sábado, 6 de diciembre de 2014

Tindaya es sagrada

Mi abuelo tenia un pequeño complejo de apartamentos en el sur. El hombre estaba obsesionado con el jardín, así que empezó a meter arboles que se dieran con aguas salobres pero que fueran verdes; parchas, mimosas, turbitos, etc... es decir, toda clase de árboles foráneos. 

Pero un día yo planté un cardoncillo y una tabaiba y los "guiris" encantados sacándole fotos a aquellas plantas para ellos tan exóticas. Mi abuelo las arrancó, empeñado el hombre en tener un buen jardín. Un jardín al que ningún "guiri" le hacia caso. De árboles y de verde Alemania, Inglaterra o Suiza estaban llenos. Nos les llamaba la atención. Lo que les llamaba la atención eran aquellas "raras" plantas autóctonas, pero a mi abuelo no hubo forma de convencerlo. El hombre seguía emperretado en lo suyo, en su idea de lo que era bueno y lo que era malo.



Pues algo parecido pasa con Tindaya. El monumento ya está. Pero desde una óptica eurocéntrica, al igual que mi abuelo, a lo nuestro no le damos valor y pensamos que es más interesante una obra "occidental" en donde un artista vacíe una montaña para que cuatro especuladores puedan vender la piedra, y el cabildo haga su "jameo del agua" particular como en Lanzarote.

Es como si a algún iluminado se le ocurriera poner una escultura, un enorme payaso de plástico o un muñeco de nieve en medio de Stonehenge para convertirlo en un "atractivo turístico". Los europeos no tienen que venir a Canarias a ver arte europeo, lo pueden hacer perfectamente en sus países de origen. 

Nosotros tenemos un patrimonio paisajístico, cultural y etnográfico de una riqueza enorme pero del que no somos conscientes por nuestros complejos y nuestro racismo. Cuando hablamos del norte de Africa se nos saltan todas las poleas de un racismo y unos complejos inculcados desde la cuna. Parecería que nos quisieran convertir al Islam o algo parecido y nos hacemos un potaje en la cabeza digno de un psiquiatra.



La obra de arte ya está, es uno de los lugares del mundo con mayor concentración de podomorfos. Quieren cobrar entrada? pues que pongan en valor el yacimiento como se ha hecho en Gran Canaria con la Cueva Pintada, con el Maipez de Agaete, con el yacimiento de Lomo de los Gatos en Arguineguín o como el Cenobio de Valerón. Pero lo que realmente quieren hacer es un proyecto de minería con la firma de un artista para satisfacer los intereses de cuatro especuladores y cuatro colonos que han hecho de la manipulación de las leyes y el asalto a las arcas públicas una forma de vida y de enriquecimiento ilegítimo,... y que incluyen en los casos Tindaya y Tebeto (la montaña de al lado) ... a los Bitini, de origen madrileño, y al clan familiar de Jose Manuel Soria, junto con otros sinvergüenzas.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto