lunes, 6 de septiembre de 2010

Las criticas al Libro (II)

Primera Línea Argumental

Cuando se dice que el libro no aporta nada nuevo se esta dando un mensajes a dos públicos distintos, por un lado se esta diciendo “es mas de lo mismo”. El que no es independentista convencido interpretará este mensaje como que es lo de siempre “cuatro exaltados en taparrabos” y por tanto no merece la pena leer el libro.

El que si es independentista pensara “si no dice nada nuevo, ¿para que me voy a gastar el dinero en comprar lo que un chico joven y advenedizo me viene a contar?”. Lo del “precio” del libro es algo que casualmente también se han preocupado de criticar y llevar a un primer plano. En resumen, se consigue dificultar la difusión y el mensaje que lleva el libro.

La crítica de que el libro no aporta nada nuevo, es una acusación falsa. La realidad es que el libro si aporta cosas nuevas. Primero dota al discurso y la argumentación independentista de datos y coherencia frente a las incongruencias y disparates que se venían argumentando en un discurso que tenía ciertos análisis acertados pero también enormes contradicciones, subjetividades y equivocaciones. Es decir, el libro limpia y depura la línea argumental dotándola de la coherencia interna necesaria y de la que antes carecía. Esto por si solo justificaría la existencia del libro y seria una contribución novedosa.

Pero es que además analiza la realidad canaria dentro del marco conceptual de la “maldición de los recursos naturales” poniendo especial énfasis en los aspectos de gobernanza y sus implicaciones y explica los comportamientos de las oligarquías usando la teoría de juegos. Esto permite descubrir la lógica dentro de la “falta de lógica” aparente y difiere de la óptica geopolítica de la guerra fría y la lucha de clases que hasta ese momento se había desarrollado. Es imposible que desde la óptica marxista y de lucha de clases se ponga el énfasis en la gobernanza, porque es un concepto liberal que difiere completamente del concepto de dictadura del proletariado. Por otro lado la propuesta no se fija en la extracción de petróleo, sino pone el énfasis en toda la cadena de valor y en los efectos indirectos e inducidos sobre otros sectores. También pone el énfasis no en el sector primario tradicional como se venia haciendo hasta ahora, sino en las posibilidades de diversificación e industrialización de nuestra economía en el marco de nuestra posición logística y tricontinental.

Por ultimo propone soluciones implementables en el siglo XXI, de inspiración liberal pero combinadas con políticas sociales y la búsqueda de un equilibrio ecológico, económico y social que introduce en la ecuación la figura de los fondos soberanos y la democratización de la economía a través de la economía financiera. Además propone la reforma y creación de un sector financiero privado en Canarias para permitir una democratización de la economía. Si todo esto no es novedoso en el corpus ideológico del independentismo canario, es que había un independentismo moderno desarrollado y yo no me había enterado.