El sueño del Celta (III)


Nacimiento de la República Irlandesa en el Alzamiento de Pascua de 1916

La novela "El sueño del Celta" es un magnifico libro para despertar consciencias y de formación para la militancia


"< Los irlandeses somos como los huitonos, los boras, los andoques y los muimanes del Putumayo. Colonizados, explotados y condenados a serlo siempresi seguimos confiando en las leyes, las instituciones y los Gobiernos de Inglaterra, para alcanzar la libertad. Nunca nos la darán. ¿Por que lo haría el Imperio que nos coloniza si no siente una presión irresistible que lo oblogue a hacerlo? (...) Irlanda, como los indios del Putumayo, si queria ser libre tendría que pelear para lograralo (...)>"
"Durante la noche Roger se despertó varias veces, angustiado, pensando en Irlanda. Sentia nostalgia de su país. Había vivido tan poco en el y, sin embargo, se sentía cada vez más solidario con su suerte y sufrimientos. Desde que había podido ver el vía crucis de otros pueblos colonizados, la siutación de Irlanda le dolía como nunca antes (...) y por todos los medios a su alcance trataría de convencer a los irlandeses de que, si querián la libertad, tendrian que conquistarla con arrojo y sacrificio."
"Otro motivo de angustia era Irlanda. Desde que había llegado al convencimiento de que solo una acción resuelta, una rebelión, podía librar a su patria de "perder el alma" a causa de la colonización, como les había pasado a huitonos, boras y demás infelices del Putumayo, ardía de impaciencia por volcarse en cuerpo y alma en preparar aquella insurrección que acabara con tantos siglos de servidumbre para su país."
"Para conquistar su libertad, Irlanda no podía contar con la comprensión y menos la benevolencia del Impreio británico. Lo comprobabá esos días. La mera posibilidad de que el Parlamento ingles fuera a discutir el proyecto de ley para conceder a Irlanda la autonomia (Home Rule) que Roger y sus amigos radicales consideraban una conseción formal insuficiente, habia provocado en Inglaterra un rechazo patriotero (...) "
 Los siguientes dos parrafos seran muy familiares,...
"Los datos fragamentados del Alzamiento [Alzamiento irlandes de Pascua de 1916] que había conocido Roger por sus interrogadores, el jefe de Scotland Yard, Basil Thomson y el capitán de navio Reginald Hall, del Servicio de Inteligencia del Almirantazgo, (...) Por las preguntas de Thomson y Hall durante aquellos interrogatorios descubrió que el Gobierno Ingles sospechaba que él había llegado de Alemania para encabezar la insurrección. (...) El Gobierno le atribuía desde hace tiempo una influencia entre los independentistas que estaba lejos de la realidad. Quizás eso explicaba ls campañas de denigración de la prensa inglesa, cuando él estaba en Berlín, acusándolo de venderse al Kaiser, de ser un mercenario además de un traidor, y, en estos días, la vilezas que le atribuian los diarios londinenses.¡Una campaña para hundir en la ignominia  a un lider supremo que nunca fue ni quizo ser!."

"Acaso habian dado crédito a esos chismes estúpidos y descabellados que hizo circular el Gobierno inglés acusçandolo de ser un espia británico. Él [Roger Casement] no se habia preocupado lo más mínimo con esas calumnias, siempre supuso que sus amigos y compañeros comprenderían que se trataba de operaciones de intoxicación de los servicios secretos británicos para sembrar soispechas y la división entre los nacionalistas [irlandeses]. Acaso algunos de sus compañeros se habían dejado engañar por esas tretas del colonizador. Bueno, ahora ya se habrian convencido de que Roger Casement seguia siendo un luchador fiel a la causa de la independencia de Irlanda."

Los siguientes dos parrafos ilustran uno de los problemas, la deficiente cadena de mando durante el alzamiento.

"La inmensa la enorme confusión- repitió una vez más Alice con énfasis -. Estaban dispuestos a hacerse matar,y , al mismo tiempo, vivieron momentos de euforia. Momentos increibles. De orgullo. De libertad. Aunque ninguno de ellos, ni los jefes, ni los militantes, supieran nunca exactamente lo que estaban haciendo ni lo que querian hacer. Eso dice Austin (...)"


"El comando militar del IRB lo tuvo en tinieblas sobre los planes del Alzamiento, porque estaba en contra de una acción armada si no habia apoyo alemán. Cuando supo que el mando militar de los Voluntarios, el IRB y el Irish Citizen Army habían convocado a la gente para maniobras militares el Domingo de Ramos, dió una contraorden prohibiendo aquella marcha (...) Esto sembró una gran confusión. Centenares, millares de voluntarios se quedaron en sus casas. Muchos trataron de contactar a Pearse, a Connolly, a Clarke, pero no lo consiguieron. Después los que obedecieron la contraorden de MacNeil tuvieron que cruzarse de brazos, mientras que los que la desobedecieron se hacian matar. (...) Se torturaria a sí mismo,preguntándose ¿Yo, que solo quería salvar vidas, he contribuido más bien al fracaso de la rebelión sembrando el desorden y la división entre los revolucionarios?"
"Por unas horas, por unos días, toda una semana Irlanda fue un país libre querido - dijo ella, y a Roger le pareció que temblaba conmovida -. Una República independiente y soberana (...) leyó la Declaración de Independencia (...) Yo estaba en contra, ya te lo he dicho. Pero cuando leí ese texto me eché a llorar a gritos, como no he llorado nunca. <En el nombre de Dios y de las generaciones muertas, de quienes recibe la vieja tradición de nacionalidad, Irlanda, por boca nuestra, convoca ahora a sus hijos bajo su bandera y proclama su libertad. >"
Los siete firmantes de la Declaración de Independencia de Irlanda durante el Alzamiento de Pascua; Padraig Pearse, James Connolly, Thomas Clarke, Thomas MacDonagh, Sean MacDermott, Joseph Plunkett y Eamonn Ceann






---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto