miércoles, 12 de junio de 2013

Si no puedes limpiarte el culo la culpa es de los yankees

Socialismo siglo XXI debe significar índice de escasez 21. En Venezuela de 100 productos básicos no se encuentran 21, tal y como muestra el índice de escasez del Banco Central. Que el Banco Central tenga que medir la escasez ya es más que significativo. En otros países lo que se suele medir es la abundancia para subir los tipos de interés cuando la economía se sobrecalienta.


Pero Venezuela es distinta, allí lo que se mide es la escasez, y el Banco Central comenzó a hacerlo hace cinco años, en el 2009, es decir en pleno apogeo del Caudillo de la Revolución Hugo Chavez. Entre los productos difíciles de encontrar están el papel higiénico, el azúcar, el aceite o la harina para hacer las arepas, la comida nacional del país.

El Gobierno bolivariano de Venezuela, para controlar una inflación galopante, se ha dedicado a establecer controles de precios sobre los productos básicos, unas políticas económicas que ya se habían implementado en Zimbabwe bajo el régimen de Robert Mugabe, y que al igual que en Venezuela fueron tremendamente efectivas en arruinar al país y crear escasez de productos básicos.

Hay venezolanos que hacen trueques por Facebook; cambio harina precocinada por papel higiénico. Otros sobornan a algún empleado del supermercado para que les avise por SMS cuando llegue la mercancía. A las tres de la tarde es cuando suele haber menos gente en las tiendas de Caracas. Pero a esas horas, si lo que se busca es papel higiénico, aceite, azúcar, harina , huevos, pollos o cualquier otro de los veintiún productos básicos de la lista, la respuesta de los empleados suele ser tajante: "Se acabó".

Tengo la impresión de que el nuevo socialismo siglo XXI se parece extraordinariamente al viejo socialismo del siglo XX, al menos a lo que a los supermercados vacíos y las colas para conseguir productos básicos se refiere.

Colas en los supermercados de Venezuela,...¡hay leche! exclama una mujer
En Venezuela, la comida se ha convertido en un asunto político. Las penurias que sufren muchos venezolanos ha obligado al Gobierno a enviar emisarios a países como Colombia o Nicaragua para lograr alimentos. En mayo, Maduro hizo una gira por Argentina, Bolivia, Brasil y Uruguay en la que buscó "fortalecer la reserva alimentaria y de productos básicos a tres meses".

Es curioso que Venezuela pase hambre, ¿no era Venezuela la tierra prometida en donde los isleños fueron los reyes de la agricultura, donde crearon agroisleña, la empresa de suministros agrícolas más importante de toda latinoamérica y donde crearon el Banco Canarias de Venezuela?.


Estanterías vacías en los supermercados de Caracas

No es de extrañar, en Zimbabwe pasó lo mismo, de ser un país que exportaba alimentos y con el mayor nivel de vida de toda Africa, pasó a ser un país dependiente de la ayuda internacional para alimentar al 70% de su población. Cosas del modelo económico cleptosocialista.

El nuevo socialismo siglo XXI no solo se parece demasiado al viejo socialismo siglo XX sino también a la Economía Voodoó o Mugabenomics de Robert Mugabe. Así que a los que quieren replicar el paraíso bolivariano en Canarias, les aconsejaría que mandasen a formar a sus "cuadros económicos" a Zimbabwe para que así nos traigan la prosperidad prometida.

Eso si, hay que reconocer que Mugabe encontró una solución imaginativa para el problema del papel higiénico; la hiperinflación. Los  zimbabuenses no tienen problema para limpiarse el culo porque pueden hacerlo con la moneda nacional, el Dolar de Zimbabue.


Puestos a repartir miseria hasta la gasolina escasea, y eso que Venezuela es un país petrolero. Aunque la escasez de gran variedad de productos básicos es un problema que viene de largo en Venezuela, que importa el 70% de sus alimentos, la situación también se extiende a los repuestos de vehículos o algunos medicamentos.

Todo esto está pasando en un país que se autodenomina rico y cuenta con las mayores reservas probadas de petróleo del mundo. Nicolás Maduro habla de acaparadores y especuladores, así como de empresarios afines a la oposición. ¿Donde habremos oído ese discurso antes? Ah si, ya recuerdo, en el Chile de Allende. Pero el índice de miseria, perdón de escasez, se viene midiendo por el banco Central venezolano desde el 2009, época en la que Hugo Chavez estaba vivito y coleando, lo cual indica que el problema viene de lejos y se ha agravado con el tiempo como es lógico.

Qué curioso que las mismas políticas tengan los mismos resultados en Venezuela que en Zimbabwe o en el Chile de Allende, ¡ quién lo diría !. Pero no, eso debe ser cosa de los especuladores, los traidores a la revolución y el imperialismo capitalista (sic)

Supermercados vacíos en Venezuela y en Zimbabwe

El problema con ese argumento es que desde hace mucho tiempo, las empresas productoras informan (entiéndase al Gobierno), específicamente a la Superintendencia Nacional de Silos Almacenes y Depósitos Agrícolas (Sada) a través de su Sistema Integral de Control Agroalimentario (Sica), toda su producción diaria, el lugar adonde va dirigida esa producción y la cantidad que llega a cada centro de comercialización. Con lo que, evidentemente, se hace imposible el acaparamiento que voceros del Gobierno señalan. El verdadero problema es la falta de producción.

Por cierto, Empresas Polar ha sido acusada de acaparar y “jugar” a la escasez de alimentos, pero fue su propio presidente, Lorenzo Mendoza, quien no sólo desmintió esta posibilidad sino que además señaló que son los mismos funcionarios de Sada quienes ordenan desviar toneladas de alimentos destinadas a los estados para ser llevadas a Caracas. En fin, cosas de la planificación económica centralizada que no funciona ni con la tecnología moderna.

Que un presidente chandalero te diga que si no puedes limpiarte el culo la culpa es de los yankees no tiene precio. Quizás puedan vender un poco más de petroleo a los yankees para poder comprar papel higiénico. Petroleo por papel higiénico,....  me recuerda aquello de oro por baratijas de los Les Luthiers en la cantata de Don Rodrigo Diaz de Carrera. En fin, que los venezolanos podrán seguir cagando mientras les dure el petróleo, pero después la cosa no está tan clara.


.... ¡¡¡ Bienvenidos al paraíso bolivariano !!!  ¡¡¡ bienvenidos al socialismo del siglo XXI !!!


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto