lunes, 13 de julio de 2009

Los incentivos implícitos en la matemática electoral española e implicaciones para Canarias

Vamos a pedir al lector que haga el ejercicio de imaginarse por un momento que es el presidente del gobierno del Estado Español. Nuestro objetivo es analizar los incentivos implícitos en la matemática electoral española con respecto a que regiones favorecer y a que regiones sacrificar cuando hay conflictos de interés.

Como bien conoce el lector su objetivo del político español es mantenerse en el poder, salir reelegido, asegurarse el mayor presupuesto y gasto público, así como apoyar los intereses de los grupos y empresas afines. La situación política de España puede ser resumida en este grafico ordenado por representación parlamentaria y población.

Fuente: Instituto Nacional de Estadistica y elaboracion propia

Vemos que hay regiones con un importante peso político como Andalucía o Cataluña, seguidos de Madrid y Valencia que tienen una representación parlamentaria mas o menos acorde con su población. Luego le siguen dos casos curiosos, la de las dos castillas que tienen una representación parlamentaria muy superior a la que le correspondería por criterio poblacional.

Podemos agrupar estas regiones económicamente como Andalucía, Centro - que englobaría a Madrid y las dos Castillas- y Levante que englobaría a Cataluña y Valencia.

Si en lugar de apoyar los intereses canarios apoyamos los intereses andaluces, el rédito electoral que se consigue es 4 veces superior (17,4 / 4,3). Si en lugar de apoyar los interese canarios apoyamos los intereses catalanes, el rédito político obtenido es 3 veces mayor. El rédito obtenido por apoyar a Madrid, Valencia o Castilla es el doble que el obtenido por apoyar los intereses canarios. Incluso el rédito de apoyar a Galicia o Castilla la Mancha en detrimento de Canarias es un 50% superior tal y como muestra la siguiente tabla.

Fuente: elaboracion propia

Si bien es cierto que el rédito electoral de apoyar a Canarias es mayor que el de apoyar a digamos La Rioja o Cantabria, esto es irrelevante ya que los conflictos de intereses de las islas no son con esas regiones.

Los conflictos de interés de Canarias son con respecto al gas y petróleo, pesca, astilleros, energía y servicios básicos, construcción e intereses comerciales en África. Los conflictos de intereses canarios son con la industria Catalana y Andaluza, con Repsol en Madrid y Gas natural en Barcelona, con los promotores y comerciales andaluces y catalanes en Marruecos, con la flota pesquera e industria conservera gallega, con los grandes armadores españoles y los astilleros gallegos y andaluces, con las grandes empresas y multinacionales españolas asentadas principalmente en Madrid, la zona centro y Valencia etc, etc, etc…

Como hemos analizado el rédito electoral de apoyar a cualquiera de esas regiones en detrimento de Canarias es entre dos y cuatro veces superior.

Desde el punto de vista económico la importancia de dichas regiones también es superior a la Canaria tal y como muestra el siguiente grafico. Lo que significa que dichas regiones tiene un poder económico y de influencia también superior al Canario.

Fuente: Instituto Nacional de Estadistica

Si juntamos ambos análisis, el político y económico, obtendremos el siguiente grafico ordenado por PIB per cápita del que podemos sacar conclusiones muy relevantes.

Fuente: Instituto Nacional de Estadistica y elaboracion propia

Vemos que las regiones secesionistas como el País Vasco y Cataluña se caracterizan por tener un PIB per cápita superior a la media, el 35% superior en el caso vasco y el 16% superior en el caso catalán. Además se caracterizan porque su poder político está muy por debajo del poder económico que ostentan.

La última columna se obtiene al dividir el % de escaños en el congreso por el % que esas regiones aportan al PIB total. Es decir Cataluña por ejemplo tiene el 72% del poder político que le correspondería de seguir criterios económicos y no poblacionales, o lo que es lo mismo Cataluña tiene un 28% de poder político menos que el que le correspondería si fuese independiente.

Vemos también que las ambiciones expansionistas del País Vasco con respecto a Navarra se justifica económicamente porque la inclusión de dicha región incrementaría la población y el tamaño del mercado sin reducir considerablemente la renta per cápita. El mismo análisis se puede hacer con respecto a Cataluña y las Islas Baleares, Aragón y Valencia.

En cambio vemos que las autonomías mas españolistas son aquellas regiones que mas se benefician del sistema porque tienen un poder político muy superior al que detentan económicamente y una renta per capita inferior a la media. Andalucía, Extremadura, Castilla o Murcia. Madrid es un caso especial ya que se beneficia de ser la capital del Estado y por tanto disfruta de los rendimientos económicos que esa situación le aporta y que de otra forma perdería.

Tal y como desarrollamos en este articulo Canarias tiene el potencial de incrementar su PIB hasta el área de los 85.000 a 95.000 millones de Euros. Esto nos colocaría la cuarta nación del mundo por renta per capita tal y como describimos en este otro articulo.

Si España permitiese a Canarias desarrollar todo su potencial el cuadro seria el siguiente:

Fuente: Instituto Nacional de Estadistica y elaboracion propia

Canarias tendría el mayor PIB per capita con diferencia, siendo este casi un 85% superior a la media española. En contraposición el Pais Vasco o Cataluña tendrían solo un 35% y un 18% superior a la media española.

Canarias aportaría un 8,2% del PIB total pero tendría solo una representación parlamentaria del 4,3%. Esto significa una merma real de poder de casi el 50%, mientras que esa merma en Cataluña o el Pais Vasco es del 28 y del 18% respectivamente.

Todo esto haría que las tensiones independentistas fueran en Canarias mucho mayores que en Cataluña o el Pais Vasco. Por contraposición el PIB Nacional y el PIB per capital medio solo se incrementaría en un 4,3%.

Para España tiene mucho mas sentido económico y político impulsar el desarrollo de Andalucia, Cataluña y Madrid con el petróleo canario, que permitir el desarrollo de las islas. No es solo que el redito electoral en esas regiones sea hasta 4 veces superior sino que además estas regiones pagan mas impuestos que Canarias, que tiene un régimen fiscal diferenciado.

Si utilizo el petróleo y gas canario para fortalecer a las grandes empresas españolas, dar trabajo a los astilleros andaluces o gallegos en detrimento de los canarios, si desarrollo la actividad petroquímica y química en Cataluña, dándole la comercialización de dichos productos a empresas afines, no solo saco mas rédito electoral sino mas rédito económico y me aseguro el apoyo de las grandes corporaciones.

Por tanto vemos que desde un punto de vista del análisis político y económico los intereses canarios siempre van a ser sacrificados y que la única salida lógica para que Canarias pueda desarrollarse es la independencia. No verlo es robarle el futuro a nuestra gente y nuestros hijos.