Puedes sentirte orgulloso.




---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Las virtudes y pasiones del alma, una brújula para recuperar nuestro equilibrio

Creo que cualquiera con un mínimo de consciencia entiende que los problemas del mundo actual no son un problema de tecnología. Tenemos tecnología suficiente para erradicar el hambre del mundo, poner a un tipo en Marte o parar el cambio climático y resolver prácticamente todos los problemas si quisiéramos. El problema son los intereses creados. Para proteger esos intereses se ha trastocado todo el ámbito cultural y espiritual del individuo, todo su mapa cognitivo a través del cual entiende e interpreta su realidad y eso ha hecho que el hombre actual esté totalmente perdido. El problema son los valores y la filosofía de vida, es decir es un problema cultural y espiritual.

El hombre actual es un gigante tecnológico pero un enano espiritual, un pobre que ya no sabe adonde ir, agarrándose a explicaciones y teorías absurdas o desfasadas en un continuo escape hacia adelante y buscando donde nunca va a encontrar las soluciones. Solamente sabe tener posesión de lo que no puede plenamente utilizar. Lo científico y lo tecnológico lo han obnubilado de tal manera que ha llegado a pensar que ya no es necesario nada más.

Creo que prácticamente todo el mundo está de acuerdo en que la crisis actual no es solo política o económica sino mucho más profunda, yo diría que existencial. Como dijo Arturo Perez Reverte en una entrevista; todo el problema de España es un problema de educación. La cuestión, por tanto, es como poder dar una receta para solucionar el entuerto de forma fácil y sencilla sin tener que mandar a la gente a un programa de "reeducación cultural" durante años.

Lo ideal sería poder dar una pautas claras y sencillas que actuaran como una brújula que diera al individuo unos parámetros mediante los cuales auto-evaluarse y corregir su rumbo. La buena noticia es que dicha brújula existe. No hay que inventar nada, ya está inventado. Ante la vorágine y la sobredosis de información y tecnología del mundo actual, los clásicos muestran la esencia eterna del alma humana, con sus virtudes y defectos, con sus miserias y grandezas, con sus pasiones, ofreciendo una visión clara, sencilla y práctica del problema. Prácticamente todas las tradiciones espirituales tienen su versión de las cuatro virtudes cardinales y de los pecados capitales o patologías del alma. Tan sencillo como eso.

Las cuatro virtudes cardinales no están solo en la tradición clásica occidental, también en la tradición sufí, tal y como muestra el eneagrama y en muchas otras tradiciones espirituales.
Lo que los clásicos consideraban un defecto el mundo actual tiende a considerarlo una virtud, y los que el mundo clásico consideraba una virtud tendemos a considerarlo un defecto. Así nos va. El marketing y la publicidad alimentan nuestras pasiones capitales para vendernos más o para manipularnos políticamente. Los políticos usan las mismas pasiones capitales para engañarnos una y otra vez. Por ejemplo en el mundo actual no valoramos el coraje como los antiguos griegos, sino la humildad o la amabilidad. Nos han impuesto una moral de esclavos.

Recordemos cuales son las cuatro virtudes cardinales. La aretḗ ('excelencia') política ('ciudadana') de los griegos consistía en el cultivo de tres virtudes específicas: andreia ('valentía'), sofrosine ('sensatez, moderación') y dikaiosyne ('justicia'): estas virtudes formaban un ciudadano relevante, útil y perfecto. En La República, Platón añadió una cuarta, la Prudencia. La palabra cardinal significa pivotal, es decir, fundamental, ya que el resto de virtudes se derivarían de estas. 

1 - Justicia  (Dikaiosyne): también llamada equidad. El sentido de justicia es la más extensa y la más importante de todas las virtudes. Es el triangulo central, la piedra angular. Platón la describe como la virtud fundante y preservante porque sólo cuando alguien comprenda la justicia puede conseguir las otras tres virtudes, y cuando alguien posee las cuatro virtudes es la justicia las que las mantiene unidas. 

El mundo actual tiende a hacernos ver la injusticia como algo natural e inevitable. Deshumanizando al prójimo tiende a hacernos ver la opresión como algo natural. También nos hace ver el crimen y el gansterismo como algo glamuroso, como en los vídeos musicales o las películas de Hollywood.

Intelectualmente se justifica el saqueo de las arcas públicas mediante el gasto público descontrolado como "estimulo económico". Ya lo dijo hace unos 200 años el economista frances Frederic Bastiat (1801 -1850), en su celebre frase "Cuando el saqueo se convierte en una forma de vida para un grupo de hombres que viven juntos en la sociedad, en el transcurso del tiempo crean un sistema legal que lo autoriza y un código moral que lo glorifica".

Para recuperar nuestro equilibrio tenemos que contraponer a la moral de la injusticia y el gansterismo el sentido de la justicia, la honestidad, la equidad y la generosidad.

2 - Prudencia o Sabiduría ( Phronesis): Es la virtud de actuar de forma adecuada y justa. La capacidad de juzgar y elegir las acciones apropiadas de entre las acciones posibles en un momento dado.  Es la capacidad de gobernarse y disciplinarse a uno mismo mediante el uso de la razón. La sabiduría no es el mero conocimiento, es entendimiento (que solo se consigue a través del "ser"). Es la capacidad de juzgar entre las acciones virtuosas y viciosas, no sólo en un sentido general, sino en lo que respecta a lo necesario en un momento y un lugar determinados. Sin prudencia el coraje se convierte en temeridad, la misericordia se hunde en la debilidad, y la templanza en el fanatismo.

En el mundo de charlatanes en el que vivimos actualmente la verdad se esconde tras una cortina de apariencias y de manipulación emocional. Es un mundo donde lo que prima es la satisfacción inmediata de deseos con el click del ratón al milisegundo, donde lo emocionalmente satisfactorio prima sobre lo razonable, donde el dogmatismo sustituye a la Filosofía y donde el conocimiento incompleto low cost sustituye al Ser con mayúsculas. En un mundo de mentiras decir la verdad es un acto revolucionario.

Ante este mundo de humo y espejos debemos contraponer el compromiso con la búsqueda de la verdad. Un compromiso del que hablan tanto Gandhi como San Agustin de Tagaste y donde el único lugar en el que podemos encontrar la verdad es dentro de nosotros mismos, .... y el único modo de acceder a ella es "siendo".

3- Coraje, Valentía, Fortaleza o Resistencia (Andreia).  Es la capacidad y la voluntad de enfrentar el miedo, la incertidumbre y la intimidación. La valentía física es coraje frente al dolor físico, el peligro, las dificultades, la muerte, o la amenaza de la muerte. Por otro lado, el valor moral es la capacidad de hacer lo correcto frente a la oposición popular, la vergüenza, el escándalo o el desaliento. La fortaleza es la virtud que da valor al alma para poder afrontar con vigor los riesgos. La fortaleza asegura la firmeza en las dificultades y la constancia en la búsqueda del bien llegando incluso a la capacidad de aceptar el eventual sacrificio de la propia vida por una causa justa. Es la fortaleza de espíritu. 

En el mundo actual el coraje no se tiene como una virtud sino como un defecto. Lo que se valora es la humildad, la amabilidad, la obediencia, lo políticamente correcto. Se ha generado una moral de esclavos que han sucumbido a la intimidación y cuya fortaleza de espíritu se ha quebrado. Por otro lado las sociedades actuales viven sumidas en el miedo, el miedo al terrorismo, el miedo a una catástrofe natural, el miedo al vecino, el miedo al prójimo, el miedo al cambio, a la incertidumbre, el miedo a todo. Para algunos el coraje nace del miedo, pero ese es un falso coraje contrafóbico. El verdadero coraje, el coraje sublime, nace del amor.

Ante una sociedad dominada por el miedo debemos anteponer el coraje que nace del amor y la justicia así como la valentía para afrontar los cambios que nace de la confianza en uno mismo. Ante la cobardía de cerrar los ojos ante la injusticia debemos anteponer el coraje de denunciarla. A la cobardía y la pereza del no hacer debemos contraponer la valentía de construir en positivo. 

4- Templanza, moderación (Sophrosyne). La templanza es el autocontrol, el control de las emociones y las pasiones. Ninguna virtud podría mantenerse si no somos capaces de controlarnos a nosotros mismos cuando a la virtud se le opone algún deseo.  La templanza modera la atracción de los placeres y procura el equilibrio en el uso de las cosas. Asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos y mantiene los deseos en los límites de la honestidad.

La templanza es el control sobre el exceso, es decir, la abstinencia, la modestia, la humildad, la prudencia, la autorregulación, el perdón y la misericordia; cada uno de ellos implica restringir algún impulso, tales como el de la lujuria, la vanidad, la envidia, la pereza, el orgullo, la avaricia, la cobardía, la gula autoindulgente o la ira, es decir los pecados capitales.

Por el contrario, el mundo actual del marketing y la publicidad apela a esos deseos y pasiones para fomentar el consumismo. El sexo y la lujuria vende, la envidia se enseña en los programas de TV que muestran las casas de los famosos, la industria de la moda está basada en la vanidad al igual que la del automovil en el orgullo, el diseño y la tecnología ha llegado a limites insospechados en la búsqueda del confort de forma que la fina linea que separa el confort de la pereza se ha traspasado.

La industria del marketing y la publicidad ha generado una nueva moral transformando lo que para los antiguos eran defectos, patologías del alma y la personalidad haciéndolas parecer algo positivo. Es decir, alimentando el ego de la infelicidad. La enorme cantidad de desequilibrios emocionales, enfermedades físicas y psicológicas de la población actual - sedada con ansiolíticos para mayor gloria y beneficio de las farmacéuticas - no es casualidad.

La Templanza por tanto es lo que sirve para el control del ego cuya manifestación son los siete pecados capitales, o, en la tradición sufí, las nueve patologías del alma o los nueve falsos egos del eneagrama. En el mundo actual, al igual que el narcotráficante potencia la adicción del heroinomano para seguir aprovechándose de el y robándole la vida, el poder potencia estas nueve patologías, pasiones o pecados capitales para seguir explotando económicamente al individuo y mantenerlo manipulable y engañado.



Por ejemplo se llama vagos o perezosos a las personas que evitan realizar cualquier actividad de las cuales el beneficio no sea al instante. Las causas para tener dicha tendencia pueden ser variadas, desde mala alimentación o enfermedades o simplemente que las actividades que realizan no les resultan beneficiosas, como en el caso de los nativos en las sociedades coloniales. Al fomentar la inmediatez de la recompensa, es decir, todo inmediato, todo con un click, se crea una cultura hedonista y autoindulgente (gula) del no esfuerzo (pereza).  Se focaliza la pequeña recompensa del corto plazo olvidando el sacrificio en el corto plazo que genera una ganancia mayor (política, económica o espiritual) en el largo plazo.

Ante la cobardía de la envidia y la difamación debemos anteponer el coraje de la generosidad. Ante la injusticia de la corrupción que nos rodea, surgida de la autoindulgencia, tenemos que anteponer la responsabilidad como ciudadanos. Ante la vanidad y el orgullo, la humildad del compromiso con la verdad. Ante el miedo al cambio el entusiasmo del optimismo. Ante la pereza del desaliento, la disciplina de la esperanza.


Cada patología se corresponde con uno de los nueve tipos de personalidad. Cada uno de nosotros tenemos una personalidad dominante de entre esas nueve, pero también en mayor o menor medida de las otras ocho. A esto es a lo que los sufies llaman los múltiples YO. Es decir tenemos un Yo avaro, un Yo envidioso, un Yo vanidoso, ... unos mas fuertes que otros,. y esos nueve YO son los nueve egos falsos de la personalidad que hemos creado en contraposición con nuestra esencia, en contraposición con lo que realmente somos.


1- La Pereza; es la negligencia, tedio o descuido en realizar las cosas. Antiguamente se la denominaba acidia, concepto más amplio que tenía que ver con la tristeza y la depresión. La pereza de la conciencia puede expresarse tanto como pereza espiritual o, más ampliamente, como una pereza psicológica: un no querer saber lo que pasa, no querer enterarse. Se expresa como una distracción crónica de sí mismo, acompañada a su vez por una atención exagerada al mundo exterior. Una posición acidiosa ante la vida es pesada o excesivamente inerte, sobre-estable; su pérdida de sutileza y espontaneidad culmina en la robotización. En el plano de la conducta resulta esa falta de interioridad en una excesiva inercia, flema o pasividad; en lo más íntimo, junto con el olvido de sí, una pérdida de vida.

La pereza de no querer ver, no querer oir, no querer hablar

Cuando la vida exige acción, la falta de anclaje en la vivencia del propio ser nos hace excesivamente vulnerables. La acidia es una vivencia del ser que se olvida a sí mismo, que no está en búsqueda de nada sino que en una actitud resignada, apática y complaciente, que le lleva a no ser.

2-La Ira; puede ser descrita como un sentimiento de odio y enfado no ordenado, ni controlado. Dante Alighieri describe a la ira como «amor por la justicia pervertido en venganza y resentimiento». Se puede manifestar como una negación vehemente de la verdad, tanto hacia los demás como hacia uno mismo, impaciencia con los procedimientos de la ley, fanatismo en creencias políticas y religiosas, generalmente deseando hacer mal a otros. Una definición moderna también incluiría odio e intolerancia. La ira es el único pecado que no necesariamente se relaciona con el egoísmo y el interés personal. 

En el campo del marketing político podemos ver la utilización de la ira hacia determinados grupos o contra "el sistema" por parte de partidos extremistas. Por ejemplo la lucha de clases también usa el odio y la ira. 

La violencia a la que se incurre a través de la patología de la ira no es propiamente lo que llamamos "violencia", no es una violencia en el exterior sino mas bien interior, es un violencia negada o controlada que se expresa más bien en una actitud crítica, en el interés en el poder, en la exigencia, en la intransigencia, el dogmatismo y en el dominio. 

El Inquisidor como prototipo de la ira
La persona en quien la ira constituye una pasión dominante, al igual que en el inquisidor, no es visiblemente iracunda ni violenta. La violencia externa y manifiesta es, por el contrario, una característica de la lujuria. Pero así como la ira es una mano rígida que controla, la lujuria entraña una negativa desafiante al control represor.

3- La Lujuria; Aunque convencionalmente se identifica la lujuria con la pasión sexual, la entenderemos en un sentido interior y mas amplio, como un excesivo deseo de más: una pasión de intensidad. No solo es intensidad en el sexo, una persona lujuriosa derrocha su energía y busca intensidad en todo, tanto en el mundo de los estímulos sensoriales como en el de la acción. 

Parecería que la lujuria es un gesto completamente opuesto al de la pereza. En tanto que la pereza se expresa en la tendencia a la inmutabilidad y falta de pasión, la lujuria parecería entrañar un exceso de pasión. El lujurioso que considere introspectivamente su lujuria, sin embargo, podrá descubrir que precisamente porque no se siente, necesita tanto sentirse, y porque busca tanto sentirse necesita la intensidad.

Lo que caracteriza a los conquistadores españoles es la búsqueda del poder y el placer de dominar

La mayor lujuria no es la sexual ni el afán por el oro, sino el poder, y el poder más intenso el poder absoluto. La lujuria es también búsqueda del poder y el placer de dominar. La arrogancia, el autoritarismo, la dificultad de recibir y una cierta actitud de venganza inmediata caracterizan al lujurioso. 

La autocracia y el autoritarismo,  esa actitud permanente de dominación y poder puede ser explicita - como en el caso de los conquistadores españoles o como en el caso del colono que defiende su posición de poder y privilegios ilegítimos a costa de los demás y por encima de todos  porque concibe el poder como dominación y privilegio en lugar de como consentimiento y servicio - o implícita. Esta última es la violencia en la que la explotación tiene lugar bajo el disfraz de lo social, en el seno de las instituciones, sustentando un poder secreta o explícitamente mafioso o explotador.


4- La Gula; Naturalmente no se trata aquí de gula de alimentos solamente. La gula es el deseo desordenado y hedonista por el placer. El goloso que se examina profundamente llega a comprender que tanto su búsqueda de placer tanto como de evitación del dolor son una reacción de escape ante la angustia, y una forma de huida de sí mismo. 

La gula no sólo entraña hedonismo en un sentido sensual, sino en un más amplio sentido que incluye el no querer incomodarse y el placer particular de la no frustración —es decir la autoindulgencia. El placer personal es el fin último y único de una persona, o mejor dicho, la huida y evitación del dolor, de la incomodidad, del sufrimiento. El goloso trata de escapar de todo lo que le haga sufrir o le exija esfuerzo o compromiso a largo plazo.

Ninguna situación le parece excesivamente grave, puede explicarlo todo: racionalizará, explicará, pondrá una etiqueta o elaborará una generalización brillante con tal de no entrar en una emoción profunda, con tal de no sufrir. La pasión de más y mejor que es la gula se manifiesta de forma generalizada en las relaciones interpersonales como un afán de gustar, de ser popular, de recibir admiración.


Es un individualista al que no le importa nada de nada, un carácter alegre, que lo pasa bien, que no cree en nada. Es el hombre light. Lo justificara todo, especialmente la corrupción. Será tolerante con ella. Si uno no cree en nada, si uno implícitamente piensa que la autoridad no sirve, que el sistema está corrompido y que no hay nada que hacer entonces uno debe hacer lo que a uno más le conviene, es decir aprovecharse hedonísticamente de ella. Con ello únicamente está huyendo; huye de la incomodidad de tener que hacer algo, huye de la incomodidad de tener que asumir su parte de responsabilidad. Esta actitud permisiva es el combustible que mantiene viva la corrupción. Con mucha gente así es imposible que la colectividad funcione. 


Las personas predominantemente golosas se parecen a las lujuriosas tanto en su hedonismo como en su rebeldía. Pero mientras que la lujuria busca intensidad, la gula busca placer (y tal vez más decisivamente aún, evitar el dolor). También se parece a la pereza, en el sentido que no quiere saber, no quiere comprometerse, pero mientras que la pereza se refugia en la inacción, la autoindulgencia lo hace en la búsqueda del placer.

5- La envidia; La envidia es aquel sentimiento o estado mental en el cual existe dolor o desdicha por no poseer uno mismo lo que el otro posee, sea en bienes, cualidades superiores u otra clase de cosas. Se puede describir la envidia como un intenso deseo de incorporar algo a partir de un vivo sentimiento de carencia.

Envidiar es una emoción que no sólo implica anhelar lo que la otra persona tiene, querer estar pasando por la misma circunstancia que el otro; el acto de envidiar implica mucho más: te coloca en un plano de continua insatisfacción y de queja permanente. La envidia daña la capacidad de gozar, es el factor más importante del socavamiento de los sentimientos de amor, ternura o gratitud.

La envidia nos transforma en seres intolerantes respecto del éxito de los demás. Se sufre por tener menos dinero, menos felicidad que el otro. el objetivo es siempre tener «mayor cantidad» que la que el otro tiene, aun a costa del dolor y la infelicidad. Quien vive bajo estos conceptos sólo podrá ocupar el lugar de víctima, malgastando su tiempo, en vez de vivir bien y permitir que el otro viva como mejor le parezca. 

La envidia está a medio camino entre la avaricia y la vanidad. La envidia es masoquismo auto boicoteador que nace de un profundo sentimiento de carencia. Se puede comprender al considerar que constituye algo así como una vanidad frustrada; se trata de una persona que tiende a culpabilizarse e inferiorizarse.

Al poner ideales inalcanzables se crea, por comparación, una baja autoestima en la persona que es el caldo de cultivo de la envidia. Es más, al poner ideales enfermizos se lleva a la gente al desequilibrio físico y emocional.

La envidia es un sentimiento negativo contra otra persona que posee o goza de algo, y a  quien tiene el impulso de quitárselo o dañarlo. Dante Alighieri define la envidia como «amor por los propios bienes pervertido al deseo de privar a otros de los suyos». En el purgatorio de Dante, el castigo para los envidiosos era el de cerrar sus ojos y coserlos porque habían recibido placer al ver a otros caer. Hay una fina linea entre tristeza o pesar del bien ajeno y la alegría por el mal ajeno. Muchas personas se enfrentan a diario a una envidia enfermiza que sólo genera una continua desazón, infelicidad, frustración y dolor, de forma que las inhabilita para ocuparse de lo que realmente merece su atención: ellas mismas y sus acciones. Muchas veces se llega al extremo de que la persona no se permite la alegría o el éxito, en un implícito apego a su condición de necesidad y frustración. La envidia afecta negativamente nuestra autoestima y emociones y, en consecuencia, nuestros resultados. 

La envidia siempre enferma, y no sólo enferma el cuerpo físico sino que también amarga el espíritu. El envidioso que difama y te descalifica siempre tratará de buscar aliados: hablará con otros para envenenarlos, porque el envidioso no quiere que otro triunfe, tratará por todos los medios de que no alcances tus sueños, y se encargará de boicotear cada uno de tus proyectos. Su lema es: «Si yo no puedo, él tampoco.»

Como la avaricia, la envidia se caracteriza por un deseo insaciable, sin embargo, difieren por dos grandes razones: Primero, la avaricia está más asociada con bienes materiales, mientras que la envidia puede ser más general; segundo, aquellos que cometen el pecado de la envidia desean algo que alguien más tiene, y que perciben que a ellos les hace falta, y por consiguiente desean el mal al prójimo, y se sienten bien con el mal ajeno.


6- La Vanidad; La vanidad se define como la creencia excesiva en las habilidades propias o la atracción causada hacia los demás. Es un tipo de arrogancia, engreimiento, una expresión exagerada de la soberbia. La más sutil de las vanidades es conseguir que ésta no se vea. Llamar la atención sin que se note demasiado. El velo más común es una apariencia de naturalidad, optimismo y eficacia: como el camaleón.

El vanidoso ha conseguido imponer su pasión - aparentar para conseguir- como valor dominante en la actual cultura occidental. La sociedad de la imagen, el paraíso de la publicidad, en donde cuenta más el envoltorio que el contenido, el personaje más que el político, el eslogan antes que el programa y, en definitiva, el gesto mediático más que la verdadera intención.


El vanidoso pretende ser pero en realidad no sabe quien es, esa es su tragedia. Ante la falta de verdadera identidad, se aferran a la seguridad que se dan a sí mismos y que generan a su alrededor. Unos la pondrán en la riqueza material (como hombres de negocio), otros en el triunfo social y profesional (como políticos y actores) y algunos en el atractivo sexual. Toda su vida es un esfuerzo por gustar, estar a la moda y ser alguien para los demás intentando llenar el vacío de no saber quién se es en realidad.

«Uno debe estar de moda en el mercado de personalidades, y para estar de moda debe saber qué clase de personalidad se cotiza mejor. Este conocimiento se transmite en forma general a través del proceso entero de la educación, desde el kindergarten a la universidad, y es implementado por la familia. El conocimiento adquirido a una edad temprana no es, sin embargo, suficiente: enfatiza sólo ciertas cualidades generales como la adaptabilidad, la ambición y una sensibilidad en relación a las expectativas cambiantes de los demás. La imagen más específica de los modelos de éxito se obtienen a través de otras fuentes. Las revistas ilustradas, los periódicos y los noticiarios filmados muestran las
imágenes e historias de vida de la gente exitosa en sus muchas variedades.»


7- La avaricia; La avaricia y la codicia es el afán o deseo desordenado y excesivo de poseer riquezas. Aparte de la resistencia a dar, es propio del avaro el no darse, que se manifiesta en estar sólo a medias en lo que se está, o en participar en las cosas preguntándose si no estaría mejor reservarse para otras. Como resultado, el avaro es un simple observador de la vida, sin apenas vivida y desperdiciando tanto oportunidades como talentos. Parece haber concluido que el mundo no le dará el amor que anhela y decide arreglárselas solo, minimizando sus deseos. 


El avaro es primero y ante todo avaro consigo mismo. Se economiza, no se permite ser. No hay nadie peor que el avaro consigo mismo, y ese es el justo pago a su miseria y pobreza interior.

Pero detrás de la avaricia está el miedo. Es carencia por miedo a la carencia. Es como una defensa ante una imaginada privación. Un miedo a quedarse vacío, a no tener, a no poder. La avaricia es algo así como un estar paralizado de miedo, y va aparejada a un economizarse de vivir —un no invertirse en actos y un reservarse para el futuro que le hace no vivir el presente. Entraña una posición de impotencia y pasividad ante la vida.  Hay una pérdida de intensidad acoplada a una desesperanza, una desesperanza asociada a una resignación y una resignación que entraña apatía. El avaro le tiene miedo a la vida.

Pero un no darse, propio de esta patología, implica no sólo un trasfondo de miedo, sino también un aspecto de carencia que aúna la avaricia con la envidia. Se puede describir la envidia como un intenso deseo de incorporar algo a partir de un vivo sentimiento de carencia. Pero se trata de una envidia paralizada por el miedo, que en vez de aproximarse al otro desde el deseo, renuncia a lo que siente
inalcanzable. No hay nadie peor que el avaro consigo mismo, y ese es el justo pago de su miseria interior.


8- Cobardía; Las personas caracterizadas por el miedo como pasión dominante tienen en común la desconfianza en sí mismas, que les lleva a la duda metódica y a la desconfianza del mundo y de la vida en general. Sin embargo, sus reacciones pueden adoptar variantes muy contrapuestas: la sumisión a la autoridad de naturaleza adaptativa y afectuosa, la rebelión y la agresión como huida o la rigidez prusiana intolerante ante cualquier tipo de ambigüedad.

El cobarde no confía en los demás porque, a un nivel profundo, tampoco confía en si mismo. Tiende a interpretar la conducta de los demás como intencionalmente antagonista o de mala voluntad, desconfía de su amistad o fiabilidad. Percibe significados amenazantes donde no los hay, se enfurece ante insultos imaginarios, sufre y tortura a causa de sus celos y está excesivamente dispuesto a atacar. Tiene un gran deseo de ser aceptado, basado en un sentimiento de inseguridad; pero boicotea su necesidad con la desconfianza hacia los demás, porque no confía en sus propias percepciones. Para compensar, necesitan acopiar datos y analizarlos una y otra vez, escudriñar el rostro de los demás para percibir señales y mensajes ocultos. Todo esto los hace ser presa del miedo y la paranoias viviendo en un mundo de espias, de buenos y malos. 

Pero al igual que la vanidad o el orgullo, el miedo también se puede esconder. Muchas son personas que nadie calificaría de cobardes, porque su miedo profundo y nunca reconocido les lleva a lanzarse a un torrente sin pensar, a agredir a alguien más fuerte sin prever las consecuencias o a trabajar en profesiones de riesgo para mantener un alto estado de adrenalina que les aleje de su debilidad más oculta. Se trata de una forma de personalidad en que el miedo es negado en respuesta a un implícito miedo al miedo así como de una implícita estrategia de defensa exagerada a través del ataque.

Por último hay una forma de expresión del miedo que pudiera llamarse un "carácter prusiano"; se trata de personas temerosas de equivocarse que se refugian en una excesiva adherencia a cánones racionales o ideológicos y en el cultivo del orden y la precisión. Teme ser acusado de imperfección, y su búsqueda de orden lo lleva a una posición de control desconsiderado de los demás. Busca la lealtad, la amistad duradera y la solidaridad y ataca a cualquiera que ponga en peligro esos valores o cuestione el dogma establecido que le da la seguridad y certeza de la que carece. 

Hay exagerada disciplina, control emocional y autocrítica, aparte de crítica hacia los demás. Sus extremos le llevaría al perfeccionismo, la rigidez y el fanatismo para cumplir y hacer cumplir las normas. Es el fanático religioso o político que se mueve según términos jerárquicos, con un implícito miedo a no cumplir con su deber o con lo que requiere un cierto código, ideología o fe.

Soldados americanos con la Biblia y el rifle y miliciano de Hamas con el Corán y el rifle

9- El Orgullo; es un sentimiento de valoración de uno mismo por encima de los demás. Se puede definir la soberbia como la creencia de que todo lo que se posee es superior, que se es capaz de superar todo lo que digan o hagan los demás, o de superar los prejuicios. El orgullo incita a la persona a valorarse demasiado, creyéndose capaz de hacer cualquier cosa por encima de los demás e incluso de sus propias capacidades, de las circunstancias o mejor dicho los contratiempos que se presenten. Esta idea deriva directamente en que la persona orgullosa ponga en detrimento a las demás personas, debido a que piensa que sus capacidades o que su valor no equiparan al suyo, lo que se considera arrogante.

El orgullo se resiente ante la corrección ó la sugerencia con la actitud de: Yo sé lo que estoy haciendo, nadie me tiene que decir lo que debo hacer, dése cuenta con quién está hablando. El orgulloso no puede soportar que se le contradiga, tiene actitudes del tipo; "Yo no te necesito a ti, ni a nadie más. Yo puedo hacerlo a mi manera, conmigo basta y sobra; nadie me dice a mí lo que debo hacer", o "¿que me va a enseñar este a mi, quien se cree que es?". El orgullo justifica los errores y equivocaciones para proteger el Yo y le es extremadamente difícil decir: ¡Estaba equivocado, lo siento!. 

El orgullo demanda una disculpa por pequeñas ofensas y a la vez, hace muy difícil que el ofensor pida perdón. Una persona orgullosa exige vindicación y justicia para si misma. El orgullo no olvida una ofensa, la humildad la deja pasar. 


Al igual que los auténticos iracundos tienen tapada su ira, los orgullosos no suelen ser conocidos por su orgullo, sino por su davidosidad y preocupación por los demás.  No son los burdos y soberbios arrogantes, sino ese tipo de personas que van siempre cubriendo las necesidades ajenas, movidas por el ansia de ser reconocidas, de ser queridas, de recibir lo que con tanta generosidad ofrecen sin que nadie se lo pida

Soy especial, ¿reconoces la belleza de mi alma?. irradia su autocomplacencia de tal forma que es instantáneamente es compartida por quienes le rodean, sin que necesite hacer explícita su calidad a través de rendimientos o actos virtuosos. Tan convencida está de sus méritos que no siente que tenga que convencer a otros, y ni siquiera a sí misma; más bien goza del resultado de esta autoinflación: el bienestar. Mientras que la mayor parte de las personas sufren la distancia que los separa de su ideal, el orgulloso, confundido con su ideal, goza de sí.

Sin embargo, no se trata de un ideal «virtuoso», como en el caso del carácter iracundo. Su virtud no es la virtud de la disciplina ni una que radique en el control de sí mismo, sino esa virtud suprema pero espontánea que es la capacidad amorosa. Sintiéndose llena de amor, la persona orgullosa se siente «gran» persona, capaz de dar a los demás y merecedora de recibir lo mejor de ellos.

Su intensa necesidad de amor les hizo desarrollar un arraigado mecanismo de compensación de considerarse especiales. La necesidad original sólo queda amortiguada a través del amor del otro, de un poco de intimidad, de compartir emociones, de ser tenido en cuenta. El ejemplo de mujer orgullosa es la mujer fatal. En los hombres, en cambio, la actitud se parece más a una cierta competitividad, sólo encubierta a primera vista: ellos son los primeros y, si no, lo intentan ser, por el esfuerzo o por el encanto: nunca se saltarán una cola a puñetazos, sino sonriendo, ofreciendo algún consejo o buscando la amistad de quien tenga poder para ponerles en cabeza.

El orgulloso tiene una emotividad a flor de piel; de hecho comunican mejor sentimientos y emociones que abstracciones mentales o deducciones lógicas. En medio de un clima de alta emotividad se encuentran en su salsa. La expresión continua de sus emociones puede degenerar en un cierto histrionismo: de un grano hacen una montaña y su universo emocional es "la realidad objetiva", ya que el mundo no es como es, sino como lo sienten. Suelen buscar la libertad a todo trance, por lo que la rutina y la disciplina no son precisamente sus puntos fuertes.

Sus amigos resaltarán sus dotes de seducción y su capacidad de ayudar, sin pedir aparentemente nada a cambio: su orgullo no le permite expresar sus necesidades, aunque sí esperan que se las satisfagan sin pedirlo. De aquí la hostilidad que surge si no recibe lo que cree merecer; pero en general será una hostilidad manifestada en forma de despreciativo silencio o de digno abandono haciendo mutis por el foro: el otro no ha merecido su cariño y le ha herido en lo más profundo de su amor propio. Le ha revelado el tabú de los tabúes: su enorme dependencia emocional, tras ese barniz de falsa autosuficiencia.

El orgullo esta a medio camino entre la ira y la vanidad.  Tiene de común con la vanidad la falsificación y énfasis en la propia imagen, y con la ira en cuanto que el orgulloso adopta, como el iracundo, un gesto autoafirmativo y superior. La esencia misma del orgullo que es tener una imagen buena y grande de sí mismo, difícilmente puede ser sentido como problema; de allí la sabiduría pedagógica de los antiguos guías espirituales que quisieron señalar especialmente la gravedad del orgullo poniéndolo como el primero y el mayor de los pecados.

La elección del orgullo como primero no deja de ser alusiva a la sed de atención y distinción del carácter orgulloso, y además subraya la importancia de esta pasión que, como la gula, se expresa a través de un carácter indulgente y menos dado que los otros a sentirse en falta. Resulta difícil que el orgulloso pueda progresar espiritualmente sin que se le llame la atención, apuntándole su evasión del displacer y su falta de autocrítica, pues dicha falta de autocrítica lleva al sujeto a sentirse superior, estupendo, digno de deferencia, importante. No obstante, en el fondo de este carácter hay una gran necesidad de ser querido a través de la falsificación de la realidad. Así lo exige la inflación de su autoimagen.

Al igual que el iracundo esconde su ira y es tremendamente crítico a cualquier que externalice su ira, ya que es contrario a la violencia tanto en si como en los demás, o el que esconde su miedo en el fanatismo es intolerante con el cobarde, el orgulloso se ofenderá antes cualquier manifestación de orgullo por parte de otros. Por eso se dice que somos capaces de ver la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio y que lo que más nos ofende de los demás es lo que vemos reflejado en el otro de nosotros mismos.

Una señal de fuerza y nobleza es reconocer que somos humanos y que cometemos errores, pero una persona orgullosa es más débil de lo que aparenta y necesita vindicarse a si misma y quiere tener siempre la razón o la última palabra. Por eso es incapaz de pedir perdón o reconocer su error. El orgullo es fuente de rebelión, desafío y venganza, así como la razón principal de la desunión.

El orgulloso hará mutis por el foro cortando los canales de comunicación, consciente o inconscientemente, para proteger su "película" es decir su falsificación de la realidad. Esto lo hacen para evitar cambiar, para preservar la mentira, para preservar la comodidad de su posición, para evitar la autocrítica. La verdad amenaza su autoimagen y por ello la sacrifica, y cuando se sacrifica la verdad se sacrifica la justicia, es decir, la principal de las virtudes cardinales y sin la cual el resto de las virtudes no son posibles.


Las dos caras del alma, las virtudes y las pasiones



Hasta aquí hemos llegado en la descripción de las cuatro virtudes cardinales y las nueve patologías del alma, pasiones o pecados capitales (en el sentido que de ellos se derivan todos los demás) como forma de dar una guia para la acción y el autoanalisis individual. Una sociedad sana se forma de individuos sanos, una sociedad en equilibrio es una sociedad en la que sus individuos han recuperado su equilibrio interno. 

En próximos artículos iremos profundizando en la relación entre estas nueve patologías - que forman y alimentan nuestro falso ego y nos alejan de nuestra verdadera esencia - y ciertos problemas económicos y políticos que desequilibran nuestra sociedad como el consumismo, la corrupción, la dependencia, el autoritarismo, la resistencia al cambio o la explotación.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto