80.000 euros a un jubilado por mantener secuestrado un partido


Imagina una isla en el Caribe, por ejemplo Barbados en el siglo XVII, cuya economía está basada en el azúcar y en la esclavitud. Unos 60.000 habitantes de los que casi 40.000 son esclavos, y poco más o menos 400 terratenientes que no solo controlan la economía sino también la judicatura y las posiciones militares.

Dicho régimen económico extractivo no puede sostenerse en el aire. Si los esclavos tuviesen derecho a voto, el régimen económico se desmoronaría. Un régimen económico extractivo no puede sostenerse en el vacío, necesita de instituciones políticas que concentren el poder en pocas manos. 

En Canarias esa figura la ejerce la ley electoral, de la que hemos tratado en una serie de artículos, que anula los derechos políticos de una gran parte de la sociedad y que constituye un autentico fraude democrático sin parangón en la Unión Europea. Una ley en la que el 17% de la población tiene en sus manos el 50% del Parlamento.

Una ley que impide el acceso y la representación de los partidos minoritarios mediante dos trampas antidemocráticas, la primera con el establecimiento de unas barreras electorales desmesuradas y la segunda mediante la reducción, por debajo del mínimo requerido, de los diputados electos por circunscripción.

El umbral efectivo es el porcentaje de votos necesarios para obtener un escaño. Vemos que en Canarias hace falta más del doble que en el resto del estado español
Barreras electorales para impedir el pluralismo y secuestrar el voto
Doble barrera, a la barrera insular le añadieron la barrera autonómica para permitir que los grandes partidos obtengan representación en las islas menores (elevada del 3% al 6% para impedir de nuevo el pluralismo y que nadie con el 3% de los votos autonómicos se "cuele" dentro del sistema)
Para que un sistema empiece a ser considerado mínimamente democrático es necesario que la magnitud media, es decir el numero medio de diputados electos por circunscripción, sea de al menos 10. Vemos que Canarias ni tan siquiera llega a esa media mínima, mientras que en el resto del estado español se supera ampliamente. Si la ley electoral en el estado español es mala, en Canarias es peor.
 
Es esta ley electoral antidemocrática la que sostiene el sistema caciquil y colonial en Canarias a través de los caciques insulares. Los principios de funcionamiento son los mismos que durante el caciquismo leonino del siglo XIX, basado en el poder de los caciques rurales. El sistema es también homónimo al existente en el sur de Estados Unidos durante la segregación racial.



Por si esto fuera poco, el propio Parlamento se ocupó en su momento de aprobar una Ley de Iniciativa Legislativa Popular, que prohíbe a los canarios, en su artículo segundo, llevar a la Cámara una proposición de ley de reforma del régimen electoral. Los grandes partidos en Canarias- PP PSOE y CC-NC - mantienen secuestrada la democracia para poder seguir actuando como ladrones y tahúres con la complicidad del estado español. 

Es esta ley electoral sobre la que se asienta el poder de los caciques locales y que protegue la extracción de rentas coloniales por parte de la oligarquía local y española. Cámbiala y su poder desaparecerá para beneficio de todos. Pero si esto te parece escandaloso, no te vayas que aún hay más. 

Para completar el secuestro de la democracia es necesario impedir que emerja una alternativa. Esa es la razón por la que el Partido Nacionalista Canario (PNC) ha sido secuestrado como denunciamos en su día en una serie de artículos. Las expulsiones arbitrarias, la anulación de congresos, el secuestro de los comités insulares por medio de gestoras ilegales o la negativa a realizar congresos cuando ya han expirado los mandatos de los dirigentes son medidas que violan flagrantemente la constitución y la ley de partidos y asociaciones pero que en Canarias ocurren. 

No solo ocurren sino que además que cuentan con la protección y cobertura de los tribunales españoles. Los dos personajes responsables de vaciar el partido de militantes son Juan Jesus Ayala, presidente ilegitimo del comité insular del PNC en Tenerife y Juan Manuel Garcia Ramos, Presidente igualmente ilegitimo.

Los tres sinvergüenzas del PNC ilegítimo, Juan Jesus Ayala, Juan Manuel Garcia Ramos y Alvaro Perez

Es en este contexto donde tienes que analizar la siguiente información. La Escuela de Servicios Sociales y Sociosanitarios de Canarias (ESSSCAN) había presentado un ERE hace pocos meses y despedido a mucho personal.  En dicho ERE habían eliminado la figura del director y la escuela la llevaba el secretario, un funcionario de carrera. 

Después de pasar por varios cargos, Ayala estaba de director de la Academia Canaria de Seguridad. Pero la Academia fue suprimida por falta de presupuesto y ahora había que buscarle acomodo en la ESSSCAN. Le dieron el cargo y después se dieron cuenta que no podia ocuparlo porque Ayala está jubilado y tampoco es funcionario. Para ello vuelven a crear, por decreto, el puesto de director en la ESSSCAN que habían eliminado por ley. Por tanto ahora esa escuela que tuvo un ERE y echo a empleados públicos a la calle al final seguirá contando con dos puestos directivos. 

Pero para evitar que ese gasto se refleje en el plan de viabilidad del ERE, el puesto del funcionario lo pagará directamente la consejería. Como el puesto de secretario está reservado para funcionario, lo que hacen es que lo cesan y vuelven a crear el de director. El secretario cogerá ahora una plaza en Sanidad para desplazarse a la escuela en comisión de servicios. Todo un chanchullo legal. 

Juan Jesus Ayala

El puesto de Ayala, un jubilado que ronda los 70 años, está valorado en unos 80.000 euros anuales y el  secretario ha sido ascendido a un puesto 28.75, es decir, de lo mas alto dentro del funcionario (el nivel máximo es 30). Al final en vez de reducir cargos los aumentan. Como debe ser.

Como contrapartida Ayala y sus compinches, seguirán bloqueando las siglas históricas del PNC para mantenerlo secuestrado dentro de Coalición Canaria y evitar que se pueda convertir en alternativa. El dinero para ello lo pondrá Hacienda. Los mafiosos que nos gobiernan te roban tus derechos políticos, financian dicho robo con tu propio dinero y están protegidos por la justicia del estado español para que tanto unos como otros puedan seguir extrayendo rentas de Canarias. 

Garcia Ramos el ilegitimo presidente del PNC

Es así como tienen secuestrada la democracia en Canarias. Es así como funciona la democracia colonial, por si no te habías dado cuenta. Aunque también te digo que eso no es excusa para que los canarios nos movilicemos, independientemente de las siglas, y creemos una alternativa real.





---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto