El Estado de negación de la realidad (IV): El culto a Obama y los paraisos fiscales

En el anterior artículo explicábamos las repercusiones del cambio de la normativa contable en el sector bancario y el plan Geithner.

El Plan Geithner, es un plan de crear una partnership pública-privada (PPIP) para la compra de los activos tóxicos. El TARP pone el 7%, los privados escogidos ponen el 7% y el 86% restante se financia con deuda pública “non recourse”.

Se trata de justificar esta financiación pública del 86% bajo el argumento de que los inversores privados también están asumiendo riesgos y pueden llegar a perder ese 7%. Pero es una falacia que lo que esconde es una transferencia a los amigos del régimen, es decir de un capitalismo endogámico o cronismo. La TIR estimada para el inversor es superior al 20%, por lo tanto las comisiones de gestión y el cupón que cobraran el primer semestre son muy superiores a la aportación del capital. Es un negocio redondo para los accionistas de la PPIP.

¿Pero quien asume verdaderamente el riesgo y las perdidas? La deuda publica “non recourse”, es decir el contribuyente. Tal y como ha dicho el premio novel de Economía Joseph E. Stiglitz en su articulo en el New York Times, el plan Geithner solamente funciona si los contribuyentes tienen perdidas masivas.

La participación en dicha partnership se reserva a un grupo elegido de compañías privadas. Se excluyen de la participación a los grandes fondos de capital riesgo, hedge funds y a todo aquel que no esté adscrito al “nuevo régimen”.

Pero vallamos un paso mas allá en el análisis.

· Obama ha sido el candidato mas caro de la historia, elegido en unas elecciones en la que duplico el gasto de McCain. Eso significa que ha habido mucho dinero que algunos han invertido en Obama

· Obama era un desconocido al que una gran campaña publicitaria llevo a primera línea

· Lo primero que hace Obama es eliminar los lobistas de Washington. En otras palabras, eliminar el acceso al gobierno a grupos ajenos al mismo y al círculo de influencia que lo llevo al poder.

· Lo segundo que hace es el plan Geithner (PPIP)

· Los diferentes planes de estimulo suponen una enorme deuda que se está monetizando. Todo ese dinero hay que decidir a donde va y eso otorga un enorme poder político.

Aparte de que se estén traspasando costes y riesgos al contribuyente cuando todavía existe capital en riesgo en las entidades financieras, es decir accionistas y bonistas, los cuales deberían asumir los costes y las perdidas en primer lugar, hay otra tendencia todavía mucho mas perturbadora. Mientras por un lado y de cara a la opinión pública se cierra Guantánamo, se critican los bonus de AIG, etc, …. Por otro lado se produce, por parte de la nueva administración Obama, un constante, repetitivo y flagrante abuso de la ley y el estado de derecho. La inmunidad legal que se ha otorgado al Secretario del Tesoro en cuanto a su gestión del TARP, el uso de la FED y la FDIC (algo así como el fondo de garantía de depósitos) para circunvalar las restricciones presupuestarias o la omisión de intervenir bancos en peligro de volverse insolventes, tal y como requiere la ley, son algunos ejemplos de ello.

El último episodio es como la administración de Obama está utilizando distintas entidades recién creadas (Special Purpose Vehicles al mas puro estilo Enron) para manejar la transferencia de los $700 Billones del bailt out aprobado el pasado otoño y de esta forma evitar la supervisión del congreso en el uso y destino de esos fondos. De esta forma evitan cumplir con las condiciones que el congreso estableció para que las entidades pudieran recibir dichas ayudas, tal y como publica el Washington Post.

Mientras todo esto ocurre, asistimos a una campaña mediática y una cuidadosa puesta en escena en el G20 para consumo de las masas en la que la imagen mesiánica del líder, es decir la Obamania, en sintonía con el culto a la personalidad en regímenes totalitarios, se representa en todo su esplendor.

En el G20 se lanza una campaña contra los centros offshore. Que yo sepa los centros off shore no han tenido absolutamente nada que ver ni en los errores políticos de los gobiernos en la gestión del suelo ni en las leyes que obligaban a los bancos a prestar a las minorías y los inmigrantes “subprime” que es en realidad el verdadero origen de esta crisis.

Creo que para la eficiencia economica es necesario que hallan jurisidicciones de baja o nula tributacion (por ejemplo para el transporte maritimo de mercancias o la industria del reaseguro por ejemplo). Creo firmemente en la libertad individual, la privacidad y el derecho de autodeterminacion, incluso si son inconvenientes, de hecho especialmente porque son inconvenientes a los gobiernos. Por tanto me alegro de que halla lugares en la tierra mas alla del alcance de burocratas y politicos.

De la misma forma que tu terrorista es mi luchador por la libertad, tu evasor de impuestos es mi miniria perseguida hullendo de la expropiacion kleptocratica. Puede que hallan gente rica que no quiera pagar impuestos, pero tambien hay muchisimos impuestos injustos y abusivos y mucha otra odiosa regulacion economica que no va encaminada a proteger al consumidor sino a proteger otros intereses.

De hecho resulta algo ridículo ver a Gordon Brown y a Obama decir que van a luchar contra los paraísos fiscales cuando los dos mayores paraísos fiscales del mundo son Estados Unidos y la ciudad de Londres. Además la mayor parte de esos paraísos fiscales, como las Islas Vírgenes, Islas Cayman, Jersey, Guernsey, Gibraltar, la isla de Man o Bermuda, son o bien Territorios Británicos de Ultramar o Dependencias de la Corona Británica, es decir bajo soberanía británica, o bien territorios dependientes de USA.

Resulta también cuanto menos irrisorio escuchar a Zapatero arremeter contra los paraísos fiscales cuando en España hay cuatro: Andorra, Gibraltar, Ceuta y Melilla. En Canarias hay una cosa intermedia llamado REF que ni funciona ni a España le interesa que funcione nunca.

Se lanza también una campaña contra los hedge funds. Si bien es cierto que determinados hedge funds han crecido tanto que suponen un riesgo sistematico, también es cierto que después del colapso de LTCM en 1998, dichos hedge funds están normalmente mejor gestionados que los bancos.

Pero por supuesto los hedge funds son incómodos y molestos porque son unos participantes que escapan al poder político y juzgan y ponen de manifiesto los errores políticos y la mala gestión de los bancos y los gobiernos. Por tanto no creo que la regulación se limite a esos grandes hedge funds que suponen un riesgo sistemático, sino que se extienda a otros. Por supuesto mientras sigan existiendo centros offshore dicha persecución a los hedge funds no podrá ser efectiva. Esa es la verdadera razón de que se intente perseguir a ambos simultáneamente. ¿Quien ha sido el responsable de la quiebra de los bancos, los hedge funds, o los directores por sus políticas de crédito y los organismos supervisores por su falta de supervisión?

Para mi esta es una actitud totalitaria del Estado. El Estado es perfecto y todas las transaciones son culpables hasta que se demuestre su inocencia. Si ponemos todos estos puntos juntos no nos queda mas remedio que preguntarnos sin no estamos asistiendo a la transicion de una sociedad abierta a una sociedad cerrada en el sentido de Karl Popper.

La república ha muerto y asistimos al inicio del imperio y todo esto bajo el argumento de salvar la economía de la crisis, pero me voy a permitir utilizar una frase de uno de los padres de América y firmante de la declaración de independencia, Benjamín Franklin. “Aquellos que renuncian a libertad esencial por seguridad temporal no merecen ni libertad ni seguridad”. Muchos no tardaran en descubrir que con Bush (o contra Bush) vivíamos mejor.