sábado, 25 de octubre de 2008

La ruta de la Seda del siglo XXI



El viernes Mencey estuvo con el embajador de Georgia en España discutiendo, en una conversación distendida, las posibilidades de inversión y desarrollo en dicho país. Las posibilidades a largo plazo de países como Georgia, Ucrania, Azerbayan, Turkmenistan, Uzbekistan, Bulgaria o Kazajstán son extremadamente interesantes. Las riquezas naturales y la posición de estratégica del Caspio, el Caucaso y el Mar Negro son excepcionales.
La importancia de Georgia es que a través del Georgia y Azerbaiyán se pude transportar los hidrocarburos del Caspio hasta el mar negro y desde allí hacia Europa, disminuyendo la dependencia del gas ruso y su monopolio sobre el transporte.
Pero antes de entrar en detalle vayamos atrás en la historia para entender la importancia geoestratégica de controlar las rutas de transporte de la materia prima.

En 1940 la Alemania nazi, bajo el mando del general von Falkenhorst, decide la ocupación de Dinamarca y Noruega (Operación Weserübung ). La industria de guerra alemana dependía de las importaciones de hierro sueco. Alemania había importado en 1939 cerca de diez millones de toneladas de mineral de hierro, de los cuales nueve millones llegaban de las minas situadas en las regiones septentrionales de Suecia.
En años posteriores el hierro sueco representaba un 50% de las importaciones de dicho material por parte del tercer Reich. Una red ferroviaria unía las minas de Kiruna y Malmberget con el puerto sueco de Luleaa, en el mar Báltico, y con la ciudad y puerto de Narvik, en la costa occidental Noruega.
El Puerto de Lulea en el Báltico solo era operativo la mitad del año, ya que durante el invierno, el hielo impedía usar esa ruta. Por tanto el puerto noruego de Narvik era de vital importancia para el transporte a Alemania del hierro sueco. Alemania se vio obligada a invadir Noruega ante la posibilidad de que los ingleses la invadieran y les cortaran la ruta de suministro del hierro sueco del que dependía la máquina de guerra alemana.


De la misma forma que el mineral de Hierro y el puerto de Narvik eran vitales para Alemania, los recursos energéticos de Asia Central son vitales para Occidente y el controlar la ruta de transporte es un objetivo estratégico.

En el siguiente mapa vemos los principales campos petrolíferos y rutas de transporte de Rusia, el Caucaso y Asia Central. Las áreas en verde oscuro marcan las zonas en explotación, mientras las zonas en verde pálido marcan regiones donde todavía no se han explotado las reservas.


Y en el siguiente mapa podemos ver los campos gasisticos de Rusia y el Asia central. Las zonas en rojo oscuro están en producción, mientras que las zonas mas claras son reservas.
Las principales reservas de gas natural están en Rusia e Irán, seguidas de Qatar y las reservas del Mar Caspio en Asia Central.



Ese gas y ese petróleo hay que transportarlo a través de gaseoductos y oleoductos. Esa es la ruta de la seda del siglo XXI. Rusia e Irán también controlan el transporte del gas. Por el norte los gaseoductos y oleoductos están dominados por Rusia, excepto los oleoductos que unen Bakú en Azerbaiyán con el mar negro a través de Georgia.
Por el Sur, son Irán y Siria quienes controlan los gaseoductos y oleoductos, excepto los que pasan por Iraq, Arabia Saudí, Jordania e Israel para unir el Golfo Pérsico con el mediterráneo.

La alternativa al transporte de los recursos energéticos de Asia central por el Sur seria la construcción de un gaseoducto a través de Afganistán y Pakistán, evitando a Irán y evitando que esos recursos sean controlados por China. La importancia de Afganistán y Pakistán es que es la ruta mas corta para llevar el gas y el petróleo a través de gaseoductos y oleoductos desde Asia Central hasta el Océano Indico o hacia la India. Una vez en los puertos de Pakistán los hidrocarburos pueden ser transportados por mar hasta su destino final.
Hasta ahora hemos explicado la importancia estratégica de Georgia, Afganistán y Pakistán, a continuación analizaremos la importancia de Iraq, y para ello nos iremos atras en la historia.

En 1941 la Wehrmacht estaba preparando el ataque a la Unión Soviética (Operación Barbarossa). Hitler había logrado que Hungría, Rumania y Bulgaria se unieran a las Fuerzas del Eje y solamente faltaba Yugoslavia. El joven regente, el Príncipe Paul, sucumbió rápidamente ante la presión alemana al darse cuenta que no contaba con aliados en los Balcanes.

El 25 de Marzo Yugoslavia se unió al Pacto Tripartito, pero un golpe de Estado derrocó al Regente dos días después. A pesar de estar preparando la apertura del frente del Este, el 6 de Abril de 1941 la Alemania nazi se vio obligada a desviar tropas del frente del Este para invadir Yugoslavia. La Luftflotte 4 bajo el mando del General Löhr y a los Panzer Corps I, XLI y XLVI bajo el mando de los generales List y Von Weichs invadieron Yugoslavia en la denominada Unternehmen Strafgericht (Operación Castigo).
Durante la preparación del desembarco de Normandía en 1944, los servicios de inteligencia británicos filtraron información falsa sobre la preparación de un supuesto desembarco aliado en Yugoslavia, lo que obligo a Hitler a sus dividir sus fuerzas desviando divisiones estacionadas en Francia y Alemania para reforzar Yugoslavia.


Pero cual era la importancia real de Yugoslavia, tan importante era su control como para que Hitler desviase unas 20 divisiones durante la invasión de Rusia. La verdad es que Yugoslavia por si sola era mas un dolor de cabeza que otra cosa, un país dividido internamente, limpieza étnica, un terreno montañoso que obligo incuso a resucitar obsoletas divisiones de caballería, etc...pero Alemania no se podía permitir que Yugoslavia cayera en manos aliadas. La importancia real de Yugoslavia residía en que protegía a los campos petrolíferos Rumanos de Ploiesti, que eran la principal fuente de petróleo de Alemania durante la segunda Guerra Mundial.


La importancia estratégica de Iraq, al margen de sus reservas de petróleo y gas, es la de proteger el acceso a los campos petrolíferos de Arabia Saudí, Kuwait, Qatar y los Emiratos de la misma forma que Yugoslavia protegía el acceso a los campos petrolíferos Rumanos durante la segunda guerra mundial. Además de asegurar una ruta terrestre para transportar los hidrocarburos desde el golfo pérsico hasta el mediterráneo en el caso de que Irán bloquease el estrecho de Ormuz en el golfo Pérsico impidiendo el paso de los petroleros.

Para terminar de entender todo este puzle, mostremos el mapa mundial de las alianzas militares vigentes, el area azul es la OTAN y el area marrón oscura es la Shanghai Cooperation Organization (SCO).



Iraq, Afganistán, Pakistán, Ucrania, Turkmenistán, Azerbaiyán y Georgia (marcados en verde) tienen actualmente un valor geoestratégico muy alto, por ello serán países que recibirán apoyo y fondos de la comunidad internacional tendentes a mantener su estabilidad y fomentar su desarrollo económico.

La conclusión a la que queremos llegar es poner de manifiesto que, desde un punto de vista inversor, países como Iraq, Turkmenistán, Ucrania, Kazakstán o Georgia son países a tener en cuenta y la actual crisis puede representar mercados interesantes y buenas oportunidades de inversión a largo plazo, tanto en inversión directa (FDI) como en inversión financiera. No estamos diciendo que este sea el momento de invertir en dichos paises, pero si que representan oportunidades de inversion interesantes a medio y largo plazo.