miércoles, 31 de octubre de 2012

Las dos caras de una misma moneda



Supuestamente somos ultraperiféricos y tricontinentales, lo cual siempre me ha hecho mucha gracia ya que todavía no ha habido nadie que me pueda explicar como puede estarse en la ultraperiferia y en el centro de las rutas entre tres continentes al mismo tiempo. 

Es más, todavía no entiendo cómo se puede ser ultraperiférico en un mundo globalizado e hiperconectado. Cuando el mundo se ha convertido en una aldea global Canarias, por lo visto, vive en otro planeta.


La verdad incomoda es que la hipótesis geográfica es una estafa que se ha empleado para justificar el régimen extractivo en Canarias. Un régimen que extrae rentas de los muchos para dárselo a los pocos, sacrificando en el camino las oportunidades, el empleo, el crecimiento económico y la justicia social. Lo que explica el subdesarrollo y la crisis en Canarias, al igual que en otras muchas sociedades, no es la geografia sino un marco institucional extractivo que bloquea la innovación y el desarrollo.

Pero la hipótesis geográfica (y cultural) del subdesarrollo no es la única mentira que hay que desmontar. A la mayoría de la población canaria se la ha hecho creer, según sus tendencias ideológicas, que el culpable del subdesarrollo de Canarias o es Madrid o es el caciquismo canario, como si ambos fueran antagónicos.

Este razonamiento es rotundamente falso porque, en realidad, ambos son las dos caras de una misma moneda. Ambos son los beneficiarios del mismo régimen extractivo que bloquea el desarrollo de Canarias para provecho de unos pocos. Uno sin el otro no podría existir.

No te dejes engañar por la retorica. Ambos son cómplices en el saqueo, en el nepotismo, en la corrupción y en la falta de transparencia. Ambos cuentan con el poder judicial, las fuerzas de seguridad y los organismos de control a su servicio para protegerlos. Ambos, Madrid y sus socios locales en el papel de medianeros, tienen sus intereses alineados en el mantenimiento del status quo y el régimen extractivo en Canarias. Los últimos tres años son muestra de ello.


Podrás argumentar que España también es un régimen extractivo y que los abusos también se dan en otras comunidades autónomas, y estarás en lo cierto. España es un régimen extractivo desde el siglo XVI en el que la corona monopolizó el comercio de Indias a través de la Casa de Contratación. En España nunca se le ha cortado la cabeza a un rey. Ese es el problema. Pero es una cuestión de grado, como en la escala Richter. Si España es extractivo nivel 7, Canarias lo es nivel 10. 

En 1835 Lord Thomas Macaulay decía, con respecto a la India; “Debemos esforzarnos al máximo en formar una clase que actúe de intermediarios entre nosotros (los ingleses) y los millones que gobernamos; una clase de personas indias en sangre y apariencia, pero inglesa en gustos, opiniones, moral e intelecto”.


Este tipo de estructuras en donde existe una élite local con los intereses extractivos alineadas a la de la metrópoli ha pasado en muchas partes, desde la Argelia de los pies negros hasta la Cuba colonial española. Dentro de la oligarquía esclavista de Cuba había tanto españoles como criollos. Del tráfico de esclavos se beneficiaba tanto dicha oligarquía como la Corona, la Capitanía General y los industriales españoles que tenían en Cuba un mercado cautivo para colocar sus excedentes y extraer rentas. 

"Caballeros" españoles en Cuba



En Canarias pasa lo mismo, los grandes empresarios locales no son canarios sino españoles, como Demetrio Carceller de DISA o San Juan de Satocan. Empresarios españoles afincados en Canarias son los que se alinean con Repsol para el expolio de nuestro petróleo. Otros empresarios locales también han alineado su destino y sus fortunas al mantenimiento del status quo. Son esos constructores que se benefician de los 50 millones del Plocan o de la inversión en edificios de parques tecnológicos, porque en Canarias las inversiones en I+D son inversiones en ladrillo.

Un régimen extractivo es un régimen en el que se sacrifica la libertad, así como las oportunidades de desarrollo y crecimiento de la mayoría para que unos pocos puedan seguir extraer rentas y recursos cómodamente a costa de los demás. Un régimen inclusivo es aquel en los que el poder político y económico está ampliamente distribuido, y la gente tiene acceso a las oportunidades económicas, así como de desarrollar su creatividad y talento.

Mientras no cambiemos ese sistema jamás podremos implementar en Canarias un régimen inclusivo de mayor bienestar, desarrollo y justicia social. Lo dicho, el culpable de la situación actual no es ni Madrid ni el caciquismo canario, sino ambos. Uno sin el otro no podría perpetuar el régimen extractivo. Ambos son responsables. Ambos son las dos caras de una misma moneda.
 


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

viernes, 26 de octubre de 2012

Alianza Nacional-Democrática en Kanaria (periódico El Guanche)


A petición del editor del periódico El Guanche, reproduzco esta editorial a fin de contribuir a su difusión.  Es un trabajo de investigación muy serio que quizás haga reflexionar a más de uno. Mis felicitaciones al equipo que redactó el articulo.

El articulo original lo pueden encontrar aquí. Aprovecho para felicitar el trabajo que se esta haciendo de modernización de la histórica cabecera.



_______________________________________________________________________

La condición colonial de Kanaria no ofrece dudas. Quienes  no definan así el régimen de ocupación española en las Islas, deben demostrar en qué momento histórico  y en base a qué cambios en las relaciones de dominación establecidas desde la invasión castellana del siglo XV, dejamos de ser una colonia de ultramar.
 
 La terminología jurídico administrativa española, al referirse a Kanaria, siempre la califica como “posesión de ultramar” hasta finales del siglo XIX, pese a que tras la Constitución liberal de 1812 se creara la “Provincia de Canarias” y su Diputación, aboliendo el Antiguo Régimen estamental. Pero las relaciones coloniales de dependencia nunca desaparecieron, como tampoco el expolio de recursos económicos en favor de la Corona y la utilización de nuestra situación geo-estratégica para favorecer el protagonismo internacional español.

De hecho, Cuba, Puerto Rico, Filipinas, Guinea Ecuatorial y la llamada África Occidental Española (AOE) fueron “provincias” hasta que dejaron de ser españolas, pese a que a nivel internacional se consideraban colonias, pues  tal condición no depende del estatus administrativo que la metrópoli le otorgue, sino de las relaciones económicas y políticas de dominación y dependencia impuestas, que en el caso de Kanaria comienzan tras una larga guerra de ocupación  y sometimiento militar contra la población nativa.

 Pero lo que distingue a nuestro país colonizado del resto de los mencionados, excepto Puerto Rico y parte de la antigua AOE, es que aún no hemos alcanzado la Independencia nacional, por tener pendiente la asignatura imprescindible de la articulación de una Alianza Nacional-Democrática de todos los sectores sociales y económicos oprimidos por el colonialismo español.

Los sectores populares principales interesados

Esta alianza favorece a todos los sectores cuyos intereses están en abierta contradicción con el colonialismo español, pero sobre todo, a los sectores populares, como puede demostrarse tras el análisis de los procesos independentistas de los dos últimos siglos y las aportaciones teóricas de los principales líderes ideológicos del socialismo durante dicho periodo.

La cuestión nacional, desde la dialéctica marxista, está claramente analizada por Lenin cuando se trata de los países coloniales y semicoloniales:
La liberación nacional en los países atrasados coloniales y semicoloniales es históricamente progresista y lo es por dos razones, porque favorece el crecimiento, la democracia y mejores condiciones de vida en los países coloniales y porque al enfrentar al imperialismo y quitarle ese mercado colonial, lo encierra otra vez dentro de sus estrechas fronteras nacionales y reproduce el enfrentamiento inicial del que hablaba Marx y agudiza los enfrentamientos en el país desarrollado”. “La cadena se rompe por el eslabón más débil”.
 En “El derecho de las naciones a la autodeterminación” (1914) el líder ruso escribió además:
Pero la política del proletariado en el problema nacional sólo apoya a la burguesía en una dirección determinada, en aras de la paz nacional, en beneficio de la  igualdad de derechos, de la situación más favorable posible para la lucha de clases. Es un apoyo sólo condicional.
Por cuanto la burguesía de una nación oprimida lucha contra la opresora, nosotros estamos siempre, en todos los casos y con más decisión que nadie, a favor, ya que somos los enemigos más intrépidos y consecuentes de la opresión”.
Es importante señalar cómo los términos imperialismo y colonialismo, aunque no son exactamente sinónimos, son usados indistintamente en el análisis marxista, que define al imperialismo como un sistema de opresión colonial, considerando ambos sistemas un mecanismo de la división internacional del capital y el trabajo que somete a los países coloniales y semi coloniales a una relación desigual con los países colonialistas e imperialistas, condenándolos a la explotación y el empobrecimiento.

 En los cuatro primeros congresos de la Internacional Comunista, Lenin y Trotsky plantearon que, de ninguna manera, los socialistas de los países atrasados debían ponerse al margen del proceso de liberación nacional, porque ponerse al margen de este proceso en las colonias y semicolonias implica favorecer al imperialismo y decían, concretamente, esto en el IV Congreso:
En los países desarrollados es necesario el frente de izquierda, es decir la unificación de todos los partidos de izquierda contra la burguesía y en los países coloniales y semicoloniales es necesario un frente anti imperialista y anti colonial”.
 Porque en los países desarrollados capitalistas la explotación la ejerce la burguesía, esencialmente, sobre el proletariado y en los países atrasados el imperialismo ejerce una explotación sobre vastas mayorías, donde a veces hay un movimiento obrero poco desarrollado, donde hay mucho campesinado, donde hay una clase media empobrecida, donde hay muchos desocupados, donde hay obreros temporales. Es decir, el imperialismo sofoca no sólo a la clase trabajadora sino a amplias masas de la población. De ahí que sea necesario una Alianza Nacional-Democrática para derrotarlo.

La fractura ideológica favorece al colonialismo

Temer una alianza interclasista con esos partidos es estar inseguro de la propia fuerza. Se sabe que el imperialismo, el colonialismo y sus agentes son el enemigo principal y hay que luchar dentro de la Alianza Nacional-Democrática, pero con toda la legitimidad  para tratar de disputar la conducción y la hegemonía, si la correlación de fuerzas dentro del frente le resultara favorable.

 La Alianza de todos los sectores oprimidos de Kanaria, aún pertenecientes a diferentes clases sociales, por la independencia nacional, en torno a los derechos democráticos y todos los contemplados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sería una fuerza indestructible para el colonialismo español, al que le vendría muy bien que dicha Alianza se fracture ideológicamente entre socialistas y no socialistas. Divide y vencerás. Para ello están siempre dispuestos a pagar lo que haga falta, aunque surjan grupúsculos desorientados e inmaduros que le hagan el  trabajo sucio de forma gratuita.

 Las tesis del III y IV Congreso de la Internacional, sostenían claramente que en los países colonizados, el proceso de liberación nacional se inicia con medidas nacionales-democráticas, en modo alguno con planteamientos clasistas, porque los planteamientos clasistas implican aislar a la clase trabajadora del resto de los sectores oprimidos de la nación.

 Leyendo a Trotsky:
En los países coloniales y semicoloniales el régimen interior tiene un carácter principalmente burgués. Pero la presión del imperialismo extranjero cambia y altera de tal forma la  estructura económica y política de estos países que la burguesía nacional (incluso en los países políticamente independientes neo coloniales) no llega, más que parcialmente, a la situación de clase dirigente. La burguesía de los países coloniales y semicoloniales representa una clase medio dirigente y medio oprimida”. TROTSKY, León (1937), “En defensa del marxismo”.
 También Mao nos ilustra sobre la necesidad de la Alianza Nacional-Democrática en las colonias:
La tarea de la revolución china consiste en una revolución nacional y en una revolución democrática para liquidar a los dos enemigos principales y más aún, la burguesía participa a veces en la revolución y aún cuando la gran burguesía traicione a ésta y se convierta en su enemiga, la punta de lanza de la revolución tendrá que ser dirigida contra el imperialismo y el feudalismo, antes que contra el capitalismo y la propiedad privada capitalista en general.

Siendo esto así, el carácter de la revolución china en la etapa actual, no es proletario-socialista, sino democrático-burgués. Pero la revolución democrático-burguesa de la China actual no es del antiguo tipo general que ya resulta anticuado. Este tipo de revolución se desarrolla en China, así como en los países coloniales y semicoloniales y lo denominamos revolución de la Nueva Democracia.

Sólo podemos proporcionar una correcta dirección a la revolución china sobre la base de una clara comprensión de las diferencias existentes entre las revoluciones democrática y socialista y sus necesarias interrelaciones”. MAO TSE TUNG (1940), “Obras Escogidas”.

El lumpen liquidador, un subproducto inevitable

 El proceso de liberación nacional canaria debe construirse sobre la base de las alianzas democráticas interclasistas, seguramente en un principio con el predominio de las clases medias, verdaderas protagonistas de la mayoría de los procesos independentistas en todo el mundo. Aunque los sectores populares y sus organizaciones, en el seno del movimiento de liberación, deben luchar para que el cambio se produzca de la forma más favorable para sus intereses de clase.

Pero ningún movimiento de liberación está exento del surgimiento de fenómenos residuales vinculados a los sectores más aventureros y autoliquidadores, porque cualquier proceso  de cambio social  progresista genera inevitablemente ese subproducto pseudo-revolucionario. Es el conocido fenómeno lumpen, caracterizado por su sectarismo, pandillismo y aparente matonismo prepotente,  incapacitado para concebir políticas de alianzas inteligentes y creativas. Su misticismo mitómano y sus incapacidad política les obliga a esconderse tras cuatro consignas cogidas con alfileres, negándose a compartir su reducido y marginal rincón social más allá de su pequeña tribu urbana.

Recientemente hemos asistido al triste espectáculo de la convocatoria de algún evento pretendidamente patriótico, desde el más ridículo sectarismo ideológico, que tras cosechar un sonoro fracaso de respaldo popular, sus promotores lo celebran como una  “proeza” en las redes sociales, auto-exiliados de la realidad y sumergidos en el autismo político más absoluto.

Decíamos que estos fenómenos por lamentables que parezcan resultan inevitables y suelen surgir por generación espontánea en cualquier proceso de cambio social, aunque a veces el mismo poder colonial los fomenta dotándolos de dicha apariencia de espontaneidad. Para corroborarlo adjuntamos a continuación un texto que parece escrito aquí y ahora en Kanaria:
 “Bajo la influencia de la tradición y de la degeneración de las organizaciones históricas del proletariado, en la periferia de la IV Internacional, han nacido o han degenerado, grupos y formaciones sectarias de diferentes géneros. En su base, estos núcleos se niegan a luchar por las reivindicaciones parciales y transitorias, es decir, se niegan a luchar por los intereses y las necesidades elementales de las masas, tal como ellas son. La preparación de la revolución significa, para los sectarios, convencerse a sí mismos de las ventajas del socialismo.

Rehúsan a hacer en la práctica una diferencia entre la democracia burguesa y el fascismo. ¡Cómo si las masas no sintieran esa diferencia a cada paso!. Los sectarios sólo son capaces de distinguir dos colores: el blanco y el negro. Para no exponerse a la tentación, simplifican la realidad.  Incapaces de encontrar acceso a las masas, las acusan de incapacidad para elevarse hasta las ideas revolucionarias. Estos profetas estériles no ven la necesidad de tender el puente de las reivindicaciones transitorias, porque tampoco tienen el propósito de llegar a la otra orilla”. CONGRESO DE FUNDACION DE LA IV INTERNACIONAL (1938). Programa de transición.
Sin embargo, su enfermedad infantil del izquierdismo no les impide arrimarse en sus excursiones, botellones y aquelarres a organizaciones de la izquierda españolista republicana,  representante de una clase trabajadora metropolitana beneficiaria directa del expolio colonial que sufren los trabajadores canarios:
Las fortunas de España, Holanda, Inglaterra, Francia, fueron obtenidas no solamente con el sobre-trabajo de su proletariado, sino también con el pillaje sistemático de sus posesiones de ultramar. La explotación de clases fue complementada y su potencialidad aumentada con la explotación de las naciones. La burguesía de las metrópolis se halló en situación de asegurar una posición privilegiada para su propio proletariado, especialmente para las capas superiores, mediante el pago de algunos super-beneficios obtenidos con las colonias”. TROTSKY, León (1939), “El pensamiento vivo de Carlos Marx”.
Todos hemos sido testigos cómo parte de esta muchachada patriotera termina engrosando las filas de la izquierda colonialista, por lo que las obsesiones, complejos y mitomanías de este subproducto lumpen marginal no deben desalentarnos en la tarea imprescindible de la articulación de la Alianza Nacional-Democrática que nos conduzca a la Independencia nacional.
El interclasismo de Bolívar y Martí

No menos sorprendente es ver ligadas las ideas emancipadoras de Simón Bolívar con el socialismo, a no ser que el socialismo bolivariano reconozca su carácter interclasista al incorporar la herencia política  de Bolívar, protagonista de un proceso emancipador surgido de las propias burguesías nacionales criollas latinoamericanas.

Nosotros, que defendemos la trayectoria histórica de Bolívar, no compartimos las consideraciones de Carlos Marx en un trabajo para la Enciclopedia Británica donde lo califica como “hipócrita, traidor y cobarde”, añadiendo que “Bolívar, como la mayoría de sus coterráneos, era incapaz de cualquier esfuerzo prolongado…”. Pero está claro que para el fundador del socialismo, el prócer venezolano no había “independizado” a la clase obrera latinoamericana.

Algo similar ocurre con la figura de José Martí, reivindicada por las organizaciones políticas cubanas a un lado y otro del Estrecho de La Florida. Su figura aparece en todas las escuelas, plazas y organismos de la Cuba socialista, lo cual no deja de ser un reconocimiento de la lucha de liberación nacional cubana surgida desde los sectores criollos de la burguesía durante la ocupación colonial española.

¿Porqué hemos de oponernos entonces en Kanaria a establecer alianzas con las clases medias nacionales oprimidas por el colonialismo español, con los pequeños propietarios agrícolas, pequeños y medianos empresarios y profesionales?. Y ¿es posible acaso un marco de alianzas con estos sectores que no sea en torno a las libertades democráticas y el derecho de nuestro pueblo a dotarse del tipo de economía que prefiera, de mercado, mixta, cooperativista o socialista, al obtener su soberanía nacional?.

 Para unos la crisis del modelo neoliberal actual significa la desaparición del Capitalismo, para otros el Socialismo demostró su fracaso tras la caída del Muro de Berlín, otros creen que el capitalismo social de los países escandinavos es el modelo a seguir, pero en una colonia como Kanaria este debate no toca ahora. Lo que toca es la articulación de la Alianza Nacional-Democrática, como hemos visto en las numerosas citas de este trabajo.

Quienes no lo comprendan y pretendan anteponer la fractura ideológica a la lucha nacional-democrática, es porque, en el fondo, no reconocen que Kanaria sea una colonia y prefieren jugar al sectarismo izquierdista o derechista, para mejor gloria del colonialismo, a quien supuestamente dicen combatir. Esperemos que los recientes y sonoros fracasos de sus últimas convocatorias, hagan reflexionar a los compañeros más valiosos y rescatables de este patético lumpen autoliquidador, comprendiendo que su lugar está en una gran alianza de las clases medias y sectores populares de Kanaria por una Patria Independiente y Democrática.



---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

martes, 23 de octubre de 2012

El coste del inmovilismo

La semana pasada en la portada del periódico Canarias 7 aparecía el siguiente titular "La pobreza se desboca en Canarias". Es la dura realidad, pero ¿de quién es la culpa?. Para entender las causas de dicha pobreza tenemos que entender los motivos que impulsan a las élites extractivas a frenar el desarrollo.


En el siglo XIX el zar de Rusia prohibió los ferrocarriles. Mientras en toda Europa se estaban construyendo ferrocarriles e industrializando sus economías, Rusia permaneció al margen. A pesar de recibir numerosas ofertas para su construcción, Egor Krankin, ministro de finanzas entre 1823 y 1844, las rechazó y las bloqueó oponiéndose tanto a la industrialización como a los ferrocarriles. 

Rusia estaba gobernada por un monarca absolutista y por una aristocracia feudal que tenía en el sector agrario su fuente de poder. La industrialización detraería trabajadores del campo hacia las ciudades y generaría una nueva clase social que podría adquirir influencia política, convirtiendo de esta forma a la aristocracia tradicional en perdedores económicos y perdedores políticos. 

Las políticas de Kankrin estaban orientadas a fortalecer a los pilares políticos del régimen absolutista, particularmente a la aristocracia terrateniente, manteniendo la sociedad rural y agraria. El desarrollo de un Banco Gubernamental para fomentar la industria fue cancelado y sus activos fueron transferidos a un Banco de Crédito Estatal que exigía a los prestamistas poner a los siervos como colateral del préstamo. De esta forma solo la aristocracia terrateniente tendría acceso al crédito y la financiación.

Kankrin Egor Frantsevich, ministro de finanzas ruso

La monarquía y la aristocracia bloqueo el desarrollo para mantener sus regímenes extractivos. En consecuencia la economía Rusa se estancó. Hicieron todo lo posible por restringir el acceso a la financiación para mantener el status quo. Bloquearon cualquier intento de introducción de nuevas tecnologías o infraestructuras como los ferrocarriles que podían haber actuado de correa de transmisión de los cambios. La clase dominante hizo todo lo posible para bloquear los cambios porque les movían la silla.

Canarias está obsoleta y no es casualidad, ni incompetencia, ni ignorancia. Al igual que la Rusia zarista, el atraso y la obsolescencia en canaria es por diseño. La razón es la misma; proteger el status quo. La actitud del Gobierno de Canarias durante los últimos años ha sido exactamente la misma que la de la Rusia zarista y por las mismas razones, proteger sus chiringuitos extractivos a costa de las oportunidades del resto de la sociedad. 

El juego de Coalición Canaria durante los últimos años ha sido el de bloquear y boicotear los intentos de cambio mientras le pedía más dinero a Madrid, evidenciando que su estrategia y sus motivos son los mismos que los del zar de Rusia en el siglo XIX, o los de los pies negros en la Argelia ocupada por Francia. El mensaje era claro, dame más dinero para que siga bloqueando el cambio para que tanto Madrid como las elites canarias, al igual que la aristocracia terrateniente rusa del siglo XIX, puedan seguir extrayendo rentas cómodamente. Madrid es el zar, CC el corrupto gobernador de la provincia y las oligarquía española y canaria la aristocracia terrateniente.

Paulino Rivero y su gobierno ha estado jugando a pedir dinero con una mano y a bloquear el cambio y la innovación con la otra para mantener los chiringuitos extractivos y proteger el status quo
Las "elites" canarias son tan culpables como el que más. Son cómplices en el reparto del botín. Mientras permanezcamos en España va a ser imposible generar un régimen inclusivo en Canarias bebido a que los conflictos de interés y otros factores estructurales lo impedirían. La única solución es la descolonización asociada a una profunda transformación social e institucional.

Nos están robando los mejores años de nuestra vida. Nos han traído mentiras, pobreza, desesperanza y corrupción. En algún momento tendremos que decir basta. Lo primero que tiene que decidir un pueblo es si quiere protestar o si realmente quiere cambiar las cosas. Cuando toma esa decisión es imparable. 

Como decía Desmond Tutu, cuando la gente decide que quiere ser libre no hay nada que la detenga.
 
Jorge Dorta
Director de Mencey Capital


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

lunes, 22 de octubre de 2012

El señor de los monos

"El Señor de los Monos”
Una parábola china del siglo XIV por Liu-Ji,  plantea muy bien la comprensión del poder político:

En el estado feudal de Chu un anciano sobrevivía manteniendo monos a su servicio.  La gente de Chu lo llamaban “ju gong” (amo de monos).


Cada mañana, el anciano reunía a los monos en su patio, y ordenaba al más viejo a dirigir a los otros a las montañas para recoger frutos de los arbustos y árboles.  Era la regla que cada mono tenía que dar una décima de su colección al anciano.  Aquellos que no lo hicieran, recibían latigazos.  Todos los monos sufrían amargamente, pero ninguno se atrevía a quejarse.


Un día, un pequeño mono le preguntó a los otros: ¿Sembró el anciano todos los árboles frutales y los arbustos?”  Los otros respondieron: “No, crecieron en la naturaleza.”  El mono pequeño entonces preguntó: “¿No podemos tomar los frutos sin el permiso del anciano?”  Los otros respondieron: “Sí, todos podemos.”  El mono pequeño continuó: “Entonces, ¿por qué dependemos de el anciano?  ¿Por qué tenemos todos que servirlo?”
Antes de que el mono pequeño pudiera terminar su oración, todos los monos de pronto vieron la luz y despertaron. 


Esa misma noche, cuando el anciano se durmió, los monos derribaron las barricadas de la empalizada en la que estaban confinados y la destruyeron completamente.  También tomaron los frutos que el anciano tenía almacenados, los llevaron con ellos al bosque, y nunca regresaron.  El anciano murió de hambre.


Yu-li-zi dice, “Algunos hombres en el mundo gobiernan a sus pueblos mediante trucos y no por principios rectos.  ¿No se asemejan al amo de los monos?  No son conscientes de su estupidez.  Tan pronto como su gente vea la luz, sus trucos no les funcionarán.”



---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto

viernes, 19 de octubre de 2012

Una fuerza más poderosa

En la noche de un viernes de diciembre de 1981, Lech Walesa y otros líderes de Solidaridad fueron arrestados después de una reunión en Gdansk. Durante dieciséis meses, su movimiento pro-sindicato libre estuvo sacudiendo los cimientos del control del Partido Comunista sobre Polonia por medio de ocupaciones de fábricas y huelgas. Ahora se había impuesto la ley marcial y Solidaridad estaba mirando por el cañón del fusil de la derrota. Cuando era llevado, Walesa desafió a sus captores. "En este mismo instante, Uds. han perdido," les advirtió. "Nosotros estamos arrestados, pero Uds. han empezado a cavar vuestra propia tumba… Regresarán a nosotros de rodillas".


Si el poder fuera solo violencia y si no hubiera respuesta a la represión, las palabras de Walesa serían insensatas. Pero él sabía que Solidaridad ya había definido el curso del conflicto, privando al régimen del apoyo del pueblo polaco. Una vez que el estado agotara todos los medios para someterlos, tendría que llegar a algún acuerdo. Siete años después, el general Wojciech Jaruzelski, el líder que había encarcelado a Walesa, invitó a éste y a otros líderes de Solidaridad a una mesa redonda de negociaciones que condujeron a la creación de un nuevo gobierno. En 1990 Walesa, un simple electricista de un astillero apenas 10 años antes, se convirtió en presidente de Polonia. Nunca había disparado un tiro, como tampoco lo había hecho nadie de Solidaridad. Pero juntos habían levantado el velo de un poder totalitario y le habían dado la libertad a todos los polacos.

En 1960, James Lawson, el ministro metodista que creó un movimiento entre los estudiantes universitarios
en Nashville, comprendió que dondequiera que los afroamericanos habían actuado contra la segregación en el sur de los EE.UU., habían provocado violentas, a veces mortales, represalias de los vigilantes blancos, quiénes trabajaban frecuentemente hombro a hombro con la policía. Lawson se aseguró que sus estudiantes estuvieran preparados. En 1959 comenzó a impartir talleres a estudiantes voluntarios. Además de enseñarles las ideas de Gandhi, les proporcionó entrenamiento práctico sobre cómo protegerse de la violencia sin perder la tranquilidad y contener los impulsos de responder a la violencia con la violencia.



Los estudiantes que participaron en la ocupación de las barras de los restaurantes, que se llevó a cabo a comienzos del año 1960, estaban organizados por pequeño pero disciplinado grupo de activistas. James Lawson, organizador del boicot a los comedores raciales en Nashville tenia las cosas claras. "No podemos hacer una manifestación con 25 personas que hacen lo que les da la gana. Deben tener una disciplina en común. Esa es la palabra clave. Para mi la dificultad con las personas y los esfuerzos no violentos radica en que no reconocen la necesidad de una fuerte disciplina y un entrenamiento feroz. Así como la importancia del diseño de estrategias, planificación, reclutamiento y de todo lo que hay que hacer para organizar un movimiento. Todo eso no puede surgir espontáneamente debe hacerse sistemáticamente."

Primera Parte  aqui



 Segunda Parte aqui




El documental también incluye un episodio sobre Chile y como los comunistas y aquellos que predicaban métodos violentos lo único que consiguieron fue fortalecer al dictador. Algunos autodenominados “revolucionarios” que, a pesar de su retórica, no confían en la población oprimida.  Esos “revolucionarios” creen que el sistema de dominación solo puede ser derribado si su propio grupo de “guardianes” se hace con el control del aparato del Estado para reconstruir la sociedad, independientemente de los deseos de la población supuestamente liberada. Ese es el error.

Esa actitud nace de la misma concepción extractiva del poder de aquellos contra los que critican.  

 


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto