viernes, 22 de julio de 2011

El gansterismo de Juan Jesus Ayala (PNC)

Bueno cuando creiamos que estabamos curados del espanto con el PNC hemos de reconocer que no nos dejan de sorprender. El PNC ha pasado de tener miles de afiliados a ser cuatro gatos en torno a unas siglas por los trapicheos e irregularidades de Juan Manuel Garcia Ramos, Juan Jesus Ayala y Alvaro Perez.

Los tres sinvergüenzas; Ayala, Garcia Ramos y Alvaro Perez
Los metodos gansteriles de Juan Jesus Ayala, director de la Academia Canaria de Seguridad, inlcuyen declarar ilegal un congreso insular en el que Ayala es cesado como presidente insular por el 90% de los votos de los asistentes (y el 63% de todos los votos posibles si sumamos asistentes y no asistentes). Ayala y Garcia Ramos, no solo no acatan la voluntad de los militantes sino que acto seguido expulsa del partido a la nueva directiva de forma arbitraria y contraria a la ley que prohibe las expulsiones en masa y sin expediente disciplinario.

Posteriormente y contraveniendo los estatutos del PNC, la ley de Partidos y derechos civiles basicos recogidos en la Constitución, Ayala, apoyado por Garcia Ramos,  anula las desiciones del congreso insular.

Acto seguido se atrinchera en la sede del PNC en Santa Cruz, cambia la cerradura y roba todo el equipo informatico y todo el material que estaba en dicha sede y la traslada a un nuevo local.

El boicot al nuevo comite insular de Tenerife y al nuevo y legítimo presidente insular Carlos Garcia Gacio no queda ahí. Ayala cancela la cuenta corriente del comite insular de Tenerife del PNC a fin de que los afiliados contrarios a Ayala no puedan pagar las cuotas y de esta forma no puedan tener voto en ningun congreso. Cada vez que el nuevo comite insular, democraticamente elegido, ha tratado de activar la cuenta, Ayala, que cuenta con el respado del Presidente del PNC Garcia Ramos, la ha cerrado.

Por otra parte el comite del PNC en el Hierro ha sido forzado a dimitir en masa y disolverse. En Lanzarote el PNC está secuestrado por dos personas, mientras que los militantes historicos son expulsados y amenazados.

Estos metodos gansteriles y antidemocraticos que emplean Ayala, Garcia-Ramos y Alvaro Perez no son nuevos. Emplearon los mismos métodos hace años para acallar el comite insular de Gran Canaria y expulsar a sus militantes reemplazando el partido por una gestora a cargo de Alvaro Perez. De las actividades de Alvaro Perez con los niños y bajo la escusa del deporte, no vamos a entrar, pero a buen entendedor pocas palabras bastan.

Pero Ayala,  Garcia Ramos y Alvaro Perez saben que cuentan con la proteccion de los tribunales españoles y el amparo del nucleo duro españolista de Coalición Canaria ..... y es que las siglas del PNC tiran mucho y pueden usarse para la refundación de un verdadero nacionalismo con un proyecto de construcción nacional. Eso es lo que teme tanto Madrid como el nucleo españolista de Coalición Canaria.

Si Casimiro Curbelo tuvo que dimitir por pegarle un bofetón a un policia en la metrópoli, ¿que piensas que deberian hacer estas personas que pisotean la Ley de Partidos, la Constitución y los mas básicos derechos politicos y civiles de los ciudadanos con la complicidad de la justicia, del gobierno regional de Canarias y del ministerio del interior?

El caso del PNC no es solo el caso de los militantes del PNC, es el caso de todos los ciudadanos canarios que estan pagando un aparato judicial y polical que se usa para pisotear sus mas elementales derechos democraticos y civiles . Es el caso de todos los canarios que reclaman el respeto a sus derechos civiles como ciudadanos en esta democracia colonial ultraperiférica.