El Estado de negación de la realidad (I): El Ministerio de la Verdad

George Soros, un estudiante de Popper, ha argumentado que el sofisticado uso de poderosas técnicas de decepción, tomados de la publicidad moderna y de la ciencia cognitiva por los operadores políticos ocasiona dudas sobre la proposición original de Popper acerca de la sociedad abierta debido a que la "percepción de la realidad" del electorado puede ser fácilmente manipulada.

Soros comenta en este articulo: “En su novela 1984, George Orwell describe un sistema totalitario en el que toda comunicación es controlada por el Ministerio de la Verdad y los disidentes son perseguidos por la policía política. USA sigue siendo una democracia gobernada por la constitución y el estado de derecho, con unos medios de comunicación pluralista, pero existen signos perturbadores de que los métodos de propaganda que describía Orwell se han establecido entre nosotros.”

Algunos se preguntaran como puedo defender tesis neoconservadores, liberales y de libre mercado ante la evidencia de la crisis. Los medios de comunicación nos han repetido hasta la saciedad lo malo que son los bancos, lo malos que son los hedge funds, lo malo que son los paraísos fiscales, lo malo que es la falta de regulación, lo malo que es el capitalismo y que hacen falta bail outs e incrementar el sector publico enormemente para poder sacar de la crisis al sector privado principal causante de la misma.

Mi lectura de los acontecimientos es muy distinta. Durante los años de la administracion de Bill Clinton, se utilizó una política monetaria expansiva junto con una política fiscal tendente a un presupuesto equilibrado, produciendo unos magníficos resultados económicos. Esa es la base de las políticas económicas neoconservadoras.

En cambio George Bush, incremento brutalmente el tamaño del gobierno y combino una política monetaria expansiva con muy bajos tipos de interés con una política fiscal expansiva materializada en un incremento del déficit publico a través de un incremento del gasto y una reducción de impuestos. Todo ese estimulo masivo y dinero barato debía ir a algún sitio. El partido republicano traiciono sus principios ideológicos de presupuesto equilibrado, sector publico reducido y gobierno reducido.

Esto es el mundo al revés, los “socialistas” (partido demócrata) haciendo política económica conservadora y los “conservadores” (republicanos) hacienda política económica keynesiana.

El estimulo fiscal y monetario masivo de los años Bush se hubiese traducido, en condiciones normales, o bien en un masivo incremento de la inflación, o bien en un incremento de la capacidad productiva e industrial del país.

¿Porque no se produjo una inflación masiva en el mercado de bienes y servicios? La respuesta esta en que China estaba exportando deflación al resto del mundo, por lo que el dinero barato se tradujo en un incremento del consumo.

La inflación no se materializo en los bienes de consumo sino en los bienes de capital. La industria se estaba marchando a países emergentes, por tanto todo ese estimulo monetario fue a parar al incremento de precio de los bienes tangibles y en especial al mercado inmobiliario.

El incremento brutal del precio de la vivienda hubiese sido políticamente inaceptable ya que ponía fuera del alcance de la mayoría de los ciudadanos el acceso a la propiedad. Keynes decia que no solo hay que mirar las implicaciones económicas de las decisiones políticas sino las implicaciones políticas de las decisiones económicas. Por tanto había que tomar medidas para evitar esto. Las medidas fueron dos, la primera incrementar la oferta de viviendas. Lo cual produjo un boom en la construcción, el suelo y las comisiones políticas. La segunda medida fue la de fomentar los prestamos subprime, es decir establecer LEYES que forzaban a los bancos a prestar a minorías, etc… En otras palabras establecer un sistema de cuotas, lo cual una vez mas va contra los principios que teoréticamente el partido republicano defendía, a la vez que el precio de la vivienda divergia de las rentas por alquiler tal y como muestra el grafico siguiente.

Este incremento en el precio de la vivienda hizo que estuviera fuera del alcance de muchos y hubiese producido tensiones en un momento de pérdidas de puestos de trabajo en el sector industrial y manufacturero y por tanto era políticamente inaceptable. El incremento del precio de la vivienda la hubiese dejado fuera del alcance de muchos si no hubiera existido una financiación del 90-95-100% del valor de la misma.

La única forma de hacer que esto funcionase era la de reducir la legislación bancaria y establecer cuotas y leyes que forzaran el préstamo sub prime ofreciendo una financiacion del 90-95-100% o prestamos ninja o cualquier otra forma de tratar de cuadrar el circulo. La reacción de los bancos fue la de tratar de convertir en oro un mal negocio, algo que Wall Street normalmente hace muy bien. Para quitarse de encima los malos prestamos que estaban obligados a dar por el sistema de cuotas, los bancos recurren a la titularización y a la ingeniería financiera. Pero cometieron errores en la valoración de dichas titularizaciones (estimación de las probabilidades y correlaciones de default entre otras).

Todo esto creo un círculo vicioso que se autoalimentaba para crear la mayor burbuja de la historia. El partido republicano traiciono sus bases ideológicas y han sido precisamente las políticas económicas erróneas, de corte keynesiano, que implemento Bush, big government, big deficits, sistemas de cuotas, etc… las que nos han llevado a esta crisis.

Las politicas y los organismos que nos metieron en esta crisis, como la FED o los organismos supervisores, salen reforzados. Es decir estamos poniendo al lobo a cuidar de las ovejas. El “Ministerio de la Verdad” nos podra decir lo que quiera, pero los ciudadanos informados saben que solo es la clase politica negando la realidad y no reconociendo sus propios errores.