Europa ¿héroe o villano?

Africa siempre ha tenido un cáncer que se ha llamado Europa. El primer shock negativo fue el comercio de esclavos que sumió a gran parte del continente en guerras y conflictos étnicos. Es algo difícil construir un Estado y una conciencia nacional cuando sospechas que tu vecino puede capturarte y venderte a los europeos.

Además eso de invertir y mejorar la productividad, sacrificando consumo actual para obtener consumo futuro, tampoco parece una elección muy lógica si la semana que viene puedes estar en la bodega de un barco cargado de grilletes rumbo a cualquiera de los mercados de esclavos de la América española.



Curiosamente la áreas que quedaron fuera de las zonas "extractivas" de esclavos, como Botsuana o Sudafrica, son, a día de hoy, mucho más avanzadas y con menos problemas socio-políticos y económicos que el resto del continente.

El caso sudafricano es un caso singular, ya que el Apartheid se produce para evitar que los agricultores negros hagan la competencia a los blancos y también para asegurar mano de obra barata al sector minero. La gran brecha de la riqueza se produce tras la instauración del Apartheid y no antes. La división en dos del país y la riqueza es el resultado del Apartheid y no la causa..

El segundo shock negativo procedente de Europa fue el colonialismo. Tras la conferencia de Berlín, las potencias europeas, principalmente España, Portugal, Bélgica, Alemania, Italia, Francia e Inglaterra se "repartieron" el continente como les dió la gana. Las fronteras ficticias han sido posteriormente motivo de multitud de conflictos y sufrimiento.


Las instituciones extractivas instauradas en Africa durante la época colonial volvieron a castrar el desarrollo de las sociedades nativas tras su independencia. Una vez más, áreas como Botsuana, que escaparon a la explotación colonial por su falta de recursos naturales, pudieron desarrollarse de forma mucho más democrática y equilibrada que el resto.

Posteriormente el continente se convirtió en campo de batalla de la guerra fría y recientemente el sector primario está siendo desolado por las políticas de la Unión Europea que no solo subvencionan la producción sino también la exportación. De esta forma "traslada" el problema de los excedentes al tercer mundo y allá se entiendan ellos.




Cojamos un producto cualquiera, por ejemplo el azúcar. Cuando pensamos en azúcar pensamos en el cultivo de la caña en zonas tropicales y subtropicales. El coste de producción en la UE es tres o cuatro veces superior al de otros países. Europa produce el azúcar más cara del mundo. Pero son tan altos los subsidios que se está exportando azúcar producida de la remolacha en Europa a productores tradicionales de azúcar en el Caribe o en Africa.

La UE tiene las subvenciones más altas de todo el planeta. Los subsidios son tres o cuatro veces el precio de mercado y transforman "magicamente" el azúcar más caro de producir en el más barato de exportar, convirtiendo a la UE en uno de los mayores productores y exportadores del mundo a costa de los países en vías de desarrollo. Lo mismo ocurre con la leche, los subsidios a la producción y exportación son tan altos que los estantes de los países del tercer mundo están inundados de leche en polvo europea.

El resultado de estas prácticas de dumping internacional y competencia desleal es el paro, la miseria y la ruina de multitud de agricultores en el tercer mundo. Unos países y unas sociedades para los que el sector primario es vital, y en muchos casos la única via de empoderamiento de los ciudadanos, de la creación de una clase media y de la subsistencia de familias pobres. Pero las prácticas de la UE, en lugar de empoderar a los ciudadanos los hace dependientes y los condena a la marginación.


Por si esto no fuera poco, la UE protege su mercado interno contra las importaciones agrícolas de terceros países con unos altísimos aranceles. Esa es la razón por las que los africanos emigran ilegalmente para trabajar en los invernaderos de España en condiciones de semi-esclavitud en lugar de producir lo mismo en sus países más barato.

El sistema de las subvenciones hace que se produzcan dos precios en el mundo, uno muy alto dentro de la UE y otro muy bajo fuera de ella. Si se permitiese que los productores de azúcar africano vendiesen su producción en Europa, los precios para los consumidores europeos bajarían. Para evitarlo, la UE establece unos aranceles a la importación de azúcar del 140%.



Si quieres entender este disparate quizás te interese saber que la Política Agraria Común (PAC) es la mayor partida de gasto e ingresos de la UE. Actualmente es el 40-50% del presupuesto comunitario, pero en tiempos de la incorporación de Canarias a la UE era mucho mayor, el 70-80%. Dicho de otra forma, la PAC es la que ha estado pagando los altos sueldos y los coches oficiales de los burócratas de Bruselas. ¿Lo entiendes ahora?

No es una situación de libremercado sino de economía planificada. Las herramientas de la PAC son las propias del intervencionismo político: aranceles, subvenciones a la producción y precios protegidos que generan unos excedentes que durante décadas fueron, y son, un serio problema. Estas políticas intervencionistas hacen que millones de personas se mueran de hambre en el tercer mundo.

A los países del tercer mundo se les dice que acepten las reglas del libremercado o se atengan a las consecuencias. Mientras tanto la UE destroza la economía de países y las vidas de millones de personas de forma perversa mediante las practicas de dumping. Unas prácticas que antes prohibía la Organización Mundial del Comercio pero que ahora tan solo "condena". La UE es un tahur que hace trampas jugando con las cartas marcadas. 


Esta es la UE a la que, de forma totalmente cínica y sin tener en cuenta el daño y el sufrimiento que causan sus políticas, se le ha concedido el Premio Nobel de la Paz. Un premio que cada vez está más desacreditado y que ha sido concedido a títeres sin pasado y sin haber hecho nada por la paz, como Obama, a terroristas como Arafat o a personajes totalmente siniestros como Henry Kissinger, el "arquitecto", entre otras muchas "hazañas", de la descolonización del Sahara.

¿Orgulloso de ser "europeo"? mejor piensatelo dos veces.


PD: Les dejo un poema de Francisco Tarajano
La Europa que tú me ofreces
te puedes quedar con ella
que no es que yo la desprecie
es que no nace quererla,

porque aventó las simientes
de esclavitudes y guerras
porque engañosa serpiente
pica cielo, mar y tierra.

Antorchas de negras noches
llevaron sus blancas velas
a las llanuras de África
a las montañas de América
para chamuscar culturas
para quemar las creencias
para asar a las palomas
aceitunadas y negras.

Las columnas y palacios
con que tú Europa se encrespa
fueron hechas con las sangres
y las hambres y miserias
y los ayes y silencios
y las hachas y cadenas
con que venales negreros
talaron vidas y haciendas.

Más quiero a mi madre África
más quiero a mi novia América
que a esa tu patrona Europa
que con el yanki se acuesta.

Más quiero a Canarias libre
sin grillos en las arenas
que verlas pisoteadas por
las botas europeas.

La Europa que tú me ofreces
te puedes quedar con ella
y no es que yo la desprecie
es que no nace quererla
porque los Unos y la OTAN
el ayer al hoy acercan
porque un vendaval de Europa
tumbó la flor de mi tierra.

---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto