sábado, 28 de agosto de 2010

De Lanzarote al Hierro (III)



El resto de la visita al Hierro tuvo carácter cultural, visita al centro de interpretación del Julan, al Garoé, a Isóra o a Tamaduste. Un detalle que no me paso desapercibido es la conservación y el mantenimiento de los pinares, en los que los agricultores y ganaderos pueden recoger la leña y la pinocha que los retenes de mantenimiento almacenan a los lados de la carretera. Situación esta que contrasta con la realidad de otras islas, por ejemplo Gran Canaria, en la que los agricultores no pueden coger ni la pinocha. La limpieza y mantenimiento del bosque reduce el riesgo de incendio y permite regenerarse al pinar como muestran la fotografía.


La cooperativa de transporte, que lleva las guaguas de la isla, y la cooperativa pesquera no pude visitarlas por cuestión de agenda, pero no importa,…. ¡ya tengo escusa para volver a visitar el Hierro!

Por otro lado el turismo que vimos en el Hierro era un turismo de calidad y con poder adquisitivo, orientado al turismo rural y a los fondos marinos, o a actividades como el parapente.

¡Que diferencia esta mentalidad herreña!!! Que diferencia con la mentalidad suicida y contraproducente de las islas turísticas de “que nueva montaña o que nueva boca de barranco vamos a destrozar y que nuevo cacho de tierra vamos a urbanizar” para traer turismo de alpargata “todo incluido” construyendo megahoteles y campos de golf con capital foráneo, vendiendo nuestra tierra y plantando cemento, como el nuevo disparate de Anfi Tauro de Santana Cazorla y el empresario noruego Bjorn Lyng, el rey de la dudosa practica del time sharing que construira 13 hoteles mas aprobado por el tribunal supremo espanol a pesar de haberlo denegado los tribunales canarios y con la complicidad del cabildo grancanario gobernado por PSOE y NC e impulsado por Soria del PP pescando salmones.

Fotomontaje

Al comparar la realidad del Hierro con la de otras islas (Lanzarote, Gran Canaria, Tenerife o Fuerteventura) no pude evitar pensar en como influyen los aspectos culturales, los valores y el liderazgo político y empresarial. Un liderazgo político y empresarial muy diferente en el Hierro que en las otras islas.

Como dicen los americanos “un solo hombre puede marcar la diferencia”, tal y como lo hizo en su día Cesar Manrique, y mi impresión es que en el Hierro son muchos los que son capaces de marcar la diferencia. Gente de una pieza en la brega, como el Pollito de Frontera en lo suyo, al que también tuve la oportunidad de conocer.

Pero gente que pueda marcar la diferencia no es patrimonio exclusivo del Hierro. Tengo el convencimiento de que hoy en día también quedan, tanto en Lanzarote como en las otras islas, gente de esa aunque muchas veces eclipsados y en minoría. Otras están surgiendo del descontento, gentes de todas las islas que tenemos que aprender a trabajar juntas para construir una Canarias mejor.

De Lanzarote al Hierro (II)

En el Hierro, me encontré con una realidad cultural y medioambiental completamente distinta al de Lanzarote o las islas capitalinas. Al Hierro no ha llegado el turismo de masas. Encontré a una sociedad con conciencia y que mantenía las raíces culturales del pueblo herreño.

Conocí el proyecto hidro-eolico de Gorona de Viento, un ejemplo de cómo hacer las cosas, aprovechando el cráter de un volcán para elevar y almacenar agua por energía eólica con la que generar electricidad. La empresa de gestión del parque será canaria, creando puestos de trabajo para los canarios.



De las 10 licencias que ha concedido el gobierno de canarias en el último concurso público, esta es la única que se puede considerar canaria, el resto se ha dado a empresas foráneas para que EXPLOTEN NUESTROS RECURSOS.

El agua del proyecto también servirá para regar la meseta de Nisdafe, lo que potenciará la agricultura y la ganadería herreña aun más, creando puestos de trabajo y riqueza para nuestra gente. Una agricultura y ganadería que funciona a través de cooperativas bien gestionadas.

En el Hierro encontré una mentalidad asociativa y empresarial. El Hierro no es la isla rezagada, el Hierro es la vanguardia de lo que debe ser Canarias y sus valores.

Por razones de tiempo de las cuatro principales cooperativas solo pudimos visitar dos, la ganadera y la de Frontera gracias al esfuerzo organizador de Domingo Martin de Radio Tajaraste.

La cooperativa ganadera agrupa a más de 600 cooperativistas y su buena gestión empresarial hace que genere beneficios para los cooperativistas. Me causo gran impresión Miguel Angel Casañas, su presidente.

Aparte de magnifico anfitrión, (que nos obsequió con un queso tierno ahumado “en frio” que combina tradición e innovación y que recomiendo a cualquier gourmet) también nos regaló una enorme lección de filosofía de la tierra y del trabajo heredada de su abuelo que aun resuena en mi cabeza.

Miguel Angel me dejo la impresión de un profundo espiritu innovador, realismo, liderazgo, gestión, profesionalidad y una gran pasión en lo que hace.

Al día siguiente al visitar la Cooperativa del Campo de Frontera,tuvimos la ocasión de pasar por el túnel de Frontera, un ejemplo de infraestructura no redundante que conecta Frontera y Valverde, y que ha servido para mejorar la calidad de vida de los herreños, especialmente los de Frontera cuya juventud puede ir ahora al instituto de Valverde en 15 minutos, en lugar de la hora y media o dos horas que necesitaba antes. Además el impacto visual y medioambiental de la infraestructura es mínimo.

La cooperativa agrícola engloba varias subsidiarias, servicios como el economato (abierto también al público), venta de semillas y material de riego para los agricultores, la parte dedicada a la piña tropical y al plátano, la sociedad de transporte y logística y por ultimo el vino. Resaltar que esta sociedad cooperativa ha ido diversificándose y escalando en la cadena de valor, en lugar de quedarse acomodada en una actividad final y marginal de dicha cadena Otro ejemplo de liderazgo y de buena gestión.

Antes que nada agradecer a Cayo Armas (Presidente del Consejo Regulador del vino y Presidente de la Cooperativa) y a Ricardo Casañas (Gerente de la cooperativa) su flexibilidad al acceder a recibirnos y enseñarnos las instalaciones un Sábado por la mañana.


Cayo, con una gran pasión, conocimiento y capacidad de comunicación nos explicó las diferentes variedades de la uva en el Hierro, algunas de ellas autóctonas, además de relatarnos la gran tradición vitivinícola de la isla, su historia, los aspectos etnográficos y algunos de los planes de futuro de la cooperativa y del consejo regulador.

Ricardo, tinerfeño, por su parte me explico los problemas añadidos de gestión que presentan las actividades industriales en la isla, por ejemplo la logística y la gestión de inventarios que supone el alargar el periodo medio de maduración.

Para terminar pudimos degustar “in situ” el vino blanco cosecha 2009 de viña frontera, tanto el seco como el afrutado. Magníficos caldos ambos de los que nuestros anfitriones tuvieron la deferencia de regalarnos unas botellas. Un blanco seco muy equilibrado y un afrutado realmente rico y lleno de matices (que a mi personalmente me recuerda a los mejores malvasías de Lanzarote).

De Lanzarote al Hierro (I)

Durante mi visita a Arrecife este verano me encontré un panorama desolador, una sociedad rota y castrada culturalmente y con un 32% de paro. En la isla de la Graciosa solo queda un pescador “joven” que tuve el placer de conocer hace unos años.

Los jóvenes gracioseros prefieren dedicarse a traer turistas en un catamarán a la playa de los franceses y darles paella y sangría mientras los turistas saltan por la playa, es menos “cansado” que faenar la mar y de vez en cuando “cae” alguna turista.

Es una pena porque los lanzaroteños siempre han sido muy emprendedores y de gran mentalidad industrial. Un simple paseo por Arrecife basta para descubrir los vestigios de dicho pasado.

Vestigios hoy convertidas en semi atracciones turísticas como el muelle viejo al lado del castillo desde donde se embarcaban las cebollas que producía la isla o las cinco fábricas de pescado cuando Arrecife era la base de la mayor flota sardinera de todo el Estado.

Hoy en dia, dichas fábricas son solo ruinas esperando a ser derruidas, y las salinas que se extendían alrededor de todo el puerto muestran el mismo abandono que las terrazas de cultivo platanero del norte de Gran Canaria. Pero no solo fue la pesca, también la cochinilla en el norte de la isla que atestigua un pasado laborioso.


Acompañado en un paseo por Arrecife por un guía testigo de otros tiempos, me contaba como en el antiguo local de la sociedad democracia se celebraban peleas de gallos con grandes apuestas y como era la vida en Arrecife durante su niñez, el trajín del muelle o como los primeros polos de hielo, que se fabricaban para la chiquillería de Arrecife, perdían el sabor y el color a la primera chupada.

Estas historias las enlazaba en mi cabeza con los relatos que me solía contar durante mi niñez una mujer procedente del campo de Guatiza, en el norte de Lanzarote, para viajar mentalmente a otro tiempo. Historias de camellos, de trilla, de cebollas, de queso y de las labores del campo.

Desafortunadamente la isla de las montañas cobrizas (que es lo que significa Titerogakaet) han perdido sus raíces. La excesiva inmigración y la pérdida de la mentalidad industrial y empresarial por otra de la especulación y el bloque de cemento ha provocado un enorme destrozo cultural y humano en Lanzarote.

Un destrozo que ni siquiera Cesar Manrique con su enorme visión de futuro pudo evitar. El recuerdo de Cesar es anecdótico y convertido en atractivo turístico; las esculturas de viento en las rotondas, los jameos y otros centros, la fundación…. Pero el espíritu se ha perdido. El cemento y la especulación han podido más.

Pero todavía quedan vestigios de aquella Lanzarote empresarial, agrícola y pesquera, como pude comprobar disfrutando, en magnifica compañía, de un sancocho de corvina y unas uvas negras recién cogidas de la parra. Además algunas de las empresas mas importantes del archipiélago son de origen Lanzaroteño, como la naviera armas o la empresa de alquiler de coches CICAR.

Los excelentes vinos malvasía de Lanzarote también atestiguan que donde hubo siempre queda. Entre los jóvenes también pude comprobar que no todo es resignación. Especialmente dos de ellos, con enorme talento en lo que hacen, y una actitud contestataria con el status quo, me causaron una muy grata impresión.

Estas reflexiones sobre la decadencia industrial y cultural de Lanzarote las pude compartir con Cesar, un joven empresario lanzaroteño afincado en el Hierro, (por cierto que Cesar prepara unos magníficos zumos naturales de frutas en su establecimiento cerca del ayuntamiento de Frontera), mientras me contaba como jugaban en Arrecife de chinijos a intentar que a los camiones que transportaban hielo se les cayera algún pedazo para refrescarse. También me contaba como los canarios en la hostelería en Lanzarote estaban siendo desplazados a los puestos mas bajos y menos cualificados y que ello fue una de las razones por las que decidió marcharse de Lanzarote al Hierro.

lunes, 23 de agosto de 2010

Presentacion en el Casino de Valverde

Muy contento de la presentación en el Casino de Valverde y de la visita al Hierro, a la isla de Ezeró (‘la fortaleza’ o –literalmente– ‘la muralla rocosa vertical’).


Al acto, que contó con las introducciones de Jose Luis Alamo y del Dr Cristobal del Rosario, asistieron representantes del Cabildo, concejales, el secretario insular del PP, varios empresarios, un ex senador, el presidente del casino y publico en general. Segun Radio Tajaraste el acto conto con mas participación, (cerca del medio centenar de personas,) que las jornadas anteriores de destacados politicos regionales a pesar de coincidir con las fiestas de Tamaduste y otra conferencia del colegio de notarios practicamente a la misma hora.

Antes que nada agradecer al Casino de Valverde la cesion del salon de actos para la conferencia, y felicitar al cocinero del restaurante del Casino y a su equipo por el magnifico caldo herreño, el delicioso filete de gallo en salsa de burgados y el postre de higos que pudimos disfrutar durante la cena, todo ello regado con un excelente vino herreño.


Especial agradecimiento a Domingo Martin de Radio Tajaraste y a Jose Luis Alamo por su apoyo, ayuda y trabajo en la organizacion del evento y las visitas a las cooperativas insulares.

Finalmente agradecer al Cabildo y a los tres ayuntamientos herreños, el Pinar, Frontera y Valverde su apoyo al acto, apoyo que no quedo solo en una declaracion simbolica, sino que unos dias despues de finalizado el acto han considerado oportuno encargar un lote de libros.


Articulo en el dia