Si quieres resultados distintos empieza por pensar de otra manera

¿Cuantas veces tenemos que tropezar con la misma piedra para darnos cuenta que tenemos que hacer las cosas de otra manera? ¿Si queremos cambiar algo por qué repetimos una y otra vez formulas fracasadas? ¿Estamos intentando realmente cambiar algo o simplemente estamos liberando nuestra ansiedad "haciendo que hacemos"?

Si quieres cambiar algo empieza por identificar cuales son tus miedos que te impiden hacer algo distinto de lo que has hecho hasta ahora.

La verdad es que es que estoy cansado de ruido de consignas, proclamas, promesas y mentecatadas que llevan repitiéndose años o incluso décadas. En Canarias hace falta un cambio de mentalidad. No podemos seguir con formulas obsoletas y conceptos de los años 70 que no llevan a ningún sitio.

Revolución del Jazmín en Tunez
Hay básicamente dos concepciones del poder, una percepción jerárquica, monolítica y extractiva del poder. Esta concepción percibe a la población como dependiente de la buena fe, decisiones y apoyos del gobierno o cualquiera de las partes del sistema jerárquico. Percibe el poder como emanado de unos pocos, lo considera autoperpetuado, durable y difícil y lento  de destruir.

Esta es la concepción que la mayoria tiene del poder en Canarias, incluidos los independentistas y algunos autodenominados “revolucionarios” que, a pesar de su retórica, no confían en la población oprimida.  Esos “revolucionarios” creen que el sistema de dominación solo puede ser derribado si su propio grupo de “guardianes” se hace con el control del aparato del Estado para reconstruir la sociedad, independientemente de los deseos de la población supuestamente liberada. Ese es el error.

Esa concepción del mundo y del poder esta totalmente obsoleta desde hace más de 50 años. En realidad la naturaleza del poder es muy distinta como nos enseña Gene Sharp, pero no me creas a mi, creele a él.

Lech Walesa del movimiento polaco Solidaridad

La concepción inclusiva del poder reconoce que el poder, en realidad, depende de la buena voluntad, apoyo y decisiones de la ciudadanía. el poder emana de la sociedad de abajo a arriba y no de arriba a abajo. el poder es mas frágil de lo que parece, dependiente siempre de la renovación de los pilares de apoyo que lo sustentan y de la cooperación de multitud de personas e instituciones. En ultima instancia dependen del consentimiento de los ciudadanos

El fin del apartheid, la transición polaca, la transición de Brasil mediante la transformación social y el empoderamiento de los ciudadanos, la independencia de las repúblicas bálticas, el fin de Milosvick en Serbia, la Revolución Naranja de Ucrania o la Revolución del Jazmín en Túnez, por ponerte tan solo algunos ejemplos demuestran que la concepción monolítica de poder es falsa y que la autoliberación es posible, ....... pero hay que empezar por actualizar el "software mental". Hay que cambiar el chip.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto