Más madera,.... es la prima de riesgo

La prima de riesgo del bono español está en 488 puntos básicos, el máximo histórico desde la entrada del euro, aunque ha llegado a sobrepasar los 500 puntos durante la sesión. Solo la intervención del BCE impide de momento que la prima de riesgo sobrepase la linea Maginot de los 500 puntos. El Ibex por su parte lleva varias sesiones bajando, dejándose ya mas de un 20% en lo que va de año. El nobel de Economía Paul Krugman vaticina la salida de Grecia del Euro en un mes y un "corralito" en España e Italia.




Llevamos advirtiéndolo desde Noviembre pasado. Si la probabilidad de una salida del Euro de un país es mayor que cero, cualquier depositante - no cautivo y financieramente sofisticado - retiraría sus depósitos (que no es más que un préstamo del cliente al banco) de cualquier país con riesgo de salida del Euro...... y deberá hacerlo antes de que impongan controles de capitales.

La elección es hacerlo o bien a otros paises fuertes de la zona Euro - como Alemania, Luxemburgo, Paises Bajos, Austria o Finlandia - o bien a paises estables fuera de la zona euro como Suiza o Estados Unidos, para evitar cualquier "eurointromision" política.

Todos los paises en dificultades necesitan un préstamo, o recapitalizar el sistema bancario, pero más que eso necesitan hacer grandes cambios para que el préstamo pueda funcionar. Los paises necesitan aprender a vivir dentro de sus posibilidades despues de un periodo de excesos. 

Esto, que es algo que los técnicos del FMI conocen perfectamente. Pero dicho mecanismo automático de ajuste queda desvirtuado cuando el Banco Central da crédito barato sin exigir que se hagan las reformas estructurales. Al final, el pais sigue enganchado al crédito facil, las reformas se posponen y el problema se agrava.

El Banco Central Europeo ha estado descontando papel emitido por gobiernos periféricos, no a precios de mercado, sino a valor nominal. Pretendiendo que un bono griego no vale 20 céntimos sino el euro completo. El BCE les prestaba dinero al 1%, los bancos prestaban a su vez al gobierno al 6% y el gobierno estaba contento con esto porque ningún inversor extranjero quería sus bonos.

Básicamente el sector público y financiero español son un atajo de insolventes que se prestaban dinero unos a otros a cuenta del BCE.




Ahora Hollande quiere que los gobiernos se financien directamente del BCE, lo cual parecería lógico porque permitiría a los gobiernos financiarse mas barato. Pero es una falacia. Este razonamiento ignora que el verdadero problema es que el BCE sigue proveyendo de crédito barato a unos gobiernos que siguen con los deberes sin hacer. Es la actitud de los hermanos Marx, Groucho gritando "mas madera, es la guerra" hasta que acaban con el tren. El problema es que la madera es tu bolsillo.



Ya hemos dicho que de la crisis no se sale ni con politicas de austeridad ni manteniendo el despilfaro de los recursos públicos. Crecimiento no es gasto, porque si sigues tirando dinero al sumidero no vas a salir.  De la crisis se sale mediante la "responsabilidad fiscal" y dejando a las fuerzas del mercado que actuén. Empresas insolventes tienen que ir a la quiebra y nuevos directivos con nuevas ideas han de tomar el relevo. Si esto no ocurre seguiremos socializando las pérdidas y privatizando las ganancias.

El crédito barato del BCE lo único que permite es mantener artificialmente durante un tiempo los pesebres y abrevaderos públicos, postponiendo las reformas y emitiendo una factura que la pagan los ciudadanos en términos de aumento del paro y de estancamiento del crecimiento. En resumen, la actitud del BCE ha permitido que los gobiernos sigan actuando como la orquesta del Titanic, al menos durante un tiempo.



Están enganchados a la droga del gasto público y tienen el síndrome de abstinencia. Lo mejor de todo es que tratan de culpar al malvado mercado libre de algo que solo es culpa de la mentalidad de "planificación central" de los funcionarios y de la corrupción de la oligarquía económica y política.

El problema no es que el BCE le preste a los bancos al 1% y estos presten al gobierno al 6%. El problema es que el BCE le presta a los bancos al 1% y que toma como garantías bonos de gobierno que valora a100 cuando en realidad valen 20. Punto.

Dejémonos de intentar arreglar el problema con cinta y verguilla. La solución a los problemas financieros es bien conocida. Declara insolventes a los bancos que lo son, transfiere los 100.000 euros de depósitos asegurados a un banco solvente y haz que los acreedores y accionistas asuman sus pérdidas. No es la primera vez que quiebra un banco, .... ni la última. El mundo sigue girando.

Hacer que bancos insolventes provisiones una parte de las perdidas en sus balances es una payasada cuando sus perdidas reales son 5 veces esa cantidad y todo el mundo lo sabe. El problema no es el sector financiero. El verdadero problema es restablecer la competitividad de la economía, incrementar las exportaciones y reducir las importaciones....   y eso no se hace con gasto público sino con ajustes y reformas estructurales.

Precisamente esos ajustes son los que los políticos no quieren hacer porque reduce su poder.... y eso es lo que no quieren. Al final la factura la paga el ciudadano.





---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto