El sueño del Celta (II)


Rogert Casement; el sueño del celta

La segunda parte de la novela transcurre principalmente en el Perú, y al igual que en la primera parte hace comparaciones y referencias a Irlanda...  

 "Henry Fielgald había estado en la amazonia un año antes, enviado por la compañía de Julio C. Arana, y daba consejos de cómo defenderse de los mosquitos y las malas tentaciones de ´Iquito´. Estas abundaban, cierto. Parecía increíble que en una ciudad tan pequeña y tan poco atractiva, una inmensa barriada enfangada con rústicas construcciones de madera y adobe, cubiertas de hojas de palma, y unos cuantos edificios de material noble con techos de calamina y amplias mansiones de fachadas iluminadas con azulejos importados de Portugal, proliferaran de tal modo los bares, tabernas, prostíbulos y casas de juego, y las prostitutas, de todas las razas y colores se exhibieran con tanta impudicia en las altas veredas desde las primeras horas del día. (...) había una pestilencia que al anochecer se espesaba hasta dar nauseas, y la música de los bares, burdeles y centros de diversión no cesaban las veinticuatro horas del día."

"En aquellos meses había hecho una larga caminata por Donegal y Galway (Irlanda), tomándole el pulso a la geografía de su patria cautiva, observando como un enamorado la austeridad de sus campos desérticos, su costa bravía, y charlando con sus pescadores, seres intemporales, fatalistas, indoblegables, y sus campesinos frugales y lacónicos."

"Donaba parte de sus ahorros a las asociaciones y colegios de los hermanos Pearse (...) Las ideas de este periodista coincidían con las de Bulmer Hobson, de quien Roger se hizo amigo. Había que ir creando, junto a las instituciones coloniales, una infraestructura irlandesa (colegios, empresas, bancos, industrias) que poco a poco fuera substituyendo a la impuesta por Inglaterra. De este modo los irlandeses irían tomando conciencia de su propio destino. Había que boicotear a los productos ingleses, rehusar el pago de impuestos, reemplazar los deportes ingleses como el cricket y el fútbol por deportes nacionales y también la literatura y el teatro."

Rogert Casement, patriota y heroe nacional irlandes

"Su mecenazgo proirlandés había acabado con su pequeño patrimonio, vivía de préstamos y necesitaba ganarse la vida"


"¿Qué ambiente hay en la ciudad (Iquitos-Perú) hacia esta comisión? - Preguntó Roger Casement
- Francamente hostil - repuso el cónsul, de inmediato -. Supongo que ya lo sabe, medio Iquito vive del señor Arana. Mejor dicho, de las empresas del señor Arana. La gente sospecha que la Comisión trae malas intenciones contra quien le da empleo y comida.
-  ¿Podemos esperar alguna ayuda de las autoridades?
- Más bien todos los obstáculos del mundo, señor Casement. Las autoridades de Iquitos  también dependen del señor Arana. (...)"

"El capitán Robert Monteith no se hubiera indignado con ellos [por las mentiras y la cobardía de acusar a sus compatriotas]. Habría dicho, una vez más, que esos compatriotas estaban ciegos, o , más bien, cegados por la mala educación, por la ignorancia y confusión en la que el Imperio mantenía a Eire [Irlanda], poniéndole un velo en los ojos sobre su verdadera condición de pueblo oprimido desde hacía tres siglos."

 "(...) y las horas, días, semanas dedicadas a la política se concentrarían en la gran política, la que tenía que ver con el designio prioritario y central - la independencia de Irlanda y la lucha contra el colonialismo, y rehuiría desperdiciar su tiempo en las intrigas, rivalidades, emulaciones de los politicastros ávidos de ganar pequeños espacios de poder, en el partido, en la célula, en la brigada, aunque para ello tuviera que olvidar e incluso sabotear la tarea primordial."

Capataces caucheros

 "<¿Por qué estos indígenas [peruanos] no han intentado rebelarse?> había preguntado durante la cena el botánico Walter Folk. Y añadió: < Es verdad que no tienen armas de fuego. Pero son muchos, podrían alzarse y, aunque murieran algunos, dominar a sus verdugos por el número>. Roger le respondió que no era tan simple. No se rebelaban por las mismas razones que tampoco en el África lo habían hecho los congoleses. Ocurría solo de forma esporádica (...). Porque cuando el sistema de explotación es tan extremo, destruía los espíritus antes todavía que los cuerpos. La violencia de la que eran víctimas aniquilaba la voluntad de resistencia, el instinto por sobrevivir, convertía a los indígenas en autómatas paralizados por la confusión y el terror. Muchos no entendían lo que les ocurría como la consecuencia de la maldad de hombres concretos y específicos, sino como un cataclismo mítico, una maldición de los dioses, un castigo divino contra el que no tenían escapatoria."

Gandhi dijo que no hay mayor violencia que la pobreza. El párrafo ilustra magistralmente algo que hemos repetido en este blog, al elevar la tensión y la ansiedad del individuo se le hace desconectarse de la realidad y montarse una película en la cabeza. Esa película puede ser el "destino",.. por maldición de los Dioses, por ser islas "ultraperifericas" en medio del mundo o por ser rubios, da igual el motivo, si no existiese un motivo lógico te inventarías uno.

"En Occidente Roger Casement llegó a tener una ida bastante completa del sistema que hacia funcionar la Amazon Peruvian Company. Tal vez en sus comienzos hubo algún tipo de acuerdo entre los caucheros y las tribus. Pero aquello ya era historia pues, ahora, los indígenas no querían ir a la selva a recoger caucho. Por eso, todo comenzaba con las `correrías´ perpetradas por los jefes y sus `muchachos´. No se pagaba salario ni los indígenas veían un solo centavo. Recibían del almacén los instrumentos de la recolección - cuchillos para las incisiones en los árboles, latas para el látex, canastas para acumular las pencas o bolas de caucho -, además de objetos domésticos como semillas, ropa, lámparas y algunos alimentos. Los precios eran determinados por la Compañía, de manera que el indígena siempre estuviera en deuda y trabajara el resto de su vida para amortizar lo que debía. Como los jefes no tenían sueldos sino comisiones por el caucho que reunían en cada estación, sus exigencias para obtener el máximo de látex eran implacables."
Mantener a una población en el subdesarrollo con altos indices de miseria y paro es una forma muy efectiva de dominación. El paro y la pobreza no son por equivocación o por incapacidad sino por diseño. Aquí reconocemos temas de los que también hemos hablado, mercado cautivo y explotación de la mano de obra,  medianeros que extraen sus rentas del mercado cautivo en un modelo amo capataz y esclavo, etc...  ¿De quién es la culpa? ¿Del amo que diseña el sistema, del capataz que lo ejecuta o de ambos? Para recuperar la libertad has de librarte del capataz, del amo o de ambos? 

Librarte del capataz pero dejar al amo es perpetuar el sistema pero con otras caras. Librarte del amo pero no del capataz es también perpetuar el sistema

Otro aspecto importante que recoge el libro es la impunidad,..

"¿Podrían ser verdad todas esas monstruosidades? Roger Casement se decía, revisando su memoria, que, entre la vasta colección de malvados que había conocido en el Congo, seres a los que el poder y la impunidad habían vuelto monstruos (...) trataba de organizar mentalmente el informe que escribiría para el Foreign Office. Los lineamientos generales eran claros. Primero un cuadro de las condiciones del Putumayo cuando los pioneros vinieron a instalarse, invadiendo las tierras de las tribus, hacia unos veinte años. Y como, desesperados por la falta de brazos, iniciaron las `correrías´, sin temor de ser sancionados porque en estos lugares no había jueces ni policía. Ellos eran la única autoridad (...) Debía describir el con claridad el sistema de explotación del caucho basado en trabajo esclavo (...) atizado por la codicia de los jefes que, como trabajaban a porcentaje de caucho recogido, [ ... se valían de todos los medios para aumentar la producción con total impunidad y beneficio tanto para ellos como para el `amo´]"

¿No es acaso la corrupción consentida y protegida por la justicia y la policía una variante mas sofisticada de este sistema expuesto? La mentalidad extractiva y predatoria de medianeros y `amos´ que se benefician de la explotación de la mano de obra y del mercado cautivo es la rueda que mantiene y hace girar el sistema ...


¿Te suena familiar? pues saca tus propias conclusiones, ....

---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto