miércoles, 26 de febrero de 2014

La mentira del emprendimiento en Canarias


Pablo Zurita escribió hace unos meses un artículo titulado "moda emprendedora fracaso empresarial". Es un buen articulo pero se queda a medias y no llega hasta el final. Es un coitus interruptus ... y al final el tiro le sale por cualquier sitio.


Zurita dice "Transformar una idea de negocio en empresa no es nada fácil. No se engañe, emprender con éxito no es cuestión ni de formación ni de suerte sino de inversión y de bagaje, términos complejos y prudentes. Ni tenemos cultura inversora ni podemos adquirir tal experiencia sin sufrir años de prueba y error. (...) Ganan las administraciones públicas, los ayuntamientos y las universidades, que han encontrado dónde entretener a su personal y dan a entender que se preocupan por acabar con el paro y por la actividad económica. Gana votos el legislador tan sensible con iniciativas bienintencionadas que atentan contra la libre competencia... Usted, por el contrario, tiene grandes probabilidades de perder dinero, tiempo, salud e ilusión, por separado o todo junto y a la misma vez."

La cultura inversora y la experiencia la tenemos los que hemos estado en la diáspora y hemos trabajado en los grandes centros financieros internacionales. No necesitamos años de prueba y error, ... los que los necesitan son los emprendedores y los inversores. Uno no puede obligar a nadie a que se de cuenta de las cosas, tienen que aprenderlas ellos con sus errores o, alternativamente, contratar a alguien para que los guíe y asesore, o para que haga el trabajo de seleccionar e invertir que eso de la financiación colectiva ya esta inventado desde hace mucho tiempo. Pero como usted sabe que al canario no lo asesora nadie y mucho menos otro canario,... es cuestión de orgullo,....y así nos va.



Pero el fondo de la cuestión no es económico, ni de "conocimientos",... el fondo de la cuestión es político. Las raíces del éxito o del fracaso económico de un país está en las instituciones políticas. Me explico. El desarrollo de una nación no depende de sus condiciones naturales, ni de su geografia, de su cultura o de la existencia de un líder visionario. El desarrollo de una nación depende de la capacidad de aprovechar el talento de su capital humano que es la principal fuente de riqueza de una sociedad. Pero para ello es necesario que se permita la destrucción creativa ya que esta siempre va aparejada a la verdadera innovación. También es necesario que se garantice un marco jurídico basado en la igualdad ante la ley, la libre competencia y el estado de derecho. Así de simple.

Pero la destrucción creativa va en contra de los intereses de las élites. Por ello, para que todo esto ocurra se necesita una sociedad abierta que tenga las instituciones económicas apropiadas. Solo de esta forma las sociedades pueden generar la innovación que les permita crecer ganando en eficiencia y, de esta forma, escapar de la pobreza y el paro. 

Las naciones son más propicias a desarrollar este tipo de instituciones cuando tienen un sistema político pluralista y abierto, con amplio electorado y apertura a nuevos lideres políticos. Como ves exactamente lo contrario a lo que ocurre en Canarias con una ley electoral fraudulenta que persigue exactamente lo contrario a lo que aquí se señala. La interrelación entre instituciones políticas y económicas es clave, y si no hay pluralidad en una no puede haber pluralidad en la otra. Es decir, sin pluralidad política no puede haber pluralidad económica que reduzca las desigualdades sociales y genere progreso y empleo, y sin pluralidad económica no puede mantenerse la pluralidad política, porque tarde o temprano la élite económica capturará al estado.

Esta captura es necesaria para frenar la innovación y mantener la desigualdad ante la ley, conservando de esta forma los equilibrios de poder y el status quo que favorece a unos pocos a costa de las oportunidades de la mayoría. La gente "poderosa" siempre busca capturar y controlar completamente el gobierno ya que dicho control les permite "controlar los presupuestos" y el destino de dichas partidas para enriquecerse y, lo que es más importante, controlar la legislación para crear artificialmente barreras de entrada con las que proteger su negocio de la competencia de los demás (lo que en otros artículos hemos denominado la "economía del molino") en base a privilegios ilegítimos otorgados por el estado. 

La extracción de rentas es muy cómoda y no requiere de capacidad de gestión ni de talento empresarial alguno. Simplemente requiere "conexiones" ya que, gracias a esas conexiones, se privatizan las ganancias y se socializan las pérdidas. El resultado es que detiene la evolución y mantiene el poder concentrado en pocas manos generando corrupción, paro, miseria, obsolescencia y enormes desigualdades sociales a favor de una élite que gana mediante el intervencionismo y la extracción de rentas mucho más que lo que ganaría en libre mercado y además sin riesgo aunque de forma ilegítima.



El problema de permitir la destrucción creativa es que altera los equilibrios de poder y le mueve la silla a la élite económica y política, y eso es precisamente lo que la élite política y empresarial que duerme junta en la misma cama no quiere, ya que los convierte no solo en los perdedores económicos sino también políticos. Esta y no las razones que esgrime Pablo Zurita en su artículo son la mentira del emprendimiento. A la élite no le interesa la innovación de verdad porque le mueve la silla y esa es la razón de que la boicotee. 

Por ejemplo un administrador de una empresa tiene que pagar el 42% de sus ingresos en impuestos, sean cual sean esos ingresos, sean 500 euros o 5 millones. La seguridad social va aparte. Te la venden como para luchar contra el fraude fiscal cuando en realidad, como tantas otras medidas, van encaminadas a eliminar la competencia de las PYMES y los autónomos para que la élite pueda seguir extrayendo rentas.




Con el acceso al crédito y la función financiera lo mismo. Sin agrupación de capital no se puede financiar la creación de nuevas empresas ni la innovación. Por tanto si controlo el acceso al capital lo controlo TODO. Al demonizarte los bancos y subirte a los altares a la economía real te demonizan las finanzas. Pero en el fondo una sin la otra no puede existir porque son las dos caras de una misma moneda, son el activo y el pasivo del balance del sistema. Así de sencillo. 

Edward Bernaisse el padre de la propaganda moderna de manipulación en USA dijo que "la manipulación inteligente de las masas es un gobierno invisible que es el verdadero poder gobernante en nuestro país". En realidad es una guerra contra la gente cuyo objetivo es doblegar su voluntad. Descubrieron que a la gente se la convence mas fácilmente apelando a sus emociones, a sus impulsos inconscientes e instintivos. No se trata de abrumarles con hechos, los hechos no importan, se trata de crearles una emoción.



En realidad se trata de crear una asociación emocional entre un producto y una idea y de asociarles símbolos. Cuando se comienza a utilizar símbolos que ya no tienen su significado original y adquieren una vida propia los hechos ya no importan. Los gobiernos tienen una larga experiencia en la creación de ficciones y en la venta de guerras, en crear y difundir mitos y en asociar símbolos a ideas.

Es como con los perros, primero demonizaban a los doberman en los años 70, luego a los pastores alemanes en los 80, luego a los rotweiler, luego a los standford, etc... en realidad cuando lo que hace agresivo a un perro no es su raza sino su dueño. Pues con las finanzas pasa lo mismo, pueden ser un instrumento de libertad o de opresión.


Las finanzas son tan solo un instrumento, y lo malo no es el instrumento en si, sino el uso que se hace de el. Sin finanzas no hay instituciones económicas inclusivas y las finanzas son lo primero que trata de controlar la élite. Por algo será. Sin agrupación de capital no hay innovación, sin innovación no hay competencia y sin competencia la élite sigue tranquila y cómoda en su silla disfrutando de sus ilegítimos privilegios.


I+D en Canarias,... no problem, ... la ineficiencia la paga el contribuyente, el consumidor y los jóvenes

Esa la razón por la que el actual sistema político-económico continuará produciendo resultados desastrosos para la mayoría. Los que ejercen cargos de influencia política no esta dispuestos a permitir la destrucción creativa y por tanto frenan el cambio y la evolución. No están por la labor de dejar que las mal llamadas "grandes corporaciones privadas" se hundan (ha habido excepciones, por supuesto). La idea es seguir utilizando la noción de un mal definido "riesgo sistémico" para preservar el status-quo. Si quisieran realmente acabar con el riesgo sistémico de las grandes instituciones, dividirían las grandes corporaciones e instituciones financieras en entidades más pequeñas como se hizo en su dia con ATT (American Telegrah and Telecom), es decir, revertir el proceso de concentración bancaria de forma que exista mas competencia, con lo que habría muchísimas mas oportunidades de financiar la innovación. Pero eso claro no les interesa.


Una imagen vale mas que mil palabras, capitalismo mafioso en las que las grandes corporaciones y el gobierno duerme junta en la misma cama

La forma más efectiva de cargarte la innovación es hundirla en burocrácia, no respetar la propiedad intelectual y boicotear el acceso al capital mediante la concentración del sistema financiero, o la negación de este como en Canarias. En resumen ni autónomos, ni pymes, ni emprendedores ni verdadera innovación (que es siempre disruptiva) sino concentración de poder, intervencionismo feroz y extracción de rentas. Por otro lado, para el político lo de la emprendeduría un cuento para asignar partidas presupuestarias y mamárselas en pesebres, ladrillo, redes clientelares y guateques con dinero público, al tiempo que puede vender la moto al electorado de que está haciendo algo. Leche machanga.


La innovashion en Canarias es,...... construir oficinas,... algo que "indudablemente" no puede hacer el sector privado si hubiera demanda

Guateques con dinero público,... no les preguntes sobre los resultados del dinero invertido en todo esto o corres peligro de ser excomulgado 
Lo que no entiende Zurita que no es un problema de falta de experiencia empresarial o financiera,.. en Canarias y en la diáspora hay personas que las tenemos, ... el problema es político y hasta que ese problema no se resuelva, la élite española y canaria, económica y política, va a seguir extrayendo rentas y llenándose los bolsillos ilegítimamente a costa de las oportunidades y el sufrimiento de los demás.

Lo que no termina de entender la izquierda es que con el intervencionismo las grandes corporaciones ganan mucho mas que con el libre mercado, que si quieren acabar con el "capitalismo de mafiosos y de mercados cautivos" - entendido como un sistema simbiótico entre las grandes corporaciones y el gobierno o entendido como el gobierno de la sociedad por parte de un pequeño numero de personas que controla la riqueza y los medios de producción - debería abrazar el libremercado, es decir, un sistema económico que se basa en el intercambio voluntario de bienes y servicios respetando los derechos de propiedad, incluyendo la propiedad pública y las externalidades en el que la innovación y la destrucción creativa va implícita.



Lo que no termina de entender el resto de la sociedad es que los cambios hacia un mayor pluralismo, competencia, innovación y libertad, nunca se van a producir de arriba a abajo, No son los políticos o la élite oligárquica quienes van a dar esos pasos, sino la gente de abajo hacia arriba. Nadie va a venir a salvarte ni a regalarte la libertad, más bien todo lo contrario.

Lo llevo repitiendo desde el año 2009, creo que ya es hora de que la gente lo vaya asimilando de una vez  a ver si podemos pasar ya a la siguiente fase, ... porque experiencias para entenderlo ya han tenido de sobra. Lo que ocurre en Canarias no es error ni ignorancia, sino todo lo contrario, es diseño y entender correctamente como funciona es el primer paso para cambiar Canarias y hacerla libre. 

Una Canarias libre de viejos caciques con derechos de cuna que hicieron su fortuna con el franquismo y la corrupción. Libre de nuevos caciques con carnet del partido que han hecho su fortuna recalificando nuestro suelo. Libre de medianeros, de pedigüeños de estomago agradecido, de gentes que desconfían los unos de los otros y especialmente de si mismos. Libre de gentes incapaces de superar sus miedos y barreras emocionales a colaborar con los demás y que se empeñan en percibir amenazas donde florecen oportunidades. ... y, parafraseando el poema de Pedro Guerra Cabrera,.... una infinita querencia ... nacer, vivir y morir sin cadenas castellanas.....

---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto