martes, 4 de noviembre de 2014

¿Por qué Podemos puede y Canarias no?

Hace poco apareció un articulo en El Pais titulado "¿Por qué Podemos puede?" tratando de explicar las siete razones de la ascensión meteórica de Podemos. Usaré esas mismas siete razones para explicar el fracaso de Canarias de vertebrar una alternativa política.

La primera razón a la que alude el artículo es la ignorancia, atribuyendo el ascenso de Podemos a que "las fuerzas políticas mayoritarias han mostrado una severa incapacidad para comprender lo que ha sucedido en nuestra sociedad en los últimos años". No estoy de acuerdo con el postulado porque entiendo que no es ni error ni ignorancia sino diseño. Cuando una casta se opone al cambio y lleva al país a la ruina no es error ni ignorancia sino que cuatro se están beneficiando de ellos. El pastel (la economía) se hace más pequeña pero a ellos le toca un trozo mucho mayor con lo que individualmente salen ganando a costa de las oportunidades del resto de la sociedad. 

De cualquier forma el fracaso continuado de Canarias en ser capaz de vertebrar una alternativa política sólida también tiene que ver con la ignorancia, ... la ignorancia de como funcionan los procesos de transformación social, la ignorancia de como funciona el mundo exterior mientras ellos se refugian cómodamente en el falso concepto de ultraperiferia, la ignorancia de la Política con mayúsculas mientras se regocijan como cerdos en el fango de la corrupción de la política con minúscula, la ignorancia de los factores de éxito o fracaso de las naciones, la ignorancia de la economía y la política que los hace ver la solución en fracasados modelos fascistas de izquierda y derecha, la ignorancia de su propia cultura, la ignorancia de su propia valía,... una ignorancia fruto del deseo infantil de querer confundir lo que es con lo que nos gustaría que fuese. El problema no es que se ignore, sino que se ignore que se ignora.



La segunda razón del ascenso de Podemos a la que alude el articulo es la lentitud para pensar, reflexionar y hacer los cambios y las reformas —a tiempo y a fondo— que la sociedad demandaba, y la situación requería. En Canarias no es lentitud sino lo siguiente. En Canarias están obsoletas hasta las ideas. La resistencia al cambio no es solo de los que se están beneficiando del sistema (colonos, casta política y oligarquía empresarial alineada a los intereses españoles) sino también de los que se beneficiarían de un cambio. .... cuerpo a tierra que vienen los nuestros. La envidia, el cainismo y los comportamientos contraproducentes que llevan a la autoderrota son evidentes para cualquiera que tenga dos dedos de frente. El canario boicotea al canario como los cangrejos se boicotean unos a otros cuando los metes en un cubo. el cubo ni siquiera tienes que taparlo, ellos mismos se encargan de volver a meter a quien trate de escapar.




El tercer argumento es la torpeza con los que los prepotentes portavoces mediáticos del bipartidismo han enfrentado el fenómeno Podemos en las tertulias televisivas y los medios de comunicación. En realidad le están haciendo la campaña a Podemos gratis y han  han sido incapaces de tener una estrategia mínimamente eficaz frente a la estudiada y calculada audacia de Podemos. En Canarias la torpeza política llega a tales extremos que la incapacidad de acceder a los medios de comunicación es tal que han sido incapaces de llevar un mensaje a la gran mayoría social canaria y siguen atrapados en la marginalidad. Es más cuando alguien consigue romper ese cerco, como fue mi caso, o cuando alguien crea un proyecto mediatico abierto y plural como fueron la reedición del Guanche o el proyecto de portal "Tres Continentes" ellos mismos se dedican a boicotearlo y derribarlo, o cuando un medio como el periódico el Dia les abre la mano arremeten contra el. Luego siguen llorando y victimizandose porque nadie les da un micrófono. Los cangrejos dentro del cubo. Por otro lado hablar de estrategia en Canarias ya es para llorar, no es que ni siquiera sepan deletrear la palabra sino que les tiene que parecer vodoo o algo así.




El cuarto parámetro es la ambición. Podemos se presenta con la ambición de ganar, o al menos, eso dicen. En Canarias los primeros que se asustan de la independencia son los propios independentistas,...¿y si el pueblo no elige lo correcto? ¿y si apoyamos a fulanito y luego resulta que en lugar de poner una bandera con las estrellas verdes las pone color naranja? ya saben aquello de que el pueblo no tiene consciencia y por tanto hay que disolverlo y elegir otro... La falta de ambición es enorme porque ni ellos mismos se lo creen. Mientras unos juegan a ganar los otros juegan a seguir resistiendo. Están cómodos en su papel de resistente mitificado. 



Recuerdo una conversación con el amado líder de uno de los partidos independentistas más organizados, en la que aparte de amenazarme con una campaña de difamación si no colaboraba con ellos me confesó que su objetivo no era ni la independencia ni la revolución sino un nicho político que él fijaba como máximo en el 5-10% de la población y que ese nicho "era suyo". Osea que ni cambio social, ni transformación de la consciencia, ni independencia ni ocho cuartos, a lo que aspiraba es a las migajas de las migajas de la mesa colonial.

El quinto parámetro del éxito de Podemos que citaba el columnista son las redes, es decir la capacidad de usar las redes para construir proyectos. En Canarias en cambio no somos capaces ni de ponernos de acuerdo en lo del blanco del ojo. Lo de sentarse a consensuar propuestas, encontrar puntos comunes o actuar en plataforma nos suena a ciencia ficción. Vamos que no nos ponemos de acuerdo ni para ir a plantar un árbol, y si acaso se consigue que dos vayan a plantar un árbol da por seguro que terminan peleados porque cada uno tiene su visión de como y donde se ha de plantar ese árbol. Eso si, ninguno de los dos es biólogo ni ha estudiado el tema, pero a ellos la sabiduría les viene por ciencia infusa y "el otro", por supuesto, es un autócrata y ya no me hablo más con él.



El sexto y último parámetro es el ánimo, es decir el entusiasmo. Sí, se puede ganar. Podemos "gestionan los intangibles porque los conocen y los estudian. Mientras se les reclama soluciones y propuestas, Podemos se centra en las emociones y en los retos.". En cambio en Canarias nos centramos en desmotivar, "no se puede", "es imposible", "el pueblo no tiene consciencia", "¿de que vamos a vivir? y mil una payasada que no hacemos más que repetir. Además con nuestras acciones, peleas y machangadas emocionales somos expertos en gestionar las emociones no de forma constructiva sino autodestructiva, en desmotivar y en ver autocumplidas nuestra negatividad. somos expertos en dejar con el culo al aire a los compañeros, en no cumplir, en tirar escombros en nuestro paisaje, en no cuidar lo nuestro, en no querernos, en envidiar y en descalificar, en vivir en una película de espías, en ser alérgico a quién quiera trabajar en positivo. El entusiasmo es contagiosos, el pesimismo también.  La ignorancia no es solo intelectual sino también emocional. 



En resumen, la incapacidad para la acción colectiva fruto de una forma de pensar y una forma de sentir tóxica. La conciencia neblinada a la que se refería Manuel Alemán que no es sino una forma "políticamente correcta" de acusar a la sociedad canaria de psicosis, es decir, de desconexión con la realidad, lo cual la convierte, al cabo del tiempo, no ya en una tragicomedia sino directamente en una payasada.

---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto