Guillermo Garcia-Blairsy Reina, un cientifico visionario

Ayer tuve ocasión de asistir a la presentación del libro "Guillermo Garcia-Blairsy Reina, un científico visionario" en el salón de grado de la Facultad de Ciencias del Mar de la ULPGC. El libro es una obra conjunta de 23 autores que van desgranando la figura de Guillermo Garcia Reina desde diferentes puntos de vista y cubriendo diferentes facetas o épocas de su vida.


Creo que en una sociedad tan a la deriva y tan falta de modelos como la canaria es importante rescatar y difundir la figura de Guillermo Garcia Reina como un científico cuya obra transciende los límites de nuestras islas. Su figura y su legado científico está sin duda a la altura de otros hombres de ciencia canarios de fama y renombre internacional como Blas Cabrera Felipe - padre de la física española que llegó a participar en conferencias junto a Einstein y Marie Curie, estableciendo la ley de variaciones de los momentos magnéticos de los átomos de hierro- como Agustín de Betancourt y Molina - uno de los ingenieros más prestigiosos de Europa y héroe nacional en Rusia - o como Telesforo Bravo Expósito y Antonio González González, el primero naturista y geólogo y el segundo químico tres veces nominado al premio Nobel.

No voy a hablar aquí ni de la personalidad rebelde, ni de las ideas, ni del legado científico de Guillermo Garcia Reina, invito a que el lector lo descubra por si mismo en el libro (papel o digital), pero si voy a hacer una reflexión; Guillermo demuestra que, a pesar de todo, en Canarias se pueden hacer cosas, pero a un altísimo coste personal y a un altísimo desgaste de energía peleándonos contra viento y marea y especialmente contra el muro burocrático y de intereses creados que hace que el coste de hacer las cosas en Canarias se eleve "artificialmente" y por ende los resultados disminuyan. 

Me pregunto que hubiera podido hacer Guillermo en otro lugar con un entorno institucional más favorable, cuanto empleo, desarrollo y riqueza ha perdido Canarias por no implementar las ideas de Guillermo y cuantos Guillermos en potencia hemos obligado recientemente a emigrar por mantener un modelo de desarrollo fracasado y unas estructuras políticas, económicas y sociales obsoletas.

Sus hijos descubren una placa en su memoria en el Banco Español de Algas que lleva su nombre

La mayor riqueza de un país, de un colectivo, es su capital humano. Desgraciadamente la historia de Guillermo demuestra que Canarias está donde está no porque seamos islas, ni por factores geográficos o demográficos, ni siquiera por factores "genéticos" o supuesta falta de talento. Canarias está donde está porque para mantener las estructuras de poder se sacrifica el talento y la creatividad de nuestro mejor capital humano. 


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto